De Informes y Gritos…

Comment

Desafortunadamente, la campaña sucia surtió efecto, al evento no acudió la sociedad en masa, varias sillas se quedaron desocupadas, no vinieron los aliados políticos de Baja California ni de Arizona, y la gobernadora envío a un representante de tercer nivel, Luis Becerra Hurtado, subdirector de Servicios Médicos de Isssteson.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- El domingo pasado, la atención de los residentes sanluisinos y puntos aledaños estuvo enfocada, de alguna u otra manera, al primer Informe de Gobierno rendido por el alcalde Santos González Yescas.

Ya fuera por morbo, curiosidad o por real interés ciudadano de conocer el estado que guarda la hacienda pública municipal, los avances obtenidos en estos primeros doce meses de trabajo y los importantes proyectos que están en puerta,  un gran sector de la comunidad estuvo atenta a lo que acontecía, sobre todo a través de las transmisiones en directo que hicieron tanto el gobierno como los distintos medios de comunicación.

Previo al Informe, paralelo a la campaña emprendida por la Dirección de Comunicación Social para promocionar el evento, se realizó en redes sociales una contra-campaña de miedo que advertía a la población de no acudir a la ceremonia del Grito porque “rodarían cabezas” en la explanada municipal.

Desafortunadamente, la campaña sucia surtió efecto, al evento no acudió la sociedad en masa, varias sillas se quedaron desocupadas, no vinieron los aliados políticos de Baja California ni de Arizona, y la gobernadora envío a un representante de tercer nivel, Luis Becerra Hurtado, subdirector de Servicios Médicos de Isssteson.

Ex alcaldes, solo el químico Gilberto Madrid, el magistrado Rubén Espino, que vino en representación del Poder Judicial y el diputado federal Manuel de Jesús Baldenebro, flanqueado por el diputado local Alonso Montes Piña, el jefe de la Aduana, el general de la Guarnición Militar, la Petra Santos, Buchanan, el líder sindical, la familia e invitados  especiales, en medio de un gran despliegue de seguridad.

No se vieron las multitudes que acostumbran festejar las fiestas patrias, sobre todo el tradicional Grito de Independencia, que esta vez se adelantó a las 21:00 horas, para empatarlo con el histórico protocolo encabezado en el zócalo de la Ciudad de México por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Tampoco hubo protestas.

Pero sí estuvieron presentes  algunos empresarios importantes, como Daniel Valencia del Grupo Centra; en las filas de atrás, de manera discreta, Humberto Cota y los dirigentes camarales Joel Torres de Canaco, con su inseparable hermano Pepe Torres y Erick Merino de Coparmex, entre otros.

Pasado el informe y el posterior “besamanos”, los abrazos y fotos con el protagonista de la noche, el presidente municipal junto con su familia y colaboradores cercanos salió al balcón municipal para vitorear a los héroes que nos dieron independencia.

Ya había pasado más de media hora, apenas comenzaba a tocar la Banda Yaqui, cuando el tronido de unos disparos y la posterior movilización policiaca provocaron que mucha gente se retirara de manera apresurada.

Aunque el incidente nada tuvo que ver con el informe, luego se supo que eran dos jóvenes alcoholizados que rompieron el cerco policiaco por la Segunda y Juárez y que podrían ocasionar un accidente por lo que uno de los policías, que se sintió en “riesgo”, accionó su arma en un par de ocasiones para que detuvieran la marcha de su vehículo.

Ironías de la vida, cuando todo estaba a punto de salir sin novedad, una situación al parecer fortuita les dio tela a los opositores del gobierno y demás fanáticos del Facebook para hablar de las nefastas “balaceras”, que coincidentemente no se ha registrado una sola desde que se hicieron los cambios en la Policía Municipal. @

Notas Relacionadas

Discussion about this post

Platique con nosotros