Semanario Contraseña

La clave de la información

El macabro mensaje de la mafia

Con el del pasado martes suman tres los dobles atentados mortales en donde han sido víctimas elementos de la Policía Municipal en los últimos años. En todos se repite el mismo patrón, agentes que no debieron haber muerto porque se encontraban en el momento y el lugar equivocados, víctimas circunstanciales de la guerra entre narcotraficantes.  

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- El doble crimen en contra de elementos de la Policía Municipal perpetrado el pasado martes tiene varias aristas, a cual más de triste y lamentable.

En primer lugar representa un siniestro mensaje por parte de la delincuencia organizada de lo que son capaces de hacer si alguien se interpone en su camino o afecta sus intereses.

También, es un atentado en contra de la propia sociedad y una afrenta a la misma, porque los guardianes del orden también son parte de la comunidad, son servidores públicos y tienen familia que los va a extrañar.

Por la manera como fue ejecutado, una emboscada antes de que se metiera el sol en la que participaron los tripulantes de al menos tres vehículos, representa un abierto desafío al gobierno del nivel que sea y en general a las autoridades.

Pero lo que más llama la atención es el sadismo con el que fueron acribillados, prácticamente cocidos a tiros, por ambos costados de la patrulla y por enfrente, además de que fueron rematados a corta distancia con el “tiro de gracia” en la cabeza.

La unidad 2189 que tripulaban los agentes de Tránsito Municipal, Víctor Daniel Martínez Acosta (a) “El Pájaro”, quien iba al volante y su acompañante Gilberto Robles Zepeda, quedó prácticamente destrozada, como coladera.  

En el lugar del doble homicidio fueron levantados decenas de casquillos de armas de grueso calibre AR-15 y AK-47, el famoso “cuerno de chivo”, así como de 9 milímetros.

La Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) a cargo de Claudia Indira Contreras comenzó la integración de la carpeta de judicial que incluyen líneas de investigación respecto a las relaciones personales, familiares y laborales de los dos agentes caídos mientras se encontraban en servicio.

A pesar que desde el momento que ocurrió el mortal atentado corporaciones policiacas de los tres niveles de gobierno y del Ejército se abocaron a la búsqueda de los responsables, hasta el cierre de esta edición no se habían reportado detenidos.

Por testigos oculares y la revisión de las cámaras de seguridad que monitorea el C5i se sabe que el comando armado se desplazaba en tres unidades móviles, entre éstas dos tipo pick-up de modelo reciente de colores negro y blanco.

Del grupo de sicarios que perpetraron el violento ataque poco o nada se sabe, si se trató de miembros de una banda del crimen organizado que opera desde hace años en esta frontera; o si el atentado pudiera haber venido por parte de los contras que se mueven en Mexicali y su valle.

Precisamente ayer jueves fue colgada una narco-manta sobre el puente de Eje Central y bulevar Lázaro Cárdenas en Mexicali, con el siguiente mensaje amenazante:

“Atención a todo el pinche gobierno corrupto y traicionero de Mexicali, en especial tú Zárate y Valles y todos los demás municipales de el poniente: o sueltan a nuestro patrón Goldi o se los va a llevar la verga a todos, así como los de SLRC. Atte. Los 80´s”.

La lona tenía pintada una bandera de Rusia, en alusión al supuesto jefe de la plaza en la capital bajacaliforniana a quien apodan “El Ruso”.   

Hace un par de semanas en un operativo encabezado por el Ejército y la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana fue detenido un sujeto apodado “El 80” en un fraccionamiento privado de la zona dorada de Mexicali.

Era objetivo prioritario de la Mesa Estatal para la Construcción de la Paz y la Seguridad por ser uno de los principales generadores de violencia en la región.


Dos por uno

Con el doble crimen del pasado martes ya son tres los eventos de violencia similares que se han registrado en los últimos años en esta frontera.

En algunos casos se trató de terribles confusiones o que el o los elementos policiacos se encontraban en el lugar y el momento equivocados.

La tarde del pasado martes mientras hacían alto en la esquina de la avenida Mérida y 36 fueron acribillados los agentes de Tránsito Municipal, Víctor Martínez y Gilberto Robles.

Martínez Acosta, apodado “El Pájaro”, se desempeñaba como elemento de la Policía Preventiva y tenía algunas semanas que se había pasado al Departamento de Tránsito.

De acuerdo a versiones al interior de la corporación el atentado habría estado dirigido en su contra, ya que la unidad 2189 era la que normalmente tripulaba, pero los atacantes ignoraban que iba acompañado.

Robles Zepeda recién había concluido la Licenciatura en Derecho en la Universidad CeUNO, donde se distinguió como un estudiante brillante, y tenía planeado renunciar a la corporación a la que sirvió desde marzo de 2004 para ejercer su profesión como abogado.

La narco manta del pasado jueves en Mexicali.

La noche del 27 de agosto de 2021 clos agentes de la policía preventiva José Marín Estrada Hernández y Griselda Barraza Valenzuela habían salido de su turno a las 10:00 de la noche, comisionados a la zona de vigilancia de los fraccionamientos Chula Vista.

El oficial Marín se ofreció a darle raite a Griselda en su camioneta Cherokee y cuando llegaron a la avenida Libertad y calle 42 fueron atacados a balazos.

En esa ocasión también se manejó que el elemento Estrada Hernández era quien estaba bajo amenaza y que sin saberlo Griselda se subió al carro de la muerte.       

Antes, el 4 de diciembre de 2019 fueron asesinados por sicarios profesionales otros dos efectivos de la Policía Municipal, el oficial Raúl Ramos Martínez y el agente Ricardo Castro Sánchez.

Esa noche los uniformados habían hecho una pausa para cenar en un restaurante de comida china que estaba ubicado al final de la calzada Monterrey y la avenida Nuevo León B.

Al lugar ingresaron un par de sicarios que les dispararon a mansalva, arrebatándoles instantáneamente la vida.

Luego se sabría que los gatilleros se confundieron de objetivo ya que ese día Ramos y Castro utilizaron una patrulla tipo pick-up que normalmente tripulaba un oficial con grado de comandante quien a raíz de los hechos pidió una licencia temporal para poner su integridad física a salvo. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros