Semanario Contraseña

La clave de la información

Triste despertar del ´sueño americano´

Bibiana García Garza


Migrantes 3De unos años a la fecha el aumento en el número de migrantes que son repatriados por esta ciudad fronteriza ha sido desproporcional a las capacidades con las que cuenta el municipio para atenderlos.

Y es que, de acuerdo a estadísticas de la delegación del Instituto Nacional de Migración (INM) en esta ciudad, a cargo de Juan Antonio Gaeta Covarrubias, la gran mayoría de los migrantes -sobre todo en el verano- prefieren cruzar a Estados Unidos por otras fronteras principalmente por ´sacarle la vuelta´ a las altas temperaturas.

Al respecto, Gaeta Covarrubias comentó que el flujo migratorio es casi nulo por esta ciudad, y que eso se puede reflejar hasta en el Parque Benito Juárez, pues los cruces ilegales en realidad se suscitan, en Sonora, por El Sásabe o por Nogales, así como por el estado de Tamaulipas, principalmente.

“De hecho la semana pasada estuvimos en una reunión binacional y se nos dice que en la zona de Yuma no se ha presentado, afortunadamente, una situación de aumento del flujo migratorio, ni por el lado de la Baja California porque es muy caliente toda esta zona del desierto, ellos cruzan por allá donde hay cerros, además de que la franja de aquí tiene un campo muy abierto”, afirmó.

Sin embargo, en contraste, las cifras del INM que corresponden al índice de repatriaciones por año confirman que, aunque no se internen por esta frontera a Estados Unidos, son miles los migrantes que son deportados por San Luis Río Colorado, desde el estado de Arizona.

Así lo dio a conocer el presidente municipal, Leonardo Guillén Medina, quien se dijo preocupado porque no se cuenta con los suficientes recursos en la ciudad para hacer frente a esta realidad que puede convertirse en una situación de peligro latente para la población a causa de diferentes factores sociales.

A pesar de que se dice que San Luis Río Colorado no puede ser comparado con otras ciudades fronteriza en cuanto al tema migratorio y que el flujo de connacionales es relativamente bajo, el alcalde advierte de un incremento descomunal en las cifras de deportaciones en los últimos años, lo que podría convertirse, en poco tiempo, en un grave problema social que desde ahora rebasa las capacidades de atención que puede brindarles el gobierno y los altruistas

Al respecto, señaló que aunque es difícil contar con un padrón de migrantes que cruzan por San Luis hacia los Estados Unidos, porque son ayudados por personas que los internan de manera ilegal e insegura, sí se cuenta con una estadística fidedigna de los connacionales que son repatriados por aquí y que las cifras son alarmantes.

El tema ha sido abordado tanto con la Secretaría de Gobernación (Segob), como con el INM e inclusive planteado directamente al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en un documento que le fue entregado directamente durante su última visita a Puerto Peñasco, Sonora, petición que, por cierto, no ha tenido respuesta.

** Un grave problema social latente **

Y es que, afirma el alcalde, en las cifras que proporcionó en enero del presente año el INM directamente al 26 Ayuntamiento, en las que se pormenorizan las deportaciones de mexicanos de Estados Unidos a México del 2010 al 16 de enero del 2014, muestran un incremento de hasta un 115 por ciento en la frontera de San Luis Río Colorado.

“De acuerdo a las cifras que nos dieron a nivel federal, en 2012 se reportaron más de 10 mil repatriados, y para 2013 fueron más de 21 mil, o que es un incremento del 115 por ciento en un año, si eso se compara además con el incremento que tuvo Sonora, que fue de alrededor del 6 por ciento, está desproporcionado”, apuntó.

Y es que, en las cifras, se maneja que en 2010 se registraron 121 mil 677 deportados en todo el estado de Sonora, cantidad que descendió a 70 mil 064 el año pasado, contrario a las estadísticas que se reflejan en esta ciudad fronteriza.

Además, advirtió Guillén Medina, hasta el 16 de enero del presente año ya se llevaba una cuenta de 876 repatriados, esto es, solamente en el transcurso de dos semanas.

“Está desproporcionado el crecimiento y es un tema en el que urge la coordinación entre el gobierno federal de México y el gobierno de Estados Unidos, inclusive cuando lo hablamos con la Segob y el INM ellos reconocieron el problema porque están muy conscientes de lo grave de las estadísticas”, aseveró.

El riesgo para la comunidad, explicó, se vislumbra en cuanto a que los migrantes que son repatriados y no pueden volver a su lugar de origen se quedan y se convierten en una población flotante que muchas veces no puede conseguir empleo y por lo tanto se ve tentada a delinquir y generar, a su vez, otros problemas sociales y de seguridad pública.

Inclusive, lo más alarmante es que, como ocurre en otras entidades fronterizas del país, los migrantes son obligados a cometer ilícitos para servir intereses de los diferentes grupos de la delincuencia organizada bajo amenazas de muerte o secuestros, lo que engorda las filas de las bandas criminales y genera inseguridad, alertó.

“Estamos ante situaciones que pudieran sonar como exageraciones, pero hay estados que han tenido esas experiencias y que sin duda nos aconsejarían que tomemos acciones antes de que esto se convierta en un problema más grave es un riesgo latente e inminente y así se lo hemos expuesto a la Segob y al presidente Peña Nieto en el oficio que le entregamos”, recalcó.

** Se necesita un nuevo albergue **

En el documento que entregó el 26 Ayuntamiento al gobierno federal el pasado 07 de abril del presente año se precisa el aumento que ha sufrido el fenómeno migratorio en cuanto a las repatriaciones y las dificultades por las que atraviesa el municipio para brindarles un albergue y ayuda para que puedan volver a su lugar de origen.

En uno de los apartados, el comunicado señala que el ayuntamiento considera necesaria la instalación de un centro de atención a migrantes por parte del gobierno federal al cual se destinen recursos para apoyar a los migrantes tanto en alimento como en servicios médicos, y en programas con los que les sea posible el retorno a sus estados natales.

En ese sentido, el alcalde recordó que aunque son muy valiosos los esfuerzos que realiza en el municipio la Casa del Migrante “Divina Providencia”, ya no son suficientes para brindar apoyo a las personas que son deportadas por aquí.

“Nosotros ya le expresamos al gobierno federal de manera clara que necesitamos la ayuda, pero nos responden que no están en posibilidades por razones presupuestales, y es un tema que corresponde al INM, lo tienen muy claro, pero reconocen una limitación presupuestal”, indicó.

Ante esa situación, dijo Leonardo Guillén, se puede recurrir a realizar un esfuerzo administrativo y de coordinación con lo que se pueda recibir una mayor facilidad de apoyo y se abra una ventana de posibilidades, además de que se haga un acuerdo con el gobierno de EU para que no sean tantos los connacionales que pasen por este puerto.

Mientras tanto, la realidad migratoria salta a la vista en la ciudad, en las bancas de los parques, entre los que recorren las calles con una mochila al hombro y con aspecto desaliñado así como en la Casa del Migrante, cuya admirable labor resulta a veces insuficiente para atender a los que son devueltos a la realidad del sueño americano. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros