Semanario Contraseña

La clave de la información

Eslabón Perdido / Panaderos y policías

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Humberto Melgoza Vega

Apenas el fin de semana pasado se realizó en la capital del país la asamblea nacional del PAN en donde reapareció el ex presidente Felipe Calderón para brindar sonoro espaldarazo a su esposa, Margarita Zavala, como posible candidata presidencial en las elecciones de 2018.

Allá anduvieron una nutrida delegación de panistas sanluisinos, quienes aprovecharon para tomarse cuanta “selfie” pudieron con los principales liderazgos nacionales, ya fuera el líder Ricardo Anaya, su segundo de abordo, el hermosillense Damián Zepeda Vidales, pasando por Felipe y Margarita y hasta Josefina Vázquez Mota, quien lucía muy demacrada en las imágenes, huellas de la debacle iniciada en 2012 y continuada en 2015 de la que aún no se repone.

En esta asamblea extraordinaria el panismo cerró filas de cara a las elecciones presidenciales del 2018, previa parada en las elecciones de 2016, en donde estarán en juego 12 gubernaturas, más la extraordinaria de Colima.

“¡Vamos a terminar la tarea iniciada en Colima y vamos a ganar la gubernatura! Vamos con todo a la elección de Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas. Vamos a elegir a los mejores candidatos; estas victorias, estas conquistas implican, necesariamente, la unidad en Acción Nacional. Desde ahora les pido generosidad y entrega”, arengó a la multitud el llamado “joven maravilla”.

Y al poner la mira en las elecciones de 2018, en las que se renovará la Presidencia de la República, el líder del panismo nacional enfatizó:

“Por el bien de México, ni más priísmo de los viejos vicios ni el estatismo depredador de López Obrador. La verdadera alternativa de cambio es el Partido Acción Nacional”.

Luego de la fiesta blanquiazul del pasado fin de semana, en la que recargaron pilas y se llenaron de ánimo para dejar atrás la debacle del pasado 6 de junio, con el pendiente de ajustar cuentas con el panismo sonorense que se sirvió con el cucharón y que dejaron muy maltrecha la imagen de Acción Nacional, Ricardo Anaya se subió al ring al retar a un debate a Andrés Manuel López Obrador, “a ver si es tan machito”, luego que el tabasqueño mencionó que la eventual candidatura de Margarita Zavala sería una extensión del sangriento gobierno de su esposo Felipe Calderón.

En una semana en donde se conmemoró por todo lo ancho del país el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, las declaraciones de AMLO le vinieron como anillo al dedo a Ricardito Anaya, aunque esta defensa sea solo de los dientes para afuera, para quedar bien con el panismo y con los mexicanos en general, ya que él ambiciona tanto como Margarita la candidatura presidencial.

Relevo en Seguridad Pública

Por motivos hasta ahora desconocidos la gira de trabajo que la gobernadora Claudia Pavlovich tenía agendada para realizar el pasado miércoles en San Luis Río Colorado se canceló de último momento.

En esta frontera incluso ya se encontraba la avanzada quienes en coordinación con las autoridades municipales estaban definiendo los detalles de la visita. De todas formas ya estaba programada la firma del convenio de colaboración entre la gobernadora y el alcalde Enrique Reina para la implementación del Mando Coordinado de seguridad pública, ceremonia que se realizó ayer en la capital del estado.

A dicha reunión, además del alcalde y del secretario del 27 Ayuntamiento, Angel Acacio, también asistió el jefe de la Policía Municipal, Rafael Vázquez Hernández, quien se quedó al frente de la corporación tras el condenable atentado contra Francisco Vázquez Bustamante, crimen que pinta para quedarse impune, como ha sucedido con todos los que se han perpetrado anteriormente.

En la comandancia de policía, además del cambio de vocero, que recayó en la responsabilidad del dedicado comunicólogo Raúl Berumen, se espera que entrando el año se defina quién será la persona que se quedará como director de manera definitiva.

A pesar de que Rafael Vázquez es un policía confiable, que aplica la disciplina sin miramientos entre la tropa, sí, pero que cuida lo esencial que es la seguridad pública de los ciudadanos, su cambio es inminente.

Con un ambiente revuelto hacia el interior de la corporación, tampoco es cercano ni gente de todas las confianzas del alcalde Reina, así que lo más conveniente, incluso por su propia seguridad, es que retome su plaza en la Secretaría de Seguridad Pública de Baja California.

Con la firma del convenio de colaboración para el Mando Coordinado es previsible que el Estado vaya a tener mayor injerencia en la toma de decisiones en materia policiaca no al grado de imponer pero sí de sugerir algunos perfiles para ocupar esa posición.

En la recta final se encuentran Luis Manuel Lugo Durón, hasta hace un par de meses director de la Policía Estatal Investigadora (PEI); el otro es Luis Alberto Campa Lastra, amigo cercano del alcalde y con bastante experiencia en la materia, dos veces jefe de la Municipal en San Luis, también estuvo comandando la corporación en Hermosillo y recientemente se desempeñó con atingencia en la SSP con Ernesto Munro.

Cualquiera de los dos que sea, cumplen con el perfil que se requiere para el puesto, con más posibilidades que sea Campa Lastra por su afinidad con el tremendo Kiki Reina.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros