Veda en el Alto Golfo: una bomba de tiempo

Comment

La crisis se agudiza en las comunidades del Golfo de Santa Clara y San Felipe y los mismos líderes pesqueros advierten la posibilidad de un estallido social del que responsabilizan de antemano al gobierno de López Obrador. Sin compensación, sin poder pescar, ni vender el producto, están dispuestos a violar la veda aunque tengan que enfrentar a los marinos y a la Guardia Nacional.

Humberto Melgoza Vega

MEXICALI.- Con el agua llegándoles literalmente al cuello, pescadores del Alto Gofo de California lanzan un ultimátum y responsabilizan al presidente Andrés Manuel López Obrador en caso de que se presenten actos de violencia con marinos y elementos de la Guardia Nacional que están llegando para reforzar la vigilancia y evitar que las embarcaciones salgan al mar con la intención de proteger  de la extinción a la vaquita marina.

Los pescadores cumplen ya 10 meses que no se les entrega la compensación mensual que se había aprobado por el gobierno de Peña Nieto, situación que tiene a muchas familias, tanto del Golfo de Santa Clara como de San Felipe, al borde del colapso.

Por un lado suspenden de manera indefinida el programa de compensaciones, y por el otro tampoco les permiten salir a pescar, como parte del compromiso internacional del gobierno de México para preservar a la vaquita marina, especie endémica del Alto Golfo de California que se encuentra en serio peligro de extinción.

Esta semana, en su tradicional rueda de prensa mañanera, el presidente López Obrador se refirió por encimita al tema de vaquita. Mencionó que su gobierno hará lo necesario para preservar la especie, pero no dijo cómo.

Las compensaciones por el momento seguirán suspendidas, haciendo una limpia en el padrón donde encontraron irregularidades y posibles actos de corrupción, “estamos resolviendo que llegue bien el recurso”, argumento AMLO respecto a la suspensión de la entrega de las compensaciones.

Presentes en la rueda de prensa, que acaparó la atención de la mayoría de los medios de Mexicali,  Carlos Alberto Tirado Pineda, de la federación de pescadores de la Reserva de la Biosfera fue quien llevó la voz cantante en el encuentro con los reporteros la mañana del pasado miércoles en el Sanborns del Centro Cívico

*Pescar o morir

El Golfo de Santa Clara y San Felipe, bendecidos durante muchos por la riqueza del mar, en los años recientes han sido castigados por la presencia de un mamífero que habita en sus aguas y se encuentra en riesgo de extinguirse.

Aunque las compensaciones mensuales que desde 2014 hizo el gobierno de Peña Nieto hizo más ricos a los líderes que cuentan con varios permisos de pesca –33, 500 pesos les pagaban por cada uno–, a los demás integrantes de la cadena productiva los condenaron a vivir apenas, aunque en la práctica les pagaban por no trabajar.

Los pescadores siempre han dicho que prefieren mil veces que los dejen pescar, con las redes que sean amigables con la vaquita y otras especies como la totoaba, que estar en veda permanente y depender de una compensación que a veces llega y a veces no.

“Todos sabemos que esto se agravó por los que pescan de manera furtiva la totoaba, pero eso no lo hacemos nosotros los pescadores”, argumentó el gordo Tirado.

En 2014 cuando inicio el programa de compensaciones los pescadores guardaron sus redes y embarcaciones y aun así, de las alrededor de 100 vaquitas que habían entonces, ahora hay 13 o 14, “eso demuestra que nuestras artes de pesca no son las que matan vaquitas sino otros factores como el río Colorado, la pesca furtiva, muy señaladamente quienes pescan totoaba, pero eso no lo hace el sector pesquero”.

El pasado septiembre se abrió la pesca al camarón pero por mal tiempo no hubo mucho producto y el poco que sacaron no lo pudieron comercializar de manera industrial por las restricciones implementadas por el gobierno de Estados Unidos que podría provocar un embargo pesquero a nivel nacional.

Por la necesidad, los pescadores se “brincaron las trancas” de la veda, pero no están comercializando el producto. Ya se ven algunos anuncios en Facebook que lo andan vendiendo  por kilo a particulares.

Y es que, el 20 de septiembre el Consejo Mexicano del Camarón publicó un comunicado donde se comprometen a extraer el producto en áreas en donde la legalidad entre México y Estados Unidos no se vea comprometida.

Esto para “contribuir en la protección de cualquier especie endémica /en peligro de extinción (ej. la vaquita marina) haciendo el compromiso no de comprar especies que tengan algún tipo de interacción con éstas…”.

“Lo que están diciendo es que estas empresas no van a maquilar nuestro producto, esto no lo sabe el presidente: vayan a pescar con las artes de pesca que está demostrado que no sirven y el poquito camarón que saquen no lo van a poder vender…”, ironizó Carlos Tirado.

Para nosotros la pesca siempre ha sido la primera opción, el 14 de agosto estuvimos aquí en Mexicali con el comisionado de la Conam y de la Conapesca, les dijimos que queríamos volver al mar…, el 12 de septiembre nos iban a tener una respuesta pero esa reunión se canceló.

“La última comunicación que tuvimos fue el comunicado de la Profepa del 30 de agosto que van a venir más de 600 elementos de la Guardia Nacional”, refirió.

“O sea, desde hace 10 meses no nos contestan, nos dejan en estado de indefensión y en su lugar aplican la ley del garrote y lo único que van a lograr es desaparecer a las comunidades del Alto Golfo por la falta de visión y de compromiso de este gobierno…”.

Ramón Franco Díaz manifestó que las comunidades de San Felipe y el Golfo se encuentran en estado de indefensión, abandonados a su suerte por sus representantes populares, diputados locales y federales.

“Después de cuatro años en veda decidimos utilizar una sola red en línea, por la ineficiencia del chango ecológico, nosotros debemos mantener a nuestras familias pero ahorita estamos encuartelados y no tarda en brotar un problema social a niveles muy grandes…”, advirtió.

“Somos dos comunidades pequeñas, sí, pero en el momento en que esto se vuelva en el problema social que no queremos va a ser muy grande, porque tenemos a la vaquita marina en nuestras aguas y hace ya se hace un problema internacional…

“Yo lo hago responsable a López Obrador y a sus principales funcionarios de su gabinete que si algo llega a suceder, desgracias en el Alto Golfo, a ellos los hago responsables…”

Lorenzo García, de San Felipe, destacó que hay vigilancia como nunca para evitar que las embarcaciones salgan a pescar, pero como ha habido mal tiempo y no hay mucho camarón todo ha estado tranquilo, los problemas iniciarán del domingo en adelante, cuando esperan salir a pescar aunque tengan que enfrentar a la gendarmería. @

Notas Relacionadas

Discussion about this post

Platique con nosotros