Revive el PAN de San Luis

Comment

El Eslabón Perdido

Humberto Melgoza Vega

En el peor momento del PAN, cuando nadie daba 50 pesos por él, se les ocurre realizar una asamblea en la que, contra todo pronóstico gana el candidato que no era apoyado por los tradicionales liderazgos y resulta que resurgen de las cenizas y engallados, amenazan con dar guerra en las elecciones de 2021.

Aunque se enojen mis amigos Leonardo, Everardo, Enrique, Lina, Ángel, Laurita, Huizar y Alberto, lo mejor que le pudo pasar al PAN fue que ganara Isaac Chávez Heredia.

Y no es que Abraham Yáñez sea un mal elemento, todo lo contrario, es un joven profesionista con la camiseta de panista bien puesta, muy entusiasta y apasionado, sino que la jugó con el equipo equivocado.

Abraham nunca había pertenecido al ex Grupo Ayuntamiento, rebautizado como Grupo Elite por mi amigo y compañero Santiago Barroso, que en paz descanse, incluso fue marginado por los Reina y Guillenes de cualquier regiduría, luego le dieron de consolación la subdelegación de la Profeco donde solo permaneció por espacio de un año.

Las circunstancias lo llevaron a contender representando a esa facción del panismo, desgastada por el ejercicio de gobierno, que durante más de una década solo intercambiaban de puesto y que llegó a ser considerado por ellos mismos como la mejor  “agencia de colocaciones”.

Es evidente, quedó de manifiesto en la pasada elección constitucional, y se refrenda con los resultados de la contienda interna del PAN, que la gente se cansó de lo mismo, de las promesas incumplidas, de comerse el pastel solos, de limitarse a administrar la ciudad, del “yo te llamo, demonio”.

Por fuerza de gravedad, en las próximas elecciones, el otrora invencible Partido Acción Nacional tendrá que esmerarse en la nominación de sus candidatos, presentar una baraja con nuevos rostros, o al menos no tan vistos y aplaudidos, que tengan la real intención de hacer bien las cosas.

Difícilmente, al menos no en la siguiente elección, podrían volver a ser candidatos algunos de estos personajes, eso es lo que indica la vox populi y se refleja en las “benditas” redes sociales, la que se salva, como dijo el Goyo Vargas en CONTRASEÑATV el miércoles, es Lina Acosta Cid –quizás Laura Núñez–, quien venía embalada sobre la alcaldía pero en la cúpula del PAN ya estaban comprometidas las candidaturas.

Porque Morena seguirá estando fuerte en el 2021, un presidente López Obrador, que a pesar de algunas decisiones equivocadas mantiene una aprobación del 70 por ciento de la población y que se prevé estará en la boleta para someterse a la revocación de mandato, además de un alcalde Santos González, que confiamos venga de menos a más, por el bien de todos los sanluisinos, los panistas deberán ponerse muy truchas si aspiran regresar al poder en 3, 6 o 9 años, otra vez cito al Goyo.

Hasta ahorita, el que aparece como candidato natural a la alcaldía, no porque sea el mejor, sino porque está flaca la caballada, es el ingeniero electricista y presidente del Club de Beisbol Algodoneros de San Luis,  Francisco Ochoa Montaño.

En la pasada elección le hizo la lucha, tratando de abrir la nominación de candidatos, pero el Comité Nacional decidió que las designaciones era lo más apropiado.

Paco Ochoa aguantó vara, impugnó pero se disciplinó y a diferencia de otros decidió quedarse en el PAN, a pesar de que ofrecimientos le sobraron para que se lanzara por otro partido.

Luego de la elección del pasado domingo el principal reto de los panistas será el convocar a la unidad, porque divididos ya hemos visto que les va como en feria, en el 2003 nuestro finado amigo José Inés Palafox ganó apenas con poco más de 2 mil votos y al Ángel Ruiz pues no le alcanzó para refrendar el gobierno de Rubén Espino ante el fenómeno Manuel Baldenebro en 2009.

¿Quiénes podrían darle la batalla a Paco Ochoa dentro (y fuera) del PAN? Se los contamos en siguiente columna.

Notas Relacionadas

Discussion about this post

Platique con nosotros