El Eslabón Perdido – El factor Manlio y el gabinete de Claudia

Humberto Melgoza Vega

El factor Manlio y el gabinete de Claudia

beltronesdosLa inminente llegada de Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia nacional del PRI podría cambiar la composición del gabinete que ya ha comenzado a integrar la gobernadora electa Claudia Pavlovich Arellano, equipo que entrará en funciones el próximo 13 de septiembre y no el 16 como se acostumbraba, porque la señora se quiere estrenar dando el Grito de Independencia.

Aun en contra de los designios del Grupo Atlacomulco del cual forma parte el presidente Enrique Peña Nieto, el poderoso, influyente y no menos maquiavélico Beltrones llegará como candidato de unidad al CEN del tricolor, luego que Aurelio Nuño, actual jefe de la Oficina de la Presidencia, para donde estaban dirigiendo la cargada desde Los Pinos, no pudo acreditar su militancia en el partido que se apropió los colores de la bandera.

Claudia Pavlovich estuvo esta semana en el DF para asistir a la reunión del Consejo Político Nacional –antes ya había sido invitada por Eruviel Avila, gobernador del Estado de México a la reunión de la Conago, Conferencia Nacional de Gobernadores, en su calidad de gobernadora electa— en donde acompañó a su mentor Manlio Fabio Beltrones, a quien no deja de pedir consejo para enfrentar de mejor manera la alta responsabilidad que le confirieron los sonorenses el pasado 7 de junio.

Por lo pronto, independientemente de los personajes que habrá de jalar Manlio para que lo acompañen a trabajar en ese monstruo burocrático que es el Comité Ejecutivo Nacional, en Sonora ya comienzan a surgir los primeros nombres de quienes habrán de integrar el gabinete de la flamante gobernadora electa.

En primer lugar, el que se perfila como el hombre fuerte y de todas las confianzas de la próxima gobernadora para ocupar la Secretaría General de Gobierno es el ex diputado Miguel Ernesto Pompa Corella, mejor conocido como el “Potrillo”.

Otro de los nombres que se han filtrado es el del beltronista Raúl Navarro Gallegos para la Secretaría de Hacienda, quien será el encargado de poner en orden las finanzas tan maltrechas del estado.

De acuerdo a la información confidencial a la que tuvo acceso el eslabón perdido, para la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) se encuentra perfilado Ernesto “El Pato” De Lucas Hopknis, uno de los jóvenes políticos cercanos al ex gobernador Eduardo Bours, quien ha sido enlace con el gobierno de Arizona, muy amigo de la ex gobernadora del vecino estado Janet Napolitano.

Para que se sienta en su elemento, vistiendo de botas y sombrero, Alfonso “El Vaquero” Elías Serrano brincaría del Comité Estatal del PRI a la delegación de la Sagarpa y para la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) suena fuerte el abogado sonorense Rodolfo Montes de Oca, ex candidato a senador por el Partido Verde.

De acuerdo a nuestra fuente, que maneja información de primera mano, para la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesson) estarían perfilando al aún alcalde de Ciudad Obregón, Rogelio Díaz Brown y para la dirección general del DIF Estatal, cargo que aún ostenta el sanluisino y posible futuro notario Agustín Díaz Blanco, se menciona a la Kitty Gutiérrez Mazón.

Algo que todavía está en veremos es si la aguerrida diputada plurinominal Natalia Grijalba se integra al gabinete del nuevo gobierno ya que la coordinación de la bancada en el Congreso del Estado le está siendo disputada palmo a palmo por Epifanio “El Pano” Salido Pavlovich, primo de Claudia Pavlovich. Esta situación es algo que se definirá en los próximos días.

Hablando de políticos que la mueven en Sonora, esta semana el ingeniero Jesús Bustamante se entrevistó en la capital del estado con su amiga Claudia Pavlovich, en donde abordaron el obligado tema de las delegaciones de San Luis Río Colorado.

Como ya lo hemos mencionado en anteriores entregas, por su experiencia y jerarquía Bustamante es de los personajes que escucha con atención la futura gobernadora y su opinión será tomada muy en cuenta a la hora de palomear a los próximos delegados estatales.

Además de Titilo Leyva, amigo personal tanto del Pano Salido como del Vaquero Alfonso Elías, también anduvo por Hermosillo el ex candidato a la alcaldía Joel Torres Gutiérrez, quien incluso se tomó una foto con Claudia que hizo circular a través de su cuenta de Facebook.

Precisamente de entre estos dos personajes es de donde saldrá el que será titular de la Oficina de Representación del Gobierno del Estado que se anticipa será reabierta en San Luis Río Colorado, y no Juan Antonio Gaeta, como insisten en señalar en unas listas atiborradas de “baldistas” que han hecho circular en redes sociales en donde se avientan cada puntada como poner al taquero y rescatista voluntario Fidel Avila al frente de ¡Regulación Sanitaria!

Mientras que aquí se siguen haciendo ilusiones, repartiéndose un pastel que estarán lejos de saborear, como es seguro que sí lo harán Titilo, Joel, Filiberto Quintero, Delia Murrieta y por supuesto Carlos Silva Toledo, en breve estará reabriendo sus puertas el diario La Prensa, con nueva administración, dirigido si no hay cambios de última hora por el experimentado periodista Santiago Barroso Alfaro.

Anaya vs Corral

Quién sabe si después de la raspada que le dio ayer por la tarde el senador Javier Corral al diputado Ricardo Anaya éste último vaya a aceptar la realización de un segundo debate de cara a la elección para renovar la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional el próximo 16 de agosto.

De tan bueno que estuvo, es difícil declarar un vencedor, en lo particular creemos que ganó Javier Corral, experimentado tribuno, elocuente y sagaz, quien encontró en el nene consentido del PAN a un muchacho con las tablas necesarias para dar la batalla, pero que carga a sus espaldas cual Pípila la pesada loza de ser uno de los productos más acabados del desprestigiado maderismo.

Hacía tiempo que no mirábamos un debate tan intenso –quizás desde aquel que sostuvieron en Televisa Diego Fernández de Cevallos y Andrés Manuel López Obrador en marzo de 2000–, en donde los participantes se dieran con todo, ni parecían compañeros del mismo partido.

La realización de un segundo debate se antoja difícil ya que desde el principio, la Comisión Nacional Organizadora de la elección, presidida por el senador sonorense Héctor Larios, ha demostrado una marcada parcialidad a favor del llamado “joven maravilla”, por lo que no dudarán en protegerlo.

En unas de las partes más álgidas del debate, realizado en la sede del CEN del PAN, transmitido en vivo por internet en los portales de algunos medios de comunicación, con la moderación de la periodista Adriana Pérez Cañedo, Ricardo Anaya comparó a Javier Corral con AMLO, consciente de la animadversión que tienen por el próximo presidente de México los ultras del partido azul y blanco.

“No voy a permitir que sigas insultado la inteligencia, agrediendo a los miles de militantes que me apoyan a la dirigencia, con un discurso de ángeles y demonios, en donde los buenos son los que están contigo, y la inmensa mayoría está de mi lado, y están equivocado por estar conmigo”, le espetó el joven Anaya al bigotón de Chihuahua.

“Yo no voy a perder elecciones por defender a un pillo. A mí no me van a escuchar pidiendo dinero como lo hizo Ricardo Anaya con Miguel Angel Yunes”, soltó a bocajarro Javier Corral, quien dijo que Ricardo y compañía tenían las manos hinchadas de tanto aplaudirle a Peña Nieto.

“Mientras los jóvenes allá afuera exigían justicia por Ayotzinapa, Anaya le aplaudía a Peña Nieto en Los Pinos”, acusó el senador por la nula reacción del PAN de Madero y Anaya frente a los escándalos, violaciones a los derechos humanos y ante el tema de la Casa Blanca de la pareja presidencial, entre otros.

Javier Corral destacó la importancia que exista un PAN fuerte, que sea una oposición real ante los excesos del priismo gobernante, mientras que Anaya le recriminó que esa misma actitud tuvo ante Felipe Calderón, a pesar de que pertenecen al mismo partido…aunque eso más que un defecto más bien parece congruencia, si eres crítico lo debes ser hasta con tus propios correligionarios para no andar viendo solo la paja en el ojo ajeno.

*Política ficción

Ayer por la mañana, periodistas de la capital del estado, enemigos jurados de Guillermo Padrés, se fueron de paso con unos tuits que mandaron desde temprano en donde especulaban sobre el presunto asalto por un comando de encapuchados a las oficinas de  Gobierno para robarse papelería oficial.

Como en realidad ocurrió en el 2009, cuando el chino Lam mandó a quemar la papelería oficial en una bodega de la Secretaría de Hacienda, incendio que lamentablemente se extendió a la Guardería ABC con los resultados que todo el mundo conocemos, soltaron el rumor que muchos creyeron, cuantimás por la información difundida esta semana de que el gobierno de Estados Unidos y la PGR estarían investigando a Padrés por lavado de dinero.

Desde su cuenta personal de Twitter, el conductor estelar de Mega Noticias, Víctor Mendoza Lambert, se aventó una verdadera telenovela.

“Comando armado ingresa al Centro de Gobierno esta madrugada. Robaron computadoras y documentos oficiales”.

Uno más: “La Policía Federal resguarda edificios del Centro de Gobierno donde esta madrugada robaron computadoras y dejaron una maleta con una granada”.

Más tarde, el procurador de Justicia salió a desmentir dicha versión para aclarar que el comando, que sometió a unos guardias de seguridad privada, en realidad asaltaron el cajero automático instalado en el lugar, y que no se llevaron ningún documento.

Ah raza…

Somos dos, el Pichón y yo

Cuando algunos ilusos creíamos que el tema de la remodelación del centro era un caso juzgado, que la polémica había sido conjurada, que a punto de culminar los trabajos solo habías que esperar a que realmente funcionara y que no se fuera a convertir el primer cuadro en un gran cuello de botella, salen a la luz pública nuevos elementos que vienen a atizarle más leña al fuego.

Y el debate, más que en los medios tradicionales, es en las redes sociales, tan en boga en los últimos años, en donde se ha intensificado.

La historia de esta semana prendió cuando en el Facebook reaparecieron unas fotos en donde se ve al empresario casa-cambista Alejandro Félix Argil posando para la cámara en la caja de un pick-up de la Policía Estatal Investigadora (PEI) en donde asegura se lo llevaron hasta a Hermosillo para que respondiera ante una acusación en donde lo involucran con un presunto fraude.

Aunque Félix Argil ya aclaró su situación legal, tanto en la Procuraduría como ante la sociedad, esa foto sigue siendo aprovechada para sensibilizar a las personas y para tachar de autoritario y represor al alcalde Leonardo Guillén.

Astutamente han aprovechado esa situación, un conflicto entre particulares, para acusar a Guillén de haber influido para que se llevaran al Pichón en la caja del pick-up hasta Hermosillo supuestamente en represalia por ser el principal y más activo opositor a las obras de remodelación del primer cuadro, en donde alega la afectación económica a su negocio ubicado por la calle Segunda.

Aunque difícilmente podemos imaginar al joven Leonardo intercediendo ante el gobierno del estado para que le den trato de peligroso delincuente a Félix Argil, de llevárselo en la caja del pick-up en lugar de en la cabina refrigerada, padeciendo los brincos y baches del camino, para sus detractores no queda lugar a la duda.

Como si el horno estuviera para bollitos, el lunes 20, el alcalde Leonardo Guillén subió en par de fotos a su cuenta personal de Facebook las cuales causaron revuelo, hilaridad entre sus seguidores y coraje en aquellos carentes de sentido del humor.

“El Pichón y yo constatando que sí caben los camiones por el centro, que ahí va el tramo final de la obra y que afortunadamente todo el día lo visitan cientos de sanluisinos para consumir en los 553 comercios del sector. Con el esfuerzo y paciencia de todos, juntos seguiremos transformando y disfrutando San Luis”, se leía en el post de las dos fotos, en donde se ve al fondo un autobús de pasajeros dando vuelta por la calle cuarta hacia la Juárez.

La primera impresión fue buscar por ahí al también floricultor Alejandro Félix, qué bueno que ya están dialogando y poniéndose de acuerdo, pensé…hasta que miré en primerísimo plano de la foto a un pichón, de esas aves nocivas que solo sirven de atractivo turístico en la explanada del parque y que se encontraba posada plácidamente en el balcón del Palacio…Sinceramente, la ocurrencia del alcalde me causó mucha gracia, pero hizo que el verdadero pichón, el de carne y hueso, pero sin plumas,  se sintiera agraviado.

Aparte de esta anécdota, que harán que Leonardo sea extrañado por los “Facebookeros” cuando ya no esté en el gobierno, la aparición de una lista de conocidos comerciantes, algunos de ellos panistas o simpatizantes y hasta amigos de los actuales inquilinos del Palacio que ya apartaron lugar para instalarse sobre el andador turístico que se construirá sobre la calle Tercera, avivó la flama de la inconformidad de quienes se oponen a que se cierre a la circulación vehicular dicha rúa.

Pancho Parianchi, que le da like a todo lo que comenta el alcalde, el Mayko Bojórquez y el Hiram Dabdoub, que también todo lo festejan y que son entusiastas aplaudidores de la obras de remodelación del centro aparecen en los primeros lugares de la lista, que según los empresarios que ayer denunciaron los hechos en la Canaco está conformada de una manera cerrada, elitista, casi casi entre cuates.

La filtración de esta lista de empresarios, avalada por el secretario del Ayuntamiento, Martín Ortega, la habían tenido celosamente guardada, al menos no se había informado que el famoso “andador turístico” en realidad lo iban a utilizar para que se ubicaran nuevos comerciantes que nunca se habían interesado por instalarse en el centro de la ciudad, hasta ahora que está quedando muy bonito.

Bibiana García, la mejor reportera de San Luis, cuarto bat de la CONTRASEÑA, buscó ayer insistentemente a Martín Ortega o a cualquiera que proporcionara la versión oficial del gobierno, la cual hicieron llegar finalmente a través de un boletín, para evitarse preguntas incómodas.

No hay que hacer cosas buenas que parezcan malas, ni malas que parezcan buenas, diría el Chapulín Colorado.

El Deforma versión sanluisina

La lista filtrada a través de las redes sociales, en donde un grupo de priistas locales aparecen, con nombre y apellido, en las distintas direcciones y delegaciones del gobierno del estado que existen en San Luis Río Colorado más bien parece una broma del Día de los Santos Inocentes en pleno mes de julio.

Por los nombres y los huesos que ya se reparten como si de un pastel de cumpleaños se tratara es fácil inferir quiénes estuvieron detrás de su elaboración y casi podríamos afirmar que la hicieron mientras se comían unos tacos de los más malos del mundo, en su nueva ubicación desde el exilio carretera a Sonoyta.

A simple vista, la lista hasta parece real, nomás le faltó ponerle el logotipo del PRI, en ella se incluyen a conocidos personajes del ámbito político de la localidad, la gran mayoría identificados con la administración que entre 2009 y 2012 desgobernó en San Luis Río Colorado.

Desconocemos si en su confección tuvo alguna injerencia el ex candidato a la gubernatura Manuel Baldenebro, quien desde que se metió a la política lo ha hecho de una manera oportunista, buscando por sobre todo el beneficio propio, y quien ahora aparece en el equipo de transición de la flamante gobernadora electa Claudia Pavlovich, una verdadera contradicción con la “honestidad total” que pregonó durante su campaña.

Ahí están todos, quienes alguna vez fueron “baldistas” por azares del destino y que después se deslindaron de él, cuando pretendieron expulsarlo del PRI entre otras cosas, por los 7 millones de pesos que se embolsó de las cuotas partidistas para su “proyecto personal”.

Antes de que lo expulsaran él mismo decidió renunciar al partido que solo utilizó como trampolín de donde brincó a la dirigencia del Partido Encuentro Social (PES) y de ahí a la candidatura a gobernador, la cual resultó una farsa porque desde el principio le hizo el caldo gordo a la abanderada del PRI hasta que se abrió de capa a su favor, trabajo sucio por el cual ahora está siendo recompensado.

En la lista de marras, prácticamente el 25 Ayuntamiento en pleno, administración que fue tan cuestionada por su falta de resultados que para el candidato Leonardo Guillén ganar la elección resultó tan fácil como quitarle un dulce a un niño, tuvieron el cuidado de incluir a los hermanos Joel y Pepe Torres, nomás para “taparle el ojo al macho”.

Eso sí, quienes se aventaron la puntada de hacer la lista y peor aún, de filtrarla a través de las redes sociales para crear una falsa ilusión, les “dieron” a Joel y a Pepe los peores puestos, casi como mandándolos al averno, al ex candidato a la alcaldía lo situaron en el Cereso, no especificaron si como director o como interno; y a Pepe en la Junta Local de Caminos, para que se vaya a tapar baches a los ejidos sanluisinos.

En la lista en mención, que parece más bien como una cartita a Santaclós, donde a cada uno le gustaría que lo pusieran, se incluyen a personajes sin mayores méritos, que no arriesgaron nada durante la campaña, incluso algunos que están ubicados de jugarle la contra a los candidatos a la alcaldía y a la diputación local.

Además de incluir a los que traicionaron el proyecto local, tan solo porque ellos no fueron los beneficiados con las candidaturas, en la repartición de huesos se les pasó poner a la profesora Delia Murrieta, ex aspirante a la diputación federal, quien por el solo hecho de haberse sacrificado tiene bien merecido un puesto de consolación.

Es hasta infantil pretender sorprender a la opinión pública con una lista ficticia cuando a nivel estatal aún no hay nada para nadie, apenas están en la etapa de transición y aquí ya se están frotando las manos.

Como se estila en estos casos, a la entrada de una nueva administración estatal primero se define el gabinete legal y ampliado, se designan a quienes serán los titulares de las secretarías, después las subsecretarías y direcciones generales y de ahí para abajo hasta llegar a los municipios, en donde se tomará muy en cuenta el perfil, preparación académica, además de tener solvencia moral.

No deja de ser una falta de respeto también para la gobernadora electa, quien luego de salir bien de la operación de la vesícula disfruta de unas merecidas vacaciones, mientras tanto aquí sus compañeros de partido ya se repartieron el botín.

Además, lo que tampoco deben olvidar los acelerados que para efectos de proponer, sugerir y hasta palomear a los suspirantes a ocupar las delegaciones locales Claudia Pavlovich tomará muy en cuenta la opinión del ingeniero Jesús Bustamante, el “padrino” de priismo local, así como la del también zar de las hortalizas e ingeniero, Enrique Carrasco.

¿Por cierto, ya les llevaron su currículum?

Muchos tiradores, pocos huesos

Después de que en el gobierno del estado se les vino el mundo encima, aplastados por una realidad que algunos se resisten a aceptarla, el panorama cambió radicalmente, ahorita ya ni se acuerdan de los amigos y todos andan viendo la manera de salir lo mejor librados posible.

Con la llegada de un nuevo partido al gobierno se vienen los cambios obligados, desde secretarios, subsecretarios, directores generales, directores de área y de ahí para abajo, pasando por jefes de departamento y en un descuido hasta el área de intendencia.

Con la tremenda sacudida que le darán al árbol en el estado, a partir de septiembre y en las semanas y meses subsiguientes habremos de contemplar el regreso de algunos talentos sanluisinos que hicieron un papel destacado en lo que un día fue el “Nuevo Sonora”, ese del que ahora todos reniegan y no se quieren ni acordar.

Aunque son muchos más, de los cuadros que se vienen a la memoria destacan María Inés Pérez Esquer, la dedicada Manny, que fue tesorera en el trienio de Rubén Espino, Edgardo Castillo, director de Comunicación Social en la misma administración, Christian Lardín, síndico procurador con José Inés Palafox, además de Agustín Blanco Loustaunau, Genaro Soto y Víctor Delgado Zamudio

Todos ellos ya deben de tener listas sus maletas porque, independientemente de que sean buenos elementos los priistas llegarán con afán de venganza y de no dejar nada que huela al “viejo Sonora”, además que gente que desee ocupar esos y los cientos de puestos desparramados a lo largo y ancho del estado seguramente tendrán hasta para aventar para arriba.

Además de los exportados a la capital del estado, aquí en San Luis hay un montón de delegaciones, direcciones y demás representaciones que deberán cambiar de titular.

Los liderazgos priistas ya se frotan las manos y todos querrán acomodar a su gente, ya andan viendo hacia donde piensan emigrar, aunque no tengan el perfil para los cargos.

Los cercanos a la próxima gobernadora reclamarán sus parcelas de poder, gente como Juan Antonio Gaeta, uno de los más cercanos a Claudia Pavlovich, Titilo Leyva, amigo personal, Juan Manuel Buchanan, el mal llamado líder de los pobres, Vidal Cid, Joel Torres, Carlos Silva, Filiberto Quintero, Joel Aguirre y un sinfín de gente que participó en la campaña y que ahora buscarán acomodo, para ellos o para sus cercanos en la nómina estatal.

Así como ocurrió hace seis años, ahora salen los panistas y entran los priistas, en esta rueda de la fortuna llamada política en la que a veces estás arriba, y a veces abajo.

Quien enfrentará el dilema a la hora de armar a su equipo será el próximo alcalde Enrique Reina –quien al igual que Everardito López regresó a la diputación para cerrar con “broche de oro”, literalmente— ya que tendrá a un montón de tiradores, incluyendo los que actualmente están en la nómina municipal, y serán muy pocos los puestos en donde podrá acomodarlos.

Se ha comentado que Enrique trae la intención de hacer un cambio en el aparato burocrático y no dejar a nadie de los que han estado estos tres años con Leonardo Guillén, en un afán de pintar su raya. Eso lo veremos en un par de meses, si se aguanta la tentación de aceptar y rescatar a recomendados.

Enrique, ante la inesperada situación de tener a una gobernadora emanada de otro partido, tampoco se podrá dar el lujo de improvisar en el gobierno, tendrá la obligación de formar un equipo con experiencia, aunque corra el riesgo de ser criticado por reciclar a la gente que ya lo acompañó hace 15 años, como Luis Alberto Campa Lastra en la dirección de Seguridad Pública, Sergio Bohon en Oomapas, y Ramón Juárez en la dirección de Comunicación Social.

Claro que también tiene la opción de trabajar con gente nueva, darle oportunidad a las nuevas generaciones que están emergiendo con talento y que están deseosos de tener una oportunidad para mostrar sus capacidades.

Como siempre pasa en estos casos, los que sean incluidos en la nómina estarán pero si bien contentos y agradecidos y los que no, ay nanita, automáticamente se convertirán en enemigos cantados.

Los camisas azules

La debacle sufrida en las recientes elecciones ha acelerado el proceso de relevo de mandos en las dirigencias del Partido Acción Nacional, desde el Comité Ejecutivo Nacional, el “CEN Nacional” como lo llama el buen amigo José Inés Palafox, pasando por el Comité Directivo Estatal y hasta el Comité Municipal, que encabeza Guillermo Carbajal, cuyo periodo concluye hasta el mes de noviembre.

El análisis que hacen los distintos grupos que convergen al interior del partido azul y blanco es que no hay tiempo que perder y que la reconstrucción debe iniciar a la voz de ya, en un partido en donde los liderazgos de Gustavo Madero y Juan Valencia están siendo severamente cuestionados por la sencilla razón de que no entregaron buenas cuentas.

Gustavo Madero, el panista más peñanietista, peligra incluso como próximo coordinador de la bancada del PAN en el Congreso de la Unión, nominación que es facultad del dirigente nacional, muy seguramente el llamado “joven maravilla” Ricardo Anaya, quien deberá demostrar en los hechos su independencia y autoridad frente al sobrino nieto de Francisco I Madero, quien en sus sueños guajiros pretende emular a su ancestro y convertirse en presidente de la República.

Luego de las elecciones del 7 de junio, Margarita Zavala hizo la finta que buscaría la dirigencia nacional pero ante el destape de Anaya cambió de miras hacia el 2018; lástima Margarita, si no puede ser la lideresa del CEN –por la composición de grupos al interior en donde su marido Felipe despierta serias animadversiones–, mucho menos podría ser la candidata presidencial, a solo que sea de manera independiente, como ya han amagado el matrimonio Calderón-Zavala, que irremediablemente nos traen a la memoria el triste recuerdo de la pareja presidencial Fox-Sahagún.

Con la estrepitosa derrota sufrida en Sonora también se vienen abajo los planes de Guillermo Padrés de aspirar a la dirigencia nacional, seguramente hará equipo con Ricardo Anaya y nadie podría descartar la posibilidad de la secretaría general, lo que sí es un hecho que el futuro político de Memo está en la Ciudad de México, independientemente de que deba enfrentar cualquier eventualidad, como lo que se ha ventilado supuestamente por parte de la Secretaría de Hacienda, hasta la inminente “cacería de brujas” que habrá de desatar el gobierno que toma posesión con Claudia Pavlovich a la cabeza el 13 de septiembre entrante.

A pesar del descalabro electoral el gobernador no deja de ser cabeza de un grupo de panistas muy influyente en Sonora y quién sabe si se aguante la tentación de meter las manos en el proceso para relevar a Juan Valencia, un dirigente que le fue incondicional y que se creía sería premiado con una diputación plurinominal, cosa que al final no sucedió porque Padrés prefirió blindar a sus amigos y paisanos como lo son Roberto Romero y Agustín Rodríguez y de paso a la guapetona directora del Isssteson, Teresita Lizárraga, sin duda un premio a la ineptitud visto los millones que andan volando de las pensiones de los jubilados y las condiciones en que se encuentran los servicios de salud para los trabajadores al servicio del estado.

La disputa por los despojos del PAN en Sonora se advierte que será encarnizada, por la proyección política garantizada como partido de oposición ante un nuevo gobierno priista que ha generado tantas expectativas, de hecho los Gandaristas, luego de lamerse las heridas dejadas el día de la elección, ahora se aprestan para tomar por asalto el partido pues se resisten a quedarse fuera de los reflectores, entre ellos se asoma el coordinador de la fallida campaña, Gildardo Real.

Caído en desgracia el alcalde de Hermosillo, Alejandro López Caballero, en donde les pegaron una pela por más de 30 mil votos, se queda sin capacidad de maniobra, menos porque algunos lo acusan de haberle jugado las contras a don Javier y por ende a Damián Zepeda, candidato que fue a la alcaldía de la capital del estado.

Más allá del Güero Nieves, que también perdió la elección que muchos creían segura ante Ulises Cristópolus, del PRI, o de Ernesto Munro, un cartucho ya muy quemado, la figura que emerge con mayor fuerza para la dirigencia estatal es la de David Figueroa, quien aspiró a la candidatura a gobernador pero fue aplastado por la estructura del Nuevo Sonora, al final terminó por sumarse, como buen panista que es, a la campaña de Javier Gándara pero tampoco podía hacer milagros.

Lo malo para David, o lo bueno, según el cristal con que se mire, es que no forma parte de los grupos hegemónicos en el panismo sonorense como los “Padrecistas” ni de los emergentes “Gandaristas” por lo que sería difícil aspirar a una candidatura de unidad, pero si a los panistas les queda algo de congruencia y de inteligencia tendrían que aceptar que el ex alcalde de Agua Prieta –en donde por cierto se logró romper con la “Teranía” impuesta por el Mijito y su familia– no solo se la merece sino que es el candidato natural.

David, también ex diputado federal y ex cónsul de México en Los Angeles, hace 15 años ya fue presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, en una elección que le ganó al colaborador de CONTRASEÑA, Guillermo Pérez Díaz; en el 2006 coordinó en Sonora la candidatura presidencial de Felipe Calderón y en 2012 hizo lo propio en la de Josefina Vázquez Mota; en el proceso que recién acaba de culminar con los resultados que ya todos sabemos denunció el sectarismo del Nuevo Sonora, que le cerró todos los espacios de participación y después se opuso férreamente a la alianza con el PRD, que finalmente resultó un fiasco.

Hace unos días, cuando el también ex líder estatal Gustavo de Unanue abrió el debate por la sucesión en la dirigencia, puso su nombre en el primer lugar de la lista, en la que también incluyó al alcalde de San Luis, Leonardo Guillén Medina. Antes dos sanluisinos ya fueron líderes del panismo sonorense, el Chito Díaz, de enero a octubre de 2003, y Enrique Reina del 2005 hasta el 2009, cuando le tocó ganar por primera vez la gubernatura para el PAN con Guillermo Padrés como candidato.

Por lo que respecta a San Luis Río Colorado es hasta noviembre cuando le toca el relevo a Guillermo Carbajal, cuando se cumpla su periodo de tres años. Carbajal, quien a pesar de todo sacó la chamba, es decir, el PAN retuvo la alcaldía, aunque no con los márgenes que se hubiera deseado, y se ganaron también las diputaciones locales de los distritos 1 y 2, así la diputación federal, no tiene pensado buscar la reelección por lo que ya se apuntan algunos tiradores para entrarle al quite, como Héctor Sandoval y Jessy Gastélum…más lo que se acumulen, al cabo que tiempo libre es lo que tendrán de sobra.

Mirarse en el espejo

Si no ocurre algo extraordinario en el conteo que desde ayer se realiza en el consejo general del Instituto Estatal Electoral, en los próximos días, muy posiblemente el domingo entrante, se estaría confirmando que Sonora tendría la primer mujer gobernadora en su historia en la persona de Claudia Pavlovich Arellano.

Los panistas y sus simpatizantes, algunos verdaderos fanáticos, se resisten a aceptar esta posibilidad, no les cabe en la cabeza que cuando se va a una competencia se puede perder o ganar y en esta ocasión el panorama es por demás complicado, pero como dijo el Mayko Bojórquez, conservan la esperanza de que se produzca algo parecido a un milagro.

Que si hay incidencias registradas en el 45 por ciento de las actas es cierto, inconsistencias que pueden ser nimias, como que el acta se haya metido en el paquete, que hayan llenado mal los formatos, pero de ahí a que se hayan elegido deliberadamente las actas en las que el candidato del PAN Javier Gándara salía arriba de las votaciones para invalidarlas parece más bien una quimera, producto de la desesperación.

Los panistas están en su derecho de defender hasta las últimas consecuencias lo que consideran una elección inequitativa, en la que se registraron un importante número de irregularidades, nada del otro mundo, apertura tarde de casillas, compra de votos, etc.

Y los priistas, también están en lo suyo, defender el triunfo que consideran obtuvieron en las urnas y que no piensan permitir por ningún motivo que éste se los hagan de agua por intermediación política o por alegatos zorrunos en los tribunales.

A reserva de que los ultras del PAN me quieran linchar, como lo hicieron la noche del pasado domingo cuando en nuestra fan page de Facebook comenzamos a informar  de los primeros resultados arrojados por el PREP, consideramos muy difícil, poco menos que imposible que la tendencia en la elección se revierta a tal grado de que cambie el sentido del resultado.

Es posible que se encuentre que muchas de las actas fueron mal contabilizadas y que se acorte el margen de diferencia entre uno y otro candidato, pero de ahí a que se dé una voltereta en los resultados hay un largo trecho.

Antes de andar buscando culpables en otras partes, esos radicales que participaron de alguna u otra manera deberían mirarse al espejo y preguntarse qué es lo que dejaron de hacer, si escatimaron esfuerzo o recursos, o estrategia o mañas, de las que el PRI ha hecho gala a lo largo de su historia. Si no lo hicieron, deberían dejarse de lamentaciones.

También es tiempo de hacer una autocrítica, un análisis frío, serio y concienzudo de por qué la gente, los poquitos que lo hicieron, salieron a votar por una opción distinta a la que está en el gobierno desde 2009.

Qué fue lo que hicieron mal, si hubo actos de corrupción, si administraron mal las finanzas, a lo mejor todo es un invento de la oposición, por envidiosos y mal intencionados, pero al final de cuentas consiguieron su objetivo de generar un estado de ánimo de animadversión en contra de la gente del Nuevo Sonora.

Javier Gándara, a pesar de su avanzada edad, con sus 71 años aún es un hombre macizo, fue un excelente candidato, que algunos en su equipo no estuvieron a la altura de las circunstancias, también es cierto; que su principal adversario, más que la candidata del PRI, con todo y sus moches, sus aviones prestados y sus casas compradas al “tras”, fue el mismo Guillermo Padrés, desgastado luego del ejercicio de seis años de gobierno, del que nunca pudo o quiso deslindarse tajantemente.

La Claudia, aunque inició como una candidata débil, sin mucho carisma comparada con el Borrego Gándara, terminó por generar un movimiento esperanzador, que si llega al gobierno del estado deberá convertir en resultados; su campaña fue manejada de tal manera que incluso en San Luis, en donde esperaban abrirle un “boquete”, terminó por quedar en empate técnico con Javier Gándara.

En San Luis los panistas están muy contrariados y todavía no saben bien lo que pasó, los más de 32 mil votos presupuestados se quedaron en la mitad, parte por el desánimo, parte por el desencanto, lo cierto es que la gente no salió a votar.

Y qué bueno que Enrique Reina fue el candidato porque si hubiera sido Sergio Gutiérrez o cualquier otro, a pesar de que la marca PAN está bien posicionada habrían perdido también la elección local, ante adversarios con experiencia y aguerridos como Joel Torres y el Titilo Leyva.

A como se ven las expectativas, lo más seguro es que haya un cambio de estafeta en el estado. Esto, además de que implicaría que todos los panistas se atrincheren en San Luis, obligaría a Enrique Reina a echar mano de toda su experiencia y sabiduría para armar al mejor equipo posible, de manera de brindar óptimos resultados.

Quizás ha llegado la hora de reconstruir desde sus cimientos al Partido Acción Nacional.

 

Calma, más se perdió en la guerra

Cuidado, los ánimos están encendidos y en la fase final de las elecciones las pasiones se están poniendo al rojo vivo, con el riesgo de desbordarse, hacer que la sangre llegue al río Colorado.

Esto se reflejó no solo al término del debate entre los candidatos a la alcaldía realizado el pasado martes en el CUT, sino además durante la encuesta electrónica lanzada a través del portal de Semanario Contraseña.

La elección está muy competida, a pesar de la hegemonía que ha mantenido el PAN en la historia reciente. Y esto se refleja en los candidatos y en sus equipos de campaña, quienes sienten que pueden ganar, o cuando menos hacer daño, restarle apoyos a su oponente.

Es normal que quienes se sienten en desventaja pretendan provocar, para luego hacerse las víctimas, denunciarlo y gritarlo a los cuatro vientos, y ganarse algunos espacios en los medios de comunicación, si es posible despertar algunas simpatías, por lástima o solidaridad.

Y quienes van de punteros también se ven muy mal, cayendo en este tipo de provocaciones.

Esto fue precisamente lo que pasó tras la conclusión del debate del pasado martes en el CUT, que atinadamente dirige nuestra amiga Eloína Mendoza, cuando el candidato del PAN y sus seguidores fueron increpados por las huestes del PRI y del Verde Ecologista, partidos que van en alianza por la gubernatura y la diputación local, mas no por la alcaldía.

Resulta que a la salida del evento, rojos y verdes formaron una valla, compuesta por hombres y mujeres, quienes impedían el paso del candidato del PAN, a la vez que no los bajaban de ratas y corruptos y les lanzaban el grito que han adoptado como bandera en la campaña “lo bueno es que ya se van”.

Los roces y la calentura llegaron al grado de los golpes, uno que otro descontón, así como varios empujones que dejaron rasguños y moretones, los cuales bastaron para que las doñas priistas denunciaran al ex policía Luis Olea quien fue remitido a la comandancia, de donde fue liberado posteriormente por falta de elementos.

Este zipizape en donde tuvieron la culpa tanto provocadores como quienes cayeron en la trampa es tan solo el preámbulo de lo que se ve venir cuando se acerque el día de la elección constitucional, cuando se prevé que se despliegue todo un ejército de promotores del voto, entre acarreadores y “mapaches”, de ambos bandos.

Este escenario violento a nadie conviene, ni siquiera a quienes acostumbran medrar con el miedo, la pobreza y la necesidad de los votantes, lo que necesitamos es un proceso electoral en donde la gente salga a emitir su sufragio con emoción, convencidos de que su voto vale, que es importante y que será tomado en cuenta.

De la efervescencia en las calles y los cruceros, la disputa se trasladó al terreno virtual, en donde Semanario Contraseña lanzó una encuesta a través del portal contrasena.com.mx la cual fue literalmente tomada por asalto por los seguidores, algunos verdaderos fanáticos de los distintos candidatos a la presidencia municipal.

Desde que la encuesta fue lanzada al aire –nada oficial, tan solo un ejercicio que pretendió ser democrático para medir cómo anda la aceptación de los distintos candidatos—los cibernautas y facebookeros comenzaron a compartirla, enviándola a sus amigos y compañeros para que votaran a favor de su favorito.

Al principio todo iba muy bien, fueron los panistas los que tomaron de inmediato la delantera, con su ejército bien organizado de promotores del voto, aunque de inmediato se notó que fueron los fans de Hilda Herrera los que comenzaron a inflarla.

Los Reinistas no se quisieron quedar atrás y le metieron votos en carrusel, un proceso tanto tedioso como laborioso de estar borrando el registro para poder seguir votando desde la misma computadora, pero los que de plano se volaron la barda fueron los seguidores de Santos González o alguien que les hizo el flaco favor de acumularles más de 78 mil votos, el doble de la gente que tiene acceso a internet en nuestro municipio, casi la totalidad del padrón electoral.

Las llamadas de los representantes de cada uno de los equipos no se hicieron esperar, censurando la tendencia tan irregular de la votación, ejercicio a manera de simulacro la cual se tomaron muy a pecho.

Como ejercicio fue bueno, ojalá que en nuestra siguiente encuesta de candidatos a la diputación local –en donde el Titilo Leyva le anda comiendo el mandado a la candidata del PAN–, sus seguidores se comporten de una manera más adecuada, ya saben que los votos serán monitoreados, filtrados y en su caso anulados, para que el experimento resulte útil para todos.


Tribus caníbales

Muy cara la va a costar su osadía al dirigente estatal el PRD, José Guadalupe Curiel haber decidido una alianza electoral con el Partido Acción Nacional en Sonora sin el consentimiento de la dirigencia nacional.

Aunque Lupillo asegura que antes de darle para adelante informó de sus intenciones al líder Carlos Navarrete, quien inicialmente estuvo de acuerdo, lo cierto es que los partidos, como los gobiernos, no son entes independientes y se rigen por reglamentos y estatutos a los cuales deben ajustarse.

Si Navarrete se arrepintió, si le jalaron las orejas de la Presidencia de la República, en donde tiene una relación que raya en el servilismo; o si Manlio Fabio Beltrones le ajustó las tuercas vía su paisano Jesús Zambrano, el caso es que no podía brincarse las trancas y esperar que no hubiera consecuencias.

Apenas el pasado jueves el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, su sala regional en Guadalajara, ordenó su reinstalación como presidente del Comité Estatal del PRD en Sonora.

En contra de la voluntad incluso del candidato a la gubernatura, un vago de la política como lo es Carlos Navarro López, Lupillo Curiel se reinstaló en las oficinas del PRD en Hermosillo, acompañado de cerrajero y notario público. A ver cuánto le dura el gusto.

Ayer, al cierre de esta edición, recibimos el informe de una resolución del Consejo Nacional del PRD en donde hacen oficial la expulsión de Guadalupe Curiel como militante de ese partido.

Los detalles de este resolutivo serán dados a conocer en una rueda de prensa este viernes en el Maxis de la calle Cuarta –para que no batallen los reporteros— a las 10:00 de la mañana. Ahí, la voz cantante la llevará el secretario general del Comité Municipal, el profesor Jesús Ramírez, quien se hará acompañar por el candidato a la alcaldía, José Luis Torres Uribe, el “bigote parlante”.

Por estos mismos hechos, apoyar las candidaturas del PAN sin el aval de la dirigencia central del partido del sol azteca, están en capilla el actual dirigente local, Manuel Cuen, el regidor Martín Valtierra y el supuesto candidato a diputado federal, Arturo Avendaño.

Llama la atención que uno de los promotores de estas expulsiones sea el licenciado Torres Uribe, –tío del candidato del PRI a la alcaldía, Joel Torres Gutiérrez—, quien antes de ser candidato del PRD anduvo coqueteando con Morena, incluso asistió a mítines de López Obrador, y ahora ande tan campante, como si nada, aunque con nulas posibilidades, cero, de ganar ni siquiera un millar de votos en las elecciones locales.

Desde su origen, la historia del PRD siempre ha estado salpicada de escándalos, de fraudes que se cometen entre ellos mismos, de irregularidades.

De llegar a representar una fuerza real de izquierda, con liderazgos fuertes y bien reconocidos que ganaron elecciones presidenciales y la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, como Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, después degeneraron en tribus caníbales alejadas de todo compromiso social, primero en la persona de René Bejarano, el Señor de las Ligas, y luego de Rosario Robles, quien salió defectuosa y se alió a sus enemigos históricos; y más recientemente con la vergonzante dirigencia del Chucho Zambrano y de Navarrete, que prohijaron a engendros como el de Angel Rivera y José Luis Abarca, en Guerrero, a pesar de sus claros nexos con la delincuencia organizada.

Hoy por hoy el PRD es un partido fallido, que no representa una opción real de gobierno, por su falta de congruencia, en vías de convertirse en otro Verde Ecologista o Panal, que se venden, perdón, que se alían con el mejor postor.

Qué razón tenía nuestro amigo David Figueroa, quien desde un principio se opuso a la bizarra alianza del PAN con el PRD, consciente de que les traería más perjuicios que beneficios.

Ahora que los expulsen del PRD, como es inminente que suceda –ya ven la Petra, ahora anda apoyando al Partido Encuentro Social (PES) de Baldenebro, eso es congruencia, no chingaderas–, podrán refugiarse en el PAN, si es que les hacen campito, porque la fila está muy larga y ya no hallan ni dónde acomodarlos.

Pónganse guapos

Aunque la sociedad sonorense ya es mayor de edad, ésta la cumplió en julio de 2009 cuando luego de 80 años de un mismo partido en el poder gubernamental alcanzó la alternancia con la llegada del PAN al poder, hay candidatos y políticos que pretenden tratarnos como si todavía nos chupáramos el dedo.

Es preciso señalar que una vez instalados en el gobierno los del Nuevo Sonora no se diferenciaron mucho de sus antecesores.

Hoy que de nuevo se disputan el gobierno, lo hacen con uñas y dientes, en una feroz batalla campal en donde la política se ha rebajado a su mínima expresión, seguidores de los dos principales bandos, panistas y priistas, cayendo en el insulto personal y la vulgaridad.

A un mes de que se cierren las campañas, el proceso electoral entra en su recta final. Este concluirá con el día de las votaciones, el domingo 7 de junio, misma fecha en la que se programó el juego de futbol México-Brasil a las 13:00 horas tiempo local, el juego se terminará a las 3:00 pm y si los aficionados se toman unas cervezas, que es lo más seguro, si México gana se irán a la Obregón a seguirla y se olvidarán de votar, escenario que favorecería al PRI.

Con la entrada de mayo, además del calorcito que ya se deja sentir, el proceso alcanza su punto de ebullición, alimentado por una serie de demandas y filtraciones periodísticas, ataques en redes sociales, campañas negras, alteraciones y difamaciones.

Aquí el punto es cuál de los señalamientos hará el mayor daño, cuál misil causará mayores estragos en su oponente, hasta casi dejarlo en la lona, sin tiempo para alcanzar a reponerse.

A la larga lista de señalamientos, denuncias y mentadas esta última semana se sumó la supuesta condonación de impuestos que el Gobierno del Estado habría hecho para favorecer a sus amigos, entre ellos el gobernador Guillermo Padrés y el propio candidato Javier Gándara Magaña.

La información, publicada por el periódico Reforma, escogido tanto por el PAN como por el PRI para detonar estos escándalos, tratando de causar el mayor impacto basados en el prestigio del que goza (¿o gozaba?) el diario capitalino, maneja el presunto quebranto en perjuicio de las finanzas estatales por 700 millones de pesos, de ésos se le abrían condonado 15 mdp a El Pozo Nuevo de Padrés y 14 a Javier Gándara Magaña, situación que fue desmentida de inmediato por ambos actores políticos.

La que siguió fue una filtración en el periódico El Financiero, que pronto fue retomada por la prensa nacional y convertida en “trending topic” en redes sociales, en donde la candidata Claudia Pavlovich pide a un empresario “que se ponga guapo”, luego de que le gestionó un apoyo por 7 millones de pesos ante el comisionado de Conapesca.

Esta es la segunda vez que la candidata priista resulta víctima de su propia indiscreción para tratar por teléfono asuntos tan delicados, aunque esta grabación es mucha más contundente que la del tráfico de influencias para los constructores carreteros, que le prestaron un avión para su campaña; ahora queda en evidencia que la candidata sí pide “mochada” por sus buenas gestiones ante el gobierno federal.

A diferencia de la grabación donde pide prestado un avión para irse a relajar a Las Vegas, cuando salió de inmediato a desmentir y a acusar al gobierno estatal de espionaje, ahora tardó más de un día en reaccionar, cuando el hashtag #QueSePongaGuapo en Twitter ya había sido retomado hasta por el influyente periodista Jorge Ramos de Univision. En rueda de prensa, acompañada de la plana mayor del priismo sonorense, la Pavlovich aludió al supuesto peritaje encargado a la compañía estadounidense Global Security & Intelligence Strategies la que determinó que todo se trataba de un “montaje”, una edición de diversas llamadas para dar a entender que andaba pidiendo comisión.

Para salir al paso, como queriendo distensionar el ambiente, Claudia manifestó que “solo a mi marido le digo que se ponga guapo”. 

Para quienes deseen escuchar el audio éste se encuentra disponible en nuestro portalcontrasena.com.mx, a ver si ustedes notan algún tipo de alteraciones.

Cuando todavía se encontraba en su pico más alto esta polémica, al día siguiente aparecieron en Hermosillo un par de mantas con mensajes denigrantes hacia la mujer, los cuales fueron atribuidos al equipo de Javier Gándara por los simpatizantes de Claudia Pavlovich y por sus comunicadores afines que hacen el trabajo de voceros.

“Las mujeres como las escopetas, ¡cargadas y en el rincón!”; y “La panocha en las coyotas ¡No en el Palacio!”, eran las leyendas inscritas en sendas mantas que fueron quitadas luego que les tomaron la foto.

Sinceramente serían muy estúpidos los panistas si emplearan este tipo de propaganda negra –y más aún quienes se la crean–, más bien parece un truco barato del PRI el cual tenían previsto desde antes que arrancara la campaña, tratando de hacer ver a don Javier y a los panistas como misóginos, buscando encontrar empatía con su candidata entre el sector femenino.

Alejandro Sánchez, columnista de El Financiero quien dio a conocer la conversación entre Claudia, el comisionado de Pesca, Mario Aguilar Sánchez y el amigo de la candidata, Luis Carlos Soto, escribió que en la capital del país se comenta que más que la de Claudia o de Javier Gándara, en la elección de Sonora son dos carreras políticas las que están en juego: la de Guillermo Padrés y la de Manlio Fabio Beltrones, también conocido como “Don Beltrone” (en alusión a El Padrino).

Esto es lo que se ha hecho público hasta ahorita. Todavía faltan las ojivas nucleares, ésas que causan una gran devastación y que inevitablemente dejan daños colaterales. Por lo pronto ayer recibimos una llamada de una casa encuestadora de la Ciudad de México respecto al nuevo escándalo en el que se haya metida la Pavlovich y sobre la posibilidad de que sea relevada en la candidatura por El Borrego Gándara o por Toño Astiazarán.

 

Pájaros en el alambre

Cuando la gente pregunta qué pasa con las campañas que no prenden, seguramente son de los que están acostumbrados a ver sangre, cuando menos que se den hasta con la cubeta.

Ah, pues para esas personas que se divierten viendo cómo entre los candidatos y sus seguidores se hacen pedazos, que añoran las típicas campañas en las que por lo regular gana el que embarra más a su adversario, el que reparte más despensas y que compra votos y conciencias, deberían echarse una vuelta por las redes sociales.

Es precisamente ahí, en espacios como Facebook y Twitter en donde se desarrolla una campaña completamente alterna, muy alejada de la propuesta y de la civilidad política, de la propaganda, de los mítines y de las visitas domiciliarias.

Espacios que no han sido regulados, el exceso de libertad muchas veces lo convierten en libertinaje; amparados en el anonimato o en perfiles falsos, las redes están siendo utilizadas para la denuncia, algunas veces sin argumentos, otras tantas con pruebas, pero unas y otras resultan igual de contundentes.

Ayer que trascendió la nota publicada por el diario Reforma, de la familia Junco de la Vega, también dueños de El Norte de Monterrey, fue precisamente en las redes sociales en donde la información se tornó en un escándalo de enormes proporciones.

En cuestión de horas, la información que el diario puso en su edición en línea fue reproducida hasta el infinito por los militantes panistas, fanáticos y seguidores de Javier Gándara Magaña, que aprovecharon la recta para hacer cera y pabilo de la candidata del PRI, señalada en la nota de traficar con influencias para favorecer a uno de sus amigos, empresario de la industria de la construcción llamado Samuel Fraijo.

En las grabaciones, interceptadas de manera clandestina, ciertamente ilegal, se escucha la voz de Claudia Pavlovich cuando dialoga primero con el delegado de la SCT en Sonora, Javier Hernández, y luego con el subsecretario de la misma dependencia, Raúl Murrieta, para que ”cuadren” unas licitaciones para la construcción de una serie de tramos carreteros de manera que sus amigos sonorenses no se queden fuera de la jugada.

Luego, en una llamada posterior, se escucha la manera tan familiar como Claudia se conduce con Samuel Fraijo para pedirle que le preste uno de sus aviones para irse de fin de semana a Las Vegas, y resulta que es el mismo avión que, según la misma publicación ha venido utilizando durante su campaña a la gubernatura.

De hecho, en la publicación del diario de circulación nacional se ve una foto tomada en la aeropista de San Luis en donde la candidata está siendo recibida con los brazos abiertos por su amigo el Titilo Leyva.

Ayer mismo, la candidata del PRI convocó a una rueda de prensa de urgencia en donde tibiamente se defendió de este golpe demoledor, acusó de espionaje a los del Nuevo Sonora,

–quienes salieron pero si bien vagos–, y refirió que al menos ella no les pidió “moche” a los empresarios sonorenses, como se ha señalado a algunos diputados panistas, aunque también al priista Manlio Fabio Beltrones, lo que sí queda en evidencia es el tráfico de influencias y el posible conflicto de intereses al utilizar una aeronave precisamente de los empresarios favorecidos con sus gestiones.

Esta película llamada conflicto de intereses ya la hemos visto recientemente, protagonizada primero por Enrique Peña Nieto y su esposa la Gaviota, quienes recibieron en una transacción poco clara la “casa blanca” de Juan Antonio Hinojosa, empresario favorecido con contratos por miles de millones de pesos desde que Peña era gobernador del Estado de México y con más ganas ahora que está al frente del gobierno de la República.

La segunda parte de esta trama fue protagonizada por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray y su casita de Malinalco y más recientemente apareció en escena el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, balconeado por la revista Proceso de haberse beneficiado con este tipo de relaciones que se dan cuando se está en la cúspide del poder y que le han permitido ser vecino de su jefe Peña en las Lomas de Chapultepec.

Ahora, con el capítulo que se está escribiendo en Sonora y cuya protagonista es la candidata Claudia Pavlovich la única enseñanza que nos deja es que debemos tener cuidado con los pájaros en el alambre, ¿por qué creen que el Memo Padrés sigue siendo fiel a su Blackberry?

Cero tolerancia

Muy en serio se tomó el alcalde Leonardo Guillén Medina el combate frontal en contra de los conductores que se ponen detrás del volante aun que hayan ingerido previamente bebidas embriagantes.

Los conductores ebrios representan una seria amenaza no solo para sí mismos, sino además para personas que tienen el infortunio de topárselos en alguna intersección, crucero o semáforo.

Que las personas se tomen unas cervezas no tiene nada de malo, siempre y que lo hagan con moderación y se sepan controlar.

El problema empieza cuando se suben al vehículo y comienzan a conducir. Ahí ya se exponen a sufrir un accidente, a provocarlo, y depende de la velocidad y de la mala suerte el choque puede llegar a ser de fatales consecuencias.

Hace unas tres semanas a través de su cuenta de Facebook el alcalde Leonardo Guillén inició una campaña para exhibir a los conductores que eran detenidos en los retenes de la policía municipal bajo los influjos de las bebidas alcohólicas.

Queremos pensar que en la polémica lista únicamente se incluyó a quienes presentaban estado de ebriedad y no simplemente un aliento alcohólico, la diferencia entre un six-pack de Bud Light y un ocho pack de Tecate.

A la semana siguiente, Leonardo decidió incluir los nombres con todo y fotografía, la intención evidentemente era que a los “balconeados” les diera vergüenza, para que la siguiente vez la pensaran mejor.

El propósito del alcalde era positivo, evitar en la medida de lo posible que se sigan registrando más accidentes a causa del alcohol, una forma poco ortodoxa pero hasta cierto punto efectiva.

La campaña de Guillén, como era de esperarse, encontró la aprobación de la mayoría de la población, aunque hubo algunas voces que se manifestaron en contra de que los detenidos in fraganti fueran exhibidos de tan fea manera, prácticamente como enemigos de la sociedad.

Incluso, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) se pronunció al respecto y consideró que la medida violaba algunos preceptos constitucionales como los relativos a la privacidad de los datos de las personas.

En esa polémica estábamos cuando la madrugada del miércoles de la Semana Santa un nuevo accidente, en el que fallecieron tres jóvenes y uno más resultó herido de gravedad, avivó y si acaso le dio la razón al alcalde, quien como primera autoridad del municipio tiene la obligación de velar por la seguridad de sus habitantes.

El accidente fue por demás dramático. Unos jóvenes en plena flor de la vida murieron de manera dramática al estrellar el vehículo que conducían en una palma sembrada en el camellón de la calle 7, a la altura de la avenida 16 de Septiembre.

Lo peor del caso es que los jóvenes habían salido de los billares que se encuentran sobre la 7 y avenida Libertad, de donde salieron seguramente pasados de copas poco después de las 02:00 am, a escasas cuadras del lugar del accidente.

De acuerdo a reportes extraoficiales, antes de perder el control del vehículo y de estrellarse a toda velocidad contra un arbotante y finalmente quedar estampados en la palma, los jóvenes iban jugando carreras con otro carro que al ver las consecuencias decidió darse a la fuga.

En respuesta a esta nueva tragedia, la autoridad municipal convocó esta semana a los propietarios de antros y demás tugurios similares para juntos, tomar algunas medidas encaminadas a reducir este tipo de lamentables accidentes.

Entre las primeras propuestas se encuentra la ya tradicional del conductor designado (conductor “resignado” le llaman algunos), que consiste en designar a una persona como chofer, quien deberá abstenerse de tomar alcohol, puras soditas y limonadas; y la otra la de contratar el servicio de taxis que lleven a los noctámbulos a sus casas, para que no tengan que hacerlo en sus propios vehículos en estado inconveniente.

El endurecimiento en las multas y en la colocación de filtros de revisión, la implementación de campañas de concientización y cualquier otra medida que sea necesaria para evitar que este tipo de accidentes se sigan presentando deberían ser apoyadas por la mayoría de la población.

Nosotros como medio de comunicación haremos lo que esté de nuestra parte.

El poder del pueblo

La visita de las madres de los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa y la de algunos normalistas sobrevivientes de ese crimen considerado de lesa humanidad, como siempre se ha dicho, un crimen de Estado, sacudió la conciencia de quienes tuvimos la oportunidad de escuchar de viva voz sus reclamos, su exigencia de justicia, su pesar por la lacerante impunidad que en este como en muchos otros casos impera en nuestro país.

Hicieron que la herida, aún abierta ahora que se cumplen 6 meses de la matanza y desaparición de 43 normalistas evento ocurrido en Iguala, Guerrero, comenzara a sangrar de nuevo.

Y esta herida, que deja una ominosa cicatriz en la historia de nuestro país, no terminará por cicatrizar hasta que se castigue a todos los responsables de esta atrocidad, y no solo a la llamada “pareja imperial”, como le llamó la prensa al ex alcalde Abarca y su esposa, quienes aparecen sí como presuntos autores intelectuales, pero por supuesto que no son los únicos culpables.

Si verlos por la televisión, habernos enterado a la distancia de la barbarie de la que fueron víctimas este grupo de estudiantes normalistas causaba indignación y dolor, el haberlos escuchado de cerca, sentir su rabia, impotencia y sufrimiento a flor de piel provocaban que se pusiera la piel de gallina.

Con su indignación y su coraje, estas personas están poniendo el ejemplo, dando una desigual batalla no solo contra el gobierno mexicano, sino ante la apatía y la pereza mental de importantes segmentos de la población, gente que desde la comodidad de su ignorancia sigue considerando a los estudiantes normalistas como “grilleros” o “revoltosos”, cuando deberían reconocer su vergüenza y conciencia social para protestar y alzar la voz en un país de agachados.

Es lamentable que en México se siga castigando la pobreza con mayor represión e impunidad, el gobierno que se ensaña con los más débiles, que saben que no tienen los recursos económicos ni la influencia social para revertir una injusticia.

Porque desgraciadamente aquí en México la ley se aplica solo contra los jodidos, contra los que no tienen influencias. Si no cómo se explica la impunidad en el crimen de la pequeña niña Paulette Gebara, en el Estado de México, en donde sus padres, con palancas en el gobierno de Peña Nieto salieron absueltos y libres de toda culpa, a pesar que la descocada madre dijo incluso que la niña desapareció como en un truco de Harry Potter.

O como en el más triste caso de los 49 niños que murieron en el provocado incendio de la Guardería ABC donde los propietarios, emparentados con familias de alcurnia de Sonora y hasta del ex presidente Felipe Calderón, gozan de cabal salud y disfrutan de plena libertad, gracias al influyentismo y al valemadrismo de la justicia a la mexicana. Esta justicia que no toca a los poderosos y que permite que el ex gobernador Eduardo Bours siga “durmiendo como bebito”.

Porque en nuestro país nada ha cambiado, y el paso de los ex presidentes panistas solo sirvió para generar una nueva camada de ricos, millonarios que saquearon al país al amparo del poder.

No se notó gran cambio en relación al viejo y caduco sistema priista, ese que mantiene a nuestro país en el atraso, ese régimen que cambia para seguir igual, con la misma represión, el mismo autoritarismo, los mismos abusos de hace 40 años, si no creen pregúntenle a Carmen Aristegui.

Nuestro apoyo es y siempre será total y decidido no solo con las víctimas de Ayotzinapa, nuestros hermanos guerrerenses que más de cuatro discriminarán por sus rasgos indígenas y su color de piel.

Compartimos y apoyamos su lucha, su resistencia; nuestra revolución es a nivel intelectual, empuñando la pluma y el papel en lugar de las armas, pero con el mismo objetivo: de sacudirnos a los parásitos, de despertar las conciencias, de promover el voto consciente y crítico.

La lucha sigue.

Los riesgos de la democracia

Porque los riesgos de salir divididos cada vez son mayores, los partidos políticos están optando por sacar a sus candidatos mediante consenso, los llamados candidatos de unidad que a veces son impuestos y que de unidad solo tienen el nombre.

Aunque nadie les garantiza que en el proceso no vayan a dejar damnificados, dolidos porque no resultó su candidato el       que esperaban; sin embargo se abre un margen para la negociación, como se le llama en política a la repartición de huesos.

A los priistas se les critica mucho porque sus procesos no son democráticos, porque en las cúpulas se ponen de acuerdo, ven los perfiles, evalúan pros y contras y al final se deciden por el que consideran menos peor, aunque seguido se equivocan.

En el PAN siempre han presumido de que en sus elecciones se practica la democracia interna, aunque ésta  muchas veces esté dirigida o condicionada por la famosa “línea”, ya sea gubernamental o partidista, en donde la nómina juega un papel importante.

En el proceso del domingo pasado que culminó con la elección de Lina Acosta Cid como la candidata a la diputación local por el Distrito 01 no todos salieron conformes con el resultado, especialmente quienes perdieron y que se sentían que ya la tenían ganada.

Lo habíamos adelantado en este mismo espacio que la competencia entre las precandidatas estaba muy cerrada y que podría haber sorpresas. También dijimos que serían los liderazgos quienes inclinarían la balanza hacia un lado u otro.

Hasta antes de la votación del domingo y de acuerdo al panorama que se vislumbraba en cuanto alianzas y amarres era Karina Castillo la que más se perfilaba para ganar la contienda.

De hecho, sus propios seguidores, muy avezados en eso de las campañas internas, auguraban una victoria holgada hasta por 80 votos.

Pero los resultados fueron muy diferentes.

Al final, en una jornada que no estuvo exenta de juegos rudos y marrullería, Lina Acosta obtuvo la delantera por 225 votos contra 221 de Karina, una diferencia de apenas 4 votos, mientras que Jessy Gastélum quedó en un honroso tercer lugar con 158 votos.

Cuando se supo el resultado, luego de un conteo de votos cuya espera resultó cardiaca, los karinistas no lo podían creer.

Más tarde, mientras se lamían las heridas de la derrota en la palapa de Santiago Huízar se aprestaban para desenterrar el hacha de guerra.

Alegaban que no les habían entregado el padrón actualizado de militantes, que se permitió que residentes del segundo distrito –quienes acudieron a refrendar la candidatura de la rocaportense Célida López por esa demarcación—votaran en la elección por el primero, aunque algunos pudieran haberlo hecho por Karina.

El más enyerbado era el grandote emigrado, quien no desaprovechó la oportunidad para despotricar contra su concuño Guillermo Carbajal, acusándolo de parcialidad, y también soltó algunas frases poco amigables contra el magistrado Rubén Espino a quien señalaron, sin tener pruebas a la mano, de la compra de votos.

Tanto Karina como sus más cercanos colaboradores analizaron seriamente la posibilidad de impugnar la elección por las irregularidades detectadas pero ya con la cabeza más fría desistieron en su intento, todo quedó en una queja ante el Comité Estatal, conscientes que “palo dado, ni Dios lo quita”, además de la afectación que le harían a la marca PAN, ante el beneplácito de sus adversarios priistas.

Como en todo proceso en donde unos ganan y otros pierden, deberá seguir la reconstrucción del tejido panista, para solventar posibles agravios y cerrar filas para poder enfrentar unidos la elección constitucional que, contrario a lo que muchos piensan, no les será nada fácil, porque los tricolores no están mancos.

Conforme pasen los días terminarán por darle vuelta a la página, aprender de los errores cometidos, de la falta de mañas utilizadas, para enfrentar los nuevos retos con mayores posibilidades de salir avantes.

Por lo pronto, ya todos los partidos con sus fórmulas completas, solo habrá que esperar al 5 de abril para que las campañas políticas alcancen su máxima expresión. 

Los panistas tienen la palabra

El próximo domingo se llevará a cabo la asamblea en el Partido Acción Nacional (PAN) en la cual elegirán a la que será su candidata a la diputación local por el Primer Distrito.

En la competencia participan Karina Castillo Yáñez, Lina Acosta Cid y María de Jesús Gastélum Payán.

Esta será la única contienda que más se acerca al espíritu de democracia interna que tanto ha pregonado Acción Nacional, luego que el proceso para la gubernatura resultó una faramalla para que Javier Gándara pudiera hacer precampaña, colgara pendones y encabezara reuniones no sólo con panistas sino también con simpatizantes.

Y que Enrique Reina se convirtiera en candidato por “aclamación” después que Sergio Gutiérrez decidió retirarse de la competencia por no encontrar el piso parejo, porque algunos de sus principales promotores comenzaron a “chaquetearlo”, además que nunca se le vio completamente convencido.

Pues bien, para enmendarle la plana al panismo que siempre se ha jactado de sus procesos internos democráticos –más ahora que el PRI volvió a sus tradicionales candidaturas de unidad, vulgo dedazo—ahí está la terna de aguerridas damas quienes han hecho intensa precampaña para tratar de convencer al mayor número de militantes que su proyecto es el mejor.

En la votación de este domingo se elegirá a la candidata a la diputación local por el Primer Distrito, se ratificará a Célida López como precandidata única a la diputación local por el Segundo Distrito y se refrendará la candidatura de Enrique Reina Lizárraga como único contendiente por la presidencia municipal.

O sea que dos elecciones serán solo de trámite, la buena será la de las mujeres que pelean por el Primer Distrito, votación cuyo padrón está integrado por alrededor de 690 militantes.

Sin subestimar a la licenciada Jessy Gastélum, una mujer íntegra, con valores familiares muy arraigados, en la recta final se percibe que la batalla estará entre Karina Castillo y Lina Acosta.

Karina Castillo está siendo apoyada por algunos liderazgos como los de Santiago Huízar, Leslie Pantoja y Leonel Reyes; mientras que Lina Acosta trae todo el respaldo de Rubén Espino y sus hermanos, de Genaro Soto, José Inés Palafox, Paolo Navarro, entre otros.

Estos son los liderazgos que se ven, pero hay otros que no han querido aparecer como protagonistas pero que serán quienes al último inclinen la balanza hacia un lado u otro, como lo son Enrique Reina, Everardo López, Leonardo Guillén, el Chito Díaz, los Figueroa, el grupo de Héctor Sandoval  y de Jesús Palafox, entre otros.

Aunque en apariencia la contienda se ha desarrollado de manera civilizada y con respeto entre las contendientes, lo cierto es que nunca falta quién meta la cuchara para intentar favorecer a tal o cual aspirante.

Desde las llamadas de algunos funcionarios estatales, con la complacencia del comité municipal, tanto como la permitida intromisión de una agrupación de periodistas que estuvieron insistiendo para que se realizara un debate entre las precandidatas, sin que éste haya estado contemplado en la convocatoria.

La intención era tratar de exhibir a una de las aspirantes por su supuesta falta de capacidad para el debate y la exposición de ideas y argumentos, como si la facilidad de palabra y presunta experiencia fueran suficientes para garantizar un desempeño honesto, eficiente y de compromiso con el pueblo, que es quien otorga el voto y al final es quien paga el pato.

La estrategia no prosperó, la queja llegó de manera estentórea hasta el Comité Estatal donde prefirieron no meterse en problemas y apegarse a los términos de la convocatoria; no quisieron poner en riesgo la unidad, que es lo más difícil de conservar en los partidos políticos, sobre todo cuando hay tanto en juego: dinero, poder, influencia, etcétera.

Porque en el PAN no siempre gana el candidato o la candidata oficial, o que al menos aparenta serlo, en esta ocasión las tendencias favorecen a Karina Castillo, cuyo equipo de trabajo habla de contar con al menos 280 votos seguros, casi el 50 por ciento de quienes al final participarán realmente en la votación del próximo domingo.

Claro que esta tendencia no es definitiva; al final los panistas tienen la palabra.

En sus marcas, listos…

Finalmente, luego de seis largos años finalmente el estado de Sonora entrará en efervescencia con el arranque oficial este viernes 6 de marzo de la campaña constitucional en la que estará en juego la joya de la corona, es decir, la gubernatura del estado en poder del Partido Acción Nacional (PAN).

La batalla estará centrada en los dos grandes partidos, el PAN, con Javier Gándara Magaña al frente, y el PRI, con la senadora con licencia Claudia Pavlovich Arellano por delante.

Los demás partidos serán de relleno y conforme avance el proceso electoral sabremos a quién le estarán haciendo el caldo gordo o el trabajo sucio.

Al final la ex velocista Ana Gabriela Guevara decidió no participar en la contienda, acostumbrada como está no solo a competir sino a ganar, y en esta ocasión no miró las condiciones para que eso sucediera por eso decidió esperar a un mejor momento.

Al quite como candidato por el PRD le entró el diputado con licencia Carlos Navarro López, luego que fracasó la pretendida alianza con el PAN; por el Partido del Trabajo (PT) va como abanderado el polémico vividor de la política, Jaime Moreno Berry y en representación del Partido Encuentro Social (PES) nuestro muy conocido Manuel de Jesús Baldenebro, quien no se quedó con las ganas de participar y seguro vendrá a ponerle algo de folclor con sus ocurrencias a la competencia electoral.

Hoy que inician oficialmente las campañas –algunos como don Javier ya llevan al menos un par de años haciendo labores de proselitismo amparados en figuras como fundaciones, precampañas, etcétera–, el representante del PAN decidió arrancar en Hermosillo mientras que la Claudia escogió San Luis Río Colorado como escenario para lanzarse en pos de la hazaña de sacar del Palacio de Gobierno a los del Nuevo Sonora.

La oriunda de Magdalena de Kino, paisana del malogrado candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, enarbolará como bandera el estandarte de la “honestidad total”, en una abierta crítica a la actual administración estatal señalada por sus excesos, aunque con el peso histórico que representa toda una vida de corruptelas del priismo al amparo del poder.

Tanto Javier como Claudia deberán demostrar en los hechos, más que en el discurso, que ellos son la excepción de la regla, que representan a una nueva clase de políticos que no tienen cola que les pisen y si la tienen, que ésta es muy cortita.

 

*Estrategia

 

Además de desmarcarse del Nuevo Sonora y en particular del gobernador Guillermo Padrés, para no llevar a cuestas la carga negativa de su administración –la positiva ellos se encargarán de destacarla–, Javier Gándara deberá desarrollar una campaña muy inteligente, en la que se privilegie la propuesta por encima de la descalificación, la de escuchar a los sonorenses en lugar del grito destemplado.

 

En los siguientes tres meses de campaña, Gándara Magaña recorrerá de nueva cuenta toda la geografía sonorense en donde sostendrá reuniones con todos los sectores, sociales y productivos de la región, acompañado de brigadistas que tocarán puertas casa por casa para escuchar las inquietudes de los ciudadanos con la intención de construir un mejor Sonora.

 

Su plan lo basará en la siguiente premisa:

 

*Escuchar a la gente y estar cerca de ellos, destacar que previamente se trabajó en la contienda interna con panistas y ahora va con los sonorenses; resaltar que ya hay más de 25 mil propuestas y que el objetivo es conformar una propuesta básica que logre sentar las bases “para construir el Sonora que todos proponemos”, en donde todos los ciudadanos tengan cabida y su voz sea escuchada.

De entrada se tiene prevista para este viernes en Hermosillo la presencia de algunos personajes de la política nacional que vendrán a respaldar el arranque de campaña de Javier Gándara.

Entre los invitados especiales tienen confirmada su asistencia Gustavo Madero Muñoz, Presidente del CEN del PAN; Ricardo Anaya Cortés, Coordinador de los diputados del PAN en la Cámara de Diputados; Fernando Álvarez Monge, Secretario General del CEN del PAN; Santiago Creel Miranda, Damián Zepeda Vidales, candidato del PAN a la alcaldía de Hermosillo y Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, Gobernador panista de Baja California.

Así pues, estos siguientes 90 días seremos testigos de la “madre de todas las batallas”, parafraseando al defenestrado líder iraquí Saddam Hussein, en donde jugarán un papel activo los gobiernos federal y del estado para tratar de apuntalar a sus respectivos correligionarios: Peña Nieto, Beltrones y compañía empujando a Claudia para recuperar el emblemático estado de Sonora, el que más presidentes de México ha dado –Alvaro Obregón, Adolfo de la Huerta, Plutarco Elías Calles y Abelardo

Rodríguez—y el gobernador Guillermo Padrés tratando de heredar el poder a alguien de su mismo partido para poder irse a escalar nuevas posiciones a nivel nacional.

Primero mis dientes…

En el PAN de San Luis siempre han existido dos grandes bloques, al menos en la era post Fausto Ochoa Medina: uno es el de los del grupo Ayuntamiento, Elite o Totalmente Palacio.

Ustedes se imaginarán por qué se les llama así: efectivamente, por ser una agrupación cerrada, elitista y que durante varios trienios se pasaban de una dirección a otra, de una oficina a otra en el Palacio Municipal.

Este grupo fue creado a imagen y semejanza de su padrino, Manuel Espino Barrientos, y estaba integrado por puro panista de alcurnia como los Figueroa, los Díaz, los Pérez Esquer, los Reina, Flores Tapia, Campa, Juárez, Gallego, Guillén, Acosta,  Oliveros, Ruiz y compañía.

El otro gran grupo, que nunca ha tenido una definición específica, pero que los elites los llamaban indistintamente los “mofleros” o “limoneros”, es decir, la pelusa, tenía en sus cabezas visibles a Santiago Huízar, José Inés Palafox, Rubén Espino, Genaro Soto, Mario Guevara, Margarito Castro, Víctor Delgado Zamudio y sus respectivas parentelas.

Hoy en día, y debido a los intereses que se crean al calor del momento, se ha formado una mescolanza en la que se han tenido que perdonar agravios, o al menos dejarlos para otro momento, porque hay que sacar adelante el complicado proyecto de retener la gubernatura para el Partido Acción Nacional (PAN).

Es por eso que estamos viendo cómo José Inés Palafox, quien no lo puede ver ni en retrato, está apoyando la candidatura de Enrique Reina; cómo Santiago Huízar se reconcilió con su compadre el Kiki y hasta se tomó la foto con la Leslie Pantoja, invitada especial a la carne asada que este viernes por la noche ofrecerán en “la palapa” para mostrar músculo en torno a las aspiraciones de Karina Castillo.

Atrás quedó aquella hermandad, similar  a los Skulls and Bones, cofradía secreta que se formó en la universidad de Yale, en los Estados Unidos, en la que ahora reina el pragmatismo y sobre todo los intereses personales por encima de los de grupo. 

La fractura de este que era un sólido grupo se dio a partir de que el Chito Díaz, por mutua conveniencia, aceptó hacer mancuerna con Rubén Espino en el 2006.

En ese entonces el gordo Espino tenía el power hacia el interior del PAN, pero le hacía falta la buena imagen que proyectaba hacia afuera el exalcalde, quien no había corrido con muy buena suerte en las asambleas partidistas, de manera que ambos se necesitaban.

El Chito estuvo renuente, qué iban a decir sus amigos del grupo Totalmente Palacio, pero al final aceptó y terminó por recorrer las calles de San Luis al lado de Rubén Espino, Florencio por la diputación local, el gordo por la alcaldía, ganando los dos la elección constitucional por amplio margen.

En la contienda interna, Rubén Espino compitió contra Martín Ortega Vélez, identificado también con el grupo elite de los “guapos”, profesionistas y “fresas”, en donde pudieron más los amarres de último minuto que la fidelidad.

De esta manera fue como llegaron Oscar Romo a la regiduría, a propuesta de su cuñado Leonardo Guillén; la Manny Pérez Esquer se convirtió en tesorera, niña de los ojos de Guillermo Pérez Díaz y Humberto Cota también llegó al Cabildo por recomendación de Enrique Reina.

Esa fue la primera derrota de Martín Ortega, quien no pudo con la aplanadora oficialista, a pesar del apoyo de los “Huizaristas”, para entonces ya peleados a muerte con el alcalde José Palafox, quien primero trajo mareado a Héctor Sandoval, secretario del ayuntamiento, y luego en un programa de radio anunció que su gallo sería Rubén Espino sin antes habérselo comunicado al “Negro”.

A partir de ahí ya nada ha sido igual. Hoy en día vemos que ya no existe ese pacto de sangre, de amistad incondicional, sino que reina el pragmatismo –por no decirle más feo—por lo que podemos ver a un Chito impulsando las aspiraciones de su prima política y chaperona Leslie Pantoja, por encima de los intereses de su cuate Enrique Reina; o los del alcalde Leonardo Guillén quien empujó contra toda lógica hasta donde pudo a Paolo Navarro.

Ahora que Enrique Reina tiene asegurada la candidatura, sin nadie que le compita en una elección interna, podrá decidir, como le gusta, sin presiones quiénes integrarán su planilla de regidores, suplentes y eventualmente a los funcionarios que formarán parte de su gabinete, en donde se dice que nadie de los que están actualmente repetirán.

Esto si le dejan la manga ancha, aunque nos dicen que el PAN Estatal y por supuesto el gobierno lo obligarán a que reparta el pastel, en contra de su voluntad, en eras de mantener la unidad y a todos tranquilos jalando en torno a un mismo objetivo: retener la gubernatura.

Hay tiro

Cuando se definió que Claudia Pavlovich sería la candidata a la gubernatura por el PRI los panistas casi festejan con banda. Un respiro de alivio similar al de 2009 cuando el chapito Bours se encaprichó e impuso a Alfonso Elías como candidato.

Tanto en el 2009 como ahora en 2015 los panistas a quien menos querían enfrentar como candidato era a Ernesto “El Borrego” Gándara  Magaña, sabedores de su potencial y carisma electoral.

Por eso se encargaron en esta ocasión de armarme toda una campaña negra, señalándolo de posibles nexos con el narcotráfico solo por la relación de amistad y de colaboración que tuvo con el sanluisino Rafael Celaya Valenzuela, detenido en España y luego extraditado a los Estados Unidos en donde se le sigue proceso por narcotráfico como asociado a una célula del Cártel de Sinaloa.

La intensa campaña negra, que incluyó la publicación de desplegados en diarios de circulación nacional así como la colocación de espectaculares por todo el estado llevando la portada de Semanario CONTRASEÑA sin nuestro consentimiento surtió el efecto deseado:

A pesar de ser el mejor posicionado en todas las encuestas de todos los partidos políticos, además del peso específico de Manlio Fabio Beltrones lo que definitivamente influyó para que no le dieran la candidatura fue el compromiso hecho por el dirigente nacional César Camacho que uno de los principales requisitos que debía salvar cualquier candidato era no tener ningún nexo con el narco, así fuera solo en fotografías o de manera circunstancial.

De ninguna manera se iban a exponer a que durante la campaña los panistas y sus fanáticos se dieran vuelo difundiendo en redes sociales la foto en donde aparece muy sonriente junto a Rafael Celaya, aunque de sus actividades ilícitas nada supiera. Con la pura foto juntos hubiera sido suficiente para despedazar su candidatura.

Sin el carisma del Borrego y por el solo hecho de ser mujer en un estado eminentemente de machos y rancheros como lo es Sonora, la Claudia Pavlovich entró a una contienda en la que irá cuesta arriba, de entrada se dice que se cayó hasta 8 puntos en las preferencias electorales y tiene lógica, porque mucha gente, aun los que no militan en el PRI, habían empatizado con la posible candidatura del “Borrego”.

Pero no todo está perdido para la causa tricolor, ni echada la vaca para Acción Nacional.

Nos cuentan que para dejar en claro de una vez y por todas que aquello de la “unidad con dignidad” era más que una frase surgida al calor del momento, la próxima semana el Borrego Gándara dará señales más claras de que, institucional como es, se sumará de lleno primero a la precampaña y luego a la campaña de su compañera en el Senado, Claudia Pavlovich.

Obviamente que en la política posiciones son amores y Ernesto estará consiguiendo que su equipo sea incluido en la hipotética repartición de huesos en un porcentaje muy cercano al 50 por ciento.

Esto no le ha de haber parecido muy bien a los claudistas de cepa pero más vale compartir y quedarse con la mitad del pastel que repartirse las migajas.

Será interesante ver que cómo se repite la historia de 2012 cuando Ernesto Gándara aceptó ir en la segunda posición en la fórmula al Senado de la República para empujar la candidatura de Claudia, quien estaba más floja en las encuestas.

El Borrego corrió el riesgo y al final les resultó la estrategia pues los dos accedieron al Senado al ganar la elección por mayoría y por el PAN solo alcanzó a entrar Pancho Búrquez porque nuestro paisano Chito Díaz iba en el número 2 de la fórmula.

No tendría nada de raro que en los días y semanas por venir miráramos a un Ernesto más activo, sumándole adeptos a la causa priista, como de facto lo está haciendo David Figueroa para Javier Gándara Magaña, a pesar de que durante todo el proceso se quejó de la “cargada” hacia el candidato oficial…pero también debe pensar en función de su equipo y a nadie le cae mal un trabajito en el gobierno al menos por los siguientes seis años.

Por lo pronto ayer quedó definido el registro único de Joel Torres como el candidato único del PRI a la alcaldía, un proceso que se planchó hasta con almidón, a diferencia del de los panistas, en donde el aspirante Sergio Gutiérrez salió despotricando por los supuestos “dados cargados” a favor de Enrique Reina, en una contienda interna en la que se fue quedando solo y había que darle una salida más o menos digna.

 

Nadie sabe para quién trabaja

El Borrego sigue enojado. Y no es para menos.

Haberlo dejado por segunda ocasión a la mitad del camino no ha de ser muy satisfactorio. La primera ocasión se topó con el autoritario gobernador Eduardo Bours Castelo, quien impuso por sus pistolas al “Vaquero” Alfonso Elías Serrano; ahora el villano fue Manlio Fabio Beltrones, quien operó para que fuera designada su protegida Claudia Pavlovich la candidata, a pesar de sus escasas posibilidades de ganar.

En ambos casos hubo algo en común: la poca estima en la que tienen al Borrego Gándara y sobre todo su libertad e independencia, que les hubiera impedido seguir moviendo los hilos en el gobierno del estado, aunque como ya lo vimos la historia tiende a repetirse.

Ante el cúmulo de especulaciones y de rumores que hablan no solo de las ofertas que le han hecho a Ernesto Gándara para que acepte la candidatura por otro partido, en específico de Movimiento Ciudadano, de Dante Delgado; y en especial a la difusa posición que ha tomado al condicionar la unidad pero con dignidad.

“Unidad con dignidad es el respeto a la integridad, es el respeto a la trayectoria de quienes han forjado las bases, es darle a cada quien su espacio de participación, es no intimidar a quien tiene el valor de exponer sus ideas y sus opiniones, es no echar por la borda el esfuerzo y el trabajo de muchos”.  

En este contexto el Borrego volvió a dar señales de vida, esta vez a través de su cuenta de Facebook, en donde acuñó otra de sus ambiguas frases: “No me voy, me quedo”. 

“Me quedo, por el compromiso que hice con los militantes y simpatizantes, que día a día continúan alentándome a no detenerme, a seguir trabajando con todas mis fuerzas y todo mi corazón por el Sonora que queremos las mayorías y para dar esperanza a los que vendrán después, de que las cosas pueden, deben y vamos a cambiar; y así sus sueños no se vean truncados por no alinearse al deseo e intereses de unos pocos …

“Me quedo porque ante la ausencia de un verdadero contrapeso, quienes ganan, son quienes han logrado que los que pensamos diferente abandonemos las filas, dejando el camino libre a sus prácticas e intereses…”.

Y enseguida la frase lapidaria: “Este es el PRI que me convence y lo reitero: no el de cúpulas, no el de oportunistas, no el de complicidades”.

“Me quedo porque somos muchos más los que hacemos un llamado a que hagamos a un lado el autoengaño y la simulación, las complicidades y las vanidades…¡no nos quedaremos en el inmovilismo, la demanda por el cambio está hoy más presente que nunca!”.

De esta manera es como Ernesto Gándara refleja su coraje contenido con la cúpula de su partido que de nueva cuenta negoció a sus espaldas, por intereses inconfesables que convienen a los grupos de poder por encima de las necesidades de los sonorenses.

Su bronca no es con la militancia, ni siquiera con Claudia Pavlovich, sino con Beltrones, César Camacho, Eduardo Bours y quizás en lo más profundo de su ser hasta con Peña Nieto, quien le hizo saber que él sería el elegido pero al final de cuentas le dio la espalda.

El Borrego no puede de ninguna manera defraudar a su gente, a sus seguidores que se cuentan por miles, dentro y fuera de las filas del PRI, y por eso se mantendrá firme, ecuánime, haciendo llamados a la unidad, pero sin poner todo su capital político, recursos y apoyos a favor de su compañera en el Senado.

Esta situación al interior del PRI, incluidas las malas decisiones que se están tomando en municipios como San Luis Río Colorado, están allanándole el camino a los panistas, quienes ven con agrado cómo los tricolores se tropiezan con las mismas piedras.

Este domingo, luego de la elección interna de puro trámite, se hará ahora sí oficial la candidatura a la gubernatura de Javier Gándara Magaña por el PAN. También la candidatura de Everardo López a la diputación federal, que no se ve por dónde le pueda ganar la elección el llamado “Toñito”.

Si el PRI sigue por ese camino se dirige a conseguir el carro completo…pero para para el PAN.

Javier, a la caza de “borreguistas”

A pesar de ser el virtual candidato del PAN a la gubernatura de Sonora, cada que viene a San Luis Río Colorado, aunque sea por cortesía Javier Gándara Magaña se da un tiempecito para ir a saludar a su amigo el ingeniero Jesús Bustamante Salcido.

Y el pasado miércoles que anduvo por estas tierras no fue la excepción, con el ingrediente adicional que además del influyente empresario horticultor también se reunió con el no menos poderoso hombre del campo Enrique Carrasco Gutiérrez, sin duda dos d elos hombres con mayor peso específico y capacidad económica de esta frontera.

Ambos productores hortícolas, que entre los dos generan varios miles de empleos en el extenso valle agrícola de San Luis, compartieron además el frustrado proyecto para llevar a la candidatura del PRI por la gubernatura de Sonora al “Borrego” Ernesto Gándara Camou.

Ese era un proyecto al que tanto Bustamante como Carrasco le habían dedicado mucho tiempo y dinero como militantes priistas que son, más político el primero, más empresario el segundo, esfuerzos que terminaron por ser en vano ante el sorpresivo destape de Claudia Pavlovich.

Pues bien, la visita de Javier Gándara además de saluda y de ponerse a la orden ante la campaña electoral que se viene, aprovechó la recta para invitar a que se sumen a su proyecto a los dos influyentazos sanluisinos, al cabo que él también se apellida Gándara de manera que todo quedaría en familia.

Aunque la militancia y lealtad de Jesús Bustamante están a toda prueba, ya fue alcalde por el PRI de 1988 a 1991, tampoco debemos perder de vista que al final de cuentas es un hombre de negocios, al que le interesa contar con los apoyos y las buenas relaciones al más alto nivel para seguir creciendo y desarrollarse.

Además, el “Bush” es un tipo pragmático que independientemente de su acendrado priismo tiene el antecedente de que en la anterior elección no apoyó, al menos abierta y decididamente a los candidatos de su partido por no estar de acuerdo en las personas ni en la manera como se hicieron de las candidaturas, hablamos de Manuel Baldenebro y de Marco Antonio Ramírez Wakamatzu, como se presume lo hizo con los panistas Enrique Reina y Leonardo Guillén, con quienes mantiene una relación cordial y de respeto a pesar de militar en partidos diferentes.

Más que Bustamante fue Enrique Carrasco el que se la jugó al 100 con Ernesto Gándara, le metió mucha lana a su precampaña y se hizo cargo de organizar todos los eventos que el Borrego hizo en San Luis además de hacerse cargo de los gastos de la oficina de enlace.

Aunque atrevida, la jugada de Javier Gándara es válida en un escenario en donde el priismo sanluisino quedó inconforme porque no quedó al que traían como “gallo”, porque no se respetaron acuerdos, jerarquías ni posicionamientos y al final pesaron más los “buenos oficios” de un personaje siniestro como lo es Manlio Fabio Beltrones y la supuesta carga negativa que podría haberle acarreado a Ernesto su inocultable relación con Rafael Celaya, preso en Estados Unidos por cargos de narcotráfico.

Además de don Javier, otros prominentes panistas como el flamante magistrado Rubén Espino Santana se dieron a la tarea de echar algunos telefonazos a algunos de los más conocidos “borreguistas” sanluisinos, quizás no para sumarse pero sí al menos para que le dieran la oportunidad de escuchar a quien será el candidato a la gubernatura por los panistas.

Si esta operación se está haciendo con los seguidores de Ernesto Gándara en San Luis es previsible que se esté haciendo en todo el estado y está por verse si les funciona.

Finalmente ese era el comentario de algunos seguidores del “Borrego” en esta frontera, quienes amagaban que en caso de que Ernesto no fuera el candidato del PRI ellos de todas maneras se la jugarían con Gándara.

Quizás sea muy prematuro para que se den estas definiciones, pero sí hay un importante sector del priismo sonorense inconforme por la manera en que sentaron por segunda vez a Ernesto Gándara. Conforme avancen las campañas y si ven que la candidata no levanta ni con viagra, podrían tomar la decisión de cambiarse de bando (político), aunque sea a la hora de emitir su voto en la intimidad de la urna electoral.


Beltrones: ganar, ganar

Si las fotos hablaran, imagínense qué no dirían. Revelarían todas las indiscreciones, secretos e intenciones ocultas que no se manifiestan con palabras. Dejarían muy poco a la libre interpretación, serían contundentes y lapidarias.

Una de las fotos más representativas del valor periodístico, de la trascendencia política y de la lectura entre líneas fue la que el gobernador Guillermo Padrés difundió a través de su cuenta de Twitter, el mismo día, horas antes que saliera humo rosa de la sede nacional del PRI con la sorpresiva designación de Claudia Pavlovich como candidata única a la gubernatura de Sonora.

En la foto, no el gobernador sino quien le maneja su cuenta electrónica, seguramente su secretario, fiel escudero y próximo diputado federal plurinominal, Agustín Rodríguez, escribió “Un gusto compartir un café con @MFBeltrones para ver proyectos de beneficio para Sonora en este 2015”.

Ese fue el mensaje oficial, pero de lo que hablarían estos dos vagos de la política, como dicen los clásicos, solamente ellos lo saben.

No hace falta ser muy suspicaz para deducir que en ese cafecito que se tomaron en un restaurante de la capital del país la plática giró en torno a la sucesión en la gubernatura de Sonora en donde ambos personajes por obvias razones tienen hartos intereses.

Esta fotografía por supuesto que no fue obra de la casualidad. Se tomó y se difundió para mandar el mensaje de quiénes son los que la mueven en Sonora, uno de manera oficial, como el gobernador del estado que es, el otro como la mano que mece la cuna.

Horas más tarde, cuando se dio a conocer de manera oficial que la senadora con licencia Claudia Pavlovich había sido favorecida con la candidatura, esa foto comenzó a cobrar sentido y alrededor de ella se tejieron un sinfín de conjeturas.

La mayoría de ellas iban en el sentido de que tanto Padrés como Beltrones habían negociado mucho más que proyectos que benefician a Sonora sino la mismísima gubernatura.

A Manlio Fabio se le reconoce además de su astucia y de su fino maquiavelismo el padrinazgo político de Claudia Pavlovich y no pocos refieren su ascendencia sobre el propio Guillermo Padrés, con quien lo une una amistad desde que el Memo era militante priista y que en 1997 renunció a ese partido al no conseguir la candidatura a la alcaldía de Cananea.

Ese año se sumó a las filas del PAN y se convirtió en diputado local y en el Congreso del Estado fue donde trabó una fuerte amistad con José Inés Palafox la cual perdura hasta la fecha.

La jugada de Manlio es una carambola de tres bandas y en todas gana: si la “güera”, contra todos los pronósticos se alza con un triunfo histórico, Beltrones gana; si se la lleva Javier Gándara, con quien tiene excelente relación de amistad, algunos dicen que hasta de negocios –no hay que olvidar que hasta hace unos seis años también era destacado miembro del PRI– también gana, y de paso quita del camino a Ernesto Gándara, con quien no tiene amistad alguna y no le hubiera permitido meter la cuchara y menos hacer negocios desde el gobierno, que al final es el objetivo de todos los que andan en la política.

Lo que Beltrones seguramente sabe, aunque se haga pato, es que Sonora, un estado eminentemente machista, no está listo para ser gobernado por una mujer, por sus costumbres y cultura profundamente arraigadas.

A lo mejor podría hacerse una excepción, ya se han visto ejemplos a nivel alcaldía, como es el caso de María Dolores del Río en Hermosillo, pero para un encargo de tanta trascendencia como una gubernatura tendría que tratarse de una mujer extraordinaria, lideresa natural, carismática e inteligente, sencilla, honesta y trabajadora, cualidades que no reúne, al menos en su totalidad, la candidata “de unidad” del PRI.

Es curioso pero es precisamente en el sector femenino, por razones que sería interesante analizar, en donde la Claudia encuentra la principal resistencia, aun dentro de su propio partido.

Pero en estos menesteres nada está escrito, aún pueden pasar muchas cosas de aquí al día de las elecciones, como por ejemplo que los priistas logren descarrilar la candidatura de Javier Gándara, que le pegue un infarto o que nos invadan los extraterrestres.

Todavía falta mucha tinta por correr hasta el domingo 7 de junio.

Seguiremos informando

Como si no fueran suficientes las muestras que hemos dado a lo largo de estos nueve años que tenemos haciendo el Semanario CONTRASEÑA, más los otros diez que navegamos en aguas turbulentas en el diario La Prensa, primero como marino, ocho años como capitán del barco, aún existen despistados que nos quieren encasillar como simpatizantes, partidarios o alcahuetes de tal o cual partido político.

Esto es algo que no nos extraña, ni nos asusta, apenas si nos molesta porque luego de tantos años nos hemos acostumbrado a que la gente, nomás porque tiene con qué, siempre hable al tanteo y es muy raro que hablen cosas positivas, es más entretenido y produce una morbosa satisfacción echar tierra; difama que algo queda.

Apenas hace un par de días distinguidos militantes del PRI sostenían una reunión nada privada porque estaban reunidos en una tienda de autoservicio, seguramente tramando los siguientes pasos a dar, viendo en prospectiva a donde se irán a acomodar o los negocios que irán a emprender una vez que recuperen la gubernatura, si es que esto sucede.

Para no interrumpirlos y sacarlos de sus elucubraciones, decidí saludarlos de lejos y fue uno de ellos, quizás el más ingenuo de todos el que comentó: “No tengas miedo acercarte a saludarnos, no te van a cancelar los contratos que tienes con el gobierno…”.

Como no tenía tiempo ni humor para discutir en ese momento, y mucho menos para hacer corajes, decidí seguirme de largo. A manera de sorna le contesté “¿y qué tal si me ven?”. 

Curiosamente se trata de un contratista que primero hizo su agosto con algunas obras del Nuevo Sonora y que luego que se benefició “chaqueteó” y regresó a coquetear con el PRI.

En nuestro caso como periodistas tenemos que tratar con miembros de todos los partidos políticos, darles la atención y el respeto que se merecen y en la medida de su influencia o jerarquía, considerarlos como susceptibles de ser entrevistados, de aparecer en alguna nota, porque desgraciadamente no alcanza para todos y el espacio está muy peleado.

En serio que es muy complicado eso de ser imparcial y objetivo, finalmente uno como ser humano tiene sus debilidades, sus simpatías y fobias, sus afinidades, pero lo que no podemos hacer de ninguna manera es casarnos con determinado partido político, hacer periodismo militante por encima de los intereses de los ciudadanos.

Al lector es muy difícil engañarlo, son inteligentes y se han vuelto muy acuciosos, nomás están esperando ver de qué pata cojeas para echártelo en cara, para exigirte periodismo y no propaganda.

Recuerdo los buenos años en La Prensa, hoy extinta por obra y gracia de Baldenebro y su grupo de mercenarios de la pluma, cuando los panistas no podía creer que se les criticara con tanta insistencia. Era el gobierno de Chito Díaz –luego vendría el de Enrique Reina y el de Palafox– y había que quitarle ese estigma que se había ganado a pulso cuando la dirigía el buen amigo Benjamín Flores, quien no es esforzaba por ocultar su simpatía por el Partido Acción Nacional.

De manera despectiva algunos prominentes panistas me tachaban de “rojillo”, me bautizaron como el “Mosh”, a propósito de aquel célebre fósil de la UNAM que encabeza los movimientos de protesta; recientemente en el gobierno municipal me reclamaban, aunque de buena manera, que le diera tanto juego al Borrego Gándara; también uno de los precandidatos me “reclamó” que le diera el espacio a Joel Torres, aunque el contador y su hermano se molestaron cuando publiqué que eran los “dueños” de la Canaco.

Hace una semana del equipo de Javier Gándara se incomodaron porque titulamos la nota de portada que su principal carrera era contra el tiempo, porque no podemos ignorar que se trata de una persona de la tercera edad.

Y aunque simpatizantes del pensamiento de izquierda somos, revolucionarios de clóset, admiradores de líderes como Zapata o como el Che Guevara, tampoco dejamos de criticar las imposiciones de candidatos del Peje López Obrador y su discurso mesiánico y repetitivo que no ha variado en más de diez años.

Claro que no somos perfectos, ni aspiramos a serlo, si acaso mantenernos dentro de los márgenes de la congruencia, justo la necesaria que nos dé para tener la voz completa, procurando que nuestros compromisos, ya sea comerciales, políticos y hasta por afinidad, simpatía y amistad, no nos desvíen de la misión que nos tomamos muy en serio de informar con la mayor veracidad posible. 

Quizás somos románticos, idealistas y soñadores, queremos que el gobierno nos contrate publicidad y que al mismo tiempo soporten nuestras críticas, que paguen para que les peguemos –parafraseando a López Portillo y su tortuosa relación con la revista del prócer Julio Scherer de Proceso– aunque sea con mucho cariño. 

A todos los que nos aceptan tal como somos, con nuestras virtudes y los inocultables defectos –al fin nuestro trabajo es muy público–, esperamos seguir contando con su apoyo como lectores, ahora que estamos cumpliendo 9 años en CONTRASEÑA, y no es que seamos viejos, sino que iniciamos muy jóvenes.

Gracias a ustedes seguiremos informando.

A la caza de los huesos

El gran negocio de su vida está a punto de írsele de las manos al desconocido dirigente de PRD en Sonora, José Guadalupe Curiel, quien ayer estuvo en esta ciudad para insistir en la fallida alianza con el PAN para las elecciones de Sonora, algo que todo hace indicar que no se va a poder.

A pesar de que fue cesado de sus funciones por el Comité Ejecutivo Nacional que encabeza Carlos Navarrete, Curiel se sigue placeando en Sonora como si nada pasara, como si el PRD fuera un ente independiente, una especie de partido estatal.

Navarrete, a quien se le nota cierta debilidad por quedar bien con la presidencia de la República, ya anunció que la pretendida alianza con el PAN en Sonora no pasa porque dice que no se pueden aliar con un partido acusado por actos de corrupción, como si el PRD fuera una blanca palomita.

En franca rebeldía, Lupillo Curiel ya anda declarando que su dirigente nacional seguramente ya negoció en lo oscurito con Peña Nieto.

Habrase visto, que el líder local o estatal de un partido político, despotricara de esa manera en contra de su dirigente nacional. 

En cualquier otro partido con un poquito más de formalidad que el PRD ya le hubieran mochado la cabeza, metafóricamente hablando.

A pesar de que el Comité Nacional del partido del sol azteca ya nombró una comisión especial para dirigir el proceso electoral en Sonora, en donde descartan de antemano la manoseada alianza con el PAN, Curiel sigue aferrado, casi más que los mismos panistas, como si en eso le fuera la vida.

 Además del triste papel del aferrado líder del PRD en Sonora, Francisco García Gámez, quien también vino a San Luis esta semana a hacer grilla, dice que está orgulloso que lo comparen con Juanito, aquel folclórico personaje que compitió por una delegación del Distrito Federal y que luego de ganar la elección renunció al cargo para dejar a otra persona en su lugar.

Entrevistado por reporteros, el dos veces ex alcalde de Canana dijo que de ninguna manera le piensa hacer el caldo gordo a Javier Gándara, que sus aspiraciones son reales y que si acaso no gana la contienda interna se sumará a la candidatura de Don Javier, en donde seguramente, al igual que a Lupe Curiel, seguramente ya les tirarán con un “hueso” por su desinteresada colaboración.

Pancho García, quien estuvo acompañado en su rueda de prensa por “Toñito”, quien le está peleando la candidatura a la diputación federal a Everardo López, rechazó que este siguiendo instrucciones de su amigo y ex patrón el gobernador Padrés –durante años fue titular de la Dirección de Transporte– .

Esta semana San Luis se vio visitado por políticos de altos vuelos, de todos colores y sabores, además de Andrés Manuel López Obrador anduvo el secretario general del PAN, Antonio Terrazas y el pasado miércoles hizo lo propio el duro secretario General de Gobierno, Roberto Romero López, quien vino a tirar línea pero al final priorizó el tema de la unidad partidista, fundamental si quieren obtener buenos resultados en las elecciones de junio próximo.

Y a pesar de que el preferido es Enrique Reina, al final dejarán que Sergio Gutiérrez  compita en una asamblea, para no desatar la ira de sus seguidores ente quienes se encuentran algunos radicales como el irascible Mario Guevara.

En el caso de la diputación local no hay vuelta de hoja, será el viejerío el que compita por el primer distrito y están pero si bien apuntadas Lina Acosta, Karina Castillo, Jessy Gastélum y hasta donde se sabe la chaparrita Leslie Pantoja está considerando su participación, a su favor tiene un buen posicionamiento entre la sociedad sanluisina, ha bajado bastantes recursos para infraestructura y sale casi todos los días en los periódicos, su problema es al interior de Acción Nacional.

Para finalizar, nos comentan que será este viernes cuando se dé a conocer la esperada convocatoria para definir al candidato a la gubernatura del PRI. Los que saben dicen que viene favorable al Borrego, aunque los rumores están a la orden del día, y no se descarta alguna sorpresa de la Claudia Pavlovich y hasta del Toño Astiazarán.

Se busca gober sustituto

Lo que inició como un simple rumor ha ido creciendo como bola de nieve.

Está siendo tema no solo en los corrillos políticos de la capital del estado y en los espacios de algunos columnistas sino que además esta semana llegó a manera de reportaje a la revista Proceso de circulación nacional, para muchos considerada la Biblia del Periodismo en México cuyo fundador, Don Julio Scherer García pasó a mejor vida la madrugada del pasado miércoles.

En una nota firmada por el experimentado reportero Alvaro Delgado, quien se ha convertido en un especialista en los temas del Partido Acción Nacional (PAN) y en especial del grupo ultraderechista El Yunque en el que militan varios panistas de los más conservadores, entre ellos nuestro colaborador y amigo Manuel Espino, se menciona lo que en Sonora apenas saben unos cuantos, pero que de igual forma se veía venir.

Estamos hablando de la inminente renuncia de Guillermo Padrés Elías a la gubernatura de Sonora en marzo próximo, medida necesaria si es que pretende mantenerse en el pandero político y escalar posiciones aún más en la administración pública.

Lo dice Alvaro Delgado y como sus fuentes son al más alto nivel, rara vez se equivoca.

Nos cuenta en su nota que la tirada de nuestro ínclito gobernador es renunciar para buscar una diputación federal aunque su objetivo primordial sería la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

Para esto habría negociado una alianza con Gustavo Madero para impulsarlo como candidato a la gubernatura de Chihuahua, entre otros amarres con el actual gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle.

La salida de Padrés de la gubernatura para buscar una diputación federal sería no tanto para obtener el fuero constitucional ante la eventual embestida de sus enemigos priistas ante un panorama de debacle electoral porque el fuero no sirve de nada cuando se trata de investigar delitos graves.

Y aunque hay una prohibición en el artículo 55 de la Constitución Federal que dicta que los gobernadores en funciones no pueden ser diputados federales por su estado o por su circunscripción plurinominal, si su partido quiere apoyarlo lo puede meter en el primer lugar de la circunscripción de cualquier otro estado de la República. 

La renuncia de Padrés no es tanto el problema sino quién se quedaría en su lugar como gobernador sustituto.

Y ya se han venido manejando algunos nombres, pero no todos garantizan que seguirán la misma línea trazada por Guillermo Padrés desde la llegada de la alternancia a Sonora en el 2009.

Uno de los que suenan es el presidente de la Suprema Corte de Justicia de Sonora, Juan Sebastián Sotomayor Tovar, personaje cercano al gobernador, el detalles es que no es panista ni tampoco se prestaría a la realización de maniobras políticas para conseguir el principal objetivo que es el de heredar la gubernatura a Javier Gándara Magaña.

No habría tanto sobresalto si en su lugar se quedara el secretario General de Gobierno, Roberto Romero López, lo que pasa es que el RoRo también se nos va al Distrito Federal como diputado federal plurinominal…

En ese sentido, y habida cuenta de que se requiere a alguien de todas las confianzas de Guillermo Padrés, el más viable para sustituirlo sería el Tamo Terán, jefe de la Oficina del Ejecutivo, quien ha demostrado el talante necesario para lidiar con tamaña responsabilidad.

A propósito de Javier Gándara, ahora que David Figueroa decidió no registrarse para participar en la contienda interna para definir al candidato a la gubernatura lo más seguro es que una vez en la campaña constitucional el ex cónsul de México en Los Angeles se sume a los esfuerzos del panismo para refrendar el triunfo de hace seis años.

Esto haría doblemente competitivo al candidato del PAN y les complicaría el panorama a los priistas, quienes ya se relamen los bigotes ante la posibilidad de regresar al Palacio de Gobierno.

La crisis de los partidos

Ante el descrédito y desencanto por parte de la sociedad hacia los partidos políticos, para el proceso electoral de 2015 serán nuevas las estrategias que deberán implementar para mantener su predominancia algunos y otros con conservar su registro deberán conformarse.

Y es que la burra no era arisca, la hicieron.

Han sido muchos y muy variados los actos cometidos por representantes emblemáticos de los partidos políticos tradicionales, ya sea de franca corrupción, de tráfico de influencias, conflicto de intereses y otros abiertamente criminales.

Históricamente el partido más corruto de México ha sido el PRI, del que han salido un sinnúmero de políticos sinvergüenzas que se han enriquecido a costillas del pueblo. Casos como los de Salinas, Madrazo, Montiel, Moreira, Marín y otros cuyo apellido no comienza con M son apenas un botón de muestra.

En el PAN tampoco cantan mal las rancheras y el más puro ejemplo de tráfico de influencias lo representa Diego Fernández de Ceballos; Vicente Fox permitió a los hijos de su esposa Martita Sahagún volverse millonarios haciendo negocios desde el gobierno y aquí en Sonora también se habla de una camada de nuevos ricos quienes aprovecharon la oportunidad para sacar provecho de sus cargos públicos. 

En los meses recientes el partido que ha perdido el mayor número de clientes es el PRD, especialmente por el escándalo de Guerrero, en donde salieron pitando tanto el gobernador, Angel Aguirre Rivero, como el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, ambos postulados por el sol azteca y defenestrados por el crimen de lesa humanidad que representa la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.  

Tan les ha afectado que al menos en el Distrito Federal en donde llevan ganando cuatro elecciones consecutivas, desde 1997 con Cuauhtémoc Cárdenas, quien recién renunció a su militancia desde que lo fundó en 1989, ahora Morena ya los rebasó y se convirtió en el puntero de las preferencias ciudadanas de cara a las elecciones intermedias del año entrante.

Aunque parece inofensivo, uno de los partidos más bandidos de nuestro país es el Verde Ecologista. Manejado como una empresa particular por la familia González, esta franquicia ha servido para que personajes cínicos e inescrupulosos como Jorge Emilio González,  “el Niño Verde”, gocen además del fuero del millonario presupuesto que les da gobierno. 

Aparte de explotar el sentimentalismo de las personas, promoviendo leyes fascistas como la pena de muerte a secuestradores, y la de prohibir de manera hipócrita el uso de animales en los circos, como si fueran más importantes los elefantes, monos, tigres y leones que las miles de familias que de ahí subsisten, la joya más reciente del Niño Verde fue el encubrimiento del asesinato de una modelo extranjera que luego de ser violada se tiró el vacío desde un piso de su propiedad en Cancún, donde había un party salvaje con cocaína y toda la cosa.

Obviamente que el vividorazo negó todo, hasta que el depa sea de su propiedad, aunque hay pruebas de que sí lo es y de que estuvo presente en la pachanga, se aventó la puntada de jurarlo “por la memoria de mis abuelos” (al cabo ya están muertos) y de atribuir los “ataques” en su contra “por motivos políticos”…Ah raza.

A propósito de Morena, el líder oficial del partido de López Obrador, Martí Batres, se aventó la fumada de anunciar que las candidaturas serán ¡rifadas en una tómbola! Según el morenazo pelocháin esto es una manera de practicar la democracia y de que todos los militantes tengan oportunidad de participar. A mí me parece una desafortunada ocurrencia que le resta seriedad al peje-partido.

Para cerrar el cuadro, el Partido Encuentra Social, el PES, sí, ese que a nivel estatal dirige Manuel de Jesús Baldenebro, el polémico Balde, lanzó una campaña en busca de personas de la sociedad civil que quieran ser candidatos por este instituto que dice no ser político pero que andan en busca del poder político navegando con bandera cristiana.

“El PES es la única opción verdaderamente nueva y realmente ciudadana de todos los partidos políticos actuales. Nosotros no nacimos de un berrinche político ni somos una escisión de un partido viejo en busca de nuevos votos. Tampoco somos el vehículo de intereses oscuros en busca de recursos públicos. No, nosotros no nacimos de la ambición, sino todo lo contrario, nacimos de la generosidad”, se lee en el folleto que andan repartiendo en la ciudad.

Conociendo al flamante dirigente estatal, después de leer este párrafo lo único que podemos decir es “sí, ajá”, o como dijera mi preciosa Magaly “yeah, all right”.

…A propósito, aprovechamos el espacio para desearles a todos un muy feliz Año Nuevo y que el 2015 venga llena de logros y satisfacciones. Nos seguiremos leyendo, Dios mediante.

Calendario electoral, tomen nota

Con la publicación de la convocatoria el pasado martes 23 de diciembre, quienes aspiren a la candidatura a la gubernatura por el Partido Acción Nacional (PAN) tendrán de plazo para registrarse hasta el 5 de enero próximo.

Las precampañas, de acuerdo al Calendario Electoral, serán del 7 de enero al 15 de febrero de 2015, un total de 40 días.

De acuerdo a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Sonora (Lipeeson) en su artículo 189 “los servidores públicos deberán renunciar u obtener licencia sin goce de sueldo para ausentarse de su cargo por lo menos tres días antes de su registro como precandidato”.

En el caso del PAN no habrá necesidad de aplicar este requisito porque ni Javier Gándara Magaña ni David Figueroa Ortega ostentan cargo público alguno. 

En el caso de los aspirantes por parte del PRI, los senadores Claudia Pavlovich Arellano y Ernesto Gándara Camou así como el diputado federal Antonio Astiazarán Gutiérrez tendrán hasta el 3 de enero para separarse de sus cargos, ya sea renuncia o licencia sin goce de sueldo.

 La convocatoria del PAN contempla que los aspirantes que deseen registrarse para participar en la elección interna –además de panistas podrán hacerlo representantes de la sociedad civil “con prestigio y honorabilidad”– deberán presentar las firmas de apoyo de al menos un 10 por ciento del padrón estatal de militantes activos.

A estas alturas del partido no sabemos si David Figueroa finalmente se animará a presentar su registro no tanto por las firmas de apoyo sino especialmente porque la polémica alianza entre PAN y PRD sigue firme, al menos fue avalada por el Instituto Estatal Electoral de Sonora, aunque el Comité Nacional del PRD dice que no pasará, incluso ya destituyó al dirigente Guadalupe Curiel, principal promotor de esta unión entre azules y amarillos.

En caso de que David no se aviente al ruedo Javier Gándara se iría por la libre, aprovechando los 40 días de precampaña, que en teoría estarían dirigidos exclusivamente hacia militantes de Acción Nacional, para promover su imagen y proyecto de gobierno entre la población en general.

El mismo caso aplica en el PRI, en donde se menciona la candidatura de unidad del “Borrego Gándara” y de no ser así, los tres finalistas aprovecharían para promover la marca en el periodo destinado para la precampaña.

Del 16 de febrero al 2 de marzo los partidos tendrán como plazo para registrar a sus candidatos y posteriormente, del 6 de marzo y hasta el 3 de junio tendrán de límite para realizar la campaña, un total de 90 días en donde se espera que se den hasta para llevar, merced a las “campañas negras” avaladas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 

Del 16 de febrero al 17 de marzo está previsto que sean las precampañas entre quienes aspiren a la diputación de mayoría relativa, ya sea local o federal; del 18 de marzo al 1 de abril el periodo para el registro de candidatos y la campaña del 5 de abril al 3 de junio, un total de 60 días.

Las mismas fechas serán para la elección de ayuntamientos con igual o más de 100 mil habitantes, como es el caso de San Luis Río Colorado, los aspirantes a la alcaldía, el mejor perfilado Enrique Reina Lizárraga, y la eventual participación de Leslie Pantoja, ambos diputados federales, tendrían que renunciar tres días antes al inicio de las precampañas.

El otro aspirante sería Sergio Gutiérrez Esquivel, aunque todo dependerá de los requisitos que incluya la convocatoria.

En lo que respecta al PRI, nadie parece que le vaya a hacer sombra a Joel Torres Gutiérrez, subdelegado del IMSS, quien deberá separarse de su puesto federal, cuando menos pedir licencia para poder participar en el proceso electoral como aspirante a la alcaldía de San Luis.

 

Humo blanco en el PRI

Finalmente pasó lo que los panistas temían que pasara: que Ernesto “El Borrego” Gándara fuera nominado como candidato del PRI a la gubernatura de Sonora.Aunque la información aún es de carácter extraoficial, gente muy bien enterada de la política a nivel nacional y que forman parte del círculo íntimo del grandote senador de la melena ensortijada nos confirman que la candidatura del “Borre” ya es una decisión tomada.Y los panistas en el gobierno y aún los que están en la fría banca ponen sus barbas a remojar ante este que es el peor escenario para sus intenciones de quedarse al menos otro sexenio con el poder gubernamental en Sonora.Los panistas lo comentaban en corto que para ellos lo ideal era que les echaran a la Claudia Pavlovich como candidata, con menos carisma, tablas y popularidad que Ernesto Gándara.También consideraban el entorno político y social un tanto cuanto machista del sonorense promedio para deducir que no aceptarían ser gobernados por una “vieja”, aunque en su casa sean unos mandilones de primera.Lo que sea de cada quien, y los panistas en el partido y en el gobierno, que para el caso es lo mismo, lo saben, es que el Borrego Gándara será un hueso muy duro de roer porque tiene presencia, maneja un discurso claro y bien articulado y porque forma parte de una de las familias con más arraigo y tradición en el estado.Además, por si esto fuera poco, contará con todo el apoyo desde la Presidencia de la República, un panorama muy distinto a cuando despachaba en Los Pinos el panista Felipe Calderón Hinojosa. Y vaya que los priistas saben manejar elecciones y hacer el uso clientelar de los recursos públicos, al fin que ellos fueron los inventores del acarreo y de la compra de votos.Si hay alguien disciplinado en la política ese es precisamente el priista y más cuando cuentan con el líder natural como lo es el presidente de la República, cuyas órdenes se acatan y se respetan y si no hay que atenerse a las consecuencias, mínimo los mandan al destierro.Esto garantiza que todos vayan a jalar en la misma dirección, la ansiada unidad partidista que le da fortaleza a cualquier instituto político, a diferencia de lo ocurrido en 2009 cuando el chapito Bours impuso al “Vaquero” Alfonso Elías como candidato y como no tenían quién los pastoreara desde la Presidencia cada quien jaló por su lado y dicen los enterados que Ernesto no nada más no apoyo la candidatura sino que le jugó las contras.En el PAN es donde se vive una situación muy diferente con un David Figueroa crecido ante la adversidad pero que difícilmente llegará hasta el final del proceso, en donde los dados ya están cargados a favor de Javier Gándara Magaña.Sin querer David les ha resultado muy útil para legitimar la contienda en donde se juega a la democracia, para que no se vaya solito Javier Gándara y simular que hay competencia.De hecho ya lo anunció que para el día 20, es decir mañana, cuando se supone se dará a conocer la convocatoria, si no se ve que el piso está más o menos parejo –la verdad no sé qué estará esperando David—abandonará la contienda para dejarle el camino libre al veterano ex alcalde de Hermosillo para que ahora sí se dé un tiro con su primo el priista y a ver de qué Gándara salen más votos.Volviendo al tema de los priistas, con la definición del Borrego como candidato de unidad a la gubernatura y de Claudia a la alcaldía de Hermosillo, se vendrán en cascada los siguientes nombramientos como el de Joel Torres por la presidencia municipal de San Luis y la de Titilo Leyva como candidato a la diputación local por el Distrito 01. Ya nada más quedaría por definirse la candidatura a la diputación del Distrito 02 y la federal en donde algunas féminasandan alborotadas.*Relevo militarLuego de la intempestiva salida del general Enrique Dena Salgado, sin duda el más sencillo y buena onda que han pasado por esta plaza, quien se fue de apagafuegos a la región de Tierra Caliente en Iguala, Guerrero, en su lugar llegará este lunes el también general Diplomado del Estado Mayor Presidencial (DEM) Cruz Isaac Muñoz Navarro.Para presentarlo en sociedad se está preparando una ceremonia solemne con la presencia de autoridades de los tres niveles de gobierno a partir de las 9:00 horas en el Cuartel Militar de la colonia Aviación, ubicado sobre la calzada Monterrey.Por ahí nos vemos.

Regidores en campaña

A mediados de esta semana un grupo de regidores del PRI encabezados por el dirigente estatal de ese partido, Alfonso Elías Serrano, encabezaron en San Luis una incendiaria rueda de prensa para publicitar la demanda que hace unas semanas pusieron contra Javier Gándara Magaña por el presunto desvío de 147 millones de pesos de recursos federales cuando fue alcalde de Hermosillo en el trienio 2009-2012.

Pero no vayan ustedes a creer que estamos hablando de regidores locales, no, se trata de regidores que forman parte del actual Cabildo de Hermosillo que vieron a San Luis exclusivamente a grillar al virtual candidato del PAN a la gubernatura de Sonora.

Llama la atención que este grupo de regidores, entre ellos la también secretaria general del PRI, Natalia Grijalva, hayan desatendido sus funciones para las que fueron electos por los hermosillenses para venir hasta San Luis, a 700 kilómetros de la capital, con la sola intención de torpedear a Javier Gándara.

No sabemos si ya están de vacaciones, si pedirían algún permiso especial para tomarse el día sin goce de sueldo o si de plano consideraron más importante seguir adelante con la campaña emprendida para tratar de minar al adversario y favorecer de alguna manera a su vapuleado partido.

Los ataques virulentos de la señora Grijalva, quien llenó de epítetos a Gándara Magaña, “mañoso” fue lo más blandito que le dijo, nos hizo recordar a Rebeca Villanueva, lideresa social que se desempeña como gatillera del PRI en Hermosillo y que gracias a sus buenos oficios en todas las protestas que sean contra el Nuevo Sonora espera ser premiada con una diputación local, lo cual sería equivalente a sacarse la lotería.

Pues bien, no contentos con haber presentado la denuncia de marras tanto en la PGR como en la Secretaría de la Función Pública, los regidores priistas, apoyados por el pastor estatal Alfonso “El Vaquero” Elías Serrano, han emprendido un “tour” por todo el estado para acusar a Javier Gándara de “corrupto” y “ratero”, con la única intención de dañar su imagen de cara a las elecciones de junio de 2015, de tal suerte que si la demanda no prospera, cuando menos habrán logrado embarrar con algo de lodo al seguro candidato.

La embestida de los priistas no se puede entender de otra manera más que la preocupación de minar a todos tiros la candidatura de Javier y de paso tender una espesa cortina de humo para que la sociedad se distraiga un poquito y se olvide del desastre financiero que trae Peña Nieto, el dólar rozando los 15 pesos, la inflación a punto de estallar, en parte gracias a los senadores que votaron para amentar el IVA del 11 al 16 por ciento en la frontera; la crisis por la desaparición de los normalistas de Iguala, Guerrero y la ventajosa adquisición de la casa blanca en donde queda claro el conflicto de intereses con la constructora a la que Peña Nieto le ha contratado obras por miles de millones de pesos. Frente a estos jugosos contratos, los 87 millones de pesos que costó la “casita” de la millonaria actriz de Televisa son una bicoca.

De si efectivamente Javier Gándara desvió esos recursos federales eso lo determinarán las autoridades correspondientes, lo de los dirigentes partidistas, Alfonso y Natalia, es acusar, juzgar y condenar, que algo quedará.

Y esto es apenas el comienzo, todavía no empiezan formalmente las campañas políticas, eso será hasta abril de 2015, para entonces ya se habrán sacado todos los trapitos al sol.

Este tipo de actitudes, de franca desesperación, contrastan con la seguridad que intentan proyectar por su supuesto liderazgo en las encuestas. Cuando alguien es puntero no se preocupa por los ataques sino privilegia la propuesta.

La lectura que se le podría dar es que efectivamente el panorama electoral no es tan favorable como han dicho y que es imprescindible a toda costa tratar de frenar la inminente candidatura del inventor de los mercaditos Ganfer.

Hasta ahorita la moneda sigue en el aire, no hay nada para nadie, y tan los priistas tienen posibilidades de regresar al gobierno, siempre y cuando se pongan de acuerdo y mantengan la unidad; como el PAN puede refrendar y seguir en el poder, a pesar de todo el desgaste que ha sufrido Guillermo Padrés en todos estos años, con un Javier al frente que si no lo tumban con esta demanda terminarán por fortalecerlo.

A ver qué pasa en el 2015, porque ahorita no tarda en invadirnos el espíritu navideño.

 

Guillén el voluntarioso

Nadie duda de las buenas intenciones que tiene nuestro tremendo alcalde Leonardo Guillén, es muy voluntarioso, chambeador y hasta un tanto caprichudo.

Sabe muy bien lo que quiere que es dejar huella a su paso por el gobierno municipal de San Luis, que se le recuerde como el mejor alcalde de la historia reciente del municipio, el que se atrevió a hacer lo que otros quisieron pero no pudieron, o ni quisieron ni lo intentaron.

Con todo el apoyo del gobernador Guillermo Padrés, quien ha dispensado presupuesto como nunca antes para San Luis, sobre todo en materia de pavimentación, y con el respaldo de los tres diputados sanluisinos, los dos federales, Enrique Reina y Leslie Pantoja, y el local Everardo López, quienes han bajado recursos públicos para infraestructura, en especial espacios y canchas deportivas en cantidades récord, todas estas las podrá presumir como obras que se hicieron posibles durante su administración.

Esa obsesión por trascender, por meterse a arreglar entuertos en los que cualquier mortal ni siquiera se hubiera ocupado para evitarse broncas hacen que Leonardo constantemente se la pase en el centro de la polémica, como el principal responsable de lo que suceda o deje de suceder en el municipio que con tanto vigor y dedicación gobierna.

No estamos diciendo que Guillén esté haciendo un mal gobierno, todo lo contrario, es tan clavado que le gusta estar en todo, supervisarlo con lupa y ponerse manos a la obra tan es así que se le ha visto apagando incendios, pavimentando calles y en un descuido hasta fumigando para combatir el mosquito del dengue.

Alguien le dijo a Leonardo que la “redensificación” urbana era una buena idea, que lo hacen en todas las ciudades modernas con la intención de hacer más práctico en trazo de las vialidades y la introducción de los servicios públicos, sobre todo a un menor costo.

Para tal motivo hizo traer a especialistas en la materia, realizó foros y pláticas, sensibilizó a ciudadanos y ejidatarios y cuando consideró oportuno ordenó que se procediera con la reducción de algunas vialidades de la periferia, aunque no contaba con la autorización de los líderes del ejido La Grullita, propietarios de esa tierra que se rige por la Ley Agraria.

La idea es buena, en especial el tema de evitar las invasiones, meterse a terrenos que tienen otro dueño, lo cual además de ser una ilegalidad lo único que acarrea es más problemas, como  los que está provocando con los líderes de La Grulla (“la grilla”, les dicen algunos), quienes en su asamblea del pasado domingo acordaron por unanimidad no ceder ni un centímetro de sus tierras hasta que el municipio ceje en su intento de achicar calles, de morder esquinas y de poner un vecino enseguida de otro.

El viernes de la semana pasada, en el búnker de José Patiño, donde festejaba su 70 aniversario, los líderes de La Grullita, Gilberto Duarte y Sabino Gobea se quedaron esperando a que llegara el alcalde Leonardo Guillén, también invitado al festejo, para echarse una platicada que ayudara a distender la relación.

Con una cervecita se arreglan mejor estos problemas, comentó el morenazo Sabino quien junto con Gilberto y la demás raza del ejido están en la mejor disposición de negociar con el ayuntamiento y ponerse de acuerdo para sacar adelante el tema.

“El alcalde dijo que a los de La Grulla nos gusta mucho el dinero, y a poco a él no le gusta, a todos nos gusta el dinero”, comentaba entre bromas Duarte Lazalde con el sombrero bien calado.

Además del frente abierto en La Grulla y el que mantiene con los comerciantes del primer cuadro de la ciudad –donde traen una revolución con las máquinas que hacen de la circulación toda una travesía, que si no traes doble tracción al estilo de los Cruzeros y los RPM corres el riesgo de quedarte atascado–, ahora se aventó el tiro de retirar toda la publicidad que estaba instalada sobre el muro metálico que divide México de Estados Unidos.

La versión extraoficial que se maneja es que se trata de una orden de los gringos, tan buenos para imponer su voluntad aun fuera de su territorio, aunque la bronca le está brincando al 26 ayuntamiento con los comerciantes que ah?í se anunciaban de manera gratuita.

Además de la remodelación del primer cuadro, que ahorita está causando molestias y perjuicios a los visitantes y a quienes ahí tienen instalados sus negocios, aunque para el próximo año deberá quedar bien pípiris nais, o sea, como nuevo,  incluida la manita de gato a las fachadas de los comercios, la intención de Leo es que se mire un poco más presentable la ciudad y por eso se entiende el retiro de la publicidad de la línea internacional.

Este sí que es un alcalde con iniciativa y a pesar de lo que se diga es bueno en el fondo, como lo demostró anoche, el espíritu navideño a flor de piel, cuando encendió el gigantesco arbolito, más bien arbolote, en la explanada municipal.  

Alianza con el diablo

Tarde pero David Figueroa se dio cuenta que a pesar de su gran esfuerzo y de sus buenas intenciones esto no le alcanzara para lograr acceder a la candidatura del PAN a la gubernatura de Sonora simple y sencillamente porque el gobernador, sus funcionarios y el Comité Directivo Estatal ya tienen definido a quien será su candidato y su nombre es Javier Gándara Magaña.

Desde que se embarcó en esta aventura, David sabía que su lucha sería en contra de la corriente, que debería enfrentar no a un adversario en igualdad de circunstancias sino a un aspirante arropado y apoyado por toda la maquinaria desde el aparato gubernamental, con la desventaja que esto implica.

Es muy difícil ir en contra de la nómina, desgraciadamente los partidos políticos en nuestro país se han convertido en una agencia de colocaciones, en una manera de acceder a empleos bien remunerados y que cuando la gente prueba de sus mieles ya no quieren dejar de saborearla.

Muchos de estos funcionarios, militantes por convicción y otros por conveniencia, prefieren cuidar su chambita aunque en ello les vaya faltar a la ética y a la congruencia, confunden la lealtad con complicidad y cierran filas en torno al que les dictan sus superiores jerárquicos sin chistar, como si vieran al iluminado.

A pesar de este panorama a todos luces adverso, durante un año David se dedicó a picar piedra, a recorrer el estado de cabo a rabo en busca de encontrar el apoyo necesario para su proyecto de candidatura y sí lo encontró en un gran número de panistas de a pie, militantes que quizás por estar fuera de la jugada vieron en él una forma de expresar su descontento con el gobierno, porque no los incluyó en el reparto de posiciones, o porque no cumplió con sus expectativas.

Nada menos aquí en San Luis Río Colorado, muchos de los que fueron sus amigos, compañeros de mil batallas, cuando eran oposición dentro de su propio partido, en esta ocasión le dieron la espalda, le dijeron que lo querían mucho pero que no podían ir en contra de los designios del jefe mayor que es de donde se tira la línea la cual baja implacable hacia los municipios.

Todo iba más o menos bien, con todo y el viento en contra Figueroa había crecido en los últimos meses, su vitalidad y constante activismo le valió para lograr un posicionamiento considerable, tomando en cuenta que en los últimos años estuvo no solo fuera del estado sino del país, en una especie de exilio como cónsul en los Estados Unidos a donde lo mandó su amigo Felipe Calderón para proteger su integridad física, luego que fue víctima de un par de atentados de los que milagrosamente salió con vida.

Ese posicionamiento que le alcanzó para que varios partidos políticos, sobre todo los de nueva creación, le hayan ofrecido que aceptara ser su candidato a la gubernatura, pero David decidió quedarse en el PAN y seguir dando la batalla desde adentro.

Pero el domingo pasado al Consejo Político Estatal decidió hacer una extraña alianza con el PRD para lanzar candidaturas comunes no solo en la gubernatura del estado, que es la que más les interesa, la que sería la cereza en el pastel, sino además en todos los municipios.

Ahí fue donde la puerca torció el rabo, David Figueroa no estuvo de acuerdo y no solo votó en contra sino que se arrancó a la Ciudad de México hasta donde llevó su inconformidad con el dirigente nacional de su partido, Ricardo Anaya.

Allá andaba cuando el líder nacional del perredismo, el vapuleado Carlos Navarrete, en un desplante no tanto de congruencia sino más de bien de oportunismo, pues se ha visto su proclividad a pactar con el gobierno de la República, rechazó aliarse en Sonora “con el partido que encarceló a los dirigentes yaquis”, como si le interesaran tanto las etnias y los derechos humanos, lo que no aplicó con sus correligionarios en el estado de Guerrero.

José Guadalupe Curiel, el dirigente estatal del perredismo, quien a pesar de que ya su líder nacional dijo que no harían alianza con el PAN para las elecciones de 2015, sigue aferrado, declarando que se debe respetar la alianza que habían acordado a nivel local, quién sabe qué le habrán ofrecido o si sea cierto el rumor de los millones de pesos que habría negociado René Bejarano, mejor conocido como “el señor de las ligas”, cuando estuvo recientemente en la capital del estado. 

Cuando David miró que hasta Curiel se refería a Javier Gándara como “nuestro candidato”, terminó por entender de que ya estaba todo definido de antemano.

El reversazo en el tema de la alianza con el PRD representa un duro golpe al proyecto del panismo gobernante, que pretende a toda costa que el PRI no regrese al poder y desate una cacería de brujos y brujas en donde algunos no quedarían muy bien parados que digamos.

Hasta Javier Villegas Orpinela, ex directivo de El Imparcial y encuestólogo de cabecera del gobierno estatal había publicado un artículo lleno de cuentas alegres en donde daba por sentado que la alianza hacía invencible al candidato del PAN, sumando las votaciones de ambos partidos en las últimas elecciones en relación a los votos obtenidos por los candidatos del PRI.

Ahora tendrán que rascarse con sus propias uñas, aunque si Curiel quiere quedar bien con sus cuates en el gobierno puede operar por debajo de cuerda para acarrearle votos a don Javier

–quien recién cumplió 70 años y que uno de sus regalos fue la demanda que priistas le pusieron en la PGR por el supuesto desvío de recursos cuando fue alcalde de Hermosillo—como ya ha ocurrido con el PRD aquí en San Luis, al menos eso es lo que cuentan las malas lenguas. 

Hablado de temas electorales, mandamos una felicitación al amigo Octavio Mora Caro, nombrado esta semana como Magistrado del Tribunal Estatal Electoral de Sonora, aunque sea de manera interina.

Ahí tienes tus 15 minutos de fama, licenciado.

La Caja China

Cuánto daño le ha hecho Televisa al país. Durante largos años, al puro estilo del régimen nazi, se han encargado de mantener idiotizada a la gran mayoría de la población mexicana, esa que aún se emociona con las telenovelas y cree que en la vida real el dueño de la hacienda se enamora de la sirvienta, que en al final resulta ser hija de un millonario que no sabía su existencia.

Esa empresa que, sin ningún tipo de respeto por el televidente, sino todo lo contrario, que los trata como retrasados mentales, les da programas como el de la “señorita” Laura, la peor telebasura que se puede transmitir, que fue expulsada de Perú y que no encontró cobijo en Miami ni en Ecuador, pero que aquí Emilito Azcárraga la recibió con los brazos abiertos. 

Televisión para los “jodidos”, como lo reconoció “El Tigre” Azcárraga, declarado “soldado del PRI”, además de los melodramas que mantienen aletargados a los casi 50 millones de mexicanos que viven en la pobreza, la principal arma de la televisora, con la que tienen sometido al sistema político mexicano es el Noticiero con el vocero oficial del régimen, Joaquín López Dóriga, periodista sin la menor ética quien hace el trabajo sucio superando al maestro Jacobo Zabludovsky, que en su noticiero 24 Horas acusó de revoltosos a los estudiantes víctimas de la masacre de Tlatelolco en el ’68 como ahora hace Joaquín a propósito de las protestas por los 43 estudiantes normalistas desaparecidos.

No conformes con darnos durante largos años una programación en donde destacan el “atractivo visual” por encima del talento, en donde retratan a niños como retrasados mentales en series como El Chavo del 8, y que más recientemente abusan de la nobleza de la sociedad, a quienes sensibilizan al presentar a menores discapacitados como si fueran fenómenos para que sigan manteniendo a su Teletón, ahora hasta se dieron el lujo de imponer a un presidente de la República. 

Si hay una mafia que no se tienta el corazón y que aplastan al que se les atraviese con tal de mantener sus prebendas y contratos millonarios –si no me creen pregúntenle al Peje, a quien nos vendieron como un “peligro para México” y ya ven los 80 mil muertos que dejó la guerra contra el narco de Calderón, más las viudas, huérfanos y desarraigados, amén de los más de 20 mil desaparecidos—esa se llama Televisa.

La telenovela que estamos viviendo, que a ratos toma tintes de película de terror, es la protagonizada por Enrique Peña Nieto, en su papel de presidente de la República, y la de Angélica Rivera, en su papel de primera dama.

Si hay alguien que todavía no cree que el matrimonio entre la Gaviota y Enrique fue arreglado por Televisa no hace falta entrar en detalles, que de tan obvios resulta ocioso, baste con leer los libros bien documentados y mejor redactados del periodista Jenaro Villamil, especialista en medios y telecomunicaciones de la revista Proceso, titulados Si yo fuera Presidente y El Sexenio de Televisa, en donde relata las sucias maniobras del consorcio para seguir moviendo los hilos del poder a como dé lugar, como bien lo retrata el cineasta Luis Estrada en su filme La Dictadura Perfecta. 

El más reciente capítulo que nos hemos tenido que chutar en esta churronovela es el correspondiente a la “casa blanca” de la Gaviota en Las Lomas, uno de los sectores más exclusivos del Distrito Federal, casa valuada en 7 millones de dólares.

Desde que el equipo de Carmen Aristegui –sin duda una de las periodistas más respetadas  de México– detonó el tema de la fastuosa residencia el gobierno peñanietista se ha hecho bolas en tanto pretenden explicar el origen de la “pequeña cabaña del amor”.

La más reciente aparición de la Gaviota en la televisión fue mediante una actuación digna de la “Frambuesa de Oro” en la que, visiblemente molesta, luego que su marido la aventó por delante, mencionó que la casa aún la debe, que Televisa le dio 80 millones de pesos para rescindir el contrato de exclusividad y que para que la gente no siga zingando mejor la va a poner en venta.

Si pretendían tender una cortina de humo para que opacar los abominables hechos de Ayotzinapa en los que, para variar, Televisa le ha hecho el trabajo sucio al gobierno, defendiendo a unos y atacando a otros, les salió que ni mandada a hacer porque en la semana la Gaviota se ha convertido en trending topic en el Twitter y ha sido blanco de los memes más ocurrentes, en los que con esa lógica Chabelo ya sería dueño del Castillo de Chapultepec y los actores de Hollywood estarían queriendo venir a hacer telenovelas a nuestro país.

Afortunadamente ahora ya existen otros medios de comunicación alternativos, como las redes sociales, en donde la información se ha democratizado al máximo, por lo que la televisión ha dejado de ser absoluta y ya tiene un contrapeso tan necesario como saludable para no tragarnos como verdad absoluta todas sus mentiras y aceptar como salvadores de los mexicanos a sus candidatos prefabricado$, en esta nueva edición Eruviel Avila, Manuel Velasco y Rafael Moreno Valle.

———-

No sé para ustedes, pero al menos para mí el tema de la semana, el que me trajo pre y ocupado fue el de la misteriosa aparición de unos anuncios espectaculares en algunos puntos del estado, los más visibles obviamente en pleno centro de la ciudad de Hermosillo, uno de ellos teniendo como fondo el majestuoso Cerro de la Campana.

El pasado lunes por la mañana, luego de un breve preámbulo por mera cortesía, el licenciado Miguel Angel Murillo Aispuro, el “ronco de la Ladrillera”, como le llaman los columnistas de la capital del estado,  me preguntó si estaba enterado de los anuncios me dijo, estaban apareciendo como por arte de magia en toda el territorio sonorenses.

Por supuesto que no, le dije, y enseguida me mandó unas imágenes vía Whatsapp. “Orale. Qué pesados”, le comenté y ya no obtuve respuesta. Obviamente, el brazo derecho de Ernesto Gándara estaba molesto y tenía razón en no creerme nomás porque soy simpático y tengo carisma.

Los espectaculares en cuestión tenían la portada del Semanario Contraseña impresa a tamaño llorarás correspondiente a la edición 458 donde nos ocupamos del tema del sanluisino Rafael Celaya Valenzuela, detenido en España con un primo del Chapo Guzmán y quien recientemente fue encontrado culpable por un juez federal en Estados Unidos, acusado de conspirar para traficar grandes cantidades de droga al país vecino.

Además de que los autores de esta que a todas luces es propaganda negra nunca pidieron autorización ni consentimiento de esta casa editorial, la portada que presentan fue alterada respecto a la original, poniendo una foto en donde aparecen solo el Borrego Gándara y Rafael Celaya, a quien le pusieron sobre el pecho la palaba CULPABLE, que tampoco venía en la edición que circuló del 17 al 24 de octubre.

Como se lo hicimos saber a los Borreguistas y a los colegas de la organización Artículo 19, desconocemos quién o quiénes hayan sido los autores de este ataque político, claramente encaminado a dañar la imagen de Ernesto Gándara, como siempre lo hemos dicho, el más claro prospecto, el mejor posicionado para ser el candidato del PRI a la gubernatura de Sonora.

Quizás por eso se entienden los ataques en su contra, como también los ha recibido su pariente el panista Javier Gándara, cuyos seguidores están enfrascados en una guerra sucia en donde al parecer ganará el que tire con más caca.

Que si fue el PAN, posiblemente,  tampoco son unos santos aunque nos quieran vender la imagen de conservadores y persignados; que si los autores fueron gente del gobierno del estado, también cabe la posibilidad, ahí hay gente de línea dura como el número 2 Roberto Romero, aunque tampoco podemos descartar la posibilidad de que se trate una de las versiones más depuradas del fuego amigo, un ataque surgido de las entrañas del propio PRI en donde son varios los aspirantes a la candidatura, entre ellos la senadora Claudia Pavlovich y el diputado federal Antonio Astiazarán.

De esto se deberá encargar, si es que les interesa, ya sea la Procuraduría Estatal o el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Sonora, quienes fueron emplazados tanto por los asesores legales del Borrego Gándara como de los abogados de Artículo 19, para que tomen cartas en el asunto y deslinden responsabilidades.

Mientras tanto, como lo dijimos desde un principio, agradecemos la publicidad gratis que están haciendo de nuestro periódico, pero esperamos que no nos resulte contraproducente…

Hablando de grilla, esta semana nos enteramos de la reunión que sostuvieron funcionarios estatales y municipales, encabezados por el tremendo alcalde Leonardo Guillén, en donde tuvieron como invitado especial al junior Javier Gándara Fernández, quien vino con el propósito de extender las redes GanFer en este rincón del estado.

Y aunque el tema central era el de retener la gubernatura del estado con un candidato que cuente con todo el respaldo del gobernador y la estructura del Nuevo Sonora, Leonardo aprovechó la recta para abrirse de capa y espada a favor de su cuate Enrique Reina para que lo releve en el cargo.

Nos comentan que ya Everardo, disciplinado como es, aceptó de buena gana dejarle el camino libre y lanzarse en busca de la diputación federal, el problema va a ser en la definición de la diputación local, en donde son un chin…número de tiradores y donde se rumora que por cuestiones de la multicitada equidad de género la candidatura recaerá en una mujer, que bien podría ser Leslie Pantoja, Lina Acosta, Karina Castillo o Jessy Gastélum.

Lo que no sé es cómo le van a hacer para contentar, en caso de que así sea, a los machos Paolo Navarro y Angel Acacio, de los que finalistas que aún quedan.  

 —

Mascotas peligrosas

Una tragedia tras otra.

Todavφa no bien terminamos de reponernos del impacto por la triste y lamentable muerte de un ni±o de casi de dos a±os, quien muri≤ vφctima de un ataque de una jaurφa de canes criollos, pulgosos y semicallejeros cuando nos enteramos de otro ataque a otro ni±o, por parte de su propia ômascotaö.

Y de nueva cuenta, la fuente es la propia autoridad municipal, en la persona del alcalde Leonardo GuillΘn Medina, como siempre muy activo en el Facebook, aunque no siempre sea para darnos buenas noticias.

Y es que, a pesar de los esfuerzos que hace el Centro de Control Animal y a toda la estadφstica de vacunas y esterilizaciones el trabajo es insuficiente, el problema es mucho mßs grave y la sobrepoblaci≤n canina y la falta de cultura por parte de los propietarios de Θstos lo han convertido en un serio problema tanto de salud como de seguridad p·blica.

A reserva de que se me eche encima la Fabiola Saldφvar y ese tipo de defensores de animales, la verdad es que hace falta una campa±a mucho mßs agresiva de captura y sacrificio de perros, sobre todo los que andan en la calle nada mßs contaminando y causando lßstima.

Sabemos que los perros no tienen nada que andar haciendo en la calle, los propietarios tienen la obligaci≤n de mantenerlos dentro de su propiedad y vigilar que no se salgan.

Lo ·nico que hacen estos perros en la sueltos, ademßs de cagarse en los patios y banquetas ajenas y de mearse en las llantas de los carros, de hacer un tirado de botes y bolsas de la basura, es poner en riesgo a los transe·ntes, de todas las edades.

Como siempre, las comparaciones son odiosas pero ┐cußndo han visto al otro lado que anden perros callejeros?

O les ponen tremendo mult≤n a sus due±os o de plano les dan pena de muerte (a los perros), al cabo que para eso los gringos no se tientan el coraz≤n ni con los seres humanos.

Eso tampoco se ve en ciudades un poco mßs desarrolladas como el DF, en donde los due±os que sacan a pasear a su mascota, para que libere entre otras cosas el estrΘs de vivir en la gran ciudad, al menos cuidan de recoger con una bolsita las heces fecales que dejan a su paso para ya no contaminar la de por sφ contaminada urbe capitalina.

Aquφ en San Luis, al fin pueblo en vφas de desarrollo, no existe esa cultura en el cuidado de las mascotas, en la mayorφa de los casos.

A la gente se le permite que tengan mßs perros de los que pueden hacerse cargo, no se les exige que los mantengan dentro de su propiedad, aunque no sea precisamente amarrados, pero sφ que no se les salgan del cerco. 

Como siempre sucede, despuΘs de mordido el ni±o ahora pretenden tapar el hoyo.

El sacrificio de la jaurφa salvaje ni el ajusticiamiento del propietario le volverßn la vida al peque±o Santiago, quien ni siquiera alcanz≤ a cumplir los 2 a±os cuando fue alcanzado por las fauces de unos perros solovinos que lo convirtieron en una vφctimas mßs.

Tampoco se vale echarle la culpa a los padres del peque±o, tampoco lo pueden amarrar como perrito, aquφ la ·nica responsabilidad es del due±o del animalero, que no tenφa ning·n control sobre de ellos, y en menor medida de las autoridades del sector que se andan con timideces por temor a que les digan los mataperros Regi≤n 4. 

 Ayer que nos enteramos de que un nuevo ni±o fue atacado por un perro, Θste sφ de su propiedad, de la estigmatizada raza Pitbull, no nos queda mßs que lamentar los hechos, desearle de todo coraz≤n pronta recuperaci≤n al ni±o y exigir que se haga algo para no seguir arrepintiΘndonos de acontecimientos como Θstos.

Ah, pero eso sφ, quieren seguir teniendo en sus casas a este tipo de perros, raza que ya ha dado innumerables muestras de que son un verdadero peligro, hasta para quienes los crφan desde cachorros.

Si existe un reglamento, no hay como aplicarlo pero a rajatabla, propietario que deje que sus ômascotasö anden en la calle ponerles una buena sanci≤n, recoger a los animales y si no se comprometen a hacerse cargo que los den en adopci≤n a gente mßs responsable o de plano que los manden al cielo de los animales.

 

El Club de Tobi

El pasado domingo se llevó a cabo la quinta edición de las XV de Acción Solidaria, que en realidad debería llamarse las quinceañeras de Joel Torres, ya que además de las muchachitas que llegan a la edad de las ilusiones, el principal protagonista de estos festejos es el tremendo contador público, virtual candidato a la presidencia municipal por el PRI.

Con esta sería la tercera ocasión que el actual subdelegado del IMSS aspira a la candidatura para la alcaldía de San Luis Río Colorado y se espera que ahora sí sea la vencida.

En las dos ocasiones anteriores se le atravesó primero Eduardo Bours, quien le sacó la candidatura prácticamente de la bolsa para dársela a Manuel Baldenebro, al improvisar que ésta se definiera a través de una encuesta. 

En esa ocasión, cuando se entregaron los supuestos resultados en la casa de Jesús Bustamante, Joel salió mentando madres y aunque le ofrecieron ser el candidato a diputado local se hizo el muy digno y rechazó esa posibilidad. 

Marco Antonio Ramírez Wakamatzu no le hizo el fuchi  a esa oportunidad y se convirtió en diputado local, al perder por escaso margen frente a la panista Leslie Pantoja, apenas 185 votos de diferencia, lo que lo hizo acreedor a un escaño de representación proporcional al ser el “mejor perdedor” en el estado.

Luego para la elección de 2012 de nuevo pretendió Joel la candidatura pero otra vez la jugaron rudo el Balde y Cía. Primero el Waka desconoció los resultados de una encuesta que se había mandado hacer ex profeso y en una asamblea amañada le tumbaron burdamente la nominación.

En esta ocasión también se da por descontado que Joel Torres será, ahora sí el candidato, de hecho hay consenso para que así sea con la dirigencia estatal y municipal, en donde trabajan en la construcción de candidaturas de unidad; por lo pronto se perfila el chambelán de barriada para la alcaldía y Héctor Virgilio Leyva para la diputación local del Distrito 01.

A diferencia de Titilo, quien astutamente ha preferido mantenerse un tanto cuanto imparcial, Joel se la está jugando con el Borrego Gándara y no anda tan equivocado porque es de todos los precandidatos a la gubernatura el que tiene mejor rating, el problema va a ser si en una de esas el diablo (Beltrones) mete la cola y empuja la candidatura de la “güera” Claudia Pavlovich.

En caso de que algo así sucediera los primeros en festejar serían los panistas incrustados en el Gobierno del Nuevo Sonora, quienes consideran que a la senadora se le puede ganar fácil y con el Borrego se las verían negras, y el que también agarraría power sería su enlace en San Luis, Juan Antonio Gaeta Covarrubias, a quien también le late el corazoncito por la alcaldía pero se mantiene con un bajo perfil.

A diferencia del PAN, hasta ahorita en el PRI local son puros batos los que andan moviéndose por las candidaturas, como si no supieran que existe la llamada equidad de género y que por ley deben postular al 50 por ciento de mujeres, o de plano son unos misóginos.

Este es un aspecto que no han considerado, al menos es lo que se percibe públicamente, porque hasta por la diputación local del Distrito 02 con cabecera en Puerto Peñasco ya está bien apuntado el cetemista Everardo Fimbres Ocaña…¿y el viejerío, en la cocina, haciendo tortillas, o cuidando a los chamacos?

Ahora resulta que hasta el doctor Marco Antonio Luna Espíndola anda pintando bardas por toda la ciudad para ver si le tiran con algo, ya de perdis una regiduría, mientras que las muchachonas se mantienen fieles y disciplinadas.

Aunque no por mucho tiempo, nomás es cuestión de que le muevan poquito y van a empezar a reclamar el espacio que por ley les corresponde féminas aguerridas como la profesora Delia Murrieta, con el único defecto que tiene de ser “baldista”, su antecesora en el cargo partidista Alejandra González Navarro, Judith Bustamante Viramontes, quien ya fue diputada suplente, o Marisela Vizcarra, Elia Mendoza de Pullen y hasta Martha Hernández y por qué no, la güerota residente de Riíto, Hilda Herrera Miranda, que ya tiene su buen colchón de simpatizantes, lo único que le dejó su paso accidentado por el Partido Acción Nacional.

El color del dinero

Durante el Quinto y último Informe de Gobierno de Guillermo Padrés Elías, alabado por muchos, tan criticado por otros, un personaje fue el que llamó la atención y se podría decir que prácticamente se llevó la tarde.

Si ya lo tenían preparado como parte del programa les salió muy bien a los organizadores y si fue hasta cierto punto espontáneo, pues mucho que mejor.

Protagonista principal del Informe, emotivo porque se trató del cierre de un ciclo, en el que se retomó todo lo hecho a lo largo de la administración del llamado Nuevo Sonora, Guillermo Padrés se remontó a julio de 2009 cuando hizo historia al derrocar al régimen priista de 70 años. Emotivo porque además de presentar a toda su familia, reconoció el apoyo de los diputados panistas que le han votado todo a favor, aun aquellas medidas impopulares como el Común; así como a sus funcionarios de primero y segundo nivel junto con directores generales, quienes al final del informe subieron al estrado para darle una cálida arropada.

Informe con visos de arranque de campaña, en donde Padrés preguntó a los asistentes si querían regresar al pasado o querían que siguiera el cambio, eslogan con el que promueven la continuidad del mismo partido en el gobierno estatal. 

En medio del peor golpeteo en los cinco años que lleva en el poder, con protestas masivas y una inconformidad creciente promovida por sus opositores, Guillermo Padrés demostró que también lo quieren y bien, la satisfacción en su rostro demostraba la válvula de escape a tanta presión a la que ha estado expuesto.

Apuntalado por sus colegas gobernadores, no solo del PAN sino también del PRI y hasta del PRD, así como los jerarcas de Acción Nacional, Ricardo Anaya, Gustavo Madero, Santiago Creel, el gobernador aprovechó para mandar algunos guiños de agradecimiento e institucionalidad al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a través de su representante personal en el informe, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, quien aplaudía de manera entusiasta, en una muestra al menos de civilidad política.

Ya casi finalizaba su informe y cuando todos pensaban que pasaría desapercibido, aprovechando una referencia a la capital del estado Padrés enfatizó al mencionar al ex alcalde de Hermosillo, Javier Gándara, lo que provocó primero un estruendoso y prolongado aplauso, luego todos los asistentes al CUM comenzaron a ponerse de pie y terminaron por ovacionarlo.

La manera en que la gente se le entregó a don Javier, espontáneos o aleccionados, hizo que al final del evento se hicieran dos filas para el tradicional besamanos, una para el que se va y otra para el que muchos quisieran que sea el próximo.

Este desplante no a todos les hizo gracia, como a David Figueroa, presente entre los invitados especiales al informe, aspirante al igual que Javier Gándara a la gubernatura, quien lamentó amargamente que hubieran preparado el escenario para el lucimiento del que llamo “candidato oficial”.

Don Javier Gándara, el segundo más felicitado después de propio Guillermo Padrés había estado en San Luis Río Colorado apenas un día antes y además de traer su Mercadito Ganfer aprovechó el viaje para placearse en el evento de los Vineros y en una comida que le organizaron en su honor en el restaurante Panda de comida china.

El que hayan convocado a personajes nuevos no fue lo que hizo ruido en algunos círculos panistas y empresariales sino en el organizador fue el arquitecto César Garcíavalle, identificado más por el lado del PRI.

Los panistas, tan celosos como posesivos, ven con cierta desconfianza que el arquitecto, ligado familiarmente a los Leyva Castro pudiera convertirse en el coordinador financiero de la campaña de Javier Gándara en caso de que sea el candidato del PAN a la gubernatura.

Más que su relación familiar con los Leyva la presencia de Garcíavalle como organizador de la comida en apoyo a don Javier se entiende por su cercanía con los Díaz Armenta, con quienes ha venido trabajando en una serie de proyectos de construcción en obras del Gobierno del Estado.

A nadie debe extrañar que a la precampaña de Gándara Magaña se acerquen algunos priistas o ex priistas, él mismo lo fue antes de ser alcalde de Hermosillo, cuando pretendió y le impidieron ser candidato a gobernador del estado. De hecho –y eso no tiene nada de malo, sino todo lo contrario, hay que sumar al que se deje– comentan los enterados que en esas visitas se ha dado el tiempo para tomarse un café con Jesús Bustamante, junto con Enrique Carrasco de los hombres fuertes en San Luis del otro Gándara de apodo “Borrego”, al igual que su primero Javier aspirante a gobernador de Sonora.

Las aguas turbias de Rafael Celaya

Cuando se creía que el paso del tiempo sepultaría el caso de la detención del joven político Rafael Celaya Valenzuela, esta semana que se declaró culpable por los cargos de narcotráfico que se le imputan en un juzgado federal de Nueva Hampshire el tema recobró relevancia por la víspera de las elecciones de junio de 2015 y por su cercanía con encumbrados políticos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Tuvieron que pasar poco más de dos años desde su detención en Madrid, España hasta su extradición e inicio del proceso judicial en los Estados Unidos para que trascendieran los detalles de su situación jurídica, en donde podría enfrentar prisión de por vida si es que no se decide a cooperar con las autoridades norteamericanas.

El caso de Rafael Celaya es por demás paradigmático y podría convertirse en una de las versiones más acabadas de la narcopolítica mexicana, palabra compuesta que se ha vuelto una sola y que se encuentra más vigente que nunca con casos como el de Iguala, Guerrero, en donde el alcalde José Luis Abarca y su esposa, principales sospechosos de la desaparición de 43 normalistas, tenían unos lazos indisolubles con peligrosos narcos del Cártel de los Hermanos Beltrán Leyva.

Rafael Humberto Celaya Valenzuela es nativo de San Luis Río Colorado pero tanto sus estudios profesionales de licenciado en Derecho como sus inicios en el apasionante como lucrativo mundo de la política los realizó en Hermosillo, la capital del estado.

Fue a finales de 2011 que Rafael Celaya apareció de la nada en el entorno político sanluisino, venía con la firme intención de pelear por la candidatura a diputado federal y siempre “charoleó” que tenía una muy buena relación y que formaba parte del equipo de Ernesto “El Borrego’ Gándara, a la postre candidato y luego senador de la República. 

En esta frontera, sus principales promotores eran primero el médico Ramón Cid Lucero, ex candidato a la alcaldía, quien siempre lo vendió como un buen muchacho, “muy preparado”, y luego lo adoptaron como parte de su equipo el entonces dirigente municipal del PRI en San Luis, Juan Antonio López Alvarez y su secretaria general, Alejandra González Navarro, en gran medida por la rivalidad natural que el grupo en el partido tenía con el alcalde Manuel de Jesús Baldenebro.

Como precandidato “rebelde”, que venía a pelear una oportunidad, a que lo dejaran participar, Celaya Valenzuela encontró espacio fértil en las páginas de Semanario Contraseña, donde le realizamos una serie de entrevistas exclusivas, además de compartir un par de comidas chinas  y varias “caguamas”.

De trato afable, quizás un poquito echón, Celaya se mostraba muy seguro de sí mismo, presumía de tener buenos padrinos y afirmaba que, a pesar de todos los pronósticos el candidato a la diputación federal sería él.

El sobrino de Víctor Hugo Celaya, ex dirigente estatal del PRI y actual coordinador de delegaciones federales en Sonora a lo más que llegó fue a que lo dejaran participar en una asamblea interna en donde los “baldistas” le pasaron por encima, haciendo gala de las peores artimañas inventadas por el priismo.

A simple vista, además de andar bien vestido y de siempre andar con un acompañante en una camioneta Suburban blanca, de modelo reciente, a Rafael no se le notaba que anduviera en malos pasos.

Pero como caras vemos, corazones no sabemos, cuando nos enteramos que había sido detenido en Madrid junto con otros tres individuos, uno de ellos primo del Chapo Guzmán, y que pretendían invadir Europa con cargamentos de droga, “¡Plop!”, estuvimos a punto de caernos para atrás como Condorito.

La investigación nombrada “Dark Waters” por el gobierno estadounidense se anotó un gol con la detención de estos declarados integrantes del Cártel de Sinaloa. La investigación sigue su curso. A ver hasta dónde topa.

——-

Otra vez la inseguridad

El Talón de Aquiles del gobierno de Leonardo Guillén Medina se encuentra en la Dirección de Seguridad Pública, ahí es donde le duele.

Este problema no es exclusivo de este gobierno sino es de todos, es el aspecto más complicado de solucionar y el de mayor sensibilidad entre la comunidad, el cual viene aparejado con el problema del desempleo, drogadicción y la pérdida de valores.

Para trabajar en la solución de un problema el primer paso es reconocerlo. Si se niega su existencia se vuelve muy difícil atacarlo, es como si peleara contra fantasmas.

Y este problema en San Luis no es nuevo, no es de las últimas 48 horas como refieren en el boletín despachado de manera oportuna ayer por la tarde, como una manera de salir al paso de lo que ya se había detonado en redes sociales y se veía venir con la petición de integrantes de la Comisión de Seguridad Pública para que comparezcan los jefes policiacos de apellidos Vázquez.

En respuesta a la petición de los regidores por este que es un clamor social ante la oleada de robos, asaltos y homicidios que ya tienen varios meses presentándose en la ciudad, el gobierno respondió con la convocatoria a una sesión de cabildo para este viernes a las 10:00 de la mañana en donde no se contempla el punto de la inseguridad y mucho menos se tiene considerada la comparecencia de los altos mandos de la Policía Municipal, en un acto de proteccionismo que en nada le abona a la situación.

De acuerdo al orden del día, el único punto que se tiene considerado, además de los “asuntos generales” es el “relacionado con el incidente del C. Carlos Beltrán Botello. Estará presente el C. Fernando Burke, oficial implicado en dicho incidente”, el cual es un caso de prepotencia y si acaso abuso de autoridad en contra del director del Cetys en San Luis, de la gente fiel del Borrego Gándara.

Ni el gobierno ni los jefes policiacos se ganan nada enterrando la cabeza como avestruz ante una realidad que es tan evidente como preocupante, ese siempre ha sido el estilo de Francisco Vázquez, desde que fue director de la Policía en la administración de Enrique Reina y lo ha conservado ahora que con Leonardo Guillén se trajo de Mexicali a su cuate Rafael Vázquez para que hiciera el trabajo sucio.

Quizás por eso, cuando se anunció ayer la campaña de despistolización, la cual inicia a las 9:00 horas de este viernes en la explanada municipal, no estuvieron presentes ninguno de los dos jefes policiacos municipales, para evitar los incómodos cuestionamientos. Hoy no les quedará otro remedio más que dar la cara, aunque no sea en una sesión oficial del Cabildo a la que no fueron convocados.

El discurso de los hechos aislados se viene abajo de manera estrepitosa con la oleada que parece tsunami de hechos delictivos y no tanto por los 15 ó 18 homicidios calificados cometidos con toda alevosía y ventaja sino con los robos que se han vuelto cotidianos y los asaltos a mano armada, que son los que más inquietud y preocupación causan entre la sociedad.

Fresca aún en la memoria la pasada campaña emprendida por una facción de regidores, tanto panistas como de la oposición, alentada por un extinto medio de comunicación para la destitución de los jefes policiacos, el temor es que se revivan temas que ya se creían sepultados.

El alcalde Leonardo Guillén es un tipo inteligente y de ninguna manera debe dejar que le gane la soberbia. Es de sabios reconocer errores y tomar cartas en el asunto y atender los reclamos no solo de un número importante de elementos de la corporación, quienes se sienten ninguneados por sus jefes en turno, sino de la población en general, que lo único que desea es vivir en paz y armonía.

Y aunque quizás la solución no sea cambiar a los mandos policiacos –desgraciadamente parece que eso nunca va a suceder, sería como reconocer que se estaba equivocado, que otros tenían la razón—, sí es urgente e impostergable revisar la estrategia porque de que algo anda mal, anda mal.

Ayer me lo decía uno de los experimentados mandos policiacos, que ni está resentido porque lo tienen en muy buen puesto, con patrulla del año, por lo que no se podría decir que respira por la herida, pero que como sanluisino y de paso guardián del orden le preocupa el tema de la seguridad pública: el gran problema de la inseguridad que se vive es por la poca vigilancia en las calles y no por falta de elementos o de patrullas sino porque muchos de los agentes se encuentran castigados en puntos fijos, “clavos”, como les llaman ellos, los delincuentes ya se dieron cuenta, les tomaron la medida y saben que no tendrán capacidad de respuesta inmediata.

Esto ya se ha dicho y publicado en anteriores ocasiones, pero no hay peor sordo que el que no quiere oír.

=========

A pesar de que su ruta es cuesta arriba, David Figueroa, el llamado “Zaino de Agua Prieta” no afloja el paso, por el contrario, mantiene el trote para no rezagarse mucho de don Javier Gándara Magaña, su único competidor en la carrera por la candidatura a la gubernatura de Sonora bajo los colores del Partido Acción Nacional.

Hasta la fecha no ha habido poder humano que lo desaliente en esta que se considera tarea de titanes, el David contra Goliat de la Biblia panista, esa que se escribe con errores de ortografía a propósito desde la precampaña del 2009.

Algunos dirán que es terco, otros lo consideran utópico o idealista, no faltará hasta quien lo califique de “loco”, pero tirios y troyanos deberán reconocer que la lucha que está dando es útil y necesaria para conservar la esencia que le dio origen y razón de ser al panismo como lo son las contiendas internas donde de alguna forma se practica la democracia.

Con todo y aparecer por debajo en los momios de los apostadores, y esto cuando no es ignorado deliberadamente por quienes encargan las encuestas a las empresas que se dedican a hacer mediciones, unas más patito que otras, él sigue haciendo su luchita a nivel de tierra, primero con los panistas de a pie, que fueron dejados fuera de la jugada, y luego con la sociedad en general a través de sus jornadas comunitarias denominadas Invasión Azul, la cual llega a San Luis este sábado a partir de las 8:00 de la mañana en el parque La Tortuga.

Cuando este tortuoso proceso haya terminado, independientemente del desenlace que tenga, David resultará ganador, ya sea que haga la chica y se alce con la candidatura, lo que sería sacarse la rifa del tigre por el difícil panorama que se vislumbra en la elección constitucional, o que pierda dignamente y caiga con la cara al sol, porque al menos habrá dado la batalla, desigual por cierto, y le habrá aportado a su partido una buena dosis de dignidad y congruencia tan necesarias en estos tiempos.

Como buen político que es, francote como sonorense, desenvuelto, ayer que llegó a San Luis se dedicó a visitar a una serie de panistas en sus domicilios y se metió hasta el Palacio Municipal para saludar de mano a funcionarios y todo el que se cruzó en su camino, aun a sabiendas que el alcalde Guillén y de ahí para abajo están apoyando abiertamente las aspiraciones de Javier Gándara.

En una chancita se dio tiempo para visitar las modestas oficinas de Semanario Contraseña y platicar de paso con el eslabón perdido entre otras cosas, para hacer la cordial invitación a una carne asada que anoche mismo ofrecería a los chicos de la prensa en casa de Alvarito Tapia.

En la plática informal, con la presencia de su incondicional vocera Reyna Millán y el tremebundo Margarito Ochoa, David se refirió a su campaña lanzada en medios y redes sociales como Twitter titulada “Sonora sin campañas negras”.

Dice David que esta idea surgió hace una semana cuando se encontraba en un café de Hermosillo y unos jóvenes bien vestidos que llegaron en un carro de modelo reciente se acercaron para ofrecerle un panfleto de una agrupación anónima denominada “Sonora SOS” que emprendió una campaña de ataques en contra de Javier Gándara, en donde le achacan supuestos actos de corrupción durante su paso por la alcaldía de Hermosillo.

Esa ocasión, además de llamarles la atención por andar distribuyendo esa tipo de propaganda intentaron tomarles una fotografía antes de que los muchachos salieran huyendo despavoridos, con lo que admitían tácitamente que lo que andaban haciendo no estaba bien.

No obstante que estos ataques están enfocados hacia su contrincante en la contienda interna del PAN, por lo que indirectamente podrían beneficiarle, David lamentó que jóvenes se inicien en el mundo de la política ensuciándola aún más.

Humberto Melgoza Vega

Cortinas de humo

La encuesta hecha pública esta semana por El Imparcial, si no hubiera salido en el actual contexto de golpeteo contra el gobernador Guillermo Padrés y contra el panismo en general, nadie hubiera pensando que se trataba de una simple cortina de humo para distraer la atención y tener una manera de justificar los leñazos que le han atizado al Nuevo Sonora.

La encuesta por sí misma, elaborada por una empresa  llamada Votia Consultoría, con sede en la Ciudad arroja unos números que no se habían registrado hasta el momento por lo que se prestan para la suspicacia.

Hasta antes de dicha publicación, nunca había sabido de la existencia de dicha casa encuestadora, que huelga decirlo, no tiene el renombre ni el conocimiento de otras empresas que se dedican a la realización de mediciones y que en los resultados se juegan el prestigio.

También llama la atención que la encuesta no haya sido elaborada por el mismo periódico, que tiene  su propio departamento de encuestas, con mucha experiencia y con un método científico que las hacen certeras y sobre todo creíbles.

Hasta antes de la difusión de esta encuesta, en prácticamente todas las mediciones serias había aparecido en la cima de los sondeos el aspirante a la gubernatura del PRI, senador Ernesto Gándara Camou, en el segundo lugar, a unos diez puntos de distancia, el panista Javier Gándara Magaña y en el tercer sitio, aunque muy cerca, la también senadora Claudia Pavlovich Arellano.

El asunto es que esta medición, que llamó la atención de propios y extraños, por primera vez aparece don Javier Gándara a la cabeza con el 31 por ciento de las preferencias, seguido por Claudia Pavlovich con el 25 por ciento y el Borrego Gándara, desplazado hasta el tercer lugar con el 24 por ciento.

Además de que aparezca el aspirante panista al frente de la medición el otro dato es digno de comentario es el crecimiento registrado por el diputado federal Antonio Astiazarán, quien ya “pinta” con un 11 por ciento de las preferencias ciudadanas.

 De ser real este levantamiento estaríamos ante un fenómeno inusual en el que, de un mes para otro se revierten las tendencias y aparecen al frente quienes se habían mantenido a la zaga, en un ambiente de ataques y de mucho desgaste en la opinión pública que en todo caso estaría resultando contraproducente.

Haciendo un promedio de todas las encuestas que se han difundido, incluidas las marca “patito”, sacamos en resumen que el Borrego debe mantenerse a la cabeza, seguido por su pariente Javier Gándara, con una distancia de no más de 5 puntos y enseguidita la “güera” Claudia Pavlovich, pisándole los talones.

Suponiendo sin conceder que esta encuesta se haya levantado y vaciado con el rigor científico que se merece, el equipo del Borrego debería poner sus barbas a remojar porque significaría que todas las actividades que han realizado desde la capital del país y a lo largo y ancho del estado no están teniendo el efecto deseado.

Lo que no deja de hacer ruido a quienes nos dedicamos al arte de la interpretación es el uso excesivo que se la ha estado dando a esta encuesta por parte del Nuevo Sonora para justificar la campaña emprendida en contra del gobernador Guillermo Padrés y de Javier Gándara Magaña por el tema de la presa del primero y del terreno vendido a precio de ganga por el segundo.

“Ahí está la encuesta, ya salió el peine de por qué los ataques”, han repetido el gober y su gente, tratando de dar a entender que los están atacando porque su gallo Javier Gándara cabalga en caballo de hacienda hacia la gubernatura…

Mientas que encuestas van y encuestas vienen, provocando cierta confusión en la opinión pública, el Borrego se apresta para rendir su segundo y muy probablemente último informe de actividades el próximo lunes 29 a las 6:00 de la tarde en el Expo Forum de Hermosillo.

Ayer jueves recibimos invitación personalizada para asistir el evento. Ahí estará presente Semanario CONTRASEÑA.

El tamaño del miedo

La campaña denostativa emprendida en contra del gobernador Guillermo Padrés Elías es inversamente proporcional al miedo que tienen en el PRI de no poder recuperar el estado de Sonora, tan emblemático para el partido que pervirtió la Revolución, en las elecciones de junio de 2015.
Los ataques en contra de Padrés arreciaron desde que en el programa Punto de Partida transmitieron un reportaje en donde evidencian la existencia de una presa en propiedad del mandatario sonorense, sin tomar en cuenta construcciones similares que poseen algunos prominentes militantes del partido tricolor.
Los yerros del gobernador, como haber declarado personas non gratas a los delegados federales de la Profepa, Conagua y Semarnat, por haberle atizado con sus declaraciones al afirmar que la ahora famosa presa (o represo) se había construido sin contar con los permisos correspondientes, han sido magnificados en la prensa nacional y regional, de una manera tanto insistente como tendenciosa.
Es evidente que detrás de estas publicaciones, muchas de ellas realizadas por periodistas, comunicadores y redactores abiertamente identificados con el PRI, que trabajan en la precampaña de alguno de los precandidatos de ese partido, o que simplemente están enojados con el gobierno del Nuevo Sonora porque nunca los incluyeron en los acuerdos publicitarios, subyace la soterrada y encarnizada lucha por el gobierno estatal que estará en juego el próximo año.
Cuando este tipo de campañas son tan subjetivas y sistemáticas, además de que pierden toda credibilidad, si es que alguna vez la tuvieron, dejan de surtir el efecto deseado, porque caen en el choteo y solo se las aplauden los que tienen el mismo interés de que a Memo Padrés y al PAN le vaya mal, para ver qué cachan en las siguientes pizcas electorales.
Además de algunos periodistas-militantes, en este linchamiento mediático están participando de manera entusiasta un cúmulo de troles y anónimos, que actúan como verdaderos terroristas de las redes sociales, quienes están pidiendo la renuncia del gobernador, ahora apoyados por un sector de la comunidad indígena yaqui que están siendo manipulados y utilizados por el PRI, en particular por el desarticulado alcalde de Ciudad Obregón, Rogelio Díaz Brown.
Díaz Brown, quien podría darse un buen tiro con el Vaquero Elías Serrano en un concurso de oratoria, reconoció en su informe de gobierno, el cual se puede ver en el canal de videos Youtube, que efectivamente está encabezando, por no decir financiando, la protesta de los yaquis dizque porque se van a quedar sin agua con la construcción del Acueducto Independencia, cosa que hasta el momento no ha sucedido.
Además, a esta crucifixión –y eso que no estamos en Semana Santa– se han sumado de manera “espontánea” los principales gatilleros de Televisa, soldados del régimen del que reciben generosos apoyos, para tirarle con lodo a Memo Padrés en sus espacios, tanto televisivos, radiofónicos y hasta en prensa escrita, como Joaquín López Dóriga, uno de los periodistas más vendidos y corruptos que hay en México, que se da una vida de millonario gracias a sus buenos oficios como comunicador al servicio del sistema, como Carlos Loret de Mola, el niño bonito de la TV, que no hace malos quesos.
Es evidente que esta campaña está siendo alentada, el financiamiento ya viene incluido, desde las altas esferas del gobierno de la república, y que en Sonora hay grandes intereses en juego de gente que se muere por volver a vivir del presupuesto, como estuvieron acostumbrados durante varios sexenios.
Ante la avalancha que se le vino encima, el gobernador acudió a sus colegas en la Ciudad de México y por lo pronto encontró el respaldo del grupo del PAN en el Senado de la República que anunció la ruptura con el gobierno federal hasta que no paren la embestida política en su contra.
Consciente de la situación, hace un par de días que Gustavo Madero celebraba con desgano, como es su personalidad, el 75 Aniversario de la fundación del PAN, se lamentaba que en 12 años que estuvieron en la Presidencia de la República no hicieron nada para desmantelar el régimen priista, por el contrario, Vicente Fox terminó como un payaso, apoyando las aspiraciones de Peña Nieto, y Felipe Calderón hizo lo mismo al no respaldar a Josefina Vázquez Mota.
Ahora están pagando las consecuencias con un PRI que “sí sabe gobernar”, porque se saben todas las mañas del sistema político mexicano.
Antes de que la emprendan contra este modesto redactor los fanáticos anti-memistas les aclaro que padezco la misma crisis que muchos de los proveedores que le venden sus servicios al New Son, pero tampoco hay que ser tan ojaldras y “malnacidos”.

Estado contra Federación

Humberto Melgoza Vega

Menudo embrollo en el que se encuentra metido el tremendo Guillermo Padrés Elías, para mayores datos, gobernador de Sonora, líder moral del panismo en la entidad, ídolo para muchos de ellos.

Lo que inició como un desastre ecológico por el derrame de la mina Buenavista del Cobre en Cananea, con el paso de las semanas se convirtió en un desastre político que amenaza con romper las relaciones entre el Estado y la Federación por el manejo desastroso que le han dado tanto el gobernador Padrés como sus asesores.

Desde que ocurrió el derrame, que contaminó al ahora famoso Río Bacanuchi, que afectó a más de 20 mil habitantes que viven en los pueblos aledaños, tanto a sus animales como a sus cosechas, daños incuantificables que habrán de pasar años para que puedan reponerse, el estado tardó en reaccionar.

Esos cuantos días fueron un tiempo precioso que a la postre la gente le reclamaría a su gobernador. Siempre prestos a sacarle provecho a este tipo de tragedias, emprendieron una campaña de que gracias a la oportuna obra del Acueducto Independencia el abasto de agua no sería problema.

Así, mientras brigadas de voluntarios convocados por el Nuevo Sonora se sumaban a la limpieza del río contaminado y se le imponían ridículas multas al Grupo México, concesionario de la mina, los enemigos políticos del Memo también se pusieron manos a la obra y filtraron la información a Televisa de una presa que el gobernador había construido en su propiedad sin contar con los permisos correspondientes.

Presentar al gobernador como un acaparador de agua, en un contexto en el que la gente está sufriendo precisamente por la falta del vital líquido para sus necesidades más básicas, era un tema difícil de rechazar.

El equipo del programa Punto de Partida que conduce en Televisa la periodista Denisse Maerker se abocó a hacer una investigación de campo, asesorados seguramente por akguien que conoce muy bien la región, y además de grabar desde el aire la presa en terrenos de los Padrés, se dedicaron a entrevistar a los pobladores, quienes se quejaban de la falta de agua desde que se construyó o se amplió ese represo, hace unos cuatro años.

En la entrevista televisada, el gobernador Padrés por primera vez se le vio nervioso, titubeante, mencionó que la presa tenía ahí más de 60 años, como parte de una herencia familiar, pero no pudo justificar los trabajos de ampliación que debieron costar varios millones de pesos.

Como complemento del reportaje, hasta eso que muy completo, tomando la versión de todas las partes involucradas, se incluyó la versión de los delegados tanto de la Conagua como de la Profepa y Semarnat quienes informaron que en sus archivos no existía ningún registro de los permisos para la construcción de dicha presa por lo que concluyeron que se había construido e manera ilegal.

Esto desató la furia de Guillermo Padrés quien viajó exclusivamente a la Ciudad de México para asistir al programa de la Maerker en Radio Fórmula en donde cayó en la trampa y en un arrebato secretó la “expulsión” de Sonora de los delegados federales, a quienes calificó de tendenciosos, de estar juzgando antes de investigar, y de pretender afectarlo políticamente por lo que los consideró personas “non gratas” para el estado.

Después, ya por Tuiter, y en un desplegado publicado en la prensa nacional, el gober le acomodó y manifestó que estaba pidiendo la salida de estos funcionarios porque no previeron ni actuaron con firmeza respecto a la grave contaminación provocada por le Mina instalada en su tierra natal. Pidió al presidente Peña Nieto su comprensión y apoyo, “nos están dejando solos”, se lamentó.

Fue demasiado tarde.

La respuesta del gobierno federal no se hizo esperar, el vocero presidencial Eduardo Sánchez conminó al gobernador a conducirse dentro del margen de la ley y le recordó que la designación o remoción de los

delegados federales es facultad exclusiva del presidente de la República.

David Korenfeld, director general de la Conagua fue más allá y advirtió que si la presa propiedad de Padrés había sido construida sin los permisos correspondientes ¡iba a ser demolida!

Así, mientras que en el programa Tercer Grado, los conductores se la pitorreaban del asunto, al fin nunca han querido al Memo, por norteño o porque no le paga a la televisora los millones que exigen para ser considerados, acá en Sonora anunciaban una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, la cual fue cancelada de última hora.

Un amigo que sabe de política dice que no pasa nada, que Gustavo Madero, líder nacional del PAN le va a arreglar el entuerto a Padrés. Quién sabe, finalmente el Pacto por México ya pasó a mejor vida y el compromiso se acabó con la aprobación de las reformas.

Esta telenovela continuará.

———————-

Movida de tapete

La irrupción de la agrupación Amigos en Acción, que la verdad se oye muy mameluca y nada original, suena mejor el Grupo Parianchi, viene a representar un movidón de tapete por los alcances que pudiera tener.

De entrada no parece un capricho ni una ocurrencia, ni las simples ganas de estar jorobando o estar de contreras, como por ahí acostumbran algunos.

Con toda la formalidad y la seriedad del caso, llevan meses reuniéndose, intercambiando puntos de vista, exponiendo inquietudes y preocupaciones, todas ellas muy válidas en el sentido de que no quieren quedarse fuera de la jugada, nomás por no decir fuera de la repartición de huesos (y del presupuesto).

Esto no es nuevo en el PAN, todo lo contrario, históricamente los distintos grupos al interior se han disputado de manera rabiosa los espacios de poder, especialmente desde que pasaron de la oposición al gobierno y que se dieron cuenta que estaban viviendo en el error.

Anteriormente, los grupos estaban muy bien definidos y eran prácticamente dos, el de los Totalmente Palacio, también conocido como el Grupo Elite, en donde hicieron un círculo cerrado que nomás se repartía candidaturas y puestos en el gobierno.

Este grupo fue integrado por don Jorge Figueroa, Chito Díaz, Enrique Reina, los Pérez Esquer, Conrado Tapia, Leonardo Guillén, Ramón Juárez, Luis Alberto Campa, Lina Acosta, Jorge Plantillas, Francisco Gallego, Yolanda Alvarado, teniendo en ese entonces como su gran gurú y alter ego a Manuel Espino Barrientos, el ex panista, colaborador de CONTRASEÑA y extrañamente ahora fan del peñanietismo.

En la otra esquina, porque se daban con todo, como el box, estaba el grupo de los “faustistas”, en honor a don Fausto Ochoa Medina, que en paz descanse, que luego devino en otros liderazgos, donde figuraban como cebecillas personalidades tan exóticas como las de Santiago Huízar, José Inés y Chuy Palafox, Héctor Rubén y Jesús Espino, Mario Alberto Guevara y Genaro Soto, Margarito Castro, Christian Lardín, Enrique López Hermosillo, entre otros.

Ahora, con el surgimiento de los Amigos en Acción, se da una combinación de gente perteneciente a todas las “tribus” que perviven al interior del partido azul y blanco, situación que los hace quizás más influyentes o al menos más batallosos.

Hasta hace un par de semanas, sin que esto fuera oficial ni mucho menos, se daba por hecho que el candidato a la alcaldía sería Enrique Reina, al menos ese era el consenso en Hermosillo y en algunos de los otros contendientes, como los también diputados Everardo López y Leslie Pantoja.

Ahora entra un tercero en discordia en la persona de Sergio Gutiérrez y todo indica que se pondrán de a peso los camotes.

Como esto viene a complicar aún más el panorama al interior de Acción Nacional, todo indica que el Comité Directivo Estatal va a tener que tomar cartas en el asunto, antes de que la situación se les salga de control.

Todos sabemos que en Hermosillo la prioridad número uno es la retención de la gubernatura y en eso Enrique llevaba ya camino avanzado, por aquello de que ya tiene experiencia en contiendas electorales y ha brindado buenos resultados.

Ahora tendrán que sopesar la posibilidad de ir a una asamblea y jugar a la democracia, o la de imponer a determinado candidato, de manera por demás pragmática, aunque esto signifique la división de los panistas y el riesgo de perder la elección.

Sí que están en un dilema.

Se alborotan los panistas

“Cómo te gusta destantear a la gente”, me comentó el pasado martes por la mañana el alcalde Leonardo Guillén, cuando coincidimos en las instalaciones militares de Las Adelitas.

Sin que sonara a reclamo, porque hasta eso que Leo es muy respetuoso de la libertad de expresión, es decir, aguanta la carrilla, el alcalde hacía referencia a un post colgado en el Facebook que a la letra decía “Los gallos de Leonardo Guillén Medina para el 2015: Enrique Reina Lizárraga, Everardo López y Paolo Navarro… Lo siento por los demás…”.

El comentario venía acompañado de un link (enlace para quienes desconocen el cyberlenguaje) que los llevaba al portal contrasena.com.mx donde aparecía la columna El Eslabón Perdido de la semana pasada titulada “No se hagan bolas” en la que el autor, en base a un análisis personalísimo, llegaba a la conclusión que los candidatos a la alcaldía, diputación federal y local serían Enrique Reina, Everardo López y Paolo Navarro, respectivamente.

Luego, ya tomándose una pequeña licencia literaria (¿otra?) el autor interpretó que ellos eran los “gallos” de Leonardo Guillén (¿y las gallinas?), sin que esto implicara que él tuviera la facultad de imponerlos como candidatos.

Más de cuatro se fueron con la finta porque, una cosa es que sean los favoritos del alcalde, y a lo mejor ni lo son, con excepción de Paolinho Navarro, que es su delfín, y otra muy diferente es que por ese simple hecho ya la tengan ganada.

De que influye un respaldo de la primera autoridad en el municipio, con excelente relación con el gobernador, en un contexto donde hay que ser por demás pragmático, por supuesto que pesa.

El detalle es que los panistas son muy veleidosos (me gusta esta palabra) y como se creen muy democráticos, les gusta participar en asambleas internas y que su voto cuente, y nomás por fastidiar se lanzan contra los candidatos oficiales, apuesta que mantiene prendidas las esperanzas de David Figueroa por la gubernatura, por ejemplo.

No me imagino a los demás aspirantes a la diputación local, que llegaron a ser como diez, reclamándole a Leo que, como cualquier panista, tuviera sus favoritos, menos al Angelito Acacio, que hasta lo acompañó en la semana a la supervisión de algunas obras.

El caso es que el comentario provocó la reacción, en algunos casos furibunda, de panistas y otros mitoteros que nunca falta en el “feis”.

El primero en comentar fue el abogado panista Alejandro Arce en apoyo a Paolo Navarro, al igual que Irma Alicia Castro Galván, a quien no tengo el gusto de conocer.

“¿Y para los panistas quiénes?”, brincó Karina Castillo, juez civil, eterna aspirante a diputada, comentario que recibió ¡7 likes! 

Otro de los suspirantes a la diputación, Abraham Yáñez Medrano, quien fue “renunciado” a la delegación de la Profeco por alborotado, escribió, con puras mayúsculas, para ahorrarse los acentos, sin puntos ni comas: “Así me gusta que me piquen la cresta, por lo menos un votito aquí sí hay y muy pensante. Saludos, “orgullo y lealtad”. Otra aguerrida militante,

Verónica Armenta Burgos, muy filosófica, comentó: “La política no es una lucha de ángeles contra demonios, sino que debe partir del fundamento que nuestro adversario político es un ser humano”.

Fiel a su estilo, Angel Ruiz censuró que el alcalde pretenda “imponer” a los candidatos, sin tomar en cuenta a los panistas con trayectoria partidista.

”…Así que es una opinión del presidente la cual al interior del PAN quizás sea la más desgastada y sin fuerza. Animo y seguimos avanzando…”.

Y nosotros seguiremos publicando, si el de arriba nos lo permite.

Es Toño

Cambiando de canal, para quienes piensan que ya está definida la candidatura a la gubernatura en el PRI, es pertinente leer entre líneas la declaración que hizo el pastor nacional del tricolor, César Camacho Quiroz, durante su reciente visita a Hermosillo, ya que podría llevar dedicatoria.

A pregunta expresa sobre las características que debería de tener el próximo candidato a la silla que aún ocupa el panista Guillermo Padrés, Camacho respondió:

”…Que no sólo tenga conocimiento o sea gente conocida por la ciudadanía, sino tenga capacidad para seguir creciendo en aceptación, lo digo porque tradicionalmente las encuestas registran niveles de conocimiento, son importantes, pero no lo más importante, el tema es a la persona que conocen qué tanta confianza le pueden tener, de suerte que puede ser que si no lo conocen, ya no lo conocerán, para eso es la campaña…”.

Mientras tanto, el diputado federal Antonio Astiazarán se deja fotografiar acompañado de Don Beltrone, a quien acompañará al informe que rendirá el 6 de septiembre su compañero diputado federal Faustino Félix en Ciudad Obregón, y del secretario de Gobernación, su cuate Miguel Angel Osorio Chong…

No se hagan bolas

Como en aquella frase, que a la postre resultó lapidaria por parte del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, ahora en Sonora se aplica el “no se hagan bolas”.

En aquella ocasión, en la víspera de la elección de 1994, en medio de toda una serie de especulaciones, el villano favorito de los mexicanos recurrió a ese término coloquial para “aclarar” que, a pesar de todos los rumores, el candidato firme a la presidencia de la República era el sonorense Luis Donaldo Colosio.

Con ese desplante, lejos de aclarar el panorama el pelonchas le abonó a la incertidumbre y al escepticismo de la población, conociendo lo maquiavélico que era la frase podría interpretarse en sentido inverso, y finalmente ya todos sabemos lo que pasó: Colosio fue asesinado en la colonia Lomas Taurinas de Tijuana y en su lugar entró al relevo quien era su coordinador de campaña, el “paisano” Ernesto Zedillo Ponce de León.

La frase viene a colación, y es una licencia literaria que se toma el autor de esta modesta columna, para tratar de aclarar el convulso panorama hacia el interior del Partido Acción Nacional respecto a las candidaturas que serán ocupadas en el proceso electoral de 2015.

Luego de una serie de análisis concienzudos y de consultas entre gente que le entiende a esto de la política, estamos en condiciones de delinear quiénes serán los abanderados en las distintas candidaturas, sin que esto sea un pacto firmado con sangre.

En primer lugar, para la alcaldía no habrá sorpresas y todo parece estar decidido desde la cúpula partidista y gubernamental de Hermosillo para que el candidato sea el actual diputado federal Enrique Reina Lizárraga.

Aunque el proceso interno no ha sido terso, al final parece que lograron convencer al diputado local Everardo López Córdova para que acepte contender por la diputación federal, Distrito 01 electoral.

La negociación no ha estado exenta de jaloneos y en ella se están ponderando diversos factores, sobre todo la rentabilidad electoral, la juventud de Everardo, que podría esperarse otros tres años y sobre todo, preservar la unidad del partido, la cual sería difícil de mantener si deciden las candidaturas en una elección interna.

Al interior del PAN no son pocos quienes ven con recelo la intención de Enrique, de contender de nueva cuenta por la alcaldía, ya desempeñó ese cargo de manera satisfactoria en el año 2000, y hasta podría ser blanco fácil de las críticas de la oposición.

Todo esto se supone que ha sido valorado porque se trata de un “gallo jugado” que les garantiza un importante caudal de votos –no olvidemos que la prioridad es conservar la gubernatura para el PAN–, aunque el chamaco Everardo López también es un vago de la política, y por eso pretenden impulsarlo para la federal, cargo para el que recientemente se destapó en CONTRASEÑA el ex, ex, ex, ex, ex ,ex (alcalde, diputado local, dirigente estatal, funcionario federal, aspirante a la gubernatura y al senado) Florencio Chito Díaz Armenta.

Si el enfant terrible acepta dejarle el camino libre a Reina para la alcaldía, todos sabemos que en una interna podría sacarle algo más que un susto, gracias a su posicionamiento estará en condiciones de exigir que aparezca su nombre en las boletas electorales como candidato a la diputación federal.

Respecto a la diputación local, a pesar de que son un montón los aspirantes a esa posición, incluidas algunas representantes del sexo femenino que le apuestan a ser beneficiadas por la equidad de género (Leslie Pantoja, Lina Acosta, Jessy Gastélum…, que terminarán por aceptar un premio de consolación), todo se perfila para que el abanderado sea el dinámico Paolo Navarro, inquieto delegado de Desarrollo Social, que trae como padrino nada más y nada menos que al alcalde Leonardo Guillén Medina.

A pesar de su neo-panismo, cosa que los más puristas albiazules ven como un pecado capital y consideran que debería formarse en la cola, lo cierto es que la política es de circunstancias y actualmente éstas le favorecen, además de su juventud y de que no es feo, sale todos los días en los medios de comunicación, no se diga en el Facebook, y al menos por pilas y disposición para la carrilla no le ganan.

 Ya falta muy poco para saber si estas proyecciones de el eslabón perdido se cumplen. No pasa de que me equivoque.

—-

Obras son amores

Desde que Leonardo Guillén asumió las riendas del municipio una de sus principales premisas ha sido el de trabajar en plena sintonía con la ciudadanía.

Si el pueblo no coopera, no se suma, participa o al menos avala las acciones de gobierno éstas no tendrían razón de ser.

Hay acciones en las que, aun con la oposición o resistencia de algunos sectores de todas maneras el gobierno les ha dado para adelante, como el de la famosa “redensificación”, porque el alcalde está convencido que es necesario llevar a cabo el reordenamiento urbano, para poder llevar los servicios de una mejor manera y a menor costo.

En el caso de las obras de remodelación en el centro de la ciudad, como tradicionalmente se le llama al “pueblo”, en donde se concentran la mayoría de los comercios, en donde tienen sus terminales “peseras” y taxis –aquí ya no existen los camiones urbanos–, sucede algo parecido.

El alcalde, sus funcionarios, la Canaco, empresarios y la gran mayoría de la población están convencidos que al “centro” le hace falta, más bien le urge una profunda transformación desde sus cimientos y esta remodelación no puede ser aplazada porque afecte los intereses económicos –y políticos– de unos cuantos, mientras que beneficiará a la totalidad de la población, aun de quienes ahorita están en contra.

Hasta cierto punto es entendible la oposición de algunos comerciantes, sobre todo los que están instalados sobre la avenida Madero y que, luego de ventas flojas durante todo el año buscan alivianarse con las ventas del regreso a clases.

En este caso el ayuntamiento está obligado a tomar en cuenta su legítima inconformidad, buscar la manera de afectarlos lo menos posible, darles una semana de gracia, avanzar en otros frentes o cuando menos dejarles parejita la calle y los accesos necesarios para no espantarles la clientela.

Sin embargo, entre los inconformes aparecen algunos personajes de la política local, plenamente identificados con el PRI, quienes de manera radical pretenden detener la obra y que se traslade ¡hasta febrero!, según ellos porque los últimos meses del año, en especial diciembre por aquello de la Navidad, cuando a todos nos da por regalar aunque sea una sonrisa, son la mejor temporada para las ventas.

El detalle es que esta ambiciosa obra durará entre 11 meses y un año, así que si no les afecta este diciembre de todas maneras les afectará el próximo.

Desgraciadamente hay obras que no se pueden detener, menos cuando existe un rezago por décadas, que les va a causar alguna afectación en lo inmediato, sí, pero que les va a beneficiar a la larga, ni duda cabe.

Aquí lo que se presta para la suspicacia es que, además del Pichón Félix Argil, quizás el más vehemente opositor a la obra, y de Alejandra González, quienes tienen negocio por la calle Segunda y la Morelos, respectivamente, a las protestas se hayan sumado Juan Antonio López Alvarez, “Chore”, para lo amigos, ex dirigente local del PRI; el Fili Quintero, el Güero Tovar y hasta Leonardo Acosta y Roberto Silva, entre otros, todos ellos connotados priistas que no les conviene que el ayuntamiento panista se luzca con esta obra.

Aunque el proyecto no es nuevo, hasta Joel Torres lo había mencionado para cuando, algún día, sea alcalde, si todo sale como está planeado se estaría concluyendo para junio de 2015, el mes que se realizarán las elecciones en donde se renovarán alcaldías, diputaciones locales y federales y hasta la gubernatura.

Y claro que no es lo mismo estar entregando una obra en la víspera de las elecciones que en pleno proceso electoral tener todas las calles siniestradas y los accesos cerrados que podrían ocasionar la molestia de los ciudadanos y de paso la grilla barata de los opositores.

Nadie en su sano juicio, aun aquéllos a los que les gana el partidismo, podría estar en contra del desarrollo de la comunidad donde vive, así tengan que sacrificarse un poquito.

En donde sí se deben poner muy trucha los técnicos que traen el proyecto es en la cuestión de los estacionamientos, hasta ahora el principal dolor de cabeza de quienes por alguna necesidad acudimos en carro al downtown, porque si de por sí está piojo el negocio, podrían terminar por matarlo.

Abajo la luz

El movimiento iniciado por el Partido Acción Nacional para lograr la reducción del costo de las tarifas eléctricas en plena época preelectoral es por demás oportunista, populista y todo lo que termine en ista.

Y aunque se enojen por las críticas que están recibiendo por parte del Partido Revolucionario Institucional en esta ocasión sí tienen la razón, porque el movimiento para bajar las tarifas eléctricas junto con la otra campañita para elevar el salario mínimo son 100 por ciento electoreros.

Hasta eso, habrá que reconocerles que es buena la idea, ofrecerle a la gente que se sume con su firma para que en el siguiente verano la energía eléctrica le cueste el 30 por ciento más barata resulta muy atractivo.

Sobre todo si la campaña la inician en plena temporada de calor, cuando se sufren los embates de la Comisión Federal de Electricidad con unos recibos tan elevados que hasta dan ganas de llorar.

Desde tiempos inmemoriales, el tema de las altas tarifas eléctricas ha sido utilizado por el PAN para lanzarse contra el gobierno y quedar bien con el pueblo, que siente que alguien lo defiende, que no está solo en esta eterna batalla por los altos recibos de la luz.

Al menos en Mexicali, que junto con San Luis Río Colorado comparten uno de los climas más calurosos del país y aún del mundo, las protestas contra la CFE han sido cosa de todos los años y lo más que se ha logrado en todos estos años son que el gobierno federal destine un subsidio y a una tarifa especial que ya va en la letra F.

A su vez, el gobierno de Baja California destina un subsidio adicional por 380 millones de pesos, del cual esta vez quedó excluido San Luis Río Colorado, ante la indiferencia de las autoridades locales.

Con todo y estos subsidios  nunca se ha podido lograr que los residentes locales se salven de destinar una gran parte de sus ingresos para pagar el recibo de la luz, porque según argumenta la CFE no es que el precio del kilowatt esté alto, en promedio .76 centavos, sino que es muy alto el consumo de las familias por el indispensable uso de aparatos de aire acondicionado.

 Para arrancar este programa partidista, ayer estuvo en San Luis el dirigente estatal del PAN, Juan Valencia Durazo, acompañado por algunos diputados, locales y federales, en un desangelado mitin con tintes de campaña adelantada.

Reunidos en el parque Yoreme, lanzaron las mismas consignas de siempre, con la novedad de que ahora hay una reforma energética recién aprobada con la que se supone las tarifas eléctricas deberán bajar su costo casi por decreto presidencial.

Dice el diputado Enrique Reina, quien le sabe más o menos al tema de las tarifas, que ante la llegada de nuevas empresas, nacionales y  extranjeras, que acabaran con el monopolio en la generación y distribución de la energía eléctrica que ha mantenido la CFE, las tarifas deberán ser ofertadas a un mejor precio, porque ya habrá competencia.

Y sólo cuando las tarifas eléctricas sean vendidas a un precio más bajo, regidas por la ley de la oferta y la demanda, será cuando se podrán eliminar los subsidios, tema que generó una gran polémica hace un par de semanas porque se especuló que a partir de ya desaparecerían.

El caso es que si efectivamente bajará el costo de la energía eléctrica por obra y gracia de la famosa reforma energética para qué se embarca el PAN en una campaña encaminada a reducir en un 30 por ciento el precio de la tarifa, ¿para colgarse la medallita?

Políticos de todos los colores han prometido bajar las tarifas eléctricas pero una vez instalados en el poder se dan cuenta que la cosa no es tan sencilla, así le pasó a Vicente Fox y luego a Felipe Calderón, quienes en doce años no pudieron hacer realidad este añejo clamor popular.

Esperemos que al rato no anden quemando piñatas con la imagen de Enrique Reina o de su tocayo Peña Nieto, por andar prometiendo que pagaremos menos por la luz. Hasta no ver no creer.

————————————————————

Los Algodoneros rifan

La noche del pasado martes quedó patente la hegemonía del club de beisbol Algodoneros de San Luis en la novel Liga Norte de México luego de lograr el bicampeonato al vencer a los Freseros de San Quintín.

 Ante un estadio repleto de aficionados, según las crónicas deportivas, los Algodoneros tuvieron la suerte de esta vez coronarse en su casa, ante su gente, a diferencia de la temporada anterior que lo hicieron en la ciudad de Tijuana, la afición los tuvo que esperar a que llegaran pasada la media noche para entonces sí iniciar con los festejos, banda sinaloense y cervezas incluidas.

En esta ocasión y a pesar del calorcito caguamero que se deja sentir en la ciudad, el cual se prolonga varias horas después de que se metió el sol, la afición le respondió al equipo, al menos en la serie final, que es cuando por lógica los juegos se ponen más emocionantes.

En San Luis Río Colorado el beisbol es sin duda el deporte más popular, de los eventos más concurridos como lo es en materia artística los grupos de música sinaloense y cantantes de narcocorridos, a diferencia de Mexicali, donde la afición prefiere el futbol –aunque los Aguilas tienen miles de seguidores— y en música son más rockerones.

Porque para los sanluisinos el beisbol efectivamente es el “Rey de los Deportes”, luego de dos campeonatos consecutivos que le dieron grandes alegrías a los sanluisinos en general, aficionados y neófitos en la materia, es justo y necesario que el equipo bicampeón cuente con unas instalaciones más dignas para practicar esta disciplina.

Y esto se lo merecen no solo los peloteros, con sus logros ya demostrados, quienes rendirían aún más al practicar el deporte de sus amores en un espacio más adecuado, sino además para quienes acostumbran asistir a los juegos, que encontrarían un estadio bonito, más cómodo, a donde pudieran llevar a toda la familia.

Sabemos que este es un proyecto de la directiva que encabeza el empresario Paco Ochoa, quien le apostó para regresar a San Luis el beisbol profesional cuando nadie quería entrarle, el cual es visto con buenos ojos por el alcalde Leonardo Guillén, quien está consciente del compromiso que representa, más a la luz de los excelentes resultados, y de la conveniencia de construir un estadio nuevecito desde los cimientos que remodelar el vetusto “estadio Revolución”.

Aunque estaríamos hablando de varios milloncitos de pesos la inversión bien valdría la pena, la construcción de un estadio digno, a la altura de San Luis Río Colorado y su historia beisbolera que ha sido semillero de grandes peloteros, algunos ligamayoristas como el Alfredo “Patón” Aceves

–“Shelly para los compas– y el tocayo Humberto Cota.

Para esta temporada se contó con el patrocinio de algunos miembros de la iniciativa privada, como los hermanitos Luis Carlos y Daniel Valencia, y el 26 Ayuntamiento que encabeza el tremendo Leo Guillén se puso guapo con la fachada, barda perimetral, banqueta y otros detallitos. Pero no es suficiente.

Todavía tengo grabado en la memoria, y debe estar almacenado en la micrograbadora, que ya cambió de manos, la entrevista que le hicimos a dos voces junto con mi socio el Héctor Larios al exitoso entrenador Francisco “Paquín” Estrada, precisamente en una carne asada en el local de Paco Ochoa, por terrenos aledaños a la Carretera del Valle.

En esa entrevista con el legendario mánager, tomatero de corazón, quien nos contó algunas anécdotas con su cuatacho el chino Juan Manuel Ley y de su compadre el veterano cronista deportivo Manuel Ramos Saldamando

–“Salmamando” le dice la raza brava de Chicali—, nos platicó que algunos jugadores le habían confesado su incomodidad de jugar en un estadio como el “Andrés Mena Montijo”, además de las modestas instalaciones porque el el hedor a orines de los baños llegaba hasta el exterior.

En ningún momento se sintió una mala leche por parte del Paquín, por cierto un tipo sencillo a pesar de su fama, sino una crítica que pretendió ser constructiva en el sentido de “pónganse las pilas”, el equipo y la afición sanluisina se merecen mucho más.

Como no soy asiduo asistente al estadio desconozco si la afirmación del Paquín tiene sustento pero si en esa ocasión no lo mencionamos en la entrevista, para no herir susceptibilidades –escrupuloso que es uno— en esta ocasión vale la pena retomarlo, todo sea por una buena causa.

A reserva de que las autoridades hagan lo propio por los medios de comunicación de su preferencia, desde este modesto espacio hacemos un amplio reconocimiento al club Algodoneros por los logros alcanzados y por hacer feliz a toda una comunidad beisbolera como la de San Luis Río Colorado.

——————————————————————

Baldenebro reloaded

Por si alguna vez ese había ido, en cuestión de días seremos testigos del retorno triunfal a la arena política del polémico ex alcalde Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo.

Y como la Matrix, vendrá “recargado”, ya exonerado para poder ejercer cualquier cargo público, hasta de elección popular, y estrenando nuevo partido, el Encuentro Social, donde ya van avanzadas las pláticas para que le den nada menos que la dirigencia estatal en Sonora.

Al menos eso es lo que se comenta entre el priismo de Hermosillo, en donde seguramente el Balde ya trató el asunto con el pastor estatal Alfonso “el Vaquero” Elías Serrano, de la misma manera como esta semana hizo lo propio con el líder local de los tricolores, Francisco Carlos Silva Toledo.

Hasta ahorita ha sido parte de la estrategia el negar todo, para no hacer olas antes de tiempo, ya que primero quiere tener en sus manos la “resolución definitiva” del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado de Sonora en donde lo exoneran de los cargos imputados por la Contraloría Municipal por el desvío de recursos públicos –se maneja una escandalosa cifra millonaria, incluidos los 7 millones de pesos que le escamoteo a su aun partido, el PRI–, situación que derivó en la inhabilitación para ocupar cualquier cargo público en un lapso de diez años para él y su cercano grupo de ex colaboradores.

Luego de esto, ya con el papelito en su poder, ahora sí estaría en condiciones de anunciar a los cuatro vientos –a través de su periódico y apoyado por sus gatilleros de siempre– que no estaba muerto, políticamente hablando, sino que solo andaba de parranda, aunque con puras Coca Colas (con su nombre), pues no olvidemos que es “brother”, aunque muy poco ortodoxo.

Si alguna vez alguien pensó que el Balde estaba aniquilado tremendo chasco se va a llevar ahora que aparezca como una persona nueva, luego de ser re-bautizado en las aguas del Jordán como Manuel Baldenebro de Todos los Santos el Encuentro Social esté contigo y con tu espíritu, sálvanos de la pobreza y tiéndenos tu mano bondadosa y desinteresada.

El Partido Encuentro Social (PES), que recién acaba de recibir su registro a nivel nacional, es una organización política de corte cristiano que ya ha participado en anteriores procesos electorales en alianzas con el partido que mejor convenga a sus intereses, sin ningún reparo en cuestiones ideológicas.

Así se refiere el reportaje de la revista Proceso de esta semana respecto al PES, “Organismo político de ‘inspiración protestante y cristiana’ que acaba de obtener su registro, el Partido Encuentro Social dice creer, sin embargo, en el Estado laico. Su dirigente, Hugo Eric Flores, exintegrante de la agrupación religiosa La Casa sobre la Roca, niega que su organización se haya creado para contrarrestar la fuerza de Morena. Pero hay alguien que ve con desconfianza a Encuentro Social y a su líder: Se trata del presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, Arturo Farela, quien sostiene que aquéllos ‘siempre han hecho alianzas con los poderosos’”.

Aunque para la próxima elección del 7 de junio de 2015 en Sonora, el mero Día de la Libertad de Expresión, no podrán hacer alianza y deberán alanzar el 3 por ciento de los votos para conservar el registro, lo mas seguro es que le harán el caldo gordo al PRI para darle en la torre al proyecto transexenal de Guillermo Padres, quien tiene rato cocinando una alianza con el PRD.

Como para la próxima elección el PES estará en condiciones de postular candidatos para alcaldes, diputados locales y federales y hasta para gobernador, a nadie deberá extrañarle que nuestro entrañable Balde reaparezca como protagonista en las boletas electorales.

El pasado lunes que Baldenebro se apersono en las calurosas oficinas del PRI, en la Kino y Cuarta, le dijo a Carlitos Silva que la bronca no era con el pero que la neta ya no le miraba futuro a su militancia en el tricolor, partido del que siempre ha renegado y que solo utilizo para llegar al poder, actitud que desde siempre fue censurada por los priistas tradicionales.

Consciente de que no es bien visto, de que lo invitaban a los eventos por puro compromiso y en otros ni siquiera lo tomaban en cuenta, que casi le sacaban la vuelta para no saludarlo, decidio que es tiempo de cambiar de aires y buscar fortuna, literalmente, en otro partido político.

—–

La grilla que viene

Hace unos días celebró su cumpleaños Héctor Rubén Espino Santana, alcalde que fue de San Luis Río Colorado del 2006 al 2009, pachanga a la que acudieron algunos de sus amigos, otros que se dicen serlo, aparte de su familia y demás seres cercanos.

A la reunión, celebrada con todo bombo y platillo, fuegos artificiales incluidos acudieron un puñado de panistas que pretende erigirse como el grupo emergente, con peso específico para inclinar la balanza en los procesos internos que se avecinan, en donde habrán de definirse las candidaturas.

Rubén Espino, quien nunca ha sido cabeza de grupo, siempre estuvo a la sombra ya fuera de Santiago Huízar o de José Inés Palafox, ahora busca aglutinar en torno suyo más que por amistad o por afinidad, por interés, a una serie de militantes que se aprestan para librar la siguiente batalla político-electoral que se ha convertido en el modus vivendi de quienes gustan de vivir bien, y si se puede a costillas del erario, pues mucho mejor.

Con un José Inés disminuido físicamente a causa de una enfermedad que no termina de erradicar por completo, y un Santiago Huízar oficialmente fuera del partido azul y blanco

–aunque sigue metiendo su cuchara–, el gordo Espino está tratando de jugar un papel preponderante hacia el interior del instituto político, una parcela de poder en la que, como sucedió en su “party”, todos le rindan pleitesía.

Ha sido precisamente esa plataforma desde la que se proyectó para ser diputado local, luego anduvo paseándose por el país, operando elecciones en otros estados y que recientemente, con el impulso de su cuate el gobernador le alcanzó para convertirse contra toda lógica en magistrado en el Supremo Tribunal de Justicia de Sonora.

Rubén Espino es un tipo hábil, con sangre liviana, que se sabe las mañas de la política y que se cuela como la humedad, ya sea para salir en la foto o para negociar, en el mejor sentido de la palabra, lo que mejor convenga a sus pupilos que representa.

Ahora que nos encontramos en épocas preelectorales todos quieren festejar a lo grande su cumpleaños, hasta el Angel Acacio Angulo, quien anda tendido sobre la candidatura a diputado local, con apoyo y buena vibra entre la base militante, aunque sin un padrino visible que lo haga fuerte, como es el caso del alcalde Leonardo Guillén con el hiperactivo Paolo Navarro.

Aunque sean 20 votitos, va a ser muy interesante saber a quién de los “chingomil” precandidatos a la diputación local apoyará el grupo de los “Espinistas”.

Si fuera por afinidad, lo más seguro es que lo haría por su compadre Abraham Yáñez, quien fue “renunciado” como delegado de la Profeco dizque por andar haciendo campaña con recursos públicos, en una clara muestra de que no todos son medidos con la misma vara.

Pero como Abraham no tiene mayores posibilidades, tiene buen cartel al interior del PAN, pero hacia afuera no es conocido, los “Espinistas” podrían decantarse por apoyar a la Lina Acosta, quien ya fue su suplente como diputada local, al menos eso es lo que alcanza a percibirse.

Con el peso específico alcanzado ahora que es flamante magistrado, Espino Santana seguro venderá caro su amor y es raro que no lo esté haciendo con Paolo, a quien invitó por primera vez a trabajar en su gobierno como director de Turismo…

A propósito de temas relacionados con la justicia, el pasado martes, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Hermosillo dictó sentencia en los juicios de nulidad que promovieron el ex alcalde Manuel Baldenebro y compañía contra la resolución de la Contraloría Municipal que los inhabilitaba para ejercer cualquier cargo público hasta por diez años y los emplazaba para devolver el dinero que se quedaron de las cuotas partidistas, unos 7 milloncitos de pesos.

Parece que la sentencia les salió favorable porque se les ha visto muy contentos, entre ellos al sangrón del abogado Sergio Carmona, hasta la ex tesorera Lupita Meza regresó a trabajar en la administración municipal.

Ya nomás falta que el Balde reaparezca como dirigente del nuevo Partido Humanista para completar el cuadro. 

——–

Guerra de encuestas

La comidilla de la semana, desde la capital y hasta los últimos confines de Sonora, gracias por supuesto al gran alcance de las redes sociales, lo fue la encuesta encargada por el equipo de la senadora Claudia Pavlovich Arellano en la que obviamente aparece en el primer lugar de las preferencias por encima de su principal competidor, el también senador Ernesto Gándara Camou, quien curiosamente había salido al frente de todas las mediciones y sondeos ciudadanos, hasta que apareció este ejercicio de la no muy confiable empresa denominada Consulta Mitofsky.

Esta casa encuestadora, propiedad de Roy Campos, se hizo famosa no tanto por sus mediciones acertadas, apegadas a los posteriores resultados electorales, sino porque durante mucho tiempo hicieron trabajo de encuestas para la Televisa, con todo lo que implica hacerle el trabajo sucio a una empresa que siempre ha estado del lado del poder, aunque por naturaleza se sienten más cómodos del lado del PRI.

Mitofsy es presentada mañosamente como la casa encuestadora más reconocida a nivel nacional, que no es lo mismo que la más conocida, precisamente por la enorme publicidad recibida a través del noticiero de Joaquín López Dóriga, el soldado del poder por antonomasia.

Una cosa es que sea la más conocida, pero no por eso la más seria ni la más confiable, como lo es Covarrubias y Asociados, o como lo fue María de las Heras, la mejor encuestadora de México hasta su muerte el 14 de agosto de 2012.

Consulta Mitofsky, que en su nombre propio lleva la penitencia, es la misma que en las elecciones de 2009 le daba hasta 10 puntos de ventaja al “Vaquero” Alfonso Elías Serrano por encima del bigotón Guillermo Padrés Elías y ya todos vimos lo que pasó en esa elección.

Aunque no podemos juzgar a Mitofsky por hacer lo que hacen casi todas las empresas que se dedican a levantar encuestas, que son la de presentar resultados favorables a quienes les están pagando por el servicio.

Siempre ha habido dos tipos de encuesta: las reales, que sirven a los equipos de campaña para medir sus posicionamiento entre la sociedad, para saber en dónde están parados, conocer sus puntos débiles y hacer los ajustes necesarios; y las encuestas sobre pedido, que solo sirven para hacerse ‘chaquetas’ mentales y para manipular y confundir a la opinión pública.

Y claro, las primeras solo se autoriza que se hagan públicas cuando los resultados les son favorables, de lo contrario se guardan celosamente y se aprovechan para redireccionar las baterías, mientras que las segundas invariablemente son para difundirlas por todos los medios posibles, para proyectar una realidad virtual que crean una falsa percepción entre la sociedad.

La referida encuesta publicada hace un par de días a doble plana y a todo color en el periódico El Imparcial –además en el diario Expreso, y otros de Ciudad Obregón– y ante la capciosa pregunta “¿Qué sería lo mejor que le podría pasar a Sonora?”, coloca a la güera Pavlovich con el 22. 6 por ciento de las preferencias, por encima del Borrego Gándara, quien aparece con el 15.9 por ciento, y más abajo los panistas Javier Gándara con el 12.9 y el senador Francisco Búrquez, con el 4.8.

En la referida encuesta, que debió costarles alrededor de 2 millones de pesos, incluyendo la publicación full color, se encargaron de poner a Claudia con su mejor perfil, retocado con photoshop, a la vez que colocan una foto donde el Borrego sale con el gesto adusto, con cara de pocos amigos.

Este fuego amigo entre los equipos de ambos contendientes, sin duda los que más posibilidades tienen de alzarse con la candidatura, Ernesto basado en su personalidad y carisma, Claudia aprovechando su condición de mujer y de ser apadrinada por Beltrones, podría representar el inicio de una incipiente división que podría ensancharse si el Vaquero Elías, con el escaso carácter que se le conoce, no pone un remedio a tiempo.

Si bien las encuestas son una “fotografía del momento”, como lo ha dicho el senador Gándara, no podemos caer en una guerra de encuestas porque al final las elecciones se ganan con votos y no con pantallas y cortinas de humo.

Así, mientras que en el PRI comienzan a calentarse los ánimos, atizados por el activismo de Ricardo Bours Castelo, quien pretende erigirse como el gran elector, por encima de Don Beltrone, en el PAN don Javier Gándara Magaña se perfila como el candidato único del PAN, cada vez más desinflado el inquieto David Figueroa, quien por cierto anoche anduvo por San Luis Río Colorado haciendo campaña con sus jornadas de la salud y sus mercaditos Ganfer.

——————————

El beneficio de la duda

Es cuestión de semanas, en un descuido días, para que el periódico La Prensa vuelva a la circulación, corregida y aumentada, según nos dicen ahora con un carácter regional.

El diario estará bajo la conducción del experimentado periodista hermosillense, Gustavo Valenzuela González, quien traerá la nada sencilla misión de recuperar la credibilidad perdida, luego que el periódico fue adquirido por el ex alcalde Manuel Baldenebro y fue utilizado como un instrumento de propaganda a favor de un grupúsculo del PRI.

Los nuevos dueños tomaron la decisión de conservar el nombre, posicionado entre la comunidad sanluisina luego de 20 años de vida azarosa, que comenzar con un nuevo proyecto de cero. 

Al menos La Prensa como marca es muy conocida, de que siga siendo para bien o para mal, eso ya dependerá de la nueva línea editorial que adopte.

Gustavo Valenzuela, director de Semanario Descierto, anduvo rolando por aquí en San Luis Río Colorado durante las pasadas campañas electorales de 2012, en las que hizo labor de asesoría para el equipo de Carlos Daniel Fernández, por lo que conoce bien la plaza y a sus principales personajes.

A últimas fechas, ha compaginado su labor de editor con una especie de vocería del ayuntamiento de Puerto Peñasco que preside el profe Gerardo Figueroa, quien junto con Calitos Daniel hicieron grupo con el Balde.

De hecho es desde Puerto Peñasco donde ha venido operando en los últimos años y de acuerdo a sus comentarios en las redes sociales simpatiza con el proyecto de Ernesto “El Borrego” Gándara, hasta ahora el más fuerte de los aspirantes a la gubernatura por parte del Revolucionario Institucional.

Amigable, bien informado y con el colmillo que le dan sus millas recorridas en el oficio, Gustavo vendría a darle un nuevo impulso al que fuera influyente periódico en esta frontera, para lo cual tendría que rodearse de un equipo de reporteros que no estén contaminados.

Aunque corre el peligro de que algunos piensen que se trata de la misma gata, nomás que revolcada, Vagoner merece que se le dé el beneficio de la duda, la cual se irá disipando con el paso de los días y el correr de las ediciones.

Sería muy tonto pretender continuar con la misma línea que llevó a La Prensa primero al descrédito y después a la descapitalización total, a sólo que se trate de un proyecto coyuntural, surgido a la calentura de la próxima contienda electoral, el cual dependería irremediablemente del éxito o fracaso del resultado de las votaciones.

Los periódicos no dejan de ser empresas y para que éstos subsistan es imprescindible no tanto de la circulación sino especialmente del apoyo publicitario de comercios y prestadores de servicios y muy importante, difícil subsistir sin el respaldo de la publicidad institucional, esa que los gobiernos llaman comunicación social.

Vetada La Prensa por el Gobierno del Estado, nunca les perdonaron el nivel de abyección que mostraron para ensalzar la figura del Balde, inversamente proporcional al trato que le dieron al gobernador Guillermo Padrés, Valenzuela podría encontrar cierto margen de maniobra con el gobierno municipal presidido por el tremendísimo Leonardo Guillén, en donde la bronca con ese periódico fue más bien a nivel personal.

Finalmente serán el grueso de los lectores, no los políticos, no los gobernantes, quienes tendrán la última palabra.

==========================================

Modus vivendi

El sábado de la semana pasada, cuando se realizaba en la explanada municipal la ceremonia por el 75 Aniversario de San Luis Río Colorado, todo transcurría de manera tranquila y sin sobresaltos, el programa cívico, artístico y cultural avanzaba como se tenía previamente programado.

Los honores a la bandera con el apoyo de la banda de guerra del 22 Regimiento de Caballería Motorizada, las Mañanitas a cargo de la cantante vernácula y de potente voz, Kenya Fajardo.

Luego vendría la presentación de los niños y jóvenes de la banda de música de la escuela secundaria Miguel Hidalgo y Costilla, a quienes pretenciosamente llaman “Nuestros Angeles de Sonora”, todas unas pequeñas vacas sagradas, que se han convertido en un ícono de la ciudad, y enseguida vendrían el ballet de danza folclórica Missael, con más cartel internacional, logros y reconocimientos y que no se les hace tanta reverencia.

Para darle mayor realce al evento vino ex profeso de la capital del estado el gobernador Guillermo Padrés Elías y de Baja California, en representación del gobernador Francisco “Kiko” Vega de la Madrid estuvo el secretario General de Gobierno, Francisco “Paco” Rueda Gómez.

También estuvo el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Juan Sebastián Sotomayor Tovar, y por supuesto nuestros caros representantes populares, los diputados federales Enrique Reina, coordinador de los diputados federales por Sonora en el Congreso de la Unión y su compañera de bancada, Leslie Pantoja Hernández, así como el diputado local, Everardo López Córdova. 

Todos pensaban que la ceremonia y el festejo por el aniversario de San Luis iba a transcurrir de una manera armónica y civilizada, presentes en la primera fila algunos ex alcaldes como Rafael Leyva, Nacho Guzmán, del PRI, y Jorge Figueroa y Rubén Espino, del PAN, así como el alcaldes de Mexicali, Jaime Díaz y los mayores de San Luis y Yuma, Arizona Gerardo Sánchez y Douglas J Nicholls, respectivamente, pero no fue así.

De repente y de la nada se apareció la activista-agitadora Martha Solórzano, acompañado por menos de diez personas, quienes portaban coloridas pancartas en donde exigían justicia en el caso de unos supuestos policías “violadores”.

La señora Solórzano, quien tiene alrededor de un año que irrumpió en la vida pública de San Luis, autoerigiéndose como defensora de derechos humanos, tiene unas maneras muy especiales de manifestarse.

A gritos y con insultos, palabras altisonantes, sin una claridad de ideas ni en el discurso, la hacen parecer como una persona poco seria que más que defender a los ciudadanos de los abusos –que nunca faltan– del poder, lo que pretende es acaparar reflectores y llamar la atención para salir en los periódicos –los que le siguen la corriente y hasta la azuzan.

Primero defendía a uno de sus hijos que había sido detenido con droga por la policía municipal y que, tras ponerse violento tuvo que ser sometido. Es comprensible, toda madre defiende como fiera a sus hijos, aunque no sean las blancas palomas que pretende hacer creer, pero tampoco se vale que, abusando de la libertad de expresión le haya hecho una campaña negra al oficial Felipe Donjuan, acusándolo de “asesino”, para lo cual encontró como perfecto aliado al desaparecido, que amenaza con resucitar, periódico La Prensa.

Con su desparpajado activismo, la señora ha logrado sorprender a gente que actúa de buena fe, como el abogado sinaloense avecindado en Mexicali, Miguel Angel García Leyva, quien la ha nombrado como representante en San Luis de la Asociación Esperanza con la Desaparición Forzada y la Impunidad.

No dudamos que algunos de sus reclamos sean legítimos, pero sí le hace falta presentarse como una verdadera defensora de los derechos humanos, con argumentos y sin tantos aspavientos, sin el riesgo de aparecer como una doña argüendera que se mueve con otros intereses.

 

—————–

Guillermo Padrés,  presente en el aniversario de SLRC

Humberto Melgoza Vega

“…Hombres y  mujeres con una férrea voluntad por hacer producir el desierto.

Por hacer prosperar a este rincón de sonora y de México

En donde el sol brilla y la arena vibra con los vientos

Hombres y mujeres que hoy recordamos por siempre…”

Así reza en una de sus partes medulares la publicidad oficial en la que el 26 Ayuntamiento invita a festejar el 75 Aniversario de la fundación de San Luis Río Colorado como municipio.

Festejos que iniciaron hace unas semanas y que concluirán por allá en septiembre con la presentación del comediante y presentador de televisión Omar Chaparro.

Estos festejos, en los cuales el gobierno encabezado por Leonardo Guillén se decidió a echar la casa por la ventana, tienen este día como plato fuerte la presentación de Los Tigres del Norte en el Bosque de la Ciudad, concierto gratuito en el que se espera la asistencia de unas 20 mil personas.

La presentación de Los Tigres del Norte, unos verdaderos ídolos del pueblo, creadores de canciones que son clásicas y que han sido tema de películas, series de televisión y tributos de todo tipo de rockeros como Camelia la Texana, La puerta negra, Contrabando y Traición, entre muchas otras, es un magno evento que todo el pueblo está esperando.

Independientemente del millón de pesos que cobrarán por su presentación, en la que se tomarán fotos con algunos de los asistentes y ofrecerán una rueda de prensa previa al concierto, la presencia de Los Tigres será el momento cumbre de la celebración por el 75 Aniversario de la ciudad.

Eso es en cuanto a lo que respecta a la parte artística.

Respecto a la ceremonia oficial, ésta se llevará a cabo en la explanada del parque Benito Juárez el sábado 13 a las 10:00 de la mañana.

Para el festejo se tiene confirmada la presencia del gobernador del estado, Guillermo Padrés Elías, quien vendrá única y exclusivamente al evento protocolario, para acompañar no solo a su amigo el alcalde Leonardo Guillén, a quien ha brindado todo su apoyo, sino además a toda la comunidad sanluisina con la que el gober ha empatizado.

Además de la asistencia confirmada de Guillermo Padrés, se contará con la presencia de otros invitados especiales, como lo alcaldes de la región, desde Sonoyta, Caborca y Puerto Peñasco, incluyendo a algunos de nuestros vecinos de Arizona.

Y aunque tenía contemplada su asistencia al evento, al final el gobernador de Baja California, Francisco Vega de la Madrid no podrá estar presente, no alcanzará a desocuparse de las gestiones que realiza ante el gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto, pero en su lugar vendrá en representación el secretario General de Gobierno, el tremendo Paco Rueda, del poderoso Grupo Palaco.

De tal manera que los festejos por el aniversario de la ciudad estarán revestidos con la presencia de importantes personalidades, este viernes con el esperado concierto de Los Tigres del Norte y mañana con la visita del gobernador Guillermo Padrés Elías.

Felicidades a San Luis Río Colorado y a todos sus habitantes.

———————————————————————

Amigos y rivales

Humberto Melgoza Vega

A pesar de que las elecciones constitucionales serán oficialmente hasta el domingo 1 de junio de 2015, desde hace rato que todo mundo anda pero si bien encampañado, aprovechando las lagunas legales de la legislación electoral y la falta de autoridad de los árbitros oficiale.

El activismo se hace con y sin la utilización de recursos públicos, aprovechando el cargo para el que fueron electos o la dependencia en la que fueron comisionados para realizar una labor en el gobierno, estatal o municipal; a través de fundaciones de todos colores y sabores, fachadas para dar rienda suelta al proselitismo partidista sin el riesgo de que sean denunciados por actos adelantados de campaña.

Unos lo hacen con la complacencia y hasta con el apoyo de sus superiores jerárquicos y otros, los menos, andan por la libre, haciendo su luchita, aunque con escasas posibilidades.

En el Partido Acción Nacional se encuentran los más activos.

Luego de largos años de jugar desde la oposición, una vez en el gobierno le aprendieron las mañas a los priistas al grado que se podría decir en muchos casos que los alumnos han superado al maestro.

Con la bendición del alcalde, quien ha puesto a su disposición todos los foros y representaciones para que se placee se encuentra el joven y dinámico director de Desarrollo Social, Paolo Navarro González, acaso el más activo de todos los precandidatos, en su caso en busca de la candidatura a la diputación local.

En ese mismo tenor se mueve, pero a nivel estatal, la señora Célida López, subsecretaria de Desarrollo Social, la elegida por la cúpula estatal para tratar de retener el Distrito 2 con cabecera en Puerto Peñasco, en una apuesta un tanto arriesgada porque hay gente mucho más conocida y sobre todo en el Revolucionario Institucional que les podrían sacar algo más que un susto con gente como Juan Antonio López Alvarez y el propio Héctor Chacón.

La irrupción de buenas a primeras en la escena pública local de la funcionaria de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, Lina Acosta Cid, vino a meterle aún más ruido al proceso interno en el PAN, en donde son un montón los que aspiran a la candidatura por el Primer Distrito.

Además de Paolo Navarro, anote usted en la lista al ex dirigente partidista Angel Acacio Angulo, a las damas Jessy Gastélum, Karina Castillo, Paty Noriega, al ex delegado de la Profeco, Abraham Yáñez y no sabemos si aún la pretenda el ex todo Angel Ruiz García, quien al menos ya no menciona nada en su espacio de Facebook en donde antes escribía que seguía avanzando y caminando y ya no lo ha hecho más.

Decíamos que la aparición de Lina Acosta fue vista con recelo entre algunos cuadros panistas por la presentación con todo bombo y platillo del papel que jugará como fiscalizadora de un programa de prevención en el que tendrá mucho contacto con la ciudadanía.

Vale la pena mencionar que Lina siempre ha peleado por esas posiciones de elección popular, pretendió fallidamente ser candidata a diputada federal y luego logró ser un tiempo diputada local como suplente de Rubén Espino Santana, tiempito que no debió haberle sabido ni a melón.

Acosta Cid es una mujer preparada e inteligente que podría ser considerada, ahora con la ventaja de la equidad de género en donde los partidos están obligados a postular al 50 por ciento de candidatos mujeres.

Hasta ahorita todo son especulaciones, primero los aspirantes deberán demostrar fehacientemente que tienen “rentabilidad electoral” para poder ser considerados para participar en una elección interna antes de soltarlos al ruedo en una elección constitucional.

Y para ello cada vez queda menos tiempo.

Con tantos tiradores de un mismo color, los panistas se perfilan para ser sus principales enemigos.

———————————————————————–

El Borrego cena hoy en SL

Humberto Melgoza Vega

Este viernes y mañana sábado estará de nueva cuenta en San Luis Río Colorado el senador Ernesto “Borrego” Gándara,

Además de informar del trabajo que realiza en la Cámara Alta del Congreso de la Unión, así como de la aprobación de algunas reformas promovidas por el presidente Peña Nieto, el ex alcalde de Hermosillo aprovechará el viaje para saludar a los amigos y de pasada afianzar el proyecto que viene trabajando desde años para alcanzar la gubernatura de Sonora.

Hasta ahora, el grandote de la cabellera ensortijada es el político que se ha mantenido en lo más alto de las encuestas, seguido no muy de cerca por su pariente el panista Javier Gándara Magaña y su colega en el Senado la “güera” Claudia Pavlovich. 

Un poco más rezagados aparecen el inquieto Toño Astiazarán y por ahí anda también el aguerrido David Figueroa, aunque lo omitan de manera deliberada en algunas de las mediciones.

El sábado anterior don Javier Gándara estuvo por San Luis para echar a andar de manera exitosa su mercadito Ganfer y ese mismo día por la tarde llegó la señora Pavlovich para sostener una comida privada con sus simpatizantes de esta frontera.

Lo curioso es que mientras el veterano aspirante panista se dio sus baños de pueblo, saludando a cientos de personas de escasos recursos económicos que aprovecharon para surtir su despensa a precios populares; la senadora se encerró en una comida, donde no faltó la música de banda sinaloense, a la que asistieron sus principales allegados en esta frontera, con excepción de quien era considerado su principal “fan”, el ex alcalde Manuel de Jesús Baldenebro.

Además de la extraña ausencia del Balde –el que sí estuvo presente fue el Toño Gaeta, su hombre fuerte en San Luis además de Buchanan—lo que llamó la atención fue que pretendieron que la visita pasara desapercibida por los medios de comunicación, o al menos por los que manejamos una línea crítica.

De la agenda de la “güera” nunca fuimos informados previamente, a pesar de que directamente solicitamos tener acceso para hacerle una entrevista exclusiva. Luego ya nos enteramos de la asistencia de uno que otro reportero, quienes fueron prácticamente de “colados”.

Lo que no sabemos es si los organizadores se tomaron esa licencia para no invitar a los medios de comunicación, al menos los que podrían resultar “incómodos”, o si fueron instrucciones de la misma senadora, que sueña con ser la primer mujer gobernadora en Sonora, por aquello de que le fueran a preguntar cosillas como su voto a favor de aumentar el IVA del 11 al 16 por ciento en la frontera, cuando había dicho que no lo haría, o sus pobres argumentos cuando trató de justificar el aumento a las croquetas para caninos:

“Quien tiene una mascota que es de clase media baja- baja, y tú lo sabes bien, no creo que le compre croquetas a su animal y viven perfectamente bien, o sea, le dan lo que les sobra de comida.

“En un país con 53 millones de pobres, lo primero que tenemos que pensar es en esos pobres. Y claro, a mí también me gustan mucho los perros, y tengo perros y voy a tener que pagar más y mucha gente también, pero no creo que sea la gran mayoría de la población…”.

El caso es que no tuvimos la oportunidad de saludar a la senadora (ella se lo pierde), esperemos que sea para la otra, al cabo que el aumento de los impuestos seguirá vigente y muy presente para cuando sean las elecciones el primer domingo de junio, exactamente dentro de un año.

Con más tablas y colmillo que su compañera en el Senado, Ernesto Gándara será el invitado de honor en una cena que ofrecerá en su residencia el empresario Enrique Carrasco la noche de este viernes y mañana alrededor de las 9:00 de la mañana, ya que termine un desayuno en la sede de Autotransportes del Río Colorado ofrecerá una rueda de prensa a los medios de comunicación, para que preguntan lo que quieran.

Ai luego les contamos de qué se trató.

============================================

El regreso de Joseph Marie

Humberto Melgoza Vega

De entre todos los cambios anunciados en la administración municipal anunciados esta semana por el alcalde Leonardo Guillén ninguno llamó tanto la atención por obvias razones, que el de la inclusión de Héctor Manuel Sandoval Gámez en un puesto inventado para la ocasión.

Desde el pasado martes, Héctor Sandoval asumió el cargo como responsable de la “Coordinación Técnica de Seguimiento Gubernamental”.

De acuerdo al boletín despachado a los medios de comunicación, el nuevo superfuncionario tendrá como objetivo “que todos aquellos temas de atención y resultados hacia la ciudadanía, que cada dependencia municipal tenga bajo su responsabilidad, sean resueltos satisfactoriamente y se puedan ofrecer mejores resultados a los sanluisinos…”

 Aunque no lo dicen con todos sus letras, en la práctica el papel que desempeñará el “Negro” Sandoval será de facto el de coordinador de gabinete, en donde al único que habrá de rendirle cuentas es al alcalde y por supuesto, a la ciudadanía.

La llegada de Sandoval se da en un contexto en el que los regidores se le estaban volteando al alcalde por el “madruguete” en la entrega de los recursos a la Copresan, lo cual derivó en la hasta ahora frustrada campaña para destituir a los jefes de la Policía Municipal.

La aparente falta de operación política, la mano izquierda para dialogar y llegar a acuerdos estarían facilitando la llegada de alguien que en teoría podría aportar en ese sentido, lo que no sabemos es si el alcalde solicitó su apoyo o si fue Héctor quien le ofreció sus servicios.

De Héctor Sandoval se recuerda su paso por la secretaría del 23 ayuntamiento, cuando José Inés Palafox fue alcalde, en la que se caracterizó por mantener un férreo control de la operatividad gubernamental desde el Palacio Municipal hasta la Comandancia de Policía.

De su paso por la Secretaría, el cual no estuvo exento de algunas polémicas, Sandoval se hizo merecedor del mote como el “José María Córdoba Montoya de los pobres” a cargo de este humilde columnista, en referencia, toda proporción guardada, al maquiavélico brazo derecho que tuvo Carlos Salinas de Gortari cuando fue presidente de México.

La inclusión de Sandoval al gabinete municipal se da luego de que concluyó la elección para la dirigencia nacional en la que el ex encargado de Vinculación de la SSP se la jugó con Ernesto Cordero a través de David Figueroa, de quien es representante en esta ciudad en su afán por ser el candidato del PAN a la gubernatura de Sonora.

Aunque la renuncia de Sandoval ya había sido presentada ante sus superiores en el estado desde hace un mes, no fue hasta ahora que se hizo efectiva por lo que algunos panistas se fueron con la finta, creyendo que lo habían “premiado” a pesar de haber apoyado al candidato que ni el gobernador ni el alcalde respaldaron y la verdad que no tiene nada que ver una cosa con la otra.

Ahora que si sus convicciones son tan firmes veremos si se mantiene en el equipo de David Figueroa, aunque su nuevo patrón Leonardo Guillén esté del lado de Javier Gándara… 

En el mismo paquete de cambios y enroques se hizo oficial la incorporación del comunicador Juan Pedro Morales a la Dirección de Comunicación Social en donde tendrá la grata tarea de ser el vocero oficial del Paolo Navarro, director de Desarrollo Social, y de pasadita de resaltar lo que se hace en materia de Obras Públicas.

Por si alguien tenía alguna duda de que Paolo es el “delfín” de Leonardo Guillén, quien a chaleco lo quiere hacer diputado local.

 

—————————————————————————

Todo o nada

Humberto Melgoza Vega

Mucho más que la sola dirigencia del Partido Acción Nacional estará en juego en la inédita elección del domingo 18 de mayo, de la que dependerá en gran medida el futuro político de varios personajes que se juegan prácticamente el todo por el todo.

 Uno de los que le están apostando todas las canicas a Gustavo Madero, el candidato que pretende la reelección, es el gobernador Guillermo Padrés Elías.

Además de la necesidad de un blindaje cuando termine su gestión el próximo año, ante una eventual “cacería de brujas”, Padrés necesita, le urge tener una plataforma desde la cual seguirse proyectando, ahora a nivel nacional.

De ganar la elección del domingo entrante, que es lo más posible porque el aparato gubernamental de los estados, y no solo el de Sonora, está volcado a favorecerlo, Gustavo Madero solo permanecería máximo un año y medio en el cargo tiempo después del cual podría cederle la estafeta a Padrés o cuando menos la secretaría general, si Ricardo Anaya, como indicaría la lógica partidista, asume ese puesto.

Para nadie es secreto que Memo Padrés tiene aspiraciones presidenciales, aunque falte mucho para el 2018, y mientras tanto debe mantenerse vigente, activo en la política de nuestro país, para estar en condiciones de pelearle al tú por tú a Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla quien se encuentra operando la campaña de Madero aun entre los gobernadores de extracción priista.

Otro personaje que se está jugando la viabilidad de su proyecto político es el inquieto David Figueroa Ortega, quien le está apostando todo o nada a Ernesto Cordero y que en su afán por allegarse de adeptos y sumar simpatizantes, ha despertado enconos y animadversiones entre miembros de su propio partido que se encuentran en posiciones de poder.

Primero era Josefina Vázquez Mota su esperanza pero al declinar ésta en sus aspiraciones, al ver prácticamente en chino el poder ganarle a Madero, se decantó por Ernesto Cordero, de quien es coordinador en Sonora, como una manera de hacer fuerza y no quedarse desprotegido.

A base de tenacidad y constancia, los figueroístas han logrado levantar en el ánimo de muchos panistas en el estado aunque esto no les será suficiente como para ganar la elección por la evidente cargada a favor de Madero, el primer “peñanietista” del país, la cual se ve desde arriba y hasta abajo, con excepción de los “rebeldes”, la mayoría fuera de la nómina.

Hasta la fecha, la carrera de Figueroa por la candidatura a la gubernatura ha sido cuesta arriba, el favorito de Guillermo Padrés y por ende de la directiva partidista es don Javier Gándara y su única esperanza para tener al menos un piso más parejo en la competencia es que su gallo Cordero se alce con la victoria por la dirigencia nacional.

Si gana Madero, que es lo más previsible, a solo que el doble de Mr. Bean rompa con todos los pronósticos –a excepción de algunas encuestas que lo dan como amplio favorito (?)–, las aspiraciones de Figueroa no quedarán sepultadas pero sí se verán bastante disminuidas y tampoco sería extraño saber que sus fieles seguidores, entre ellos su coordinador en el Primer Distrito, Héctor Sandoval, terminen por resignarse y convencerse que no va por ahí la cosa.

Entre toda esta maraña de elucubraciones no hay que perder de vista el papel que estarán jugando algunos ex gobernadores como los que estaban apoyando a Josefina Vázquez Mota, quienes no se han abierto de capa a favor de ninguno de los dos contendientes, pero que lo más previsible es que no sea a favor de Cordero, tan solo por darle en la torre a Felipe Calderón quien se encargó de truncarle su camino hacia Los Pinos en el 2012.

Si acaso la aparición de la guapetona María Dolores del Río, amigocha de la Josefina, en un mitin en Hermosillo a un lado de Madero, sea un mensaje entre líneas para el que no hacen falta muchas palabras.

Así es que sin más preámbulos habrá que estar al pendiente de la elección del domingo  –hasta los priistas estarán muy atentos a su desenlace, viendo si se dividen—, resultados de los cuales estaremos informando oportunamente en nuestro portal de noticias contrasena.com.mx, el primero de San Luis.

La Contra

Author

La Contra

Discussion about this page

Platique con nosotros