Leyzaola

Comment

El Eslabón Perdido

Humberto Melgoza Vega

Al medio día de ayer, el alcalde Santos González Yescas encabezó en la comandancia de policía la ceremonia de entrega de armamento y reconocimientos a algunos elementos de la Policía Municipal que han destacado por su labor.

En la ceremonia, estuvo acompañado entre otros por el influyente secretario del ayuntamiento, don Pepe Arreola, y por el aún jefe de la Policía, Luis Edgar Labra, quien cada vez le pone más aditamentos a su chaleco antibalas que ya hasta parece “Rambo”.

En su turno al micrófono el alcalde se refirió al tema de la seguridad pública, el que más le ha metido ruido al gobierno, pagando un costo político, a pesar que los delitos de alto impacto que se han cometido sean del fuero federal. La percepción de inseguridad se siente en lo local.

Sin abundar en detalles, el alcalde mencionó que se ha estado capacitando más en el tema de la seguridad pública, para que no lo agarren fuera de la base.

A su estilo, improvisando fuera del script trazado por el equipo de Comunicación Social, el alcalde reveló algunos detalles hasta ahora desconocidos.

“Ahora que me he estado involucrando mucho en la situación por el problema que tenemos de seguridad y he estado pidiendo más información, me he estado preparando en esto y lo que dicen es verdad:

“El 10 por ciento de los policías son excelentes, son muy buenos, pero hay un 10 por ciento que son muy malos, y hay un 80 por ciento que están a la expectativa, hacia dónde nos conviene más irnos, ¿con  los buenos o con los malos?”.

Para que los municipales no se vayan con los malos, Santos destacó que como gobierno han estado poniéndole 500 pesos extra a la canasta básica, que verá la manera de meterlo en el presupuesto del próximo año, para que quede establecido; incentivaron a 27 policías que habían tenido un buen desempeño con un vale de 5 mil pesos y ya les están construyendo un gimnasio a un lado de la comandancia.

Destacó que a pesar de todo, la policía de San Luis sigue siendo un ejemplo a nivel estatal.

Parte de este aprendizaje que el alcalde Santos González está adquiriendo, para tomar mejores decisiones en materia de seguridad, ha sido abrevado del teniente Julián Leyzaola, ex secretario de Seguridad Pública en Tijuana y Ciudad Juárez, ex candidato a alcalde de Tijuana en dos ocasiones, postrado en una silla de ruedas luego de sufrir un atentado.

Leyzaola se hizo famoso entre 2008 y 2010 en Tijuana cuando encabezó operativos contra los reductos del cártel de los Arellano Félix, por desterrar no solo a varios narcos sino también al grupo norteño Los Tucanes de Tijuana, por sus narco-corridos en los que hacían “apología del delito”.

Santos González admitió que se ha venido reuniendo con el teniente metido a político, lo que no dijo es que lo hace con miras a un relevo estratégico en el mando de Seguridad Pública Municipal, donde no se descarta que se opte por un perfil con formación militar.

“Les aseguro que en los próximos meses vamos a estar mucho mejor en seguridad pública”, mencionó Santos, quizás yéndose un poquito lejos.

Hace una semana, CONTRASEÑA publicó que es cuestión de tiempo para que se dé el necesario cambio en la Jefatura de la Policía Municipal. La vox populi considera que se han tardado demasiado, dadas las circunstancias, aunque en los últimos días ha estado relativamente calmado.

 Entonces dijimos que se estaba analizando los perfiles de al menos tres candidatos, Luis Manuel Lugo Durón, Luis Carlos Villalobos Chávez y Luis Alberto Campa Lastra, aunque también gira en la órbita el comandante DARE, Armando León Félix.

Información a la que tuvo acceso este columnista indica que Luis Carlos Villalobos tiene otros proyectos en Hermosillo y Luis Alberto Campa se hartó de jugar el juego de policías y ladrones, mientras que Lugo Durón se está poniendo sus moños.

Quizás por eso el alcalde anda explorando otras posibilidades, con la asesoría del polémico teniente Julián Leyzaola.

Notas Relacionadas

Discussion about this post

Platique con nosotros