Semanario Contraseña

La clave de la información

Violencia sin freno / El Infiltrado

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Por: Tito Capotito

El gobierno federal no ha podido imponerse sobre los que viven cometiendo ilícitos, sobre todo de la llamada delincuencia organizada: y en los estados donde los índices de agravios a la sociedad son los más altos del país, los gobiernos desde hace varios años perdieron el control, han sido rebasados, como en Guerrero, Michoacán y otros que rebasaron a Sinaloa que en tiempos pasados ocupó el nada honroso primer lugar.

Si bien es cierto que la administración del presidente Enrique Peña Nieto ha tenido mejores resultados que el par de sexenios panistas que lo antecedieron, siguen registrándose lamentables hechos sangrientos con pérdidas de personas que aparentemente no delinquen, como acaba de suceder con una alcaldesa que fue victimada por hampones de otro estado (Guerrero) inclusive con la presunta participación de un policía ministerial de esa entidad prófugo de la justicia y quien supuestamente estaba desaparecido por haber sido “levantado”.

Ahora no solo son comandantes y agentes de diversas policías y periodistas los blancos de los “malandrines”, se suman a la lista de víctimas varios presidentes municipales, lo que es un indicativo de la cultura de la violencia que impera en parte de la sociedad mexicana.

La delincuencia es eterna pero lo que se espera es que los encargados de combatirla logren reducir los porcentajes de agravios, lo que se ha dado a cuenta-gotas, no en la medida que se requiere para garantizar a las personas seguridad y tranquilidad social.

Al menos Sonora no está en la situación de otras entidades federativas, lo que no significa deje de haber riesgos para ciudadanos de bien. Falta bastante para eficientar los cuerpos policíacos y tenemos dudas de que los mandos únicos promovidos por este gobierno nacional sirvan para abatir índices delictivos y mejorar la confianza en los elementos del orden que en gran medida no aprueban los controles para los que les ponen exámenes a fin de evaluar la posición de cada uno de los uniformados de diversas corporaciones.

Se avanza lentamente en materia de lucha contra los hampones y en impartición de justicia, los gobiernos siguen quedando debiendo a la población mexicana, un asunto que no es de partidos ni de credos, es algo generalizado como lo es la corrupción en todos los niveles.

Cambiando a materia política, es sabida la tendencia de la oposición que ya no se sabe si les queda ubicarlos como de izquierda al veterano Partido Revolucionario Institucional y a sus principales actores.

El eterno candidato presidencial que comenzó en el PRI, brincó al Partido de la Revolución Democrática y finalmente se refugió en el partido “Morena” de su propiedad con lo que asegura seguir viviendo del erario público sin tener que trabajar, Andrés López, le tiene pánico y fobia al dirigente nacional del tricolor el ex gobernador sonorense Manlio Fabio Beltrones Rivera.

En ese tenor no se puede esperar de los que pregonan un cambio que no se sabe hacia dónde sería hablen bien del gran político priista que es de los pocos que tenemos con comprobada vocación de estadista.

A Beltrones sus enemigos naturales le inventan cada cosa que solo falta responsabilizarlo del calentamiento global, de los fracasos de la selección nacional de fútbol, del fenómeno del niño y hasta de la debacle del precio del petróleo en el mercado mundial.

Lo quieren descalificar y declaran en su contra sin sustento, señalamientos infundados. Lo acaba de hacer el ex priista Alfonso Durazo Montaño, un sonorense que fue de los allegados del finado candidato presidencial Luis Donaldo Colosio Murrieta que huyó del PRI y ahora es dirigente estatal del partido del “Peje”.

Es absurdo y condenable que se utilice la infamia y la falsedad para tratar de desprestigiar a quien es uno de los más viables para la presidencia de la República y sus detractores omiten un hecho trascendente que contados mexicanos han podido desmentir a los policías del mundo los norteamericanos.

Para refrescar memorias, hay que recordar que Beltrones puso una demanda a un medio del vecino país que lo involucró en ilegalidades sin una sola base, hace ya más de diez años.

La justicia de Estados Unidos falló a favor del político sonorense y tuvieron que pedirle disculpas por haber sido señalado sin la menor justificación.

Nadie que tenga que ver en asuntos al margen de la ley se atrevería a demandar en la nación más poderosa del planeta y Beltrones lo hizo comprobando que las acusaciones en su contra han sido viles infundios, inventos de sus detractores que en base a diseminar mentiras las quieren convertir en verdades a sabiendas de que hay “pericos” que dan por un hecho lo que oyen, con absoluta ignorancia de la realidad en cuanto a la personalidad de Manlio Fabio.

Este tipo de política sucia la practican con más frecuencia panistas y algunos elementos de partidos de izquierda o de los que se amparan en dicha corriente de pensamiento.

Es más fácil y conveniente desacreditar a un político de altura que reconocerle sus méritos y cualidades, esto es parte de la política a la mexicana que no debería ser.

Anteayer en la sede del PRI de la Kino y Cuarta se llevó a cabo la tradicional partida de la “Rosca de Reyes”, evento encabezado por la presidenta del comité municipal la maestra jubilada Delia Murrieta López, quien externó su optimismo para el año que empieza, tanto en lo personal con su familia como en el quehacer político.

Tuvimos la oportunidad de anotar a los asistentes que a continuación mencionamos a como fueron arribando al remozado escenario:

Jaqueline Sandoval y su guapa hija Argentina Reyna Sandoval, así como otras colaboradoras la profesora Ana María Félix Rodríguez, Karina Chacón y Maribel López, además Jair Baldenebro (no es pariente del ex alcalde el “Balde” del mismo apellido), Ramón Trejo, Alfredo Adame y el confiable secretario el buen Manuel Gil, así como Javier Parra.

Estuvieron Guillermo Reyna Celaya, el profesor Pedro Higuera, el ex alcalde interino Joel Aguirre Yescas, Vidal Cid Manríquez y Alejandra González Navarro que mandan en el Conalep, Miguel Cázarez y Gabriela González Navarro de la UES, el profesor Martín Corella, el “general” Alvaro Colosio, la licenciada Concepción “Conchita” Leyva, la también licenciada Teresita Ortega, Martín Lozano, Juan Antonio Gaeta Covarrubias el agente fiscal y unos cuantos más que no alcanzamos a identificar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros