Semanario Contraseña

La clave de la información

Crece división social por nueva ´revolución gay´

Un intenso debate nacional es el que ha detonado la reciente iniciativa presidencial que reforma el Código Civil Federal y reconoce los derechos constitucionales de la diversidad sexual, entre ellos el matrimonio y la adopción para parejas gay, un tema ampliamente cuestionado por líderes religiosos y que enfrenta a políticos, liberales, conservadores y radicales

Bibiana García Garza

SAN LUIS RÍO COLORADO, Sonora (18/Junio).- A medida que a nivel mundial se han abierto puertas para reconocer los matrimonios igualitarios y erradicar la discriminación por preferencia sexual, la Comunidad Lésbico Gay Bisexual y Transgénero (LGBT) ha cobrado fuerza y visibilidad para hacer valer sus derechos también en México.

En el marco del pasado Día Nacional Contra la Discriminación, celebrado el 17 de mayo, el Presidente Enrique Peña Nieto remitió un paquete de iniciativas de reformas al Código Civil Federal que pretenden, entre otras cosas, reconocer legalmente el matrimonio de parejas del mismo sexo así como la adopción de hijos.

Inclusive, propone la expedición de actas de nacimiento para validar la identidad de género, lo que beneficiaría a la población identificada como transgénero.

Esto aunado a la disposición para erradicar normas discriminatorias en los tres órdenes de gobierno, con lo que México podrá formar parte de un núcleo interior de las Nacionales Unidas en contra de la homofobia, en la que actualmente participan 19 países.

Dicha propuesta encendió el debate entre la clase política y la opinión pública así como entre la curia católica y los líderes de otras religiones quienes, en algunos casos, han radicalizado sus discursos para oponerse a dicha medida que desde el 2010 es una realidad en la Ciudad de México y algunos estados de la República.

La discusión sobre el tema ha levantado también a varias manifestaciones y protestas de organizaciones civiles unidas en pro de la familia tradicional (hombre y mujer), la moral y contra quienes ´promueven estilos de vida´ que, aseguran, terminarán por degenerar a la sociedad y contaminar a las nuevas generaciones.

Eso sin mencionar que los opositores a los matrimonios gays también están convencidos de que dicho paquete de iniciativas le han restado popularidad a la administración de Enrique Peña Nieto y al partido del que emana (PRI).

Además, tanto iglesias como grupos conservadores insisten en que la sociedad mexicana le aplicó el llamado ´voto de castigo´ a los priístas por esa razón, una postura que igualmente se ha asumido por algunos miembros del tricolor para justificar la derrota en el pasado proceso electoral, también rebasado por el abstencionismo.

La guerra rosa y los discursos de odio

En redes sociales también se ha destapado la polarización en la opinión pública que se enfrenta en los distintos foros para atacar o defender los derechos de la Comunidad Gay, en ambos casos, con discursos apasionados, radicales y muy subidos de tono.

El más reciente detonante fue el escándalo mundial por el tiroteo en el bar gay “Pulse” de Orlando, Florida, que dejó un saldo de 49 muertos a manos de un hombre identificado como Omar Mir Seddique Mateen, estadounidense de origen musulmán.

Con ello, a la par de la solidaridad que se ha mostrado por un sector de la sociedad en torno a la tragedia, considerada como la más grande en la historia reciente de los Estados Unidos, surgen a diario los comentarios discursos de odio y discriminación.

En esa confrontación esta semana destacó el ´hashtag´ “#MatarGaysNOesunDelito”, celebrando la masacre y erigiendo a Mateen como un héroe por haber aniquilado a decenas de homosexuales, así como convocando a quienes repudian a este sector de la población a que sigan sus pasos.

También llamó la atención el caso del ex funcionario de Desarrollo Social del estado de Jalisco que a través de su cuenta de Twitter declaró que “ojalá hubieran sido 100 y no 50” los homosexuales muertos en Orlando, por lo que fue destituido de su cargo en pocas horas.

Días más tarde, el director jurídico de Derechos Humanos y Transparencia de la Sindicatura del municipio de Zapopan, Jalisco, Jorge Contreras,  compartió la nota informativa del mensaje del Papa Francisco sobre la matanza en Orlando y la acompañó con el mensaje:

“Esos gays recibieron su castigo, gracias Dios”.

Como ese, se cuentan por cientos los comentarios de cibernautas en el ánimo de denigrar no sólo a las víctimas y minimizar el ataque en Florida “porque eran gay” y porque “lo merecían”, sino también para discriminar en general a quienes tienen una preferencia sexual distinta a la heterosexual.

A su vez, la Comunidad LGBT responde a las provocaciones en el reclamo los derechos constitucionales que les amparan contra la discriminación, misma que desde hace décadas ha promovido, en gran medida, la Iglesia Católica y otros grupos ultra-conservadores, acusan.

De la misma manera, el ala más liberal de la sociedad señala la intromisión anti-constitucional de los líderes religiosos en un asunto que sólo conciernen al Estado –que es laico-, como el oponerse abierta y directamente a la reforma de las leyes que permitirían legalizar el matrimonio para gays y lesbianas.

La homosexualidad es moda y enfermedad mental: Iglesia

Respecto al tema, el párroco de la Iglesia Inmaculada Concepción de María en esta ciudad, Lorenzo Sánchez González, refrendó que la voluntad de Dios es la que se opone a los matrimonios de parejas del mismo sexo pues no se puede comparar con las uniones heterosexuales y por lo tanto nunca formará parte de los santos sacramentos.

Refirió que el nuevo Obispo de Durango, Fortunato Álvarez, ya ha remitido un escrito a las cámaras de diputados y senadores para señalar que el imponer iniciativas como la que propuso Enrique Peña Nieto no le corresponde al Presidente pues es algo que el pueblo mexicano debe decidir, y en lo que la mayoría de los ciudadanos no están de acuerdo.

Son muy pocas las personas que realmente nacen homosexuales pues a algunos ´los hicieron así´, y otros ´se hicieron así´, aseguró, citando a quien a un psiquiatra estadounidense que sostiene que nadie nace homosexual, “…él mismo fue gay, tuvo pareja muchos años y ahora vive felizmente casado con una mujer con quien formó una familia”.

Hoy en día ser gay es una “moda”, agregó,  que desvía a los jóvenes del camino del bien porque lo quieren experimentar todo, inclusive la bisexualidad, eso tanto por influencia de los medios como por la desintegración familiar.

Caer en la homosexualidad representa un problema psicológico para muchos adolescentes, indicó, y sólo podrán superarlo si reciben la orientación que necesitan para revertir la situación con terapias de rehabilitación.

“Hay que orientarlos y guiarlos para que vean que no es por ahí su situación porque se puede revertir; no es ir en contra de, es tratar de hacerles un bien, ya la persona sabrá si quiere ese bien o no”, anotó.

El PRI y la agenda gay

Acerca del señalamiento de que la ´agenda gay´ que trae Peña Nieto le ha hecho perder popularidad como presidente, el sacerdote sanluisino consideró que en la derrota del PRI en las pasadas elecciones influyó más la corrupción de los políticos de ese partido que cualquier otra cosa.

Pero si los políticos creen que ese golpe al PRI fue por la iniciativa de los matrimonios gay, aseveró, entonces finalmente no la aprobarán, pero no tanto porque les importe sino porque no quieren perder votos ni manchar aún más la reputación del Presidente.

“Por más que digan que no, anda muy baja su popularidad, es la más baja que ha tenido hasta ahora un presidente, pero no es por esta iniciativa”, opinó el presbítero.

Sin embargo, priístas que profesan la religión cristiana como el ex regidor Leobardo Aguirre Yescas, consideró que esa decisión del Jefe del Ejecutivo es la peor que ha tomado y que al enterarse de esa noticia el pasado 17 de mayo, literalmente, derramó lágrimas de impotencia, dolor y decepción.

“El día que supe estaba haciendo línea para cruzar a Estados Unidos y me solté llorando de coraje, e inmediatamente me manifesté enviándole un tuit al Presidente”, relató.

Ha sido la mayor decepción de este sexenio aunque, reconoció, no ha sido la única mala decisión que ha tomado pues otras también han pegado muy duro a la economía, particularmente en la frontera, como el aumento del IVA y las trabas para la importación de vehículos.

Se gesta nuevo movimiento anti-bodas gay en SL

A propósito del tema, el priísta advirtió que de aceptarse las bodas gay en todo el país, encabezará una manifestación para defender sus convicciones y las de mucha gente que también está inconforme ante lo que consideran una amenaza a la paz social, los valores y la moral de los mexicanos.

Esto a sabiendas, dijo, de que su partido es lo suficientemente maduro y que acepta las críticas sin recurrir a tomar represalias, “… estoy dispuesto a luchar por mi creencia, así me cueste la vida, definitivamente”.

En esa misma sintonía se encuentran otras familias sanluisinas y ciudadanos particulares, afirmó, con quienes ha tenido contacto a través de las redes sociales para, posiblemente, formar una alianza local en un futuro próximo contra el matrimonio igualitario con el fin de que el Presidente retire la iniciativa, aunque por el momento no hay nada concreto.

Eso sí, aclara Aguirre Yescas, sin el ánimo de promover la homofobia, la discriminación, ni las confrontaciones físicas o verbales de ningún modo.

“Creo que este tipo de manifestaciones son necesarias, no sé cuándo ni dónde sería, pero se va a hacer algo a iniciativa de cualquiera de las personas que estamos en contra, creo que en los próximos días; es un derecho que tenemos y en el que también nos abraza la Constitución”, adelantó.

Como Sodoma y Gomorra

Por otra parte, Aguirre Yescas, quien a través de las redes sociales ha generado polémica y reacciones a favor y en contra de su rechazo a los matrimonios igualitarios, recordó que su fundamento principal está basado en la Ley Divina.

“Nosotros estamos fundamentados en la Ley Divina, mi argumento está basado en eso, y aunque digan ´eso no vale´ bueno pues, eso no vale para ti, pero yo pongo mis argumentos”, añadió.

No obstante, reiteró que aunque desde el ámbito personal ama y respeta a todas las personas sin importar que adopten conductas anormales porque no es homofóbico, no respeta la acción que trasgrede a la Ley Divina, la ley natural y la sana convivencia.

“Para mí no hay otro trasfondo más que venir a dañar lo que es el fundamento de toda sociedad: la familia; hay un acto diabólico detrás de esto. Es una tendencia global, estoy convencido de que detrás está el ente demoníaco”, aseveró.

Esto porque es precisamente en los países en los que se han aprobado este tipo de leyes para beneficiar a la Comunidad LGBT es en donde se ha corrido con la misma suerte que en Sodoma y Gomorra, motivo que hoy orilla a los creyentes a ser “portadores de paz” para mantener el equilibrio social.

La defensa del Estado Laico

Ante las expresiones de miembros, líderes y representantes de las instituciones religiosas en torno al tema, el abogado Víctor Acosta Cid, también ex regidor del PAN, declaró que no hay ninguna justificación legal para que se manifiesten del modo en que lo hacen.

Esto porque con base en la Constitución, precisó, se vulneran los derechos de las personas a no ser discriminadas por su preferencia sexual, mientras se trasgreden las limitaciones que tienen las iglesias para entrometerse en asuntos de un estado laico.

Como se recordará, Acosta Cid llevó el caso del primer matrimonio gay ganado por amparo en el estado de Sonora, entre dos mujeres del poblado de Luis B. Sánchez, y se ha pronunciado abiertamente a favor de la defensa de los derechos de la Comunidad LGBT en la ciudad.

Sin embargo, aclaró, esto no se trata de su opinión, por lo que citó al Artículo 130 de la Constitución en su inciso ´E´, en donde se deja en claro que las instituciones religiosas no pueden oponerse a las leyes del país a través de propaganda, publicaciones religiosas, ni en reuniones públicas o actos de culto.

“La Constitución Política es la ley suprema del país  y ésta habla del respeto a los derechos humanos así como de la no discriminación, un tema que no es ´interpretable´ porque la Corte ya definió un criterio, le guste a la Iglesia o no; así funciona el sistema democrático”, asentó.

Es por eso que cuando las instituciones religiosas, o sus seguidores, se oponen a las leyes del país, subrayó, están actuando indebidamente, lo que quedó establecido como resultado de la Guerra de Reforma que costó mucha sangre para separar al Estado de la Iglesia, un hecho que tiene un importante peso histórico en el país.

En la ley mexicana también se establece, afirmó Acosta Cid, que las iglesias deben propiciar y asegurar el respeto a los derechos humanos de las personas, algo que se garantiza en el Artículo Primero, que a su vez está basado en tratados internacionales a los que se deben apegar.

“No se puede uno excusar en el derecho a la libertad de expresión o en otros para pegarle en la torre a otros derechos y vulnerar la dignidad humana”, externó.

Eso, advirtió, ni siquiera con declaraciones, pues éstas fácilmente se pueden tornar en discursos de odio y rechazo hacia quienes tienen distinta preferencia sexual, “aunque lo diga la Biblia”.

“Tenemos miedo”

Víctor Aguirre Espinoza, el mexicalense que junto con su cónyuge, Fernando Urías, vivió un auténtico viacrucis tras interponer un amparo con el fin de legalizar su unión civil, la primera en Baja California, se pronunció  también sobre el tema en una entrevista concedida a CONTRASEÑA vía telefónica.

Efectivamente, admitió, lo que se vive en estos tiempos con mayor intensidad que hace algunos años es una auténtica revolución para exigir los derechos de la Comunidad LGBT en México y el mundo, una que cuesta sangre, odio, y violencia tanto física como verbal, y que hoy se manifiesta también a través de las redes sociales.

Lo mismo mediante los mensajes que emiten las iglesias, no solamente la católica, sino todas las que promueven el rechazo a quienes son diferentes, señaló.

Esto muestra también, comentó, que no ha habido mucho avance realmente por los derechos de las personas gay pues, personalmente, lo mismo sufrió desde la primaria hasta la preparatoria, siendo víctima de bullying, burlas, violencia y rechazo por parte de sus compañeros, era lo de todos los días, recuerda.

“Eso de cualquier manera lo vas superando, pero ahora como adultos vivir todo esto y también por lo que tuvimos que pasar para poder llegar a concretar nuestra unión fue horrible”, mencionó, recordando escenas como un grupo de religiosas hincadas y rezando para evitar que lograran contraer matrimonio en el Registro Civil de la capital cachanilla.

Por otra parte, subrayó, hoy el miedo es mayor por los casos de Xalapa y Orlando a raíz de los cuales se sigue poniendo de manifiesto el odio de una manera atroz, y por la cual no queda otra más que seguir luchando para reclamar los derechos de la Comunidad LGBT.

Por fortuna, esto también ha generado una mayor unión entre la comunidad gay en México y en todo lo el mundo, así como mayor conciencia en estar alerta por esa discriminación tan arraigada que se deja sentir constantemente.

“Nada más falta echarse un clavado en las publicaciones de varios medios para ver los comentarios de odio hacia nosotros, como los que está generando el caso de Orlando, nos hace darnos cuenta de que no estamos tan lejos de que suceda algo aquí feo, estamos todos tan expuestos, todos debemos de tener miedo”, alertó.

Ese temor está hoy, finalizó Víctor, en cada antro gay, en cada marcha, en cada punto de reunión de personas gay, aunque la lucha se continuará porque el único objetivo es alcanzar la aceptación social, el respeto y la tolerancia de una comunidad que no tiene más intención que vivir en paz en la sociedad como todos los demás@

 

Deja un comentario

× Platique con nosotros