Semanario Contraseña

La clave de la información

La mafia sigue haciendo de las suyas

Una nueva ejecución con las características propias de los narcos se registró los primeros minutos del pasado viernes a la salida del Golfo de Santa Clara, poblado donde tras el asesinato del Samy Gallardo se disputan el trasiego de droga y el tráfico de especies protegidas, como la totoaba. El crimen estaría relacionado con la doble ejecución del pasado 26 de agosto en donde un comando de hombres embozados, “empecherados” y armados con rifles “cuerno de chivo” y AR-15 ultimaron al Gordo Colín y a Roberto Barajas.

 

Humberto Melgoza Vega 

489833114753d900e02ae142778842c7De nueva cuenta, la presencia del crimen organizado se hizo sentir sobre el municipio de San Luis Río Colorado con una ejecución violenta al puro estilo del narcotráfico.

En esta ocasión la muerte alcanzó a Rubén Salido Toscano, de 47 años de edad, con residencia tanto en San Luis como en el Golfo de Santa Clara.

El crimen de Salido Toscano, apodado en el bajo mundo como el “Cora” o el “Peña Nieto”, estaría relacionado con el de Alfredo Colín Ortega, de quien era algo así como su asistente.

Además de que fue detenido junto con el Gordo Colín el 15 de junio, luego de que la policía recibió el reporte de la presencia de personas armadas en un domicilio del callejón Guerrero y 27, después de la muerte de Colín se le vio con la viuda de éste acompañándola a las diligencias en el Ministerio Público.

La madrugada del pasado miércoles, exactamente a las 00:48 horas, policías comisionados en el Golfo de Santa Clara recibieron el reporte de que a 10 kilómetros del poblado se encontraba un vehículo encendido, detenido sobre la carpeta asfáltica.

Cuando los agentes arribaron al lugar, encontraron un vehículo de la marca Honda Accord modelo 2002 de color gris y en su interior, en el asiento del piloto, un sujeto bañado en sangre, con parte de la cabeza destrozada.

Hasta el sitio del crimen se apersonaron elementos de la Policía Estatal Investigadora (PEI) como el agente del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) quienes dieron fe del cadáver y levantaron del lugar seis casquillos percutidos de calibre 7.62 x 39 para rifle de asalto AK-47 mejor conocido como “cuerno de chivo”.

De acuerdo a las primeras pesquisas se pudo establecer que a Rubén Salido le dieron alcance varios sujetos armados, quienes viajaban en más de un vehículo, quienes luego de encajonarlo para obligarlo a detener la marcha le dispararon una ráfaga de metralla a través de la puerta y el vidrio del lado del piloto.

En el interior del vehículo, además de los pedazos de masa encefálica esparcidos, las autoridades no encontraron droga ni armas.

Apenas el pasado 26 de agosto, un grupo de entre cinco y seis sicarios asesinaron a Alfredo Colín y a su acompañante Roberto Barajas Salas, quien se encontraba durmiendo en la misma casa de avenida Geranios 18 y 19.

Era poco después de las 5:00 de la mañana cuando el grupo de matones, equipados con armas largas, con chaleco antibalas y el rostro cubierto se metieron hasta la recámara de donde sacaron al Gordo Colín para después matarlo junto con Barajas Salas.

En junio de 2007 el Gordo Colín había sido detenido en La Paz, Baja California Sur por el Ejército, que lo identificó como principal operador de Jorge Briseño López “El Cholo”, del primer círculo al mando del Cártel Arellano Félix, encargado de dirigir células criminales en Tijuana y Mexicali que se dedican al trasiego de droga, así como al secuestro y el asesinato de rivales.

Luego de su muerte trascendió que además de adjudicarse algunos de los recientes homicidios como el de Harvey Adame y el de Iván Ernesto González Méndez “El Carrocillas” entre otros, había amenazado a Samuel Gallardo Castro, a quien exigía un cobro de piso ya que pretendía quedarse con la plaza del Golfo de Santa Clara no solo para el trasiego de droga sino además para la pesca furtiva de la totoaba.

En las semanas y meses recientes se han registrado en el municipio una serie de homicidios violentos, al menos15 de ellos relacionados presuntamente con el narcotráfico, mientras que los jefes policiacos afirman que se trata de “hechos aislados”.

En el seno de la Policía Municipal prevalece la inconformidad ya que por capricho de los Vázquez existe muy poca vigilancia en las calles de la ciudad ya que los elementos están comisionados en bancos, parques, en el centro de la ciudad o en puntos fijos como en las puertas de acceso a la comandancia.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros