Semanario Contraseña

La clave de la información

El patrimonio de los Padrés

Pasión por los Negocios

Demian Duarte

HERMOSILLO, SON.-Habrá que reconocer la valentía del gobernador Guillermo Padrés Elías de salir ante la prensa para dar a conocer las dimensiones de su riqueza personal y la de sus hermanos Héctor, Miguel y Julio que con lujo de detalles dieron a conocer como son sus negocios familiares, de donde vienen y a donde van una vez que su hermano culmine la gubernatura.

Se dio a conocer una cifra de 261 millones 875 mil 633 pesos, que equivalen a un patrimonio mediano que en dólares alcanza los 17 millones y medio de dólares, no es una cantidad menor sin duda, pero refleja lo que es el esfuerzo familiar de varias generaciones y que fue completamente detallado por el gobernador Padrés y sus hermanos en la rueda de prensa convocada de última hora para dar a conocer este asunto.

Resulta evidente que más allá de los hechos y montos presentados por el gobernador Padrés y las dimensiones de su fortuna y propiedades, este tema cobra especial interés y llama la atención del público, primero por tratarse de quien hablamos y por el calor que han cobrado los señalamientos en contra de él, su administración y su familia, como beneficiarios de supuestos negocios multimillonarios; lo que aparece en esta declaración patrimonial del gobernador es que ellos, los Padrés, son una familia de negocios que tienen varias generaciones buscando hacerse de un patrimonio y que de manera paulatina lo han consolidado.

Incluso ante el monto, que es bastante menor a lo que la imaginación de muchos y la especulación de otros le atribuye a Padrés (solo en el rancho pozo nuevo se ha llegado a hablar de 300 millones de pesos), han surgido ya comentarios de incredulidad, por lo que estoy seguro habrá múltiples y muy directas investigaciones a fin de intentar precisar si lo que dijeron el gobernador y sus hermanos es la verdad.

Ahora, quiero decir que es un acto político inédito, ningún gobernador que yo recuerde había dado a conocer a detalle su patrimonio personal, mucho menos el de su familia directa, lo que le abona mucho en credibilidad al gobernador Guillermo Padrés Elías.

Se trata de un acto valiente, en el que la familia del gobernador de Sonora, ante cuestionamientos sobre la claridad de su situación patrimonial y la especie hecha correr de sus opositores de que se han hecho inmensamente ricos al amparo del poder, pone las cosas en claro.

Y claro corrió mucha especulación al respecto, que si The Wall Street Journal tiene preparado un reportaje sobre la fortuna de los Padrés, o que si se trata de una respuesta al reclamo de falta de transparencia del gobierno de Padrés hecho esta mañana por el excandidato a gobernador del PAN, Ramón Corral, con el colega Luis Alberto Medina en su Proyecto Puente de Uniradio.

También se maneja la especie de que es una medida para bajarle presión a la campaña de su partido el PAN por la gubernatura y otras posiciones y que no sea la leyenda urbana de los negocios de los Padrés en torno a lo que giren las campañas negras. De hecho esto puede interpretarse también como una respuesta a la candidata del PRI a la gubernatura Claudia Pavlovich, que lanzó el reto para que quienes aspiren a ocupar la gubernatura den a conocer su declaración patrimonial y con esto poner la marca más alta, obligando en todo caso a que se dé a conocer el patrimonio de los aspirantes, sí, pero también de sus familias y luego no se especule que los verdaderos negocios están en manos de los seres queridos de los gobernantes.

El motivo estoy seguro se sabrá pronto.

Me quedo la idea de que la reacción-acción de Guillermo Padrés es una mezcla de todas las anteriores cuestiones y se trata de curarse de espantos y de una buena vez, mostrando en la medida de lo posible lo que tiene y con lo que se va de la gubernatura en cosa de 8 meses.

Debo decir que en lo personal me llamó la atención que el patrimonio se compone de 16 negocios o sociedades, que son variadas ligadas a la ganadería, a la exportación, al negocio automotriz, a la educación, a la importación y comercialización de muebles y a la agricultura; entre ellas están algunos que ya han saltado a la polémica en medios como el Rancho Pozo Nuevo o la Mueblería Padrés y otros más que serán sujetos de un amplio escrutinio mediático.

Hay también bienes inmuebles, propiedades en Cananea, Arizpe, Huepac, Hermosillo, Pitiquito y Banamichi, algunos son locales comerciales, otros casas habitación, otros más locales comerciales y bodegas y destacan por su valor el ya mencionado Pozo Nuevo con 52 millones de pesos y las 1 mil 200 cabezas de ganado que manifiestan poseer los Padrés, con valor de 36 millones de pesos.

El origen de las propiedades también es digno de comentario, pues las de mayor valor les han llegado a los hermanos por la vía de la herencia y aunque hay algunas compras, lo que dice la información presentada es que han realizado negocios, contratado créditos o hecho compras de oportunidad como cualquier empresario.

Es obvio, no hablamos de un personaje cualquiera, hablamos del gobernador de Sonora uno de los estados más grandes y ricos del país, además el primer gobernador emanado del PAN, quien ha estado bajo el ojo de la oposición y con una presión permanente de la prensa a fin de internar hacerlo ver como un personaje negativo, cuando no como un corrupto que ha utilizado el puesto para enriquecerse.

Y mire al respecto puedo recordar el caso de un exgobernador que decía que él nunca se iba a la cama sin haber metido un millón más en su cuenta.

Él no hace mucho que se fue y sin embargo de su opulencia, negocios y herencia nefasta no se habla mucho, y eso que nunca dio a conocer su patrimonio o el de sus hermanos y familia. Así que saque usted sus conclusiones.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros