Semanario Contraseña

La clave de la información

Diálogo / Retos de la relación bilateral frente a elecciones en EU

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

David Figueroa

Un hecho que sin duda marcará este 2016 en nuestro país, es la elección presidencial en Estados Unidos y los candidatos que se perfilan nos adelantan posibles panoramas e implicaciones.

Seguridad y economía son los dos temas que marcan el proceso electoral.

Los latinos son un actor central, pues en EU son  54 millones de personas que representan la primera minoría del país. 25.2 millones de ellos habilitados para votar, representan así el 11% del electorado nacional.

 Es una elección con un discurso cada día más hostil hacia los latinos por parte del candidato más posicionado por el lado Republicano, Donald Trump; mientras que Hillary Clinton del partido Demócrata  es amigable en el discurso, pero en hechos poco hay a favor de la comunidad latina.

Trump, es quien ha ganado los reflectores por su discurso radical  que raya en la histeria o el fanatismo, al grado de asegurar  que “México envía asesinos y violadores a EU”.

Los tres aspirantes del partido Republicano han prometido deportar a más de 11 millones de migrantes irregulares, de los cuales 6 millones son mexicanos. De suceder esto, nuestro país enfrentaría un grave problema de desplazados y todo lo que esto implica.

Por otro lado Hillary Clinton: Ex primera dama, ex senadora y ex secretaria de Estado, es una diplomática que sabe prevalecer acuerdos.

De llegar a ganar las elecciones de su país este año, el impacto en la relación con México tampoco se preveen cambios drásticos ni extraordinarios, pero Hillary conoce bastante la problemática de nuestro país.

Siendo Secretaria de Estado vivió algunos episodios complicados en los que a pesar de las diferencias prevaleció la diplomacia.

Le tocó el problema de Wikileaks, así como también  la solicitud  de retirar al embajador de EU en nuestro país, Carlos Pascual, por sus declaraciones respecto a la incapacidad del gobierno mexicano contra el narcotráfico.

Luego sobrevino la discusión por la Iniciativa Mérida pero siempre en un marco de respeto entre ambos países.

¿Y qué con el tema de género? Puede convertirse en un tema transversal en política bilateral o es mera casualidad la aspiración aquí de Margarita Zavala?

Tanto en México como en Estados Unidos las mujeres aún están sub representadas en puestos de primer nivel.

La llegada de ambas representaría en hechos mayor equidad y apertura, más allá de los avances en materia legislativa.

No son pocos los analistas políticos que apuestan a un mayor entendimiento entre ellas.

 El reto no es fácil: producción, trasiego y consumo de drogas; relanzamiento del TLC; el tema migratorio y cómo vencer ambas el bloqueo del bipartidismo que ha enfrentado Obama en este asunto.

De entrada no es poco lo que comparten guardando la distancia y contextos entre los dos países: Ambas serían la primera mujer en llegar a la presidencia; ambas con una visión demócrata; ambas ex primeras damas; ambas ex legisladoras.

Las dos gozan de popularidad y aceptación tras acompañar a sus parejas en la Presidencia; las caracterizó su discreción y prudencia. Tienen una visión particular del quehacer político; trayectoria propia, preparadas, con proyección de futuro.

 El tema de género es un atractivo electoral tanto en México como en EU y aunque en materia bilateral no es el punto central:

Un escenario con Trump al frente de USA sería complicado para México; un escenario con Hillary en la Presidencia, abriría el camino para una mujer en la presidencia en nuestro país.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros