Semanario Contraseña

La clave de la información

La seguridad pública es el tema

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Arturo Soto Munguía

Pegó dura la alerta que hizo el gobierno de Estados Unidos a sus ciudadanos para que eviten viajar a algunas ciudades de Sonora, justo cuando está por comenzar el Festival Alfonso Ortiz Tirado en la colonial Álamos, acaso el remanso para la cultura y las artes con más historia en el estado.

Quisquillosos los vecinos del norte, donde cada año mueren 30 mil personas en incidentes con armas de fuego, ya sea por desquiciados hijos del guerrerismo gringo; suicidios, violencia doméstica, tiroteos callejeros, atentados terroristas o accidentes. Al moreno de la Casa Blanca hasta se le salieron unas lagrimitas cuando anunció nuevos controles para la venta de armas.

Ciertamente el gobierno gringo tiene la obligación de advertir a sus ciudadanos sobre eventuales condiciones de riesgo durante su estancia en otros países y, aunque debería incluir en el listado de ciudades peligrosas a muchas de Estados Unidos, tampoco se puede desestimar el hecho de que en México la delincuencia organizada ha generado verdaderas zonas de riesgo donde es mejor no meterse.

Sonora no es la excepción, pero tampoco se encuentra en los niveles de otras entidades, si bien eso tampoco sirve de consuelo. A lo que sí obliga es a reforzar las políticas públicas en materia de seguridad pública y fortalecer los trabajos de coordinación entre las distintas corporaciones policiacas, para evitar que las cosas se salgan de control, y garantizar la tranquilidad no sólo de los visitantes nacionales y extranjeros, sino de los propios habitantes de estas tierras.

A eso salió ayer por la tarde el secretario de Seguridad Pública en Sonora, Adolfo García Morales, para informar del operativo especial que se desplegará en estos días, basado en la coordinación de las policías municipales, las estatales y la federal, para garantizar la tranquilidad desde este viernes 22 y hasta el 30 de enero, en la sede y subsedes del FAOT: Álamos, Ciudad Obregón, Hermosillo y Navojoa, respectivamente.

Adolfo García Morales ha tenido mucha actividad en estos días. Por la mañana se reunió con el alcalde de Hermosillo, Manuel Ignacio Acosta y el secretario de Gobierno, Miguel Pompa para afinar detalles respecto a lo que viene en materia de implementación de acciones de mayor coordinación entre estado y municipios, como lo ha venido haciendo también con otros alcaldes.

Uno de ellos, el de Cajeme, Faustino Félix Chávez también salió ayer a plantear su posición con respecto a la alerta lanzada por el gobierno norteamericano, la que calificó como “desfasada”. No corresponde a la realidad que vive Sonora ni el municipio de Cajeme, donde se tiene la mayor cantidad de norteamericanos y canadienses que vienen a disfrutar la temporada de caza sin mayores problemas.

También informó que ayer mismo viajó al vecino estado de Arizona junto a un grupo de empresarios para entrevistarse con el Mayor Jonathan Rothschild para aclarar la situación y buscar que el consulado norteamericano transmita su opinión, la cual es distinta a la del Departamento de Estado de aquel país.

El secretario del Ayuntamiento de Hermosillo, Jorge Andrés Suilo Orozco para aclarar que Hermosillo es una de las ciudades más visitadas de Sonora, es un destino seguro y no está incluido en la alerta mencionada.

Vaya, hasta el diputado panista Luis Serrato Castell, presidente del Congreso de Sonora emitió una declaración en la que aseguró que en Sonora ha prevalecido la coordinación entre los tres niveles de gobierno, lo que la hace un estado seguro.

En nombre del Poder Legislativo, el diputado Serrato Castell recomendó a los ciudadanos mantenerse en calma, ya que las alertas de seguridad obedecen a un protocolo establecido por el Gobierno vecino, sin embargo no significan que en la entidad se esté viviendo en un estado de inseguridad.

Total que la alerta del Departamento de Estado gringo levantó polvo en Sonora, provocando que las autoridades locales salieran al quite. Ahora sólo falta esperar que las actividades del FAOT, que este año tienen una cartelera de primer orden, se lleven a cabo con normalidad y saldo blanco.

Por cierto que para esta edición del Festival, el gobierno del estado pondrá a disposición de los interesados en asistir, vehículos para el traslado desde diversos hoteles y sitios públicos de Navojoa, hasta la plaza principal de Álamos, donde se espera una derrama de 40 millones de pesos en estos días.

II

Y bueno, la que le puso el toque grillo al día de ayer fue la diputada local Carolina Lara Moreno, invitada de la Mesa Cancún, donde expuso una serie de consideraciones sobre la situación por la que actualmente pasan ella y tres legisladores más que votaron a favor del paquete económico 2016, lo que les valió un rapapolvo de los dirigentes de su partido, y del ala dura de los diputados padrecistas, especialmente de Célida López y Javier Dagnino.

Lara Moreno, Sandra Hernández, Javier Villegas y Lissette López, después de aquella votación, fueron marginados de la bancada panista, les aplicaron la ley del hielo y hasta les abrieron un juicio en su partido, acusados de traidores.

Sin embargo, la legisladora no sólo se mantiene tranquila, sino que exige abrir el diálogo con sus detractores para aclarar este tema. De hecho, ayer citó a Célida López, una de las más rabiosas defensoras del ex gobernador Guillermo Padrés y su gobierno, pero la señora no asistió a la cita.

Carolina se quejó de que en este proceso ha sido insultada, acusada de traidora, oportunista, cínica, entre otros epítetos zahirientes y señaló al propio coordinador parlamentario del PAN, Moisés Gómez Reyna como uno de los que se los han endilgado, y éste, desde luego, sostiene que su relación con la diputada siempre se ha dado en términos de respeto e institucionalidad, aunque es obvio que esa relación no se encuentra en su mejor momento.

Respecto al juicio que se le sigue, tanto a Carolina Lara como a los otros tres diputados del PAN, ésta dijo que no tiene pensado renunciar a su partido, que no se ve como diputada independiente o sumándose al diputado de Movimiento Ciudadano, “y mucho menos al PRI”.

“Soy panista, creo en el PAN como un partido democrático en el que se debaten todos los temas y no tengo pensado renunciar”, sostuvo, a pesar de que, dijo, ha sido amenazada con despedirse de cualquier aspiración política que pudiera tener para el año 2018.

Por cierto, también mencionó que después de la elección de junio del año pasado, buscó un acercamiento con el hoy secretario General del CEN del PAN, Damián Zepeda Vidales, pero es hora, después de siete meses, en que el derrotado candidato a la alcaldía de Hermosillo no le contesta ni el teléfono.

Lo mismo sucede con los dirigentes del PAN, tanto en el municipio como en el estado, Eduardo Romero y Leonardo Guillén, respectivamente, con quienes no existe contacto, siendo que es en las instancias del partido, y no en la fracción parlamentaria donde se decidirá el destino de los cuatro diputados en cuestión.

Difícil, la situación por la que atraviesa la bancada panista en Sonora, y con pocas expectativas de que mejore, considerando que entre las partes en disputa, nadie aparece con voluntad de ceder.

También nos puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros