Semanario Contraseña

La clave de la información

Hasta luego Dr. Kelly

La inesperada tragedia en la que perdió la vida el doctor Sergio Kelly Barraza consternó esta semana a una gran parte de la comunidad que con homenajes, actos de presencia y mensajes de solidaridad a sus familiares y amigos, se congregó para darle el último adiós

 

Bibiana García Garza

 

Homenaje Dr. Kelly en Hospital General San Luis Río Colorado (3)Un fuerte impacto fue el que causó esta semana la noticia de la muerte del doctor Sergio Kelly Barraza, con la que se vistió de luto no solamente al gremio médico, sino a todo aquel que le conoció, así como quienes alguna vez convivieron con él y que hoy todavía se resisten a creer lo ocurrido.

El accidente se registró el pasado lunes poco antes de las 11:00 horas que se dio a conocer la noticia inicialmente entre el gremio médico de esta localidad luego de que el conocido oftalmólogo, Javier Aceves, hiciera una llamada para pedir auxilio y unidades de rescate a la zona serrana del este de Sonora.

De momento la información era confusa y solamente se había confirmado la muerte del doctor Sergio Kelly, quien conducía el vehículo en donde también iban a bordo el doctor y ex alcalde, Jorge Figueroa González, así como el dentista, Federico Rivera.

Conforme pasaron las horas se confirmó que Figueroa González, actualmente candidato a regidor de Enrique Reina, así como el doctor Rivera, habían sobrevivido a la caída del automóvil a un despeñadero a la altura del poblado Huachinera, localizado al noroeste del estado, colindando con Chihuahua, y a 232 kilómetros de la ciudad de Hermosillo.

La zona, según describen testigos, tiene similitudes al área montañosa de La Rumorosa, Baja California, en donde hay despeñaderos con una profundidad de más de 60 metros de altura, entre los cuales cayó el vehículo donde viajaban los galenos de regreso a San Luis Río Colorado luego del puente del fin de semana pasado que aprovecharon para ir a cazar guajolotes silvestres.

Dr- Kelly (2)Unos metros atrás, en otro carro, iban el doctor Javier Aceves y otros compañeros cazadores que participaron en la travesía y que pretendían llegar a pernoctar al poblado de Santa Ana para arribar a esta ciudad el día martes.

Fueron ellos quienes atestiguaron cómo cayó el automóvil al despeñadero y esperaron a que llegaran los equipos de rescate en Helicóptero para rescatar a los sobrevivientes y al cuerpo del doctor Kelly Barraza, una tarea que les llevó varias horas, según describieron.

A continuación, con solo unas contusiones en la cabeza y heridas leves se trasladó a los doctores Jorge Figueroa y Federico Rivera a un hospital en Hermosillo, así como al cuerpo de su compañero que falleció en el lugar de los hechos.

Así transcurrió el día y en San Luis Río Colorado no se hablaba de otra cosa, la pena y la sorpresa eran los tópicos de conversaciones tanto de viva voz como en las redes sociales en donde amigos, pacientes, compañeros de trabajo y todos los conocidos del doctor Barraza expresaban su sentido pésame a los familiares.

Aunque también había incertidumbre por el estado de salud de los sobrevivientes, se confirmó que se encontraban totalmente fuera de peligro y que viajarían en avioneta el día martes 05 con el cuerpo del doctor Kelly Barraza.

Fue ante la presencia de decenas de compañeros del gremio médico ataviados con sus batas blancas y un grupo de enfermeras y personal del Hospital General de San Luis Río Colorado, institución en donde el galeno se desempeñaba como director desde el año 2009.

Para el traslado del cuerpo y del doctor Jorge Figueroa brindó el apoyo el gobierno del Estado con una avioneta, que fue recibida por los familiares y amigos cercanos del médico junto con una ambulancia para el sobreviviente.

Al pasar el cortejo fúnebre, los doctores y compañeros presentes aplaudieron en señal de solidaridad, agradecimiento y admiración a la memoria de su colega y amigo, con quien apenas habían convivido la semana pasada, recordaban durante la ceremonia en donde la tristeza embargaba y los buenos recuerdos endulzaban un poco el desconsuelo.

Inclusive representantes de los medios de comunicación expresaron en varios comentarios su pesar por la pérdida del doctor que siempre dio un buen trato y recibía a los reporteros con un buen semblante sin esquivar cuestionamientos o ataques típicos de toda institución de salud pública.

Una vez en la funeraria, fueron cientos las personas que se dieron cita hora tras hora para despedirse del doctor Kelly y manifestar su aprecio no solo al profesionista sino también al amigo, al hombre, al esposo, y al padre de familia.

Al día siguiente (el miércoles), antes de la misa de cuerpo presente en la Parroquia de Fátima y oficiada por el padre Germán Orozco, el cortejo hizo una escala en el Hospital General en donde se le rindió un merecido homenaje en presencia del Secretario de Salud del Estado, Bernardo Campillo García y otros galenos.

Igualmente estuvieron ahí sus amigos y compañeros el doctor Joel Godínez, Arnulfo López, Bonifacio González Castro y Jorge Arce, entre otros funcionarios del sector salud del gobierno del estado y municipal, quienes junto con enfermeras y también pacientes directos del doctor Kelly se unieron para dar el último adiós.

Sergio Kelly, de 58 años de edad, era originario de Mazatlán, Sinaloa, y tenía más de 20 años residiendo y ejerciendo la medicina general en su consultorio particular en esta ciudad.

Desde hace casi seis años era director del Hospital General de San Luis Río Colorado así como co-vicepresidente del Consejo Binacional de Salud y Medio Ambiente en coordinación con el Centro Regional de Salud Fronteriza de Yuma, Arizona.

Le sobreviven su esposa, doctora Lourdes Salas y sus cuatro hijas, Gabriela, Cecilia, Mónica y Emma, que también ejercen y estudian diferentes especialidades de medicina. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros