Semanario Contraseña

La clave de la información

Historias negras de policías

En los días recientes, ex policías, policías municipales en activo y policías auxiliares se han visto involucrados en hechos delictivos, unos han sido víctimas de la violencia, otros presuntos victimarios. Bastante trabajo tiene la Fiscalía General de Justicia del Estado para investigar y detener a los responsables.  

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- La mañana del viernes 12, de manera inédita la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) emitió un boletín de prensa en donde informaba que habían puesto a disposición de la Fiscalía Estatal a dos policías, uno de ellos auxiliar “por su presunta participación en la desaparición y homicidio de un residente local, Gabriel N, de 37 años”. 

El documento, acompañado de sendas fotos, fue ampliamente difundido por la prensa local y regional.

“La Dirección de Seguridad Pública Municipal, además de asegurar y poner a disposición a los dos presuntos, aportó a las autoridades investigadoras todos los elementos de prueba en busca de esclarecer de manera total los hechos, buscando en primer lugar justicia para los familiares de la víctima, y en segundo las penas o sanciones que determine el aparato de justicia estatal”, establece el comunicado de la dependencia encabezada por el comisario Edgardo Gómez. 

Ataque directo contra ex policia.

“Al tener conocimiento de hechos, la corporación municipal se puso en contacto con las autoridades estatales, aportando las identidades de los presuntos, hechos y situaciones donde se vieron presuntamente involucrados con la víctima, cuyo cadáver, mismo que presenta heridas por arma de fuego, fue localizado la mañana del miércoles 10 de noviembre, en el borde del canal encementado a la altura de la calle 32”.

En el documento de prensa establecían de manera enfática que “la Dirección de Seguridad Pública Municipal no se callará este tipo de graves acciones donde se ven involucrados sus elementos como presuntos responsables, pues primero está la integridad física de cualquier miembro de la sociedad”. 

“A la vez, la corporación policiaca pide a la comunidad que no pase por alto el mal proceder y actuación de los servidores públicos y denuncie con valor para lograr justicia para los afectados de cualquier abuso de autoridad o delito cometido”, señalaba el documento que difundieron acompañado de fotografías del presunto detenido esposado, en una de ellas flanqueado por dos agentes municipales de espalda. 

“En las primeras horas de este viernes, elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) ejecutaron orden de aprehensión al Policía Municipal Francisco Alberto “N”, mismo al que internaron en el Cereso local a disposición de un Juez de Control”, finalizaba el boletín ampliamente difundido en portales de noticias.

Narrativa

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso Semanario CONTRASEÑA, todo inició pasadas las 3:00 de la madrugada del miércoles  10 de noviembre cuando el puesto a disposición, Francisco Alberto N, realizó la detención de un vehículo Ram Negro que era conducido de manera errática por la calle 40.

Sus tripulantes, Gabriel, de 37 años y José, de 45, ambos residentes de esta ciudad, supuestamente traían aliento alcohólico y al presentar felonía tuvieron que usar las esposas y enseguida, con el apoyo de otros elementos, los trasladaron a la comandancia de policía en avenida Guerrero y 34.

El nudo de la historia se registra en los patios de la comandancia, donde hay discrepancia entre el relato del agente detenido y la denuncia de una fémina, tía de Gabriel N.

La primera versión indica que los uniformados les “dieron la atención” para que se retiraran, José se fue en el vehículo de su esposa, y Gabriel conduciendo la Ram quien luego de salvar la pluma donde estaba el policía auxiliar involucrado,  se perdió por el callejón Guerrero y 33.

La versión de la parte afectada indica que vieron salir la Ram negra de los patios de la 06 y comenzaron a seguirlo pero en la avenida Sonora y 30 les atravesaron una Equinox azul para impedirles el paso.

La persecución finalizó en un domicilio de la Carranza y Primera donde la reportante miró cuando se bajaba corriendo un sujeto vestido con ropa negra, sin insignias policiales, quien se retiró a bordo de la Equinox dejando la Ram encendida con las puertas abiertas pero ya no miró a su sobrino quien dejó de contestar el celular por lo que presentó la denuncia por privación ilegal.

En su reporte ante la autoridad investigadora la denunciante estableció que el agente Francisco Alberto N le había pedido 15 mil pesos para liberar a los detenidos pero solo dejó ir a su esposo.  

Cerca de las 7:00 de la mañana del mismo miércoles reportaron al C-5 el cuerpo de una persona tirada sobre el bordo del canal encementado, a la altura de la calle Petunias y 32.

Siempre como primer respondiente, elementos de la Policía Municipal encontraron el cuerpo del masculino sin vida, con huellas de violencia y a un costado casquillos percutidos de arma calibre .223.

De acuerdo a la versión de los vecinos, escucharon los estruendos de disparos a las 03:00 am aproximadamente, pero no salieron de sus casas hasta en la mañana que miraron el cuerpo tendido sobre el bordo del canal dieron aviso a las autoridades.

Espacio publicitario.

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AMIC) adscritos a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora realizan las diligencias pertinentes para aclarar el caso y detener a los responsables.

Refilón

En la última semana se registraron en esta frontera los homicidios de dos ex policías municipales, ataques con todo el sello de la delincuencia organizada.

El viernes 12, justo hace una semana, el ex oficial Oscar N fue rafagueado sobre el bulevar Luis Donaldo Colosio, pasando la carretera lateral hacia Mexicali.

Con años fuera de la corporación, el ex uniformado se dedicaba a la venta de auto-partes en un yonque de la avenida Obregón y 50 donde hace unas semanas fue asesinado el Mike Vega.

Luego, la tarde del domingo 14 se registró otro ataque armado en la avenida Ejido y 22, donde perdió la vida el ex policía José María N, quien tenía apenas unos meses que había salido de la corporación. @

× Platique con nosotros