Semanario Contraseña

La clave de la información

Eluden diputados panistas discutir gasto extra de Padrés por 12 mil 450 mdp

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]HERMOSILLO, Son., (apro).- El grupo parlamentario del PAN en el Congreso local se negó a sesionar este jueves debido a que se analizaría la Cuenta Pública 2014, donde el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) detectó un sobre ejercicio de 12 mil 450 millones de pesos en el penúltimo año de gobierno de Guillermo Padrés.

De acuerdo con la gaceta parlamentaria, la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política (CRICP) aprobó que hoy se discutiera en el pleno el ejercicio fiscal del año pasado, tanto de la administración estatal como de los 72 municipios, pero la bancada panista desatendió el pase de lista para instalar el quórum e iniciar con la sesión solemne.

Según el líder de los legisladores panistas, Moisés Gómez Reyna, el informe de la cuenta pública “no es claro ni objetivo y se omite información de interés para los ciudadanos, al publicar sólo una síntesis de los análisis practicados a los 72 municipios”.

El coordinador dijo estar en disposición para el debate pero en desacuerdo de que se “juzgue anticipadamente a alguien”, como es el caso de las denuncias públicas vertidas por los actuales funcionarios públicos contra sus antecesores de la administración de Padrés.

“Hagamos la revisión de la cuenta pública con objetividad, seriedad y responsabilidad”, conminó el diputado plurinominal Gómez Reyna.

De los trece legisladores que integran el grupo parlamentario de Acción Nacional, siete de ellos pertenecen al círculo cercano del exgobernador, sobre todo el exsecretario de Economía y actual coordinador de la bancada, Moisés Gómez Reyna; el exdirector de C4 y cuñado de Padrés, Javier Dagnino; el exsubsecretario de Gobierno, Luis Serrato, y la exdirectora del Instituto de la Mujer, Angélica Payán.

Por separado, el presidente del Congreso y presidente de la Comisión de Vigilancia del ISAF, Fermín Trujillo, señaló que la estrategia panista de “romper” el quórum impide que los ciudadanos conozcan el destino y origen del patrimonio estatal.

El legislador del Panal relató que del 8 de octubre anterior hasta el día 28 se trabajó en reducir el informe del cuenta pública 2014 de mil 361 hojas a una síntesis de 51 cuartillas, a fin de lograr acuerdos entre las distintas bancadas, pero ello no funcionó.

“Lo que les golpeaba a ellos (panistas) era que el informe incluía la palabra: faltaba; además que no les parece que el reporte final de 51 hojas conserve las principales observaciones que realizó el ISAF y de mayor relevancia para todas las bancadas”, subrayó.

Como informó Apro el 2 de septiembre, el ISAF detectó que el gobierno de Guillermo Padrés tuvo un sobre ejercicio de recursos públicos por una cantidad superior a los 12 mil 450 millones de pesos en 2014.

En el Informe de Resultados a la revisión de la Cuenta Pública Estatal 2014 –en poder de Apro–, el ISAF detectó 3 mil 126 irregularidades, de las que mil 726 fueron solventadas y restan por justificar mil 295.

El desorden financiero lo encabeza una “dependencia virtual” denominada Deuda Pública, que se sobregiró con 7 mil 588 millones de pesos, toda vez que su presupuesto era de 2 mil 361 millones y erogó 9 mil 950 millones.

Pese a lo anterior, la deuda en el sexenio de Padrés creció a un ritmo anual de mil 519 millones, al pasar de 11 mil 258 millones en 2009 a 20 mil 365 millones al cierre del segundo trimestre de 2015, de acuerdo con el Saldo Histórico de Obligaciones Financieras de Entidades Federativas.

Pacientes en el suelo

Otro rubro observado es el de Educación, que superó en más de 2 mil 71 millones de pesos lo aprobado por el Congreso local, lo que contrasta con los más de 200 reportes emitidos por padres de familia inconformes, quienes denunciaron que los planteles no contaban con lo indispensable para iniciar el pasado ciclo escolar 2014-2015.

La Secretaría de Salud también elevó en 714 millones lo estimado para ejercer el año pasado, pero los servicios que ofrece la dependencia son deficientes, como se comprobó desde 2013, cuando se realizó un recorrido por el Hospital General del estado en compañía del propio titular, Bernardo Campillo, y se encontró a pacientes acostados en el suelo por falta de camillas.

En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) sobrepasó lo asignado en 537 millones de pesos, principalmente por elevar su gasto en servicios generales, que comprende la difusión de actividades gubernamentales, mantenimiento de unidades de transporte y limpieza, entre otros.

A la anarquía presupuestal se sumaron las secretarías de Economía, con 485 millones; de Gobierno, con 260 millones; Hacienda, con 161 millones, y Desarrollo Social, con 69 millones, así como la PGJE, con 163 millones, pese al cierre de más de 30 bases operativas en la entidad, y la oficina del Ejecutivo, con 79 millones.

Según el informe de 2014, el gobierno sonorense obtuvo 60 mil 417 millones de pesos en ingresos, lo que representa un superávit de 13 mil 974 millones respecto de los 46 mil 442 millones que le fueron aprobados para su ejercicio por el Congreso local.

No obstante, al Poder Judicial se le adeudan 61.3 millones de las participaciones de 2014 y al Legislativo 34.7 millones.

En las mismas condiciones se encuentran los organismos autónomos, con 13.7 millones; el Isssteson, con 108 millones, a pesar de que el Ejecutivo adeuda mil 891 millones al fondo de pensiones de ese ente, y la Universidad de Sonora, con 1.8 millones.

El análisis financiero practicado a 112 dependencias fiscalizables que operan con recursos públicos fue entregado a los integrantes de la Comisión de Vigilancia del ISAF el 31 de agosto. Los diputados de la pasada Legislatura tenían hasta el próximo martes 15 para calificarlo, pero desacataron ese ordenamiento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros