Semanario Contraseña

La clave de la información

Capo sospechosamente libre en Reynosa ordena secuestro de 10 en una fiesta y ¿los mata?

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo/Breitbart).– El secuestro y posible ejecución de 10 personas, dos de las cuales eran policías, a manos de integrantes del Cártel del Golfo en Reynosa, Tamaulipas, ha destapado una serie de traiciones y giros que muestran el alcance del grupo criminal.

El plagio se llevó a cabo el 18 de agosto del presente año en la colonia Bugambilias durante una fiesta de cumpleaños de la nieta de un miembro del Grupo de Fuerza Tamaulipas.

Un grupo de sicarios llegó en camionetas a la fiesta y se llevó a todos los que estaban ahí. Dos de las personas en la fiesta fueron identificados como Alfredo y Beto, miembros del Grupo de Fuerza Tamaulipas.

El secuestro parece ser una venganza contra el grupo policial que en los últimos meses ha dirigido fuertes golpes al Cártel del Golfo.

El atentado ocurrió días después de que miembros de la Fuerza Tamaulipas arrestaran a un hombre conocido como “Betito”, el cual fue identificado como el sobrino de Juan Manuel “Comandante Toro” Loiza Salinas, el jefe de plaza de Reynosa.

“El Betito” nunca fue a prisión debido a que un negocio a puerta cerrada le permitió salir libre y favoreció para que obtuviera los nombres de los oficiales responsables por su captura.

El secuestro se ha manejado de una forma hermética por las autoridades de Tamaulipas, las cuales mandaron a un equipo de investigadores a Reynosa para buscar a las víctimas.

El pasado 9 de septiembre, el equipo de investigadores se llevó al oficial Benito García Medina a las oficinas de policía en Reynosa donde lo interrogaron.

Aproximadamente una hora después, García Medina fue llevado por una ambulancia a un hospital local donde después falleció por heridas que, se presume, fueron ocasionadas en el interrogatorio.

Información filtrada a Cartel Chronicles deja entrever que García Medina fue torturado en el interrogatorio, pues se sospecha, pudo haber participado en el secuestro de sus colegas.

La información muestra que el Cartel del Golfo infiltró al Grupo de Fuerza Tamaulipas, una agencia que se ha destacado por sus arrestos y decomisos en contra del crimen organizado.

Como lo ha reportado Breitbart Texas, en semanas recientes, el Cártel del Golfo sostuvo protestas en Reynosa donde pidió que se retirara de las calles al Grupo de Fuerza Tamaulipas acusándolos de ser abusivos en contra de la comunidad.

El arresto de dos presuntos miembros claves del Cártel del Golfo puede ayudar a esclarecer aún más el secuestro.

El 17 de Septiembre, autoridades arrestaron a un miembro del Cártel conocido como “El Comanche”,  el cual es uno de los allegados a Loiza Salinas y se cree que participó en el secuestro de los oficiales.

Las autoridades también arrestaron a “El Compadre” el cual se encargaba de la zona de Las Cumbres y cuidaba los intereses de un jefe conocido como “El Simple” el cual fue detenido en abril de 2014.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros