Semanario Contraseña

La clave de la información

Narcos y Gobierno: la guerra en el Golfo y valle de SL

Del jueves de la semana pasada al cierre de esta edición jueves 28 de julio se han registrado en el municipio 7 homicidios dolosos, lo que representa un resurgimiento de la violencia luego de semanas y hasta meses de relativa calma. Aun con los espectaculares operativos y fuertes decomisos por parte del Ejército y la Guardia Nacional contra la delincuencia organizada, el valle y el Golfo de Santa Clara están convertidos en una zona de conflicto entre narcos por el control de la zona.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- Luego de varias semanas de relativa calma, la violencia generada por la disputa de la plaza entre bandas de narcos se recrudeció en la última semana, con un saldo hasta el cierre de esta edición de 7 muertos.

El jueves de la semana pasada fue especialmente sangriento. Ese día se encontraron 3 cuerpos maniatados frente a la escuela primaria del ejido La Grullita.

También, se localizó un cuerpo desmembrado metido en bolsas de plástico negro en las inmediaciones del Golfo de Santa Clara.

Se calienta la plaza.

Junto al cuerpo segmentado en partes, cuya identidad no ha sido establecida por las autoridades, había una cartulina blanca escrita con letras azules clavada con picahielos, la cual está siendo analizada por el gobierno.

“Golfo de Santa Clara y San Felipe tiene dueño, aquí mandamos nosotros”, iniciaba el narco-mensaje, el cual incluía la siguiente amenaza “sigan chingando a su madre con operativos pinches guachitos cagados, igual ustedes de la Guardia Nacional y así igualitos que a esto les va a pasar que los bamos (sic) a tirar en pedacitos si siguen viniendo a chingar aquí al Golfo…”.

La cartulina estaba reivindicada por la “Chapizza”, tenía el característico dibujo de un triángulo de pizza y la firmaban conocidos narcos del poblado pesquero quienes combaten en dos frentes, por un lado contra el clan de Los Rusos que operan en el valle de Mexicali y en la zona del Kilómetro 57; y por el otro contra las fuerzas federales militarizadas.

El mensaje está siendo analizado meticulosamente por las autoridades correspondientes porque existen dos posibilidades: que los narcos del Golfo hayan decidido quemar sus naves y retar abiertamente al gobierno;  o que el cuerpo y la cartulina les fueran sembrados por sus enemigos, para calentarles aún más el terreno.

Un par de días antes de la aparición del cuerpo mutilado –y de los tres hombres maniatados en La Grulla, con los ojos vendados, manos y pies amarradas hacia atrás, uno de ellos con bolsas atadas a los pies–, el Ejército, Marina y Guardia Nacional desplegaron un espectacular operativo encaminado a detener a uno de los objetivos prioritarios de la Mesa de la Paz y la Seguridad avecindado en el Golfo de Santa Clara.

Proximidad social.

El operativo incluyó el despliegue de numerosos elementos por tierra, quienes rodearon una casa de seguridad en donde no localizaron el objetivo pero sí detuvieron a seis presuntos sicarios con armas largas, además del constante patrullaje aéreo de un helicóptero que llamó poderosamente la atención de los habitantes del destino turístico.

Ante la falta de información oficial por parte de la Sedena, en algunos medios digitales se generó confusión ya que se confundió con el operativo realizado por la Guardia Militar con el apoyo del Ejército el lunes 6 de junio en donde se detuvo a siete, cinco hombres y dos mujeres en posesión de un arsenal compuesto por 4 ametralladoras, 4 fusiles de asalto, 1 fusil Barret calibre .50, 2 aditamentos lanzagranadas, equipo táctico y miles de municiones.  

Reacción en cadena

La respuesta del gobierno no se hizo esperar.

El lunes de esta semana trascendió que elementos de la Guardia Nacional asestaron un contundente golpe al narcotráfico con la detención de dos sujetos armados que viajaban en un vehículo blindado a quienes decomisaron un cargamento de droga que dejó pérdidas millonarias al cártel.

Aunque se pudo haber tratado de labores de inteligencia o de un “pitazo”, el comunicado liberado por la GN refiere que la detención se realizó de manera fortuita, en un rondín de vigilancia y patrullaje en la zona urbana de esta frontera.

“En cumplimiento de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública y la política de cero impunidad del gobierno federal”, cita el boletín, los elementos de la Guardia Nacional les marcaron el alto a una camioneta Tahoe de color blanco, modelo atrasado, la cual era tripulada por dos sujetos quienes accedieron “voluntariamente” a la “inspección de rutina”.

Fuerte decomiso a la mafia.

Resultó que andaban bien armados, cada uno con su rifle semi-automático más 2 cargadores extra, 2,061 cartuchos calibre 7.62 x 39., 410 cartuchos calibre .50 mm de los que atraviesan el blindaje, además de 175 kilos de metanfetamina, mejor conocido como cristal, 56 kilos de cocaína y 6 kilos de heroína.

Aunque no trascendió a qué organización pertenecían los detenidos, por el tipo de cartuchos y la droga decomisada, particularmente la cocaína, que se importa exclusivamente de Sudamérica, expertos en la materia consideran que debió ser propiedad del Cártel de Sinaloa, muy posiblemente de la facción controlada por los menores de apellido Guzmán.

De acuerdo al parte “a los detenidos les fue leída la Cartilla de Derechos que asisten a las personas en detención, se hizo su inscripción al Registro Nacional de Detenciones y tanto el narcótico como el material bélico quedaron a disposición de la delegación de la Fiscalía General de la República (FGR) en la entidad, donde se determinará el peso exacto y tipo de sustancias decomisadas…”.

El mismo domingo por la noche la Guardia Nacional reportó la detención de 4 sujetos en posesión de armas largas, cartuchos y cargadores.

El escueto reporte decía que los elementos de la GN miraron en la colonia Burócrata a un hombre armado  que al ver las patrullas tiró el rifle y salió corriendo y al darle alcance en un domicilio aseguraron a los otros 3 sujetos que tenían en su poder tres armas largas tipo fusil, tres cargadores y 82 cartuchos útiles.

La mañana del día siguiente, se reportó el hallazgo de un cuerpo sin vida que se encontraba dentro de una maleta de color negro, la cual fue abandonada sobre el bordo norte del canal encementado, al sur de la ciudad, entre las calles 33 y 34.

La persona que se encontró la maleta y que posteriormente reportó los hechos al número de emergencia 911 se llevó el susto de su vida porque nunca imaginó que encontraría un cadáver en su interior, mismo que aún no ha sido identificado, al menos de manera oficial.

El martes 26 los tres órdenes de gobierno realizaron por primera vez la reunión de la Mesa de la Paz y Seguridad en el Golfo de Santa Clara, y al finalizar montaron en diversos cruceros filtros de revisión en los que repartieron volantes preventivos.

En el operativo de “Proximidad Social”, que llevaba un mensaje implícito para la delincuencia organizada, participaron elementos del Ejército comandados por el general de la plaza Jiménez Aldana, agentes de la Guardia Nacional, de la Policía Municipal y de la Estatal Preventiva.

Para cerrar la pinza, las primeras horas de ayer jueves 28 amanecieron los cuerpos sin vida de dos sujetos del sexo masculino, quienes fueron arrojados sobre la cinta asfáltica en las inmediaciones de la colonia Azteca, valle de San Luis, justo enfrente de la Cooperativa Bonfil.

Los cadáveres fueron reportados a las 5:00 de la mañana por personas que se dirigían a sus centros de trabajo en los empaques del valle y que estuvieron a punto de atropellarlos.

Los cuerpos de ambos masculinos presentaban heridas causadas por proyectiles de armas de fuego.

El valle en llamas

El pleito interno del Cártel de Sinaloa por controlar la región que comprende San Luis Río Colorado y Mexicali con sus respectivos valles, incluidos el Golfo de Santa Clara y el puerto de San Felipe, está generando una crisis de inseguridad entre la población civil.

Dalos colaterales.

Residentes del Golfo de Santa Clara y del valle de San Luis Río Colorado reportaron a CONTRASEÑA que se ha vuelto especialmente riesgoso acudir o pasar por el Kilómetro 57, el 50 o poblado Luis B. Sánchez, que es su nombre oficial, porque se montan falsos retenes con gente armada que les piden se identifiquen.

Golfeños que acostumbraban ir a pagar los servicios como luz, agua o teléfono han dejado de hacerlo por el temor a ser agredidos por el tiro cantado que existe entre Rusos y la Chapiza y ahora en lugar de transitar por la libre prefieren tomar la carretera de cuota cuando vienen a San Luis o van para Mexicali.

Hace un par de semanas fueron interceptados dos tracto-camiones que transportaban aguamala proveniente del Golfo de Santa Clara, fueron descarrilados, tirados al borde de un dren que está cerca de la secundaria de Estación Riíto y les prendieron fuego.

También fue interceptado otro tráiler con caja refrigerada que transportaba aguamala sobre el libramiento de San Luis a Tijuana y se lo llevaron para el Kilómetro 50.

Tanto la autoridad municipal ni del gobierno del estado han emitido ningún posicionamiento sobre esta situación que amenaza con desbordarse. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros