Semanario Contraseña

La clave de la información

Panistas se “rebelan” a la línea oficial

Algunos panistas lo dicen en lo “cortito”, que al partido azul y blanco le hace falta una sacudida, un golpe de timón que lo saque del marasmo en donde lo metió el actual líder Gustavo Madero, quien se ha pasado de complaciente con el gobierno de Peña Nieto. Pero hay otros que no se andan por las ramas y se abren públicamente a favor de Javier Corral.

 

Humberto Melgoza Vega

 

IMG_3789“Yo estoy con Javier Corral, definitivamente, no tengo ninguna duda que él debe ganar la elección porque es quien puede rescatar al partido del hoyo en que se ha caído como institución”, manifiesta de manera abierta Mario Guevara, panista controversial de los que acostumbran decir lo que sienten y piensan.

“Los panistas lo sabemos y lo reconocemos, pero en lo cortito, el partido no anda bien, los dirigentes no han hecho la tarea, eso lo podemos ver en lo local, en lo estatal e incluso, como lo menciona Javier Corral, en lo nacional, de ahí se deriva la inconformidad de muchos panistas que en lo cortito lo mencionan, que se debe reencauzar al partido”, analiza.

En el actual contexto, en donde Javier Corral y Ricardo Anaya andan en plena campaña por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, es momento de fijar posiciones, de hablar claro y abrirse de capa. Anaya representa la continuidad del proyecto de Gustavo Madero, apoyado por las cúpulas conservadoras del panismo que tienen la mira puesta en la candidatura presidencial del 2018; mientras que Javier Corral es la oposición dentro del propio partido, y representa las aspiraciones de cambio en la manera de hacer política.

“El PAN perdió el rumbo y perdió su esencia, necesitamos reencauzar los esfuerzos para que vuelva a ser ese partido de oposición que genere los equilibrios entre el ejercicio del poder, que represente los intereses de la sociedad, y luego pugnar para que los principios se manifiesten a través de las dirigencias”, considera Mario Guevara.

“Necesitamos un PAN que señale lo que ha dejado de señalar, como en el caso de Sonora, actos indebidos de parte de funcionarios públicos, actos de corrupción que se han señalado por la oposición en Sonora y que sin embargo el PAN se ha quedado callado.

“Necesitamos un PAN congruente y responsable, para que quienes hayan cometido errores, voluntaria o involuntariamente sean sancionados de acuerdo con nuestros estatutos; necesitamos un PAN con causas sociales, que responda los intereses de la gente y eso fue de lo que carecimos en esta elección”, asienta.

Tan pronto anunció Ricardo Anaya su intención de buscar la dirigencia nacional, apenas pasadas las elecciones del 7 de junio, personajes de todo el país comenzaron a “cuadrarse”, dándole su apoyo.

“Es la clásica, se están yendo a la cargada, pero deberían analizar la situación que estamos viviendo y ver lo que más le conviene al partido, si nos equivocamos en la elección del dirigente nacional, ya los quiero ver después con un partido que no va a dar el ancho, con una dirigencia que está comprometida con la federación, que se ha quedado callada ante asuntos que son de impacto nacional, como el de los normalistas de Ayotzinapa… me quedé esperando a que la dirigencia nacional diera un posicionamiento sobre el tema pero no lo hicieron, se quedaron callados y Anaya no lo hizo ni como dirigente interino ni como diputado federal.

“Y ahorita, estamos viendo una devaluación de nuestra moneda y sin embargo el PAN no ha manifestado una posición al respecto, esto significa que no estamos haciendo nuestro trabajo como partido de oposición, no estamos siendo un contrapeso a ese sistema, no estamos haciendo nada para que el país no se vaya por la borda”, sostiene.

Guevara, ex diputado local, panista desde 1982 considera que Javier Corral cuenta con el perfil para hacer un contrapeso, como el que puede venir a salvar a la institución partidista, a pesar de que no es ni el candidato oficial, ni el favorito de las cúpulas.

Simpatizante de “La rebelión de las bases”, Mario dice que en el PAN están acostumbrados a luchar contra ese tipo de inercias, “debemos apostar a que la gente despierte y reaccione y se dé cuenta que se va a cometer un error si no se encauza el rumbo, para poder recuperar la confianza y la credibilidad que hemos venido perdiendo en los últimos años”.

De los que han manifestado su interés de dirigir el PAN en Sonora no se hace uno, considera Mario Guevara, y emite su opinión respecto a David Figueroa, quien de alguna manera se ha presentado como el “panista rebelde” que va contra la “cargada” y las imposiciones.

“Con David Figueroa yo tengo muchas reservas, porque él ha demostrado en su comportamiento público que dice una cosa y hace otra, él ya fue dirigente estatal del PAN, me pidió el voto a mí cuando quería ser dirigente y su compromiso fue de que terminaría la dirigencia, sin embargo renunció para irse de candidato a Agua Prieta.

“Luego, con la gente de Agua Prieta se comprometió a finalizar su gestión como alcalde y renunció para irse de candidato a diputado federal. En el 2003 inventaron una encuesta patito en la que finalmente se quedó como candidato a la alcaldía José Inés Palafox, pero fue un invento, una patraña, un fraude total haca dentro del PAN y ese fue David Figueroa porque el dirigente estatal del PAN fue quien contrató a la empresa Arcop para imponer a los candidatos que él quería, que no venga ahora a decir que es el Gómez Morín resucitado, porque no es cierto”, asevera.

Sostiene que ni Gildardo Real ni Alejandro López Caballero pueden ser dirigentes estatales porque fueron reprobados en las urnas el pasado 7 de junio, “yo le apostaría más bien por don Gustavo de Unanue, que es una institución en Sonora, por don Carlos Amaya, que son panistas de los duros, tradicionales, que pueden hacer un buen trabajo en el partido.

“Dejamos de ser un partido de causas sociales para convertirnos en un partido de grupos, de intereses, de gente que en muchos de los casos nomás busca chamba y se acerca al partido para eso”, asienta.

 

*Rebeldes

 

También Genero Soto, quien milita en el PAN desde 1988, considera que hay que conocer la historia para no volver a repetirla. Simpatizante de la candidatura de Javier Corral, le envió este mensaje a Ricardo Anaya, el cual posteó en su muro de Facebook:

“Ricardo: Hay tiempos y formas, adecuarse a ello es primordial, lo que tienes de vida lo tengo de militante, no soy viejo ni me siento sólo que empecé en el PAN cuando tú naciste. Crecí entre gente adulta y aprendí de ellos lo bueno, creo que tu discurso es falso y no porque no sea bueno sino porque creo lo adecuas a lo que quiere la gente escuchar; hablas de la preparación académica como despreciando a los que no tuvieron tu misma suerte.

“La mayoría de nuestros padres no pudieron por las circunstancias que prevalecía en sus vidas no porque no hayan querido prepararse. Quienes estuvieron ayer en tu registro estuvieron no porque seas la mejor opción y no lo digo porque Javier Corral sea el idóneo sino porque no tienen para dónde más voltear ante la oferta del PAN nacional. Te deseo lo mejor, nunca le deseo mal a nadie, después de militar por 27 años en mi querido partido y que por primera vez podré elegir a mi dirigente me duele que no haya mejor opción, no porque no la haya sino porque es lo que se oferta en este momento. Te deseo lo mejor aunque mi partido quede en manos de buscadores de fortuna personal, tal vez estoy lejos de hablar bien como Carlos Castillo Peraza pero hago un esfuerzo para decirte que si no eres la persona idónea para ser dirigente aun peor te rodeas de personas non gratas. Saludos. Dios te guíe bien”.

En entrevista con este Semanario, Soto Córdova sostiene que el PAN en México necesita un líder con la experiencia y la capacidad como la de Javier Corral. “Me identifico con su militancia, con su carácter, es un tipo que fija de manera clara su postura frente al desbarajuste que trae el gobierno de Peña Nieto, mientras que Gustavo Madero y Ricardo Anaya han sido muy complacientes”.

A Ricardo Anaya ya le tienen tomada la medida en el gobierno federal, necesitamos de un partido fuerte, que alce la voz y señale lo que no se está haciendo bien ante la vista de los mexicanos, como las reformas que ha promovido el gobierno de Peña Nieto y que mi partido apoyó y que no funcionaron.

Expone que Ricardo Anaya ya tuvo la oportunidad de demostrar el tipo de líder que es, cuando se quedó en lugar de Gustavo Madero quien pidió licencia para competir por la reelección, y pasó sin pena ni gloria.

Ricardo Anaya es una persona inteligente y tiene mucho futuro político, pero ahorita, en la actual coyuntura del país, necesitamos como panistas un líder con el perfil de Javier Corral, comenta.

“Lo que no me gusta de Anaya es que esté permitiendo que en los estados y los municipios los grupos y las tribus estén convocando a la ‘cargada’ de manera disfrazada…Yo convocaría a los panistas de antes y de ahora a que analicen bien su voto y a que aprovechen esta oportunidad de oro que tendrán por primera vez de votar por su dirigente nacional, y a Ricardo aún no le veo la talla”, afirma.

Recuerda que en la pasada asamblea nacional fue precisamente Javier Corral el que propuso que los dirigentes nacionales fueran elegidos por el voto directo de la militancia y no por los consejeros, propuesta que fue aprobada por el 90 por ciento de los asistentes.

“Desgraciadamente algunos panistas hemos caído en la desvergüenza de apoyar de manera grupal con el único afán de utilizar a nuestro partido para acceder a algún puesto de elección popular o de gobierno. No hay que tenerle miedo, también hay manera de sobrevivir sin estar pegados a la ubre del presupuesto”, enfatiza. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros