Feminicidio de Ingrid: la gota que derramó el vaso

Comment

El terrible asesinato de Ingrid Escamilla hizo que la herida del feminicidio en México comenzara a sangrar. Porque ya son demasiadas. Porque las están matando a diario y cada vez con más saña. Y las matan en todas partes. Esta semana mataron a seis mujeres entre Mexicali y Tijuana y también en Sonora y San Luis Río Colorado hay casos pendientes de este hecho condenable, que está siendo repudiado por la sociedad en general.

Juan José Razzo

SAN LUIS RÍO COLORADO.- El caso del feminicidio de Ingrid Escamilla, en la Ciudad de México, reavivó un tema muy doloroso para la comunidad nacional e internacional, en particular por la manera atroz en que fue cometido por su esposo, y la forma en que imágenes de la víctima fueron filtradas a la red cibernética, por lo que ahora son investigados seis servidores públicos de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina.

El caso llamó la atención por demás, debido a que la fallecida tenía una cuenta en Instagram, era licenciada en Administración de Empresas Turísticas y tenía una maestría en Administración, y era frecuente que sus seguidores y admiradores leyeran de su amor a la vida, además del gusto por los viajes, las mascotas, la lectura y la música.

El sábado pasado su vida terminó de repente debido a la violencia ejercida por su esposo Erick Francisco, quien la asesinó con un cuchillo en un domicilio de la colonia Vallejo, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

En redes sociales la indignación e impotencia por este atroz feminicidio son tendencia. Hay versiones que indican que el feminicida confeso, Erick Francisco Robledo la atacó frente al hijo de él, de un matrimonio previo, de 15 años de edad y con autismo.

Vecinos del mismo edificio indican que no era la primera vez que había violencia en el departamento ubicado en la colonia Vallejo, pero el sábado fue la última vez que se escucharon los gritos y reclamos.

Francisco Robledo reconoció ante policías que después de desollar a su esposa, de 25 años de edad, arrojó trozos de su cuerpo al drenaje que se encontraba a unos metros de su casa.

Francisco, el feminicida confeso, fue detenido en su casa el domingo pasado luego de que avisó por teléfono a su expareja que había matado a su actual esposa. La mujer colgó y dio aviso a la Policía.

El hombre, quien dijo ser ingeniero civil y trabajar de manera eventual, confesó que atacó a Ingrid luego de una discusión porque “andaba tomado”, pero aseguró que en primera instancia fue la mujer quien lo agredió con un cuchillo de cocina.

“Me dijo que me iba a matar, me enterró un cuchillo (en la cabeza) y le dije, pues de una vez, pero no pudo, luego yo le hice todo eso”, dijo el feminicida a las autoridades.

Mete reversa Gertz en feminicidio

El asunto tanto cuanto se volvió más viral en las redes sociales, medios electrónicos y en las radiodifusoras del país, porque se dio en un momento en que había polémica porque el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, había declarado en esos días que era necesario retipificar y modificar el delito de feminicidio en el Código Penal Federal.

De inmediato las redes de protección a las mujeres en el país, de derechos humanos, los colectivos de búsqueda de mujeres desaparecidas y otros grupos protestaron por lo que, según ellas, era una manera de tratar de ocultar este tipo de crímenes que van a la alza en el país.

Aunque la propuesta original era de colocar al feminicidio como un agravante de homicidio –es decir adherirlo en un inciso del delito de homicidio–, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, dijo que su intención de reformar el feminicidio como delito no es desaparecerlo sino facilitar su investigación y visibilizar la violencia contra las mujeres.

Esto luego de que organizaciones y activistas advirtieron que el Plan de Persecución Penal, enviado por Gertz Manero y que incluye la propuesta de reforma para el feminicidio, incumplió los procedimientos legales pactados para su elaboración y entrega y, por tanto, es un documento ilegal.

Además de que la propuesta de reformar el feminicidio desvirtúa el concepto del mismo, no es adecuada e incluso resulta inconstitucional.

En la conferencia matutina del lunes, el fiscal argumentó que tras hacer un análisis del fuero común “hallamos que en la tipicidad de ese delito, que es la forma en cómo está presentado y los elementos que se tienen que dar para poder judicializar, había una serie de obstáculos que pensamos debían de superarse”.

Explicó que el feminicidio, como está estipulado ahora, “no está lo suficientemente claro” para lograr una defensa de las víctimas.

Por su parte, la Comisión para la Igualdad de Género del Senado de la República, encabezada por la morenista Malú Micher, fijó postura y advirtió a la Fiscalía General de la República (FGR) que reclasificar el delito de feminicidio del Código Penal Federal es inconstitucional y contraviene una serie de mandatos internacionales que obligan al Estado mexicano a establecer mecanismos de prevención, investigación o sanción de la violencia contra las mujeres, así como atender sus causas y consecuencias.

En la mente de todos

El tema ha permeado a todos los estratos de la sociedad, como dijo la taxista sanluisina, Roxana Gómez, “es muy feo cuando la pareja o un hombre llegan a la violencia. En muchas casas hay violencia pero las mujeres no quieren denunciar, más cuando dependen del hombre para mantenerse. Y eso es muy seguido”.

Expresó que en su caso, tener independencia económica le permite cierta protección, pero no deja de preguntarse, en especial cuando labora en el turno nocturno, si afuera habrá una persona que quiera hacerle daño, por eso se encomienda a Dios todos los días.

“Lo que sí es cierto es que en Facebook se ven muchas cosas de violencia y no nomás contra las mujeres. Creo que muchas de esas cosas no deberían dejar que salieran, porque creo que también provocan que la gente se aloque más”, consideró.

“Desafortunadamente el feminicidio es igual a machismo, es decir, ahí yo creo que hay que fortalecer mucho, además de la investigación, la prevención. Es indispensable la prevención desde casa, desde las instituciones para la mujer, en asesorar a las mujeres que sufren de violencia doméstica para evitar eso”, señaló Manuel Hoyos Díaz, director del Observatorio Sonora por la Seguridad.

Por su parte, en un exhorto y declaraciones hechas a medios informativos, la diputada del Congreso local por el Partido Encuentro Social, Leticia Calderón Fuentes, llamó a emitir la Alerta de Violencia de Género en Sonora.

Mencionó que una de las principales ciudades con más ataques es Nogales, que se ubicó en el lugar número 20 a nivel nacional de las zonas con más incidencia en el delito de feminicidio.

Además de Nogales, las ciudades con más ataques en la entidad son Hermosillo, Cajeme y Guaymas, según datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Por otra parte, también en la vecina Mexicali, Baja California se han presentado casos que han conmocionado a la comunidad internacional como la muerte a balazos por sicarios de tres mujeres en un domicilio de la colonia Pueblo Nuevo en días pasados, en lo que, según las autoridades, parece ser un “daño colateral” relativo al delito de tráfico de indocumentados, pues ninguna de las tres víctimas estaba relacionada con el crimen organizado, ni tenía antecedentes penales ni nada que ver en asuntos ilícitos recientes o pasados.

Igualmente, conmovió a la sociedad la muerte con violencia física de la estudiante de derecho en el campus de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) en Tijuana, apenas en días recientes, y cuyo cuerpo fue encontrado en un basurero.

Casos en México, Sonora y San Luis Río Colorado

De acuerdo con el Semáforo Delictivo del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2019 se registraron 976 feminicidios en México, lo que representó un aumento del 17 por ciento respecto a la misma cifra registrada en 2018, cuando sumaron 834 delitos de este tipo.

También las estadísticas muestras que las entidades federativas donde se registran más ataques contra mujeres que terminan en muerte, son Colima, Baja California, Chihuahua, Quintana Roo, Guanajuato, Morelos y Guerrero.

Hasta el momento las autoridades no han podido establecer el patrón por el que unas regiones muestran más esta conducta delictiva que otras, pero se comprometieron a realizar los estudios para reducir su incidencia y cuando menos pidieron este año para dar los primeros resultados.

En el caso de Sonora, en 2018 se iniciaron 31 carpetas de investigación por feminicidios, mientras que en 2019 sumaron 37, lo que representa un 19 por ciento más, un crecimiento mayor al de la media nacional.

En cuanto a San Luis Río Colorado, en 2018 ocurrió un feminicidio, pero en los primeros cuatro meses de 2019 hubo cuatro, lo que representó un incremento exponencial de esta conducta delictiva, aunque en los últimos siete meses de año anterior no se volvió a registrar ningún caso más. @

Notas Relacionadas

Discussion about this post

Platique con nosotros