Truenan Coparmex y Canacintra vs nuevos impuestos del gobierno de Jaime Bonilla

Comment

MEXICALI.- Sin previo aviso ni análisis, aprueban impuestos la noche del 31 de diciembre Ignorando el importante impacto negativo en la economía familiar y empresarial de BC, el Congreso del Estado aprobó una oleada de nuevos impuestos estatales en las últimas horas del día 31 de diciembre.

  1. Hechos: a. La cantidad y tamaño de los incrementos de impuestos son desbordados, los mayores que ha sufrido el ciudadano de BC en la reciente memoria. i. nuevos impuestos a la gasolina, al gas LP, a las casas de empeño, y al servicio de hospedaje ii. impuestos más altos al hospedaje (+75%), los espectáculos (+100%) y al ISTP (+23.5%)
  2. La cobardía de esconder la llegada de estos nuevos impuestos es insultante para todos los bajacalifornianos. No se mencionó en la comparecencia del Secretario de Hacienda, ni se realizó dentro del proceso de aprobación de la Ley de Ingresos – se hizo sin siquiera informar a los mismos diputados hasta la noche del 31 de diciembre, después de haber cerrada la sesión ordinaria. No es hasta entonces que se convoca a una sesión extraordinaria a las 9pm del último día del año para presentar por primera vez al público una oleada de nuevos impuestos que van directo contra el bolsillo del ciudadano – como lo es la gasolina, gas LP y el impuesto sobre su nómina – y la aprueban en menos de una hora nuestros representantes electos en el Congreso, siendo que acababan de enterarse de los impuestos, por lo que votaron sin cuidado en forma irresponsable y sumisa, de nueva cuenta.
  3. Además de incrementar impuestos en forma cobarde, lo realizaron en lo que aparenta ser un procedimiento legislativo ilegal. La ilegalidad consistió en que aún no se publicaba la Ley de Ingresos que contemplaba ya el aumento a otros cuatro impuestos, por lo tanto no se podía haber realizado modificación alguna. En todo caso pudieron haberse realizado modificaciones durante la discusión de la ley de ingresos, sin embargo ello no ocurrió. i. Esperamos que los partidos políticos de oposición presenten los recursos legales necesarios para aclarar la legalidad del proceso de aprobación de los nuevos impuestos d. En todo este desenlace, el Gobierno Estatal engañó al CCE BC cuando acordó el incremento al ISTP y unos días después, el día 31 de diciembre madrugó con la ola de nuevos impuestos. Nos solidarizamos con CCE ante el engaño que le propinó el Gobierno en su acuerdo. Una relación de confianza y de caballeros entre sociedad y gobierno es la base una comunidad democrática funcional y un pueblo exitoso. CPX – ni Canacintra – no estuvo de acuerdo con la decisión del CCE BC en acompañar al Gobierno del Estado en el incremento al impuesto de nómina. ¿Siendo líder de una cámara empresarial, no entendemos cómo justificar ante tus agremiados que apoyaste que paguen más impuestos dentro del actual entorno económico de recesión o estancamiento? Cualquier economista de primer semestre sabe que cada peso que pagamos en impuestos es un peso que no se invierte en la empresa o en la economía familiar. Si la cúpula empresarial del estado buscaba ser solidario y apoyar a la tesorería estatal en estos momentos de crisis, existen otras formas de hacerlo sin aumentar un impuesto al empleo, al trabajo como es el impuesto sobre la nómina. Ejemplo: Ayudar a que el 37% de empresas que hoy no pagan su ISPT. Renunciar a los recursos del FIDEM por los años necesarios. Consideramos que fue un profundo error de juicio por parte de los integrantes del CCE, el empresariado y ciudadano debe darse a respetar ante cualquier Gobierno que lo debe representar y servir – no es al revés. Aun así, consideramos que como en las mejores familias hay desacuerdos, pero no se pierde la unión y solidaridad como bajacalifornianos.
  4. Afectaciones: a. Al cierre de Octubre del 2019, según indicadores del programa Data Coparmex, Baja California se ubicó en el grupo de entidades con menor confianza empresarial para invertir. El análisis indica que esto es derivado de la falta de certidumbre que ve el empresariado en la toma de decisiones de los gobiernos estatal (tanto el anterior como el actual) y federal, lo que restringe las posibilidades de inversión. El indicador de confianza mide, de 0 a 100 puntos, la confianza que tienen los empresarios para invertir, considerando que los valores por encima de 50 puntos dan señales de optimismo y, por debajo del mismo, representan pesimismo. En este caso Baja California se ubicó con 38.5 puntos.

Las alzas en impuestos con el nuevo gobierno estatal y secundado por los municipios empeoran el escenario de confianza en invertir para el 2020, ya que las promesas de campaña se están incumpliendo y se escucha como un eco de Palacio Nacional, la lamentable retórica de desprecio hacia el sector productivo organizado cuando expresa su desacuerdo sobre una decisión de política pública.

  1. Afectación directa al bolsillo de todos los bajacalifornianos es indiscutible. Un impuesto a la gasolina en nuestros carros, al gas LP de nuestras casas y empresas, obviamente impacta la cantidad de dinero que nos quedará a todos en nuestros bolsillos al final de cada semana. No entendemos las declaraciones del Secretario de Hacienda Estatal cuando afirma que los nuevos impuestos son dirigidos sólo a los empresarios y no a los “ciudadanos”, como si fueran entes excluyentes entre sí, y sin darse cuenta que somos todos ciudadanos los que emprendemos un negocio, diría que somos ciudadanos ejemplares los que movemos el motor de la economía estatal generando nuevas oportunidades de trabajo y patrimonio. Asimismo, el impuesto sobre nómina – o más bien, Impuesto al Empleo – también será un incremento con afectación al bolsillo de todos porque una empresa calcula su gasto en nómina incluyendo impuestos – es decir, se está elevando el costo de nómina de todas las empresas de BC justo cuando hace 1 año duplicamos el salario mínimo y este 1 de enero lo subimos otro 5% adicional. ¿Creen que una empresa tiene un sinfín de recursos y ganancias superfluas?

Estos incrementos limitarán a las empresas cuando decidan si suben el sueldo de una posición, o si contratan a una persona adicional, asimismo sobre decisiones de invertir o crecer. BC tendrá la tasa de ISPT más alta del país, ese es un hecho. 3. Pedimos o proponemos:

  1. Hace unos pocos años, el Gobierno de Kiko Vega intentó incrementar impuestos y tarifas de agua generando manifestaciones masivas – dando nacimiento al movimiento social Mexicali Resiste – cuando Coparmex también levantó su voz con firmeza contra una decisión del gobierno estatal panista. Aunque nos calumnie el Gobernador llamando a Coparmex como “golpeadores” contra su gobierno cuando fuimos “omisos” con los gobiernos de antes, presento solo ese reciente evento muy similar al que hoy vivimos para ejemplificar la actuación apartidista y con responsabilidad cívica de Coparmex.
  2. b Esperamos y ofrecemos una relación siempre cordial con el gobierno, aun cuando no estemos de acuerdo en una decisión o tema, por el bien del estado y por simple principio de civilidad y madurez política. b. En el periodo enero a noviembre, el Gasto Federalizado pagado en Baja California con respecto al mismo lapso del año 2018, se desplomó 4.9 por ciento en términos reales. Al acercarse el dato para el cierre del año, Baja California podría tener la primera caída de ingresos federales en una década. Pedimos a nuestro gobierno estatal que alce su voz en contra del centralismo exacerbado que estamos viviendo ahora en la distribución de la hacienda nacional. Baja California es una de las entidades que más aporta al erario federal, y de las que menos recibe a cambio. Ya hemos escuchado a otros gobernadores del país alzar su voz en este sentido, pedimos a nuestro Gobernador asimismo alzar su voz en nombre de su estado.
  3. Entendemos la crisis que heredó esta administración estatal, provocado por un manejo irresponsable de las finanzas públicas. En 2018, Coparmex exigió y logró crear una Mesa Técnica conjunta entre el sector empresarial y el gobierno para analizar y buscar soluciones para la alarmante situación financiera de la hacienda estatal. Otra muestra que Coparmex ha sido todo menos omiso en el desenlace de la crisis financiera del estado. Algún tipo de alza de impuestos puede justificarse en la actual situación, sin embargo, ella debe ser sólo una parte del rompecabezas que debería ser un plan integral financiero de largo plazo para lograr finanzas públicas sanas. Específicamente, debería contener un plan de reducción severa del gasto corriente, una reestructura delicada pero profunda a los costos de la burocracia y magisterio sindicalizado junto con el sistema de pensiones insolvente para las nuevas generaciones de maestros y burócratas. Hasta ahora no se ha hecho del conocimiento público un proyecto integral de esta naturaleza por lo que es inaceptable para cualquier ciudadano entregar más de su dinero al gobierno sin tener certeza que va a reducir su nivel de gasto y va a enfrentar las causas raíz de su insolvencia – sin ello, se está vilmente ordeñando a la ciudadanía que trabaja y emprende para mantener vivo el aparato gubernamental de siempre.

Notas Relacionadas

Discussion about this post

Platique con nosotros