Semanario Contraseña

La clave de la información

SIN FRENOS / Donald Trump se desinfla

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Guillermo pérez díaz

Cuando le entró en las primeras manifestaciones de los aspirantes a candidato a la presidencia de EUA, sobresalía de los demás por el tono de sus descabelladas , exageradas y amenazantes manifestaciones dirigidas y solo a ellos los mexicanos en general y en particular a los ilegales que se fueron solo protegidos por sus esperanzas y su suerte, todos se fueron pensando lo mismo y solo eso, obtener un empleo en EUA de lo que fuese para tener oportunidad de enviar dinero a su familia (a que  los dejó pasando hambres), la diferencia resulta enorme, un peón del campo, hecho “grampa” (así les grita el mayordomo cuando los ve que no están agachados en el surco) el salario mínimo diario en Estados Unidos, en el campo, es de 6 dólares la hora y representa casi 300 a la semana y 300 dólares hacen felices a toda la familia por más de un mes es una cantidad requerida para solventar todas las necesidades de la familia hasta por un mes. No es pues, por gusto al riesgo de treparse a la bestia y poner en peligro la vida y arriesgándose a toda clase de abusos, además, a ser deportado de mala manera. También es cierto que en EUA los necesitan, como dijo Fox, hacen el trabajo que no quieren ni los negros (lo de los negros es peor, tienen complejo de esclavos y se revelan) Lejos de ser un problema para los americanos es un alivio que limita el incremento de los salarios y sostiene alto el valor de los dólares.

Mucha de esa gente que llegó a San Luis hace años, con el propósito de trabajar en Estados Unidos y lo logró, forma parte importante de esta comunidad, se adaptaron a trabajar allá y vivir acá, todos conocemos familias en esa condición y son felices, forman causa del acelerado crecimiento de nuestra comunidad, pronto, unos tres o cuatro años, vamos a ver la colonia Topahue con todos los servicios públicos y formada con familias perfectamente adaptadas y aceptadas en esta magnífica comunidad. La convivencia, el trato, la participación, los hijos, la escuela, la tradición y demás costumbres nos acercan a los sanluisinos y nos hermanan en todos sentidos. Aquí convivimos felices tirios y troyanos, las buenas

maneras y la buena voluntad nos acercan y nos unen.

No dudo que algunos americanos, red necks  nos vean con arrogancia pero no con desprecio y nunca con  odio, la actitud de Donald Trump es así como es él, su nombre que le queda ad hoc, Donald (nombre de pato y Trump de trompeta) y así habla, como el pato Donald y a gritos como el mismo personaje, ni enojarse vale la pena, verás vecino, cuando madure la campaña presidencial el EUA, el ridículo personaje va a estar  más choteado que Henry Monster, como avancen las campañas internas para elegir candidatos, se va a ir borrando Donald del interés público, hoy por hoy, hacer ruido es el tema, y algunos electores disfrutan que los candidatos peleen y lo toman como show cómico o película de caricaturas.

Como vayan madurando las campañas internas se irá despintando el aspirante a candidato republicano Donald Trump. El único apoyo que le quedará será el de

Joel Arpaio, el sheriff loco ese de Arizona que también odia a los mexicanos pero no tanto romo los mexicanos lo odiamos a él. Ya hasta un juez federal lo emplazó para que desista de su actitud o lo someterá a juicio público. A esta fecha ya le está pesando su discurso a Donald Trump su discurso como a Joe Arpaio su placa de sheriff, no es suposición que los demócratas han ganado gracias al voto latino que se vuelca a los demócratas porque sienten auténtica simpatía política y de aceptación social. Ha sido así desde los Kennedy, hoy se calcula que si no pueden dividir el voto latino, seguramente ganarán los demócratas La Hilary supongo. Hasta parece que Obama invitó al Papa Pancho a propósito de eso.

El caso es que se fueron manifestando muchas gentes a favor de muchos otros latinos que se distinguen por hacer con gusto el trabajo duro que tendrían que hacer los americanos, en cambio de esa forma dejan para ellos los trabajos menos pesados y mejor pagados con el solo argumento de que hablan inglés fluido, con el tiempo, las cosas se van equilibrando y el trabajo de los latinos se reconoce y mejora, se equilibra con el de los americanos y tutti contentti.

Permíteme presumir tantito, vecino; tu amigo es el orgulloso abuelo de tres becarios de la Arizona University, Memito que ya terminó contador y está tomando un posgrado en administración, Adriancito (mide 1.90) ya terminó medicina y está tomando ingeniería médica y Yolandita (la Guga) que acaba de entrar a Farmacología, los tres becados por buenas notas. No te imaginas vecino la cantidad de mexicanos residentes en EUA que destacan por aprovechamiento en las escuelas elementales y se proyectan a muy altos niveles de educación superior, los encuentras hasta en Harvard University.

A esos no los menciona el Pato Trompeta (Donald Trump).

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros