Semanario Contraseña

La clave de la información

PEDIRÁ RSF SE REABRA EL CASO BENJAMÍN

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- No porque hayan pasado 25 años del crimen del periodista Benjamín Flores González significa que el delito haya prescrito, porque el caso se mantiene impune gracias a la negligencia de los aparatos procuradores de justicia, además que la familia y el gremio periodístico mantienen un genuino interés de que el homicidio se esclarezca y él o los responsables sean castigados.

Claro que el caso se puede reabrir para que sea retomado por las actuales autoridades, tanto de Sonora como del nivel federal, manifestó Balbina Flores, representante en México de la organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Balbina Flores, de RSF.

“Es muy importante que casos como el de Benjamín Flores no queden en el olvido”, manifestó la representante de RSF, quien hace unos 20 años documentó el homicidio del periodista cuando trabajaba para la Academia Mexicana Pro Derechos Humanos.

“Desafortunadamente lo que pasa con el caso de Benjamín es lo que pasa tristemente con muchos otros casos de periodistas asesinados en México donde pasan los años, pasan gobiernos, pasan fiscales pero las investigaciones quedan en el olvido”, señaló.

“Esto es parte de la impunidad de la que hablamos en Reporteros Sin Fronteras, una impunidad enquistada en las estructuras judiciales que no se ha podido romper.

“La no investigación a fondo de estos asesinatos, en especial los que están directamente vinculados con la labor periodística, en lugar de retroceder ha ido incrementándose. Precisamente la historia del crimen de Benjamín es la historia que enfrentan muchos otros casos de periodistas en México que han sido asesinados donde la justicia no llega y donde la impunidad es la única que prevalece”, aseveró.

El crimen de Benjamín Flores, perpetrado el 15 de julio de 1997, llegó a ser emblemático para los organismos defensores de derechos humanos y defensores de la libertad de expresión, al igual que el de Víctor Manuel Oropeza cometido en Chihuahua el 3 de julio de 1991, el de Héctor “El Gato” Félix Miranda del Zeta de Tijuana el 20 de abril de 1988 y por supuesto el del periodista Manuel Buendía, el 30 de mayo de 1984.

Denunciado a nivel local, nacional e internacional, el crimen de quien fuera director del diario La Prensa de San Luis Río Colorado fue llevado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hace casi dos décadas y desde entonces se encuentra empantanado.

En una resolución emitida por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en abril de 2022 el organismo no gubernamental condenó la impunidad que prevalece en el crimen de Flores González en donde “continúan las mismas violaciones a los derechos a la vida, la integridad y libertad personal y el derecho a la protección judicial”.

El informe hizo énfasis que la impunidad y la violación de las garantías de los periodista asesinados “se extiende al derecho de los familiares a conocer la verdad y alcanzar justicia”, además que estos crímenes “restringen la libertad de expresión y prensa”.

“Las autoridades tienen la responsabilidad de esclarecer los crímenes contra periodistas, tal como lo expresa nuestra Declaración de Chapultepec en su cuarto principio”, establece la resolución emitida por la SIP en abril pasado.

De 2000 a la fecha, Artículo 19 ha documentado 154 asesinatos de periodistas en México. Tan solo en lo que va de este 2002 ya son 12 los comunicadores ultimados. Estas cifras escalofriantes colocan a nuestro país como el más peligroso del mundo para ejercer el periodismo.

“Lo que ha cambiado en todo este tiempo es que se han creado nuevas instancias para atender las agresiones contra periodistas, aunque sus resultados sean muy cuestionables, pero la violencia se mantiene e incluso ha ido creciendo, en especial en regiones apartadas o en zonas fronterizas como las de ustedes, que son de mayor peligro”, destacó Balbina Flores.

“Yo no recuerdo realmente si el caso fue atraído por la justicia federal, necesitaría revisar, porque en ese entonces no existía la Fiscalía Especializada, o si se quedó en el estado de Sonora o se atrajo posteriormente, igual podemos averiguar dónde está ahora”, indicó.

La representante de RSF en México reconoció que el marco del 25 Aniversario del crimen sin resolver del periodista sanluisino es un buen contexto para pedir que se retome.

“Sí claro, es fundamental, parte de no olvidarnos del caso es pedir que se reabran y exigir a las autoridades que esclarezcan el homicidio, como en el caso de Benjamín que sabemos la manera deficiente como se desarrollaron las investigaciones; esta es una oportunidad para pedir que se reabra, se ubique en donde está, en qué quedaron las investigaciones y qué pasó con los autores intelectuales”, subrayó.

-¿Consideras que habría la voluntad de Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación..?

-Pues mira, la verdad es que no sé si Alejandro Encinas, porque él a todo dice que sí pero en la realidad no pasan grandes cosas, más bien exigirle a la Fiscalía de Sonora que es donde se debe encontrar el caso como a la Fiscalía Especializada que reabra la investigación, porque ellos son los responsables de investigar este tipo de asesinatos.  

 “Ya son muchos años, sin embargo yo considero que sí se pueden retomar las investigaciones saber dónde quedó, qué pasó y exigirle a las autoridades que se vaya a fondo de la investigación sobre todo desde la perspectiva de la labor periodística de Benjamín”.

En la entrevista, Balbina Flores resaltó que se le pueden fincar responsabilidades a los servidores públicos que han sido omisos en casos como el del director de La Prensa.

“Bueno sí hay una responsabilidad de las autoridades y los funcionarios que estuvieron a cargo de la investigación y que incumplieron con su responsabilidad, que estaban mandatados para investigar y no lo hicieron”, aseveró.

Pasan los años y la libertad de expresión se sigue viendo amenazada “precisamente por eso es importante no olvidar y retomar estos casos en los que la constante es la impunidad”.

“Si hay un nuevo gobierno y un nuevo partido, si tienen la voluntad de revisar esas investigaciones, pues sí es oportuno exigir ahora que hay un nuevo gobierno que supuestamente llegan con la voluntad de rechazar la impunidad es pertinente exigir que se retome la investigación y se averigüe en qué quedó”, insistió.

“Yo voy a pedir que se reabra la investigación, que se revise en qué quedó, porque me imagino que el autor material ya murió o lo mataron, ¿no? Y también es importante contar con el respaldo de la familia porque ahora estaríamos hablando de reparación del daño, de disculpas públicas, etcétera”, mencionó.

“Me parece muy bien que no se olviden del caso de Benjamín, eso también es parte de la justicia, que se recuerde dónde ocurrieron, cómo ocurrieron y que no ha habido justicia”, sentenció. @    

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros