Semanario Contraseña

La clave de la información

El millonario conflicto por la basura

Bibiana García Garza

basura 01A casi un año de firmarse el contrato entre el 26 Ayuntamiento y la empresa Met-Plas para el tratamiento y reciclaje de los residuos sólidos de la ciudad en el Centro de Transferencia, han resurgido los conflictos entre ambas partes.

A consecuencia de ello, alrededor de cien integrantes del sindicato de pepenadores que laboran en el Centro de Transferencia han manifestado reiteradamente el temor de perder su empleo porque no se ha dado un cabal cumplimiento al contrato que se firmó en julio del año pasado entre la empresa y el gobierno municipal.

Por su parte, el propietario de Metales Plascencia (Met-Plas), Luis Ángel Plascencia Villa, externó -desde principios del pasado mes de mayo- que no recupera los costos de operación por el manejo de la basura, lo que podría resultar en cerrar el centro y liquidar a los empleados.

Unos días después, se efectuó el paro de labores en el Centro de Transferencia y se dejaron de recibir los camiones recolectores del ayuntamiento pues, según externó el empresario, no le era redituable sostener empleados, seguro social, luz, agua y otros gastos operativos con una mínima cantidad de basura para reciclaje.

Inclusive, Plascencia Villa hizo alusiones a que los “tirabichis” de Obras Públicas les hacen una competencia desleal a los pepenadores dejándoles menos del cinco por ciento de residuos comerciables (10 toneladas) de las 200 que se reciben diariamente.

 A raíz de las últimas confrontaciones que se han dado entre el Ayuntamiento y la empresa Met-Plas, y que resultaron en un paro de labores temporal en el Centro de Transferencia, resurge la problemática del tratamiento de la basura que hace que la contaminación sea inminente en toda la ciudad mientras entra en operaciones el relleno sanitario, para lo que el ayuntamiento ya busca otras alternativas

En el documento enviado por Met-Plas expresa: “… en el mes de febrero llegamos al acuerdo verbal con el secretario Martín Ortega que resolvería el problema de la pepena en las calles, la pepena por parte de los empleados del servicio de recolección municipal y la pepena de los prestadores de servicio de basura particular y comercial. Yo sí he cumplido en la construcción del centro y el compromiso de recibir la basura tanto municipal como particular”.

También asegura que firmó un contrato colectivo con el Sindicato Único de Pepenadores porque el Ayuntamiento le aseguró que resolvería esos problemas para que a su empresa le fuera redituable el negocio y así se le diera solución al problema ecológico que ocasiona el tiradero de basura a cielo abierto.

“Actualmente recuperamos sólo un 4.23% de la basura municipal y para mi es inoperable el centro sin el apoyo del municipio que usted representa. Por tal motivo no puedo recibir la basura hasta que se solucionen estos problemas, de no interesarle al ayuntamiento el contrato con el centro le pido me lo haga llegar por escribo para ampararme ante el sindicato y la Junta de Conciliación para poder justificar la terminación de la relación laboral”, añade en el escrito.

Otras alternativas 

Ante la situación, el Ayuntamiento reiteró la necesidad de buscar posibles alternativas para avanzar en el tema de tratamiento de la basura a través de Secretaría y Obras Públicas con la intención de clausurar cuanto antes el voladero municipal, y a su vez poner en marcha el relleno sanitario que se ubica al sur de la ciudad en el área del ejido Monumentos, y que fue construido desde hace alrededor de siete años.

En ese sentido, el alcalde Leonardo Guillén lamentó que la empresa diera marcha atrás a su compromiso de recibir la basura y desde finales del mes pasado habló de que en caso de que no se llegara a un acuerdo con Met-Plas, se buscaría la posibilidad de establecer un esquema de trabajo con otras empresas del mismo giro.

En tanto, varios regidores del Ayuntamiento opinaron a través de diferentes medios de comunicación acerca de la importancia de solucionar el problema cuanto antes y especularon acerca de un posible cobro por el servicio a los ciudadanos.

En relación a ese posible cobro por el servicio de recolección de basura, el gobierno municipal rechazó dicha posibilidad y pidió que no se desestimen los esfuerzos que se han hecho por proporcionar el servicio a la comunidad y reducir los problemas de contaminación ambiental.

En respuesta, el Ayuntamiento recordó que el servicio se sostiene gracias al pago de impuestos y contribuciones, cuyo cumplimiento por cierto, se ha incrementado de un 33 a un 46 por ciento durante la presente administración.

“El tema de la recolección de basura no es ya un problema, es algo que está resuelto y en lo que estamos buscando cómo mejorarlo cada vez más, pero de ninguna manera ha habido, ni hay, ni habrá la intención en este Gobierno Municipal de cobrar a los ciudadanos por la recolección”, subrayó el gobierno municipal a través de un comunicado.

Aunado a ello, de manera extraoficial el secretario del Ayuntamiento hizo un llamado al regidor panista Víctor Acosta Cid para que se abstuviera de hacer declaraciones sobre el tema porque como abogado actualmente lleva este caso y no puede fungir como “juez y parte”.

Esto a raíz de la reunión del pasado jueves 05 de junio en la que los integrantes del Cabildo sostuvieron una reunión con Luis Plascencia para discutir el tema del paro laboral en el Centro de Transferencia, misma en la que intervino Acosta Cid.

Fue en ese encuentro en el que el empresario comentó que hay disponibilidad de todas las partes involucradas para llegar a acuerdos y que en los próximos días se replantearían propuestas atractivas para todas para re-negociar el servicio de tratamiento de los residuos sólidos.

Plascencia Villa también mencionó la posibilidad de llegar a un acuerdo para que su empresa se haga cargo del relleno sanitario cuando éste entre en funcionamiento, así como del Centro de Transferencia.

Finalmente, el pasado lunes 09 de junio se restableció el servicio de recepción de los camiones recolectores de basura por parte de Met-Plas al Centro de Transferencia para la selección y separación de materiales reciclables.

El Ayuntamiento celebró que con esta acción nuevamente será posible depositar la menor cantidad de basura en el tiradero municipal que está a cielo abierto aunque las negociaciones con Met-Plas continúan y hay varios puntos pendientes.

“Es un tema técnico”: Secretario” 

Sobre el tema, el Secretario del Ayuntamiento, Martín Ortega Vélez comentó que los acercamientos con la empresa están en pie pues el contrato sigue vigente y tiene un plazo de 15 años, además de que el paso siguiente es revisar las condiciones para que entre en funcionamiento el relleno sanitario.

Se trata de un proyecto ecológico que urge, advirtió, por lo que ya se están buscando varias opciones en empresas de Mexicali y Tijuana, Baja California, así como se estará revisando igualmente la propuesta que haga Met-Plas en ese sentido.

Y es que, ahora que se han tenido problemas con Met-Plas, dijo, se han hecho varios estudios y pruebas para calcular los datos técnicos y los gastos de operación que podría representar el relleno sanitario y el tratamiento de la basura porque el Ayuntamiento también tiene que analizar qué le es redituable y qué le conviene más.

“El empresario argumenta que las condiciones no le benefician y en base a eso le pedimos que hiciera una propuesta, pero así como él dice que no es conveniente para él, pues igual también para nosotros es así, o habría que hacer un análisis técnico para ver realmente qué es lo que se necesita, porque esto es más que nada un tema técnico”, asentó.

 Dejar de contaminar sale caro

En cuanto a los servicios que tienen que ver con la basura, el funcionario reconoció que es muy bajo el porcentaje de municipios que cuentan con un relleno sanitario ya que la mayoría tiene tiraderos al aire libre, lo que hace que se eleven los costos.

“Dejar de contaminar es caro, estamos conscientes de que es un proceso caro pero es una obligación con la que tenemos que cumplir aunque sabemos que estamos limitados en recursos también pero tenemos que ver qué es lo que se tiene que hacer con esos residuos”, señaló.

Por otra parte, anotó que es preciso separar los desechos, por lo pronto para reducir las cantidades que se arrojen al tiradero, y posteriormente para separar la basura que irá a dar al relleno sanitario y así darles una mayor vida útil.

Es por eso que el alcalde y varios funcionarios y regidores acudieron en semanas recientes a visitar otras empresas con el fin de conocer su funcionamiento y que éstas hagan propuestas al gobierno municipal para llevar a cabo estos servicios, reiteró.

Aunado a ello, para efectos de escuchar voces de profesionistas en la materia y buscar una solución integral a esta situación, a partir de la próxima semana el Ayuntamiento organizará varias reuniones que presidirá una mesa técnica de especialistas en reciclaje y tratamiento de la basura de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y de la Universidad Estatal de Sonora (UES).

Las quemas en el basurero podrían ser intencionales 

Al discutir el caso, el secretario reconoció que otro de los problemas más apremiantes del tiradero municipal son las continuas quemas de basura que afectan no solo a quienes viven en los alrededores, sino a toda la ciudad.

El problema se ha tornado preocupante, dijo, pues representa un grave foco de contaminación ambiental que perjudica a todos los habitantes así como a quienes residen del otro lado de la frontera.

Y es que, a pesar de que se desconocen las causas de estas quemazones, es posible que pudieran ser intencionales o hechas a manera de presión política, aunque sin duda esta situación también podría solucionarse en gran medida una vez que entre en operaciones el relleno sanitario.

“Hay gente sin escrúpulos, que lo podría hacer de adrede, o es gente que no piensa nada y que nada más va y quema poquito ahí y allá para sacar un material, pero el problema es que se queda prendido ahí y luego se levantan las llamas”, expresó.

Por último, aclaró que la quema de la basura no es un recurso utilizado por el Ayuntamiento para deshacerse de los desechos como mucha gente lo cree, sino que en efecto pudiera ser intencional, o porque algunas personas creen que estas quemas no tienen repercusiones más allá y les ayudan a encontrar más fácilmente cobre o fierro para vender. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros