Semanario Contraseña

La clave de la información

Gobierno del Estado, principal damnificado en el debate

 

Sin sobresaltos más allá de la sazón del ex alcalde sanluisino, los reclamos al “Nuevo Sonora” de Padrés perpetrados principalmente por PRD, PRI, PES y PT, así como las firmes réplicas de la candidata priísta y la evasión a cuestionamientos de Gándara, fue como transcurrió el debate entre candidatos a la gubernatura el pasado martes, escenario que, para muchos, no dejó ningún mensaje o propuesta sorprendente 

Bibiana García Garza

Debate (7)Aunque el primer debate entre los candidatos al gobierno del estado no tuvo un contenido lleno de propuestas nunca antes escuchadas o expuestas por los contendientes, mantuvo como línea principal señalamientos y ataques a la actual administración estatal.

El encuentro se llevó a cabo el pasado martes en punto de las 07:00 de la tarde en el foro “Partenón” ubicado en un hotel de la ciudad de Hermosillo, y fue transmitido a través de varios canales de televisión, estaciones de radio regionales e internet en tiempo real.

Para dar inicio al debate público se presentaron seis de los siete candidatos a la gubernatura, exceptuando al candidato del Partido Humanista (PH), Antonio Pérez Yescas, quien hasta el momento ni siquiera ha empezado a desarrollar eventos de campaña.

En la parte oficial, el formato del debate fue pensado para el intercambio de propuestas y coordinado por la Comisión Especial de Debates del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana para dar un espacio a cinco participaciones por candidato así como réplicas y contra-réplicas.

Antecedentes 

En el ámbito de la política, ya se anticipaba la tensión en el enfrentamiento de los contendientes, principalmente entre Javier Gándara Magaña y Claudia Palvovich Arellano por el antecedente de los escándalos, campañas negras y los señalamientos mutuos entre PRI y PAN.

Como es bien sabido, la priísta ya ha lanzado varios retos al candidato del PAN así como también ha exhibido denuncias y excesos perpetrados por este, asegura, en complicidad con el gobernador del Estado, Guillermo Padrés, a quien tacha también de corrupto y de atacarla personalmente, incluso mediante tareas de espionaje.

Asimismo, el ex alcalde de Hermosillo es acusado por dirigencia estatal del PRI de comprar irregularmente siete terrenos en la capital propiedad del gobierno municipal así como el uso de un avión propio, dos rentados y un helicóptero para hacer campaña.

A esto, Gándara ha reconocido ante los medios que aunque el avión es privado lo renta pues es propiedad de su esposa, Marcela Fernández de Gándara por lo que no se trata, afirma, de una operación ilícita sino que es ética y jurídicamente correcta.

A su vez Pavlovich libra todavía la batalla mediática y escándalos generados y alimentados, principalmente a través de las redes sociales así como en los medios de comunicación en torno a cuestionamientos sobre el dinero que ha entrado a su campaña y tráfico de influencias, como el caso de la avioneta de 30 mil pesos o las “#dosmaletas”.

Muchas de estas denuncias han sido presentadas por el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, a quien la ex senadora le ha respondido reiteradamente mediante videos a través de las redes sociales.

Javier Lamarque, por su parte, ha enfrentado también críticas por no ser el candidato que inicialmente se contemplaba para Morena, como sí lo era Ana Gabriela Guevara y Alfonso Durazo.

También Carlos Navarro, a pesar de que fue considerado como uno de los mejores exponentes al final del debate, y que se fue “a la yugular” en muchos temas tanto contra el PAN como contra el PRI, ha sido motivo de división en el PRD por ser elegido, según afirman algunos, de manera arbitraria.

Cabe mencionar también a Manuel Baldenebro, ex presidente municipal de San Luis Río Colorado, entonces emanado de las filas del PRI, un personaje que ha causado más que polémica por el desempeño de su administración municipal y su excéntrica forma de ser y gobernar.

El Balde, como se recordará, fue acusado por desvío de cuotas millonarias destinadas al PRI local y crucificado mediáticamente por los animal-lovers que todavía lo llaman “el mata-perros”, sobrenombre que se le quedó a raíz de la política que intento adoptar para aplicar descuentos a cambio de que la gente llevara perros de la calle al Centro de Control Animal.

Todos abren fuego, el PAN evade

Fue en ese contexto que dio inicio el debate, que desde su inicio fue escenario de cuestionamientos en torno al desempeño del actual gobierno del estado, con lo que abrieron fuego Pavlovich Arellano y su “aliado extraoficial”, el Balde, abanderado del PES, así como el perredista Carlos Navarro López, Javier Lamarque de Morena, y el candidato del PT, Jaime Moreno Berry.

En ese sentido, se vertieron críticas severas a las condiciones en las que se encuentra Sonora actualmente como fruto de los malos manejos del mandatario panista mientras que se advertía que al estado le urgen cambios ante una situación apremiante que refleja necesidades, pobreza y promesas rotas.

Al tomar la palabra, Baldenebro con voz enérgica, en altos decibeles y quebrada al borde de las lágrimas, criticó que la gran mayoría de los sonorenses no son escuchados ni atendidos por lo que es tiempo de cambiar el destino, dijo, y darle voz a quienes no la tienen, así como la de los panistas avergonzados.

“… aquél panista avergonzado que luchó año tras año por un cambio, y que hoy está avergonzado porque vaya vaya que el PAN salió gandalla”, lamentó.

Aunado a ello, de manera continua apoyó las mociones de Claudia Pavlovich y mantuvo su actitud crítica al PAN y el Gobierno del Estado pues, reiteró en varias ocasiones “… cuando la cabeza está mal, el cuerpo no funciona correctamente”.

Javier Gándara, por su parte, proyectó la visión positiva de las cosas y se limitó a presentar propuestas en la seguridad de ser el candidato que representa la expectativa ciudadana, y aunque admitió que el estado enfrenta retos importantes, aseguró que también cuenta con fortalezas que deben potencializarse al máximo para fines de progreso y productividad.

“Estoy aquí porque estoy convencido de que represento los anhelos, las ilusiones, la expectativa y la esperanza de miles y miles de sonorenses con los que hemos tenido contacto (…) yo tengo esa visión para llevar a Sonora hacia ese destino de desarrollo, progreso y tranquilidad”, apuntó en su primera participación.

El candidato de Morena habló de su trayectoria en el ámbito social, político, académico y del servicio público como ex alcalde de Cajeme, y señaló que tanto la seguridad como el desarrollo económico han decrecido en los últimos años por lo que se propuso como una opción viable para la gubernatura por su experiencia.

Asimismo, habló de fortalecer la impartición de justicia como lo hizo durante la administración que encabezó en la que, afirmó, disminuyó considerablemente la violencia.

También Carlos Navarro se presentó como una opción contraria a lo que representa el PRI y el PAN, aunque desde un principio mostró su tendencia hacia los ataques al gobierno del estado, en los que fue apoyado por la candidata priísta.

En particular, señaló que la tan anunciada transformación educativa y los recursos que iban destinados a ésta no se han visto reflejados hasta la fecha y que inclusive se desconoce, dijo, en dónde quedó ese dinero pues muchos docentes sospechan que fueron “fachadas, moches y desvíos”.

Por la Coalición PRI, PVEM y Nueva Alianza, Claudia Pavlovich abrió con una muestra de testimonios ciudadanos que coincide en que el estado no se encuentra una buena situación y señaló que según estadísticas, “… siete de cada diez sonorenses dicen que las cosas en el estado no marchan bien”.

Además de presentarse como una madre de familia y mujer preocupada por Sonora, puso a consideración de la audiencia el apoyarla para lograr un cambio, o no hacerlo en caso de que consideren que el estado ha mejorado en los últimos seis años, que corresponden a la administración de Guillermo Padrés.

“Si ustedes creen que tenemos un mejor servicio de salud, un mejor empleo, un mejor sistema educativo en estos seis años, ya tienen a su candidato y no soy yo, pero si piensan que las cosas no van bien y que pueden ser mucho mejor de lo que son ahora, Claudia Pavlovich es su candidata”, aseveró.

El candidato del PT, Jaime Moreno Berry también exigió respuestas en torno al caso de la Guardería ABC que hasta la fecha, denunció, sigue impune.

En el transcurso del debate, salió a relucir también los desfalcos de 2 mil 500 millones al fondo de pensiones y jubilaciones del Isssteson y la crisis que enfrentan tanto hospitales como escuelas, así como la presa del gobernador y su supuesto enriquecimiento ilícito.

Las críticas, en general, se adaptaron a todos los rubros relacionados a los temas expuestos que fueron “Municipalidad y educación”, “Seguridad y legalidad”, y “Salud y transparencia” mismos que, según la mayoría de los candidatos, se han ido en debacle gracias a la administración panista que se ha dedicado, coincidieron, a derrochar recursos.

Sin embargo, ante lo expuesto por sus contrincantes, Gándara Magaña reviraba con propuestas y un discurso relajado sin abonar en su réplica a los señalamientos, sobre los cuales solamente admitió que hace falta mucho por hacer para fortalecer las acciones que ya están en marcha y que en eso va a concentrarse en caso de llegar al gobierno del estado.

Las críticas contra el PRI

Preparada también para ser blanco de ataques, la candidata del PRI mostró documentos que dijo, comprueban que el constructor Samuel Fraijo le renta la avioneta por la que ha sido señalada y que no ha incurrido, dijo, en ninguna irregularidad, sin embargo, el partido que representa también fue exhibido por la reputación que le antecede.

Y es que aunque el PRD perpetró críticas severas contra el gobierno del estado y el PAN, Carlos Navarro también atestó cuestionamientos a la candidata el PRI, cuyo partido, aseguró también promete y no cumple.

En ese sentido, comentó que cuando los gobiernos del estado y el municipio son de partidos diferentes, como PRI y PAN, la gente es la que sufre las consecuencias por el pleito que hay entre ambos.

A pesar de que cuando Gándara fue alcalde se triplicó la deuda de Hermosillo, aprendió precisamente del PRI, apuntó.

En ese sentido, recordó que cuando Eduardo Bours Castelo fue gobernador del estado, dejó una deuda de 11 mil millones de pesos en deuda, misma que duplicó el actual mandatario, ambas deudas aprobadas en el Congreso tanto por el PAN como por el PRI en complicidad.

“Que no digan los del PRI luego que los chamaquearon, se confabularon con el gobierno panista y entre los dos endeudan a Sonora y endeudaron a Hermosillo también.

El candidato petista también se dirigió a Pavlovich en respuesta a cómo se han incrementado los impuestos, a que es el resultado que hoy tenemos gracias a que muchos mexicanos “vieron carita” al actual presidente de la República, Enrique Peña Nieto, emanado de su partido.

Ante ello, la candidata refrendó que habla de frente a los sonorenses y que no tiene nada que esconder porque puede presumir de la honestidad que otros no pueden.

Propuestas y promesas 

En lo relacionado a las propuestas, la candidata del PRI propuso escuelas dignas con cámaras de seguridad, administrar eficiente y transparentemente el recurso público y establecer incentivos a personal médico, así como instalar mejores centros de salud y mejorar la atención médica en general.

También se pronunció por luchar contra la impunidad y fortalecer a las corporaciones policiacas con la creación de un Centro de Inteligencia Policial.

Por su parte, Javier Gándara prometió tablets para los alumnos de educación básica, reforzar la infraestructura e inmobiliario de los planteles y mejorar la calidad de los uniformes escolares que entrega el gobierno estatal para que también con ello se fortalezca la industria estatal.

Del mismo modo propuso la profesionalización de los cuerpos de policía para atender las problemáticas de cada municipio así como, en materia de impartición de justicia, implementar los juicios orales.

Navarro López hizo un llamado para buscar la manera de erradicar la deserción escolar, promover becas y rescatar a la Universidad de Sonora así como mejorar los sueldos de los docentes, así como de los policías para implementar mejores estrategias de seguridad pública.

También propuso convertir al hospital general en uno de investigaciones universitarias y levantar de esa manera la atención médica y el desarrollo de la medicina en el estado.

El candidato de Morena habló de impulsar un programa de beca mensual de 500 pesos denominado “Prepárate” para alumnos del nivel medio superior, condonar créditos educativos y facilitar la admisión de los alumnos a la educación superior y en seguridad, acabar con el acoso policial contra jóvenes y ofertar medicamentos gratuitos, en lo que respecta a la salud.

Moreno Berry se dijo a favor de crear comedores escolares, escuelas de tiempo completo y transformar en su totalidad el sistema estatal de salud a través de una disciplina presupuestal para ese sector, así como cero tolerancia a la corrupción y el tráfico de influencias para implementar un “gobierno obrero”.

El Balde se refirió al tema de seguridad en el sentido de fomentar los valores y empoderar a los policías municipales y poner mano dura para quienes violen la ley así como abrir el sector salud a la iniciativa privada. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros