Semanario Contraseña

La clave de la información

Después de la elección… viene la devaluación

 

Humberto Melgoza Vega

 

Pancho Burquez Mi Vision“Como lo dije la vez pasada que estuve en San Luis: después de la elección, viene la evaluación, y no hay que ser muy sabios para saber que en la conducción de la economía es muy negativa, en lo que va de esta administración los ingresos del gobierno han subido 26 por ciento, la deuda la han aumentado en un 31 por ciento en tan solo 2 años y medio y el ingreso de las familias se ha deteriorado en un 5 por ciento, ya sabemos por qué la economía no funciona, porque está en manos de los políticos y no está en las manos de quienes generan la economía, que son los ciudadanos”.

Este es el análisis que hace el senador panista Francisco Búrquez Valenzuela, en donde retrata un panorama nada alentador en materia económica.

El Presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial ve con preocupación que en los días y semanas recientes el dólar se ha estado vendiendo en las ventanillas bancarias a más de 16 pesos “y se puede poner aún peor, porque en Estados Unidos comenzarán a subir las tasas de interés, es decir, volverán a la normalidad. En este momento se encuentran las tasas más bajas de la historia, con una estrategia equivocada de EU tratando de activar la economía y los dineros que han venido a México y que están financiando la deuda del sector público, que son dólares golondrinos y para que no se vayan van a subir los intereses; el deslizamiento del dólar obedece a que a partir del segundo semestre del presente año van a subir las tasas en Estados Unidos, entonces se va a poner un poquito peor”.

 

A pesar de que el propio secretario de Hacienda, Luis Videgaray, reconoce que el 2016 no pinta bien en materia económica “al gobierno parece que no le cae el veinte, necesita apretarse el cinturón, necesita detenerse de tajo el endeudamiento, es sumamente peligroso, ya vamos por el séptimo año de crecimiento de deuda y se nos olvida lo que dijo Johnnatan Heath, el economista mexicano, que somos alcohólicos en el tema de la deuda, y que no podemos tomar deuda, porque luego nos vamos de paso, la historia es muy clara al respecto, ahora el gobierno ha hecho de la deuda y de la subida de intereses el instrumento para que el país crezca, obviamente el país no crece y está metiéndolo en un una situación de peligro”.

Además de la mala conducción de la economía, en el gobierno Peñista se ha conducido con despilfarro, gastando miles de millones de pesos en imagen y poco en salud y educación.

“Este gobernó gasta mucho, gasta mal y no solo se trata de ineficiencia sino también de corrupción. La calidad educativa está por los suelos, el sector salud ni se diga, el Seguro Social está prendido con alfileres y con muy mala calidad del servicio, y en el tema del combate a la pobreza, según el reporte de la Coneval, estamos viendo que por más dinero que se le mete, incluso a la Cruzada contra el Hambre, pues resulta que desde el año pasado a la fecha se le metieron 90 mil millones de pesos a la Cruzada contra el Hambre y las familias en pobreza alimentaria subieron 3 por ciento. Más que programas para abatir la pobreza son programas para que los políticos compren votos, hagan asistencialismo y para además, en la pasada de ese dinero se les pegue algo a su bolsillo”.

 

Pancho Búrquez considera que se debe cambiar el paradigma “y aprender que el gobierno, que las soluciones del gobierno son inefectivas, las nuevas soluciones tienen que venir desde la sociedad civil, limitando a los políticos y empoderando a los ciudadanos, si queremos que la educación funcione el presupuesto público ya no debe estar en manos de la burocracia educativa, sino que debe de ir directamente las familias, que son las que saben gastar mejor que los políticos, que escojan la escuela, lo mismo en cuanto a salud, ellos deben de ser libres para que se atiendan en el seguro y con el doctor que ellos quieran, algo similar pasa con la gasolina, que el gobierno te obliga a que les compres su gasolina, que no es de buena calidad, cuando ustedes pueden cruzar a Yuma en donde hay 10 ó 15 petroleras que se están peleando por ver quién trata mejor a los clientes”, expone.

 

El senador considera que ante esta situación se vuelve apremiante llamar a rendir cuentas al presidente de la República, “por lo pronto ya se llamó al secretario de Gobernación y al secretario de Hacienda para que expliquen lo que esta pasado en el país… En el gobierno tiene que haber consecuencias y ni siquiera cambian a nadie, aquí no hay ni siquiera corrección de rumbo y eso es muy delicado. Aquí no pasa nada, a pesar de que el señor Videgaray tiene un desastre en la economía y el presidente no lo llama a cuentas. Esperemos que haya corrección en la discusión del presupuesto, vamos a ponernos muy duros porque el país tiene que resolver esta situación, quien se tiene que apretar el cinturón ahora es el gobierno, no los ciudadanos”.

 

*Oposición real

 

Mientras que el senador sonorense se ha convertido en un activo crítico de las políticas públicas del gobierno federal, la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) prácticamente ha avalado con su silencio a Peña Nieto.

 

Admite: “Mi partido tiene que entrar en una profunda reflexión porque ha cometido errores y los tiene que reconocer, en ese sentido yo soy muy crítico de mi partido y creo que el Partido Acción Nacional se tiene que volver a aliar con la sociedad y no con otros partidos, la gente ha perdido la confianza y pues muchas veces vemos que las dirigencias no representan a los ciudadanos y eso ya no puede seguir así”.

 

Pancho Búrquez considera que el futuro del PAN está en la ciudadanización, “que el partido le abra las puertas a los ciudadanos y que incluso los candidatos sean candidatos ciudadanos, que sean el vehículo para que la gente pueda participar y asegurarse del rumbo que toma la política, porque el actual sistema de partidos no le está sirviendo a la gente para mejorar su nivel de vida, al contrario, eso es muy peligroso porque pueden venir movimientos populistas que puedan ser peores, yo estoy empujando fuerte dentro de mi partido para reorientar ese camino, volver al origen, que sea un partido de ciudadanos, porque ahorita es un partido de políticos, de rebaños que tienen un pastor que controla sus ovejas, por eso en muchas ocasiones nos desviamos y no representamos los legítimos intereses de la gente”.

 

-¿Finalmente, Javier Corral o Ricardo Anaya?

 

-Yo voy con Ricardo Anaya. Ricardo Anaya es una gente que entiende muy bien esta situación, es un joven brillante que, a mi juicio va a buscar esa transformación que de manera urgente está requiriendo el PAN. El mundo ha cambiado, hay una revolución social en donde todas las formas que teníamos para resolver las necesidades se están reinventando y la política no puede quedarse al margen, las nuevas tendencias vienen para empoderar al ciudadano y limitar al gobierno, limitar a los políticos. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros