Semanario Contraseña

La clave de la información

¿Quién asesora al alcalde?

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El Eslabón Perdido

Humberto Melgoza Vega

Cuando ha transcurrido la mitad de la administración municipal de Santos González Yescas es buen tiempo para hacer una pequeña parada en el camino y ver si en realidad están todos jalando parejo, porque hay veces que el alcalde parece todólogo.

O no delega responsabilidades y prefiere revisar todo personalmente, lo cual es muy desgastante y le roba tiempo para atender lo importante, o hay funcionarios que se la pasan nadando de muertito, sin atender los problemas de corte social y político.

Hasta el momento Santos se mantiene entre los alcaldes mejor calificados en Sonora por la cercanía que ha mantenido con la gente, le ha funcionado la política  social de no cortes en el servicio del agua potable, con el riesgo de descapitalizar el organismo, y la no instalación de retenes policiacos donde algunos agentes se pasaban de lanza y se iban grandes con la mordida.

Aunque ahora, obligado por las circunstancias de la pandemia del coronavirus deberá instalar filtros sanitarios para evitar que la gente ande en la calle sin ninguna necesidad con el riesgo de propagar el virus.

La instrucción oficial sigue siendo que todos permanezcan en sus casas y que salgan a trabajar solo quienes desempeñen actividades esenciales, un virtual toque de queda como el implantado por la alcaldesa de Hermosillo, Célida López, quien decretó que nadie puede andar  en las calles de la capital de 6:00 de la tarde a 6:00 de la mañana.

El alcalde Santos necesita cambiar de asesores, alguien que se adelante a los problemas antes de que le estallen en las manos, que no contesten cuando les preguntan qué hora es “la que usted diga, patrón”.

Alguien que le pueda decir que no vale la pena quemar el cartucho con la visita de su amigo el presidente si no va a ser para inaugurar el estadio de beisbol, repleto hasta las lámparas, y no en medio de una contingencia sanitaria, que te genera una crítica innecesaria.

Que le diga que es necesario salir y ofrecer una rueda de prensa para plantarle cara a la contingencia del coronavirus y anunciar medidas contundentes para evitar que se expanda la pandemia, además de un plan emergente para la población más vulnerable, y no esperar a que otros llenen esos vacíos.

Si yo fuera su asesor, le diría que no necesariamente tiene que seguir la línea de AMLO, un líder popular y carismático que ha dilapidado su capital político, alrededor de 20 puntos, porque es su propio vocero y quizás no tenga asesores que se atrevan a decirle que ya terminó la campaña y que no se puede seguir peleando con los periodistas, porque las lleva de perder.

De cara al proceso electoral de 2021, donde sin duda Santos González será protagonista, el morenista deberá reforzar todos los frentes, aventarse una reingeniería y llegar en plenitud al último tramo de su gobierno para ir en busca de la reelección, con muchas posibilidades de ganarla.

Que los funcionarios salgan de sus cómodas oficinas, claro, luego que pase la crisis por la pandemia, y que le saquen lustre a su dependencia, no solo Obras Públicas y la Dirección de la Policía Municipal, que sin el apoyo de las demás corporaciones difícilmente podrá acabar con la criminalidad, talón de Aquiles de este y cualquier gobierno.

Y por favor, que alguien le diga a nuestro alcalde que no pasa nada si para andar entre el público se pone una mascarilla o cubre-bocas, aunque su director de Salud diga que solo sirven para los que ya están infectados; en esta contingencia no hay ninguna prevención que sea exagerada.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

× Platique con nosotros