Semanario Contraseña

La clave de la información

Surge en el PAN “Tercero en discordia”

Cuando todos creían que la disputa de la candidatura por la alcaldía se daría entre los diputados Everardo López y Lina Acosta viene Paco Ochoa y levanta la mano para esa posición. El presidente del Club Algodoneros de San Luis considera que es tiempo que los empresarios participen en política.

 

 

Humberto Melgoza Vega

 

SAN LUIS RIO COLORADO.-  Porque la política es muy importante y trascendente como para dejárselas solo a los políticos, el empresario Francisco Ochoa Montaño ha tomado la decisión de buscar la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN) en San Luis Río Colorado.

“Actualmente la figura del político y de los partidos políticos ha ido rebasada, ante esa nueva realidad tenemos que actuar y ser consecuentes, necesitamos caras nuevas y dejar de estar quejándonos sin hacer ni proponer nada”, dice entusiasmado.

“La figura del PAN no está desgastada, la que está desgastada es la de los políticos, el PRI tampoco está desgastado, están desgastados los políticos, por eso creo yo que es momento de que los ciudadanos nos involucremos en la política”.

¿Y qué tal si una vez estando ahí te haces como todos los políticos?

-No. Mi idea es abrir una brecha y abrirle la puerta, sobre todo a los jóvenes, que demuestren su capacidad, mi intención es lograr servir por un solo periodo y dedicarme a mi trabajo al que me he dedicado siempre, pero abrir una puerta para que se involucre gente nueva, gente joven, con ideas diferentes.

En visita de cortesía, en su camino en busca de la candidatura, el entrevistado rechaza que se sienta destinado a ser alcalde, solo porque su papá lo fue, el primero bajo los colores del PAN.

“Claro que no. Por supuesto que es un ejemplo que yo vi y yo viví y hasta la fecha tengo teniendo gratos reconocimientos de la gente aunque ya no está, eso por supuesto que me mueve, eso se los dejas a tus hijos, que se sientan igual de orgullosos como yo me siento, dejarle a mis hijos un mejor San Luis, con una mejor economía y un mejor futuro. México no va a cambiar si cada quien no ponemos nuestro granito de arena”, expone.

Paco Ochoa es conocido entre la sociedad sanluisina por su faceta de empresario, presidente del exitoso Club Algodoneros de San Luis y por ser hijo del primer alcalde panista de San Luis Río Colorado, Fausto Ochoa Montaño, quien gobernó esta frontera de 1982 a 1985.

Pero hace unas semanas, saltó a la fama en las redes sociales al encabezar las primeras protestas contra el gasolinazo, recetado por Peña Nieto los primeros minutos de 2017 y avalado por los legisladores del PRI y del PAN.

Junto con una decena de personas de la sociedad civil, entre ellos conocidos panistas, iniciaron poniendo cartulinas con leyendas contra el gasolinazo sobre el muro metálico de la línea internacional y de ahí se pasaron a la caseta del puente, donde protestaron dejando pasar a los carros sin pagar peaje.

En esta coyuntura de la inconformidad generada por el gasolinazo, que ha derivado en protestas masivas donde se incluyen otras demandas como en Mexicali, han salido nuevos “líderes sociales. Pero Ochoa descarta ser oportunista.

“Cuando estás convencido que algo está mal tienes que protestar y proponer una solución. Te das cuenta del hartazgo que tiene la gente. Se abrió una caja de pandora con el gasolinazo, un crimen que le están haciendo a todo México. Desgraciadamente para que el gobierno te haga caso tienes que protestar, como está pasando en Baja California. Si no protestas el gobierno va a creer que todo lo está haciendo bien”, apunta.

El destape de Paco Ochoa sí viene a moverles el tapete a los que tienen tiempo perfilándose para esa posición, como lo son el diputado federal Everardo López, y la diputada local, Lina Acosta Cid.

Ochoa Montaño está consciente que se sube a una carrera donde sus competidores ya van adelantados, primero, tendrá que reconocer a la militancia, de la que ha estado distanciado, y luego hacer valer su derecho ante las cúpulas, que no lo tenían en el radar y que ahora deberán considerarlo.

En la reciente elección para presidente del Comité Municipal, Ochoa formó parte del equipo que impulsó la candidatura de Iván Sandoval, junto con la diputada Lina Acosta, el ex alcalde Rubén Espino y Paolo Navarro, entre muchos otros, quienes terminaron perdiendo por apenas 6 votos frente al grupo que apoyó a David Castillo.

Aunque el deseo de Paco Ochoa por la alcaldía no es nuevo, su decisión de participar en esta ocasión les cayó por sorpresa.

Al menos en las elecciones pasadas comenzó a hacer los primeros sondeos, entre los liderazgos del PAN y algunos empresarios midió el terreno y terminó sumándose al grupo “Parianchi”, quienes impulsaron como precandidato a Sergio Gutiérrez hasta que fueron alineados por el entonces poderoso secretario de Gobierno Roberto Romero, quienes traían a Enrique Reina como candidato.

Tras la apretada victoria de Reina en 2015, cuando Claudia Pavlovich recuperó el gobierno del estado para el PRI, el presidente de Algodoneros fue entrevistado por CONTRASEÑA, declaraciones que en el actual contexto cobran vigencia.

“Urgen caras nuevas en el PAN”, advirtió entonces Ochoa Montaño, posando relajado y sonriente para la foto.

“Es tiempo de que personas como yo, empresarios, gente que generamos empleos nos involucremos en la política”, considera.

Y rechaza que en el PAN estén “secuestradas” las candidaturas.

“Yo lo veo difícil por la competencia, pero estoy confiado de que vamos a lograr buenas simpatías y que la gente voltee a vernos. Podemos representar una opción diferente a los políticos tradicionales, me refiero a quienes su modus vivendi es la política, los empresarios de San Luis debemos involucrarnos más…

“Yo platiqué con Iván y con Lina y estamos de acuerdo que cada quien se empiece a mover por su cuenta y en su momento valorar las posibilidades reales de cada quien y entonces tratar de hacer alianzas, pero no nada más con ellos, estamos dispuestos con cualquiera que se interese en nuestro proyecto; o sea, no estamos casados con nadie, tampoco estamos peleados con nadie, tenemos entrada en todos los grupos, vamos a buscar esas alianzas que nos beneficien”, afirma.

“De lo que estoy seguro es que a los candidatos los van a elegir los militantes, no los directivos, a eso le estoy apostando, entonces la chamba de nosotros sería con la militancia y hacia afuera… Lo que a mí me mueve es regresarle el poder a la gente”, finaliza. @

 

 

Deja un comentario

× Platique con nosotros