Semanario Contraseña

La clave de la información

Sicarios: ya ni las ambulancias respetan

La violencia generada por bandas de la delincuencia organizada en ambas márgenes del Río Colorado ya alcanzó también a los cuerpos de rescate, luego que el sábado anterior una ambulancia que trasladaba a un sicario herido fue rafagueada a la altura del ejido Hermosillo para obligar al chofer a detenerse. Los Bomberos Rojos de San Luis, que también prestan en el valle el servicio de ambulancia, advierten que si no cuentan con el resguardo de una unidad de policía ejercerán su derecho de negar el traslado.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.-La guerra intestina en el cártel de Sinaloa que se extiende desde Culiacán, pasando por todo Sonora y que rebota en la frontera entre San Luis Río Colorado y Mexicali, dejando a su paso una estela de sangre, dolor y muerte, ya alcanzó a los cuerpos de emergencia y rescate.

Muchos balazos.

El sábado anterior, una ambulancia privada que trasladaba a un herido hacia Mexicali fue atacada a balazos por un grupo de gatilleros, quienes obligaron al chofer a detener la marcha para poder rematar al objetivo identificado con el alias de “Vampiro”.

La ambulancia quedó como coladera y el Vampiro, quien pretendió esconderse de sus perseguidores dentro de la ambulancia, con el cráneo destrozado.     

Esta situación que puso en riesgo la vida socorrista hizo reaccionar a los cuerpos de rescate de la localidad, quienes advierten que se negarán a realizar este tipo de traslados si no son en todo momento escoltados por la policía.

El protocolo de atención se reforzará al menos mientras que pase esta nueva oleada de criminalidad desatada entre bandas de la delincuencia organizada que pelean por quedarse con el corredor entre San Luis Río Colorado y Mexicali, incluidos los ejidos que conforman su valle agrícola.

La publicación realizada por los Bomberos Rojos en su página oficial de Facebook fue retomada por los medios de comunicación tanto de Mexicali como de San Luis Río Colorado.

“Condenamos enérgicamente lo acontecido con nuestros compañeros de Ambulancias Santiago, donde resultó herido el paramédico y el paciente muerto. Los servicios de emergencia son para salvaguardar la vida, los problemas de ustedes son de ustedes, respeten a las instituciones de emergencia. Por lo pronto se activarán protocolos de traslados teniendo que NEGAR traslados cuando no se cumplan con las medidas de seguridad hacia los elementos…”.

Jefe de los Bomberos Rojos.

El jefe de la heroica corporación, comandante Noé González, advierte que no pueden seguir poniendo en riesgo al personal de rescate y aplicarán la máxima de “primero yo, después yo y al final yo, porque si no nos cuidamos nosotros tampoco vamos a poder ayudar a los demás”.

“Aquí el detalle es que si nosotros llegamos a perder una unidad y Dios guarde que nunca nos pase, llegamos a perder un elemento, pues los más afectados vamos a ser nosotros como corporación y después la comunidad porque de por sí tenemos pocas unidades…

“La decisión que tomamos es endurecer el protocolo y si no contamos con el resguardo de alguna unidad de policía no vamos a realizar el traslado, en especial cuando se trate de este tipo de eventos llamados de alto impacto”, sostuvo el jefe de Bomberos.

Noé González reconoce que en el ataque armado del pasado fin de semana pudo haber influido que la ambulancia no estuviera bien identificada como sucede por ejemplo con las de la Cruz Roja, que traen los logos de rescate, aunque tampoco es argumento porque los sicarios sabían bien que iban trasladando a un paciente; además, el socorrista, a pesar de su experiencia de casi 30 años rompió el protocolo, porque no esperó a que llegara la custodia por parte de las autoridades de Baja California.

Regularmente, “cuando el C5 nos reporta un servicio si es de alto impacto nos dicen cuál es el área caliente y cuál es el área fría, si está el área fría es que es seguro el ingreso de los elementos al momento de atender a la persona”.

De ahí sigue “hacer el servicio intrahospitalario, atender a la persona si es que fue baleada cuando el área ya esté asegurada por la autoridad competente y sea una escena segura para que ingresen los elementos y estabilicen a la persona y poder hacer el posterior traslado si así se requiere”.

Pero en el contexto actual “si después de estabilizar a la persona no tenemos una unidad de Tránsito o de la Policía de cualquiera de los tres niveles que nos pueda escoltar del lugar del evento al hospital donde va a ser trasladado el herido, no se va a hacer el traslado hasta que esa unidad esté disponible, por seguridad del paciente y seguridad de los paramédicos”, advirtió el jefe de los Bomberos Rojos.

Destaca que “de los 32 elementos que tenemos únicamente 8 reciben un sueldo, el resto, incluido yo, somos voluntarios, todos tenemos nuestro trabajo y nuestra familia que mantener, entonces debemos ser bien cuidadosos en ese aspecto; no es justo que vengan los elementos a servir de manera desinteresada a la comunidad y que les pase algo haciendo un servicio”.

El jefe de Bomberos considera que la inseguridad ha venido escalando y se percibe en ambos lados del Río Colorado.

“Desafortunadamente sí, sobre todo en los eventos de alto impacto que activan el código rojo de las diferentes corporaciones de seguridad…”, asume.

Objetivo prioritario de BC, detenido en San Luis.

Aparte de la disputa de la “plaza” entre facciones antagónicas del Cártel de Sinaloa, los grupos de sicarios están eliminando a jugadores menores y menudistas que no se alínean.

La percepción de violencia y la estadística se han visto incrementadas por la práctica de las células criminales de matar a sus enemigos en el valle de Mexicali y se deshacen de los cuerpos, tirándolos de este lado, en territorio sonorense.

“Sabemos lo que está pasando en las calles, lo que se oye de que andan disputando, pero es un asunto entre ellos, nosotros somos socorristas y estamos para atender a cualquier persona, independientemente de a qué se dedique”, manifestó Noé González, comandante de los Bomberos Voluntarios.

Tenemos tres ambulancias pero están comisionadas al valle de San Luis, allá es doblemente riesgoso porque hay menos gente, menos vigilancia y los pueden agarrar en despoblado. Además, las unidades asentadas en Luis B. Sánchez también prestan el servicio para Baja California, dice.

Personal de los Bomberos Voluntarios participó en despejar el área donde el lunes una Cherokee que venía siendo perseguida por policías estatales desde Mexicali se estrelló sobre la calle Segunda, ya que hubo derrame de aceite y combustible.

También intervinieron en el trágico accidente donde el chofer de un tracto-camión embistió el vehículo donde viajaban dos señoras que murieron en el acto y tuvieron que utilizar las “quijadas de la vida” para sacarlas de entre los fierros retorcidos. 

La tarde el lunes, policías estatales de Baja California emprendieron frenética persecución contra el conductor de una Jeep Cherokee blanca que cruzó el puente a toda velocidad y fue interceptado por policías locales luego de estrellarse con otro vehículo sobre la calle Segunda.

Al día siguiente, bajo un fuerte dispositivo de seguridad vinieron por él y se lo llevaron detenido para Mexicali donde era considerado objetivo prioritario como uno de los generadores de violencia en la zona. Al momento  de su detención, Raúl N tenía en su poder dos armas largas con varios cargadores y cartuchos útiles.   

Sobre el ataque contra la ambulancia, algunos medios de comunicación tanto de Mexicali como de San Luis publicaron que el socorrista de nombre Marcelino había fallecido pero la verdad es que convalece en su casa luego que recibió en el brazo un balazo con orificio de entrada y salida.

Protocolos

La tarde del sábado 24, la unidad de Ambulancias Santiago, quienes prestan sus servicios de manera particular, salió del Hospital General de San Luis Río Colorado hacia Mexicali para llevar a un paciente que el día anterior había sido baleado en las inmediaciones del puente de peaje.

De acuerdo a la información disponible, había sido baleado por un grupo de pistoleros que lo perseguían mientras conducía una moto y en la balacera resultó herido un agente estatal de Baja California comisionado junto con su pareja como escolta de un importante empresario al que esperaban pasando las casetas de peaje mientras regresaba de San Luis Río Colorado.

La ambulancia era conducida por Marcelino, paramédico con cerca de30 años de experiencia, muchos de ellos como socorrista de la Cruz Roja.

La unidad fue escoltada como marca el protocolo por policías municipales de San Luis hasta los límites con Baja California, el problema es que no fue recibida por sus homólogos del vecino estado y el chofer de la ambulancia decidió seguir por su cuenta.

A la altura del ejido Hermosillo fue interceptado por un grupo armado que a punta de balazos lo obligaron a detenerse, impactando en la parte delantera la ambulancia. Ahí aprovecharon para rematar al sujeto que trasladaba herido.

La Guardia Estatal de Seguridad e Investigación de Baja California reportó el incidente de detonaciones por arma de fuego a ambulancia a las 15:28 horas del sábado, teniendo a la policía municipal como primer respondiente.

“Me permito hacer de conocimiento que se atiende reporte de C4 indicando una Tahoe color negra realiza detonaciones a una ambulancia guinda con blanco de San Luis Río Colorado , Sonora, con placas de Chihuahua, el conductor lesionado y el paciente que trasladaba sin signos vitales  causadas por proyectil de arma de fuego, bastantes indicios de arma larga”.

Y la siguiente nota: “Al parecer la persona sin signos vitales es el de apodo el Vampiro, quien está relacionado en el evento del día de ayer en el evento de la caseta de cobro de San Luis Río Colorado, Sonora…”. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros