La seguridad pública somos todos

Comment

El Eslabón Perdido

Humberto Melgoza Vega

El cambio estratégico en los mandos de la Policía Municipal realizado el pasado jueves 12, justo a una semana de que redactamos estas líneas, de entrada le quitó una gran presión al Primer Informe de Gobierno del alcalde Santos González Yescas.

Y enseguida, le ha servido a la administración para generar una sensación de que la nueva estrategia puede dar resultados en materia de reducir los índices delictivos, en todas sus modalidades.

A pesar de que hay muchos personajes que insisten en que todo sigue igual, pareciera coincidencia pero desde que el comandante Luis Manuel Lugo Durón relevó en el cargo como Jefe de Policía a Luis Edgar Labra no se ha registrado ningún enfrentamiento a balazos o ajustes de cuentas al estilo del crimen organizado.

Antes de que Lugo Durón se hiciera cargo de la corporación, el último incidente violento que se presentó en esta ciudad fue de escándalo: la ejecución de un presunto narcomenudista, la persecución de la policía que dio de baja a tres supuestos sicarios, quienes resultaron jóvenes entre 15 y 18 años y la posterior detención de otros cuatro mafiosos armados en el valle que habían participado en la emboscada.

Esta reacción de la Policía, más la llegada de nuevos mandos, ha significado una tregua en la violencia que había venido generando la delincuencia organizada, con tiroteos en plena calle que provocaron preocupación y desasosiego entre la gente pacífica y de bien.

Paulatinamente, se prevé que la seguridad pública volverá a la “normalidad”, los muertitos desafortunadamente se seguirán registrando, eso es inevitable, pero esperamos que no de manera cotidiana, como lo habíamos padecido en los últimos meses.

Con presencia de la Policía y la coordinación del resto de la corporaciones, civiles y militares, la tranquilidad deberá regresar a las calles, para que hagamos nuestra rutina sin el temor de algún daño colateral, a vivir en paz y con tranquilidad, como estamos acostumbrados.

No hay que olvidar que la seguridad pública la hacemos todos, aunque en política nunca faltan los malintencionados, que disfrutan que al gobernante en turno le vaya mal, con tal de satisfacer sus bajos instintos de revancha.

Luego de la inclusión del veterano policía Jesús Zamora quien regresa como director del Cecap; y del periodista Juan Pedro Morales en Comunicación de Seguridad Pública, este viernes se espera que el Jefe “Puntillas” designe a los subjefes y mandos medios que lo acompañarán en esta nueva cruzada contra la delincuencia.

Anoche, al cierre de esta edición, a propósito del tema de la seguridad nos llegó el siguiente comunicado, una alerta que vale la pena tomar en cuenta. Reproducimos textual:

Luego de que un sujeto se fue sin pagar el consumo de combustible, e intentar un robo utilizando amenazas, la Dirección de Seguridad Pública lanza una alerta a despachadores.

 

Esta tarde de jueves, un sujeto a bordo de una vagoneta gris de la marca Nissan, llegó a una estación de servicio y pidió tanque lleno.

 

Una vez que el despachador se acercó a cobrar cerca de 700 pesos, el sujeto le dijo que dejara todo el dinero que tenía en sus bolsillos en el asiento, de lo contrario le pegaría un balazo.

 

El trabajador no vio ninguna arma de fuego y se hizo a un lado, acción que el conductor aprovechó para darse a la fuga.

 

Varios uniformados acudieron al llamado de emergencia pero no pudieron ubicar la camioneta, solo obtuvieron datos.

 

La Dirección de Seguridad Pública pide a los despachadores extremar precauciones para no ser víctimas de este tipo de delincuentes, sobre todo cuando piden tanque lleno.

 

Ya son varios los casos que se han presentado en la ciudad y en el valle, es por ello que la Policía les pide estar atentos y pedir el auxilio de inmediato.

Notas Relacionadas

Discussion about this post

Platique con nosotros