Adiós al PAN en BC; aguas con Jaime Bonilla

Comment

Tuvieron que pasar tres largas décadas para que el Partido Acción Nacional perdiera uno de sus principales bastiones a nivel nacional. Baja California fue durante muchos años enclave del panismo al ser la primera entidad gobernada por un partido de oposición al PRI. Además de investigar a Kiko Vega, quien podría ir a la cárcel si Jaime Bonilla cumple sus amenazas, alrededor de 5 mil burócratas peligran en sus puestos, ahora que entre en funciones la administración morenista.

Cristian Torres Cruz

MEXICALI.- Fue un primero de noviembre, pero de 1989, cuando Ernesto Ruffo Appel tomó protesta como gobernador de Baja California, en ese momento el primer gobernador de oposición al Revolucionario Institucional que por primera vez se dejaba perder en una elección.

La gubernatura de 1989 fue la primera del país luego de la presidencial un año antes en donde Carlos Salinas de Gortari había resultado ganador luego de un cuestionable proceso electoral y de la caída del sistema de la entonces Comisión Federal Electoral.

Desde entonces se cuestionó la victoria de Ruffo Appel ya que muchos detractores afirmaron en su momento que su victoria fue una manera de compensar el fraude electoral de 1988, la famosa “concertacesión”,  sin embargo, el arrastre que logró Ruffo en aquel momento fue avasallador.

Fue en Ensenada en donde arrancó la “Ruffomanía” en 1986 cuando el panista ganó la elección a la alcaldía de esa ciudad, lo que lo convertía en candidato natural de Acción Nacional para buscar la gubernatura.

En ese entonces el movimiento fue tan aplastante que logró la victoria con un 52.3 por ciento a su más cercana perseguidora la priista Margarita Ortega Villa, fallecida poco tiempo después de la elección.

Al triunfo de Appel le siguió el de Héctor Terán Terán, el llamado caballero de la política, quien falleció a mitad de su sexenio dejando en su lugar a Alejandro González Alcocer.

El siguiente en la lista fue Eugenio Elorduy Walther quien fue el último gobernador emanado del PAN mexicalense, posteriormente gana la elección José Guadalupe Osuna Millán y finalmente Francisco Vega de Lamadrid, el ultimo gobernador de la dinastía panista con el que se completaron justo 30 años en el poder.

El triunfo de Jaime Bonilla del Partido Morena se debió a dos factores principales, el desgaste del PAN y de “Kiko” Vega en la gubernatura del estado y el arrastre presidencial de Andrés Manuel López Obrador, quien prometió crear la cuarta transformación del país.

Bonilla es un empresario tijuanense quien antes de ser representante de Morena en Baja California era un republicano al tener la doble nacionalidad mexico- americano.

Su primer puesto político fue como integrante del Distrito de Agua de Otay al sur de California, reelecto en dos ocasiones hasta que renunció para buscar la diputación federal en 2012.

En 2018 fue electo como senador por Baja California, cargo que abandonó para buscar la gubernatura en este 2019.

Desde entonces, Bonilla ha buscado impulsar una gubernatura de 5 años y no de 2 como marcaba la Constitución lo que le provocó un grave desgaste político aún sin haber gobernado un solo día.

PAN, cero autocrítica

Al gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid, le tendieron una trampa política, acusó el dirigente municipal del PAN, Javier Gutiérrez Vidal.

Para Gutiérrez Vidal la mala imagen con la que saldrá Francisco Vega de Lamadrid tiene que ver con una estrategia política ya que a mitad de su sexenio se presentó el incremento a la gasolina a nivel federal, lo que ocasionó marchas y protestas, sin embargo, todo eso tomó un rumbo en contra de “Kiko” por el tema de la ley del agua.

Afirmó que la sociedad juzgó a Vega de Lamadrid como un mal gobierno por una situación de carácter político.

“Políticamente nos tendieron una camita al final del sexenio y ni como gobierno ni como partido supimos entenderlo y caímos en cierta trampa, cuando se arma o se organiza a la sociedad para hacer una gran marcha por el tema del gasolinazo de una forma increíble se cambia al tema a la ley del agua” expuso.

El representante de Acción Nacional concluirá su periodo al frente de la dirigencia municipal luego de que este domingo se realicen las asambleas de renovación de los comités municipales.

Sin autocrítica, el PAN acusó de la estrepitosa derrota a una estrategia política y no a sus propios errores, ni al cuestionable gobierno de “Kiko” Vega, el empresario millonario.

La gira del adiós

Por su parte “Kiko” Vega se ha dedicado a inaugurar obras sin concluir como el edificio de peritos en la zona Río Nuevo en donde aún le falta una gran inversión para poder operar.

Su gobierno se convirtió en toda una serie de excusas en contra del Gobierno Federal al que acusó de quebrantar las finanzas estatales al negarle el acceso a recursos extraordinarios.

Aun así, el ex secretario de Planeación y Finanzas Estatal, Bladimiro Hernández Díaz, informó que se entregaron las finanzas estatales en ceros referente a los Créditos a Corto Plazo, lo que deja un margen de más de 4 mil 100 millones de pesos como opción para hacer frente a los compromisos financieros en el último bimestre del año.

Lo anterior lo informó en la última reunión entre la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental y la Secretaría General de Gobierno la cual celebró reunión de la Comisión de Enlace para la Entrega-Recepción de la Secretaría de Planeación y Finanzas del Gobierno estatal.

La reunión estuvo encabezada por el Secretario de Planeación y Finanzas estatal, Bladimiro Hernández Díaz y su homólogo entrante, Adalberto González Higuera, quienes realizaron un informe ejecutivo sobre los antecedentes, objeto, estructura y demás información financiera, con la que se ha estado trabajando durante ya más de un mes que se recibió a los integrantes de la transición.

Tanto el gabinete entrante como el saliente se reunieron en la Ciudad de México con personal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como la Secretaría de Educación y Bienestar Social (SEBS), y la Auditoría Superior de la Federación (ASF), donde se ha integrado al nuevo Secretario de Finanzas estatal a las reuniones de los temas más críticos, hablando de recursos.

Bonilla al poder

Tras 30 años en el poder, sin duda, las cuentas que deja el PAN será una de las principales preocupaciones de la nueva administración encabezada por Jaime Bonilla Valdez.

De entrada, creará una comisión de expertos que integrarán en Oficialía Mayor del próximo gobierno estatal, pondrá especial atención en la urgente revisión de activos patrimoniales, contratos leoninos, nóminas dobles, gastos ostentosos, aviadores, desvíos de recursos y desincorporación de inmuebles del patrimonio oficial, realizados por la administración del todavía gobernador “Kiko” Vega.

La misión cayó en manos del Oficial Mayor, Jesús Núñez Camacho, quien presentó su Plan de Trabajo en el que buscarán conocer el “estado de cosas” que guarda la hacienda estatal.

Jaime Bonilla se pronunció al respecto, dijo que Oficialía Mayor será la dependencia “columna vertebral” de su gobierno y planteó la urgencia de rastrear la información requerida, porque hasta el momento siguen esperando más del 40 por ciento de la documentación solicitada al gabinete kikista y que, a pesar de estar muy cerca la transición, “parece no importarles”.

Atribuyó esa “resistencia” de funcionarios estatales a punto de concluir su ejercicio, al hecho de que “no han querido entender que ya se van o no saben cómo hacer una transición, porque durante treinta años estuvieron en el gobierno”.

Finalmente, la pretensión de Bonilla de quedarse 5 y no 2 años ya fue impugnada por PAN, PRD, PRI, y el mismo INE ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, lo que representa su mayor desgaste, aun antes de asumir el poder las primeras horas de este 1 de noviembre. @

Notas Relacionadas

Discussion about this post

Platique con nosotros