Borrego Gándara, más allá del PRI

Comment

El Eslabón Perdido

Humberto Melgoza Vega

Dicen los que saben que el único que le puede ganar en una elección al secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, es el “Borrego” Ernesto Gándara Camou.

Esta análisis se desprende no solo de la historia reciente que ha marcado al Borrego siempre como un líder con carisma y jalón entre la gente, sino además de recientes encuestas que se han publicado donde lo colocan en un segundo lugar, muy competitivo.

En el PRI serían muy tontos si otra vez no lo dejan llegar porque hoy por hoy es el veintiúnico cuadro con posibilidades reales de retener el gobierno estatal para su partido y frenar la ola morenista, que se prevé seguirá arrasando con fuerza en 2021.

Ni el secretario General de Gobierno, Miguel Ernesto “El Potrillo” Pompa Corella, supuesto “delfín” de la gobernadora, quien le ha bajado unas rayas a la intensidad de su activismo; ni su tocayo Ernesto “Pato” de Lucas Hopkins, dirigente estatal del PRI, ni Epifanio “Pano” Salido Pavlovich, secretario Técnico del gobierno estatal  garantizan un caudal de votos superior al que podría acumular el Borrego Gándara.

Por el lado del sector femenil, empoderado por leyes que favorecen la paridad de género en candidaturas y aún en posiciones de gobierno, no se ve a ninguna con la trayectoria de Claudia Pavlovich Arellano, la primera mujer en ser gobernadora en un estado de machos.

Aunque pueden ser manipuladas y por lo general benefician a quien las encarga y por supuesto, las paga, las encuestas, cuando son hechas con método científico, de manera profesional, pueden ser muy útiles para definir estrategias, como un termómetro del sentir de los ciudadanos.

En la encuesta levantada por Opinión Pública, Marketing e Imagen y SDP, el poderoso secretario de Seguridad Pública, de los hombres fuertes del presidente AMLO –junto con Marcelo Ebrarad, de Relaciones Exteriores– aparece en la parte alta de las simpatías ciudadanas con el 36.3 por ciento de las preferencias, seguido muy de cerca por Ernesto Gándara, quien trae un 26.1 por ciento, contra el 11.4  por ciento de su primo Javier Gándara.

Otra de las encuestas, ésta aplicada por la empresa Massive Caller, coloca a Ernesto Gándara con el 44.6 por ciento de las preferencias electorales por encima de Alfonso Durazo, quien aparece con el 37.2 por ciento.

En el PAN la candidatura se definiría entre el ex priista Antonio Astiazarán, favorito de un sector de la cúpula panista, que aparece con 10.9 por ciento de las preferencias entre los simpatizantes albiazules, y el alcalde de Puerto Peñasco, Ernesto “Kiko” Munro, quien obtiene el 27.6 por ciento de los apoyos, mientras que en el medio aparece Javier Gándara Magaña con 24.1 de las preferencias, pero éste ha dicho que no irá y que se la jugará con su primo el “Borrego” Gándara, aunque sea candidato por el PRI, “porque la sangre llama”.

En el proceso electoral de 2015, los primos Gándara estuvieron a un paso de enfrentarse en la elección por la gubernatura, pero en un proceso interno diseñado para que una mujer fuera la candidata, impulsada por su padrino político el maquiavélico Manlio Fabio Beltrones, el Borrego se quedó fuera de la contienda.

Para la elección de 2021 no se ve poder humano que detenga la intención de Ernesto Gándara de competir por la gubernatura de Sonora ahí sí que con o sin el PRI, que al parecer no aprende de sus errores, ya que varios partidos, solos o en coalición, estarían encantados de ser abanderados por el “Borrego”, quizás el mejor posicionado de los políticos sonorenses.

A pesar del respeto que le tienen, y no solo por la edad, en el PAN ya no están viendo con buenos ojos el activismo de don Javier para promover a su pariente como eventual candidato del partido blanquiazul, en caso de que le vuelvan a jugar rudo y deba buscar otros horizontes, o de preferencia en alianza, con el afán de frenar el avance de Morena.

La posibilidad de una alianza inédita entre PRI-PAN, aunque se vería rara en el papel, sería si no la única sí la mejor manera hacerle frente con posibilidades de triunfo a quien pongan como candidato o candidata por Morena, con más razón si es Alfonso Durazo, el mejor evaluado en las mediciones a pesar del enorme problema de violencia e inseguridad que azota el país, o si es Ana Gabriela Guevara, directora de la Conade o Célida López, presidenta municipal de Hermosillo, todos con buen capital político.

Por separado, PAN, PRI, Movimiento Ciudadano, PRD, difícilmente le ganarán una elección al que pongan de Morena, el nuevo partido mayoritario en el poder que ha registrado un crecimiento vertiginoso de la mano de su líder el presidente Andrés Manuel López Obrador, que mantendrá la alianza con el PT, el PES y el Partido Verde, más los que se decidan sumarse a la “Cuarta Transformación”.

Independientemente del resultado electoral, aún no llegan a tanto nuestros alcances, de lo que sí estamos seguros es que en esta ocasión nadie le quitará la intención al Borrego de ser candidato a la gubernatura de Sonora, porque le sobrarán partidos que quieran postularlo.

Notas Relacionadas

Discussion about this post

Platique con nosotros