Semanario Contraseña

La clave de la información

Nuestra lucha no es por el poder: Chito Díaz

Pasadas las elecciones y con el desastroso resultado para la alianza con el PRI, un grupo de notables panistas de San Luis Río Colorado forman un bloque para tomar el control del partido “desde lo municipal”. Buscan recuperar la confianza de la gente, volver al origen y plantarse como oposición crítica ante los excesos de los gobiernos de Morena.

Humberto Melgoza Vega


SAN LUIS RÍO COLORADO.- Esta semana la foto publicada en redes sociales donde aparecen un grupo de ex alcaldes panistas y otros destacados miembros del Partido Acción Nacional (PAN) provocó ruido y todo tipo de especulaciones entre la clase política tanto sanluisina como a nivel regional.

En la imagen se ven muy sonrientes el doctor Jorge Figueroa González, alcalde de 1994 a 1997, Florencio Díaz Armenta, primer edil de 1997 a 2000; Enrique Reina Lizárraga, alcalde de 2000 a 2003 y de 2015 a 2018 y Leonardo Guillén Medina, presidente municipal de 2012 a 2015.

Ecos de una alianza fallida.

También salen en la foto Everardo López Córdova, ex diputado local y federal y ex candidato a la alcaldía, además del regidor Martín Ortega Vélez y el ex director de Protección Civil, rocaportense adoptado sanluisino, Ernesto Portugal, quien forma parte del grupo.

La imagen, en donde se lanza el mensaje que el PAN no está muerto –pero sí malherido—tiene su antecedente.
De alguna manera pretende evocar la esencia de Acción Nacional, que gobernó durante un largo tiempo en San Luis hasta convertirse en bastión del panismo a nivel nacional

“Curiosamente, los que salimos en la foto desde un principio estuvimos en desacuerdo con la alianza”, recuerda el Chito Díaz Armenta, quien aceptó darle contexto a la imagen.

Menciona que en una reunión vía zoom en la que participó el dirigente nacional, Marko Cortés y el estatal, Ernesto Munro, “dijimos que no estábamos de acuerdo, algunos otros  como Ramón Corral y David Galván tampoco estaban de acuerdo y así lo manifestamos”.

“Luego salió la carta, ahí sí nos pusimos de acuerdo, alguien la redactó, la validamos y se publicó en donde fijamos nuestra postura en contra de la alianza”.

La Comisión Permanente era la que iba a tomar la decisión, “Enrique, Leonardo y yo no estábamos, no íbamos a votar, pero sí podíamos influir. El PAN Estatal hizo su cabildeo y dejamos que fluyera”, recuerda.

“Nosotros le manifestamos el apoyo a Paco, hicimos un videíto, aunque no estábamos de acuerdo con la alianza, pero estábamos de acuerdo con él. También me reuní con Lina, para apoyarla en lo que se pudiera; en Hermosillo fui a un evento con Toño, no apoyamos mucho, pero tampoco jugamos las contras ni mucho menos me fui a otro partido”, sostiene.

Luego de los tristes resultados de la elección, con la honrosa excepción de Hermosillo, donde Antonio Astiazarán frustró la intención de reelegirse a la morenista Célida López, consideraron que era momento de regresar al origen y reagruparse.

En la reunión, el influyente Grupo San Luis abordó el inminente relevo en la dirigencia estatal del PAN, donde Neto Munro no ha dicho si buscará reelegirse en el puesto en el que gana unos 70 mil pesos mensuales.  

De los ex alcaldes, tres han sido líderes estatales del panismo en Sonora, Florencio Díaz, Enrique Reina y Leonardo Guillén.

“No es tanto buscar la dirigencia sino que el PAN regrese a su origen. La razón de ser del PAN no es buscar puestos y chambas, sino que a México le vaya bien y lo podemos hacer desde el gobierno o desde la oposición”, aseveró.

“Cuando fuimos oposición aportamos y logramos avances democráticos en nuestro país, al final llegamos al poder pero nuestro adversario de toda la vida había sido el PRI, esa es la historia y razón de ser del PAN, por eso estábamos en desacuerdo en aliarnos a un partido que representaba lo más malo que había habido en este país”, resalta.

El razonamiento era “nos podemos recuperar después de una elección, pero lo que no podemos recuperar es nuestra esencia, nuestra identidad.  La gente ya no nos cree, porque hemos cometido errores desde la oposición, haciendo alianzas con el PRI, como la que se hizo aquí en Sonora en el Congreso del Estado, que no se hicieron cuando estuvimos como diputados…”.

“Y también desde el gobierno cometimos algunos errores, en temas de corrupción, nos alejamos de la gente, copiamos las malas prácticas priistas, en las elecciones empezamos usar las mismas prácticas de acarreo, compra de votos, y algunos no estábamos de acuerdo con eso”, confiesa.

“Y ahora el colmo fue en 2021 en donde más que dejar de parecernos nos fusionamos, les dimos la razón a quienes nos decían que éramos el PRIAN y ahora no encontramos la salida”, se lamenta.

“Es urgente volver a los orígenes del PAN y esto no es desde la cúpula, es desde lo municipal…es una convocatoria a los panistas de Sonora para que regresemos al origen, al barrio, a la colonia, a los comités y desde lo municipal recuperemos la confianza de la gente”, dice.

El Chito Díaz asegura que este llamado no tiene como fin primordial regresar al poder pero sí recuperar la confianza de la gente y pugnar porque las cosas se hagan bien.

“Hay muchas cosas que desde mi punto de vista no se están haciendo bien, tanto a nivel federal, donde tenemos a un experto en manipulación, ahí nos tiene todo el día hablando de sus ocurrencias, mientras que el PAN debería retomar banderas como el desabasto de medicamentos y otros temas de interés social.

“A nivel local no veo un plan claro para combatir la inseguridad y con Alfonso Durazo esperamos que le vaya bien a Sonora, no podemos apostar a lo contrario, porque somos una oposición responsable”, finalizó. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros