Semanario Contraseña

La clave de la información

El Infiltrado / “Ajustar” obra del centro

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Por: Tito Capotito

El ingeniero Alejandro Félix Argil encabezó como ciudadano en defensa de sus derechos, por su dignidad, una lucha aparentemente desigual en contra del pasado gobierno municipal, en contra de la unilateral forma en que el ex alcalde Leonardo Guillén Medina impuso su criterio para decidir

en lo oscuro cómo remodelar el centro comercial, sin tomar en cuenta a la población ni a los comerciantes y prestadores de servicios, lo que constituye una ilegalidad que el abogado tuvo que cometer.

Guillén ignoró las demandas de los inconformes a que se ejecutaran los trabajos en la forma como se hicieron, despreció a los molestos y menospreció sus demandas. Hasta se burló de los que mantenían en su momento un plantón de protesta en la calle Tercera.

Ahora la justicia por acuerdo de tres magistrados, dio la razón a los quejosos y ordenó un “ajuste” en lo hecho. Ya poco se puede hacer pero cuando menos podrán quitar el andador de la Tercera que poco uso ha tenido y que está teniendo otro destino, así como las “orejas” que solo sirven para obstaculizar el flujo de automóviles y ni se diga tránsito motorizado pesado, sobre todo a la hora de dar vuelta.

Félix, comerciante prestador de servicios de la calle Segunda no claudicó en el movimiento, se mantuvo firme y los que imparten justicia le dieron la razón. Bien por él y en aras del derecho del ciudadano a ser tomado en cuenta. Mal por el ahora dirigente estatal panista que antepuso el capricho, la prepotencia, la arrogancia y aparentemente la ambición por el dinero.

Esta obra y otras acciones son motivo de sobra para enjuiciar a este tipo de panistas, cuestionar la moralidad y condenarlos porque han resultado igual o peor que los priistas a los que tanto criticaron y acusaron de corruptos.

En otro hecho en que debe verse que pasó, resulta que el Banco de Desarrollo de América del Norte ha financiado dos veces la construcción de un relleno sanitario en la ciudad, el primero en que habría destino correcto a la basura, y nunca lo han terminado.

Algo está torcido en el BANDAN que se supuso sería una institución honesta para no hacer nada ante el primer financiamiento en que no se cumplió el objetivo y todavía repetir un crédito a Guillén para lo mismo.

Al final de cuentas sigue contaminándose el subsuelo, lo que han hecho siempre todos los gobiernos locales, y resulta incomprensible que ninguna autoridad de otro nivel intervenga ante el daño al entorno, pues las actuales autoridades siguen la tendencia irresponsable de todas las que ha habido.

Y de paso en una forma condenable, a decenas de familias de humildes “pepenadores” en lugar de apoyarlas el gobierno del presidente Enrique Reina Lizárraga los está prácticamente dejando sin su forma de sustento, lo que habla de una ingrata insensibilidad con gente que merece condiciones dignas para ganarse la vida.

También se ha lesionado en forma grave a la empresa del visionario y buen ciudadano Luis Angel Plascencia Villa, al no cumplirle compromisos cuando éste le apostó a San Luis e invirtió su capital en infraestructura para el correcto tratamiento y destino de la basura.

En resumidas cuentas, la basura se entierra sin tratamiento alguno, como desde el origen del pueblo, lo que no lo permite la ley en la materia. A ver hasta cuándo actúa alguna autoridad responsable

del medio ambiente.

Y los “pepenadores” que ya no tienen derecho ni de ir a protestar a Palacio, porque se lo impide la policía municipal, sufren hambre.

Cambiando de tema, se dio marcha atrás en la decisión que se había tomado de cerrar la representación de la Secretaría de Economía del Gobierno Federal, y bueno es rectifiquen porque se estaba haciendo un daño a la economía sanluisina, directamente a varios sectores productivos y

de servicios que tienen que ver con las importaciones y exportaciones.

Esto hace pensar que la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano vendrá a San Luis Río Colorado pasado el día 10 del presente “mes loco” en que estará en la entidad el presidente Enrique Peña Nieto.

La señora es esperada con ansias por gente que requiere plantear a la mandataria sus problemas e inquietudes.

El profesor David Topete Hernández, delegado de la Dirección de Transporte del gobierno de Sonora, es el idóneo para corregir lo mal que se hizo en que entre otras cosas se dio una irregular entrega de concesiones para el transporte en diversas modalidades, de una manera que no hay precedente.

A como se ven las cosas, algo va a suceder y lo menos que puede pasar es la cancelación de concesiones otorgadas al margen de la ley, lo que pone en la antesala de ser enjuiciado al que fuera titular de la dependencia en el municipio, Luis Ernesto Rendón, acusado de una desmedida corrupción en el destino de las concesiones que pareciera se vendieron en gran parte al mejor postor.

De una manera insólita y amparados en un supuesto estudio técnico que se sabe no se hizo, se entregaron alrededor de 200 concesiones para el acarreo de materiales pétreos, 150 de las cuales pasaron a manos de una sola familia.

Jamás en la vida con el número de concesiones que había hasta antes de la desproporcionada entrega a unas manos, se ha necesitado ocupar a todos los dompes en una obra, lo que por lógica indica que no hacían falta más permisos para movilizar carga pesada de materiales para la

construcción, mucho menos la cantidad expedida para una sola persona.

Este manejo indiscriminado es parte de una compleja situación en la que ha resultado afectado el sector obrero.

Gracias al poder que Aurelio Esquer compró al dirigente estatal de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) el ahora diputado local Javier Villarreal Gámez, se derrocó a José Carlos Jaramillo Chávez de la dirigencia local de la central, junto con otros líderes del sector de

materiales pétreos como Neftalíi Torres II y el ingeniero Javier Iribe Cota, entre otros, utilizándose a dos que tres lidercillos que traicionaron, así como a Marcelo Márquez, quienes juntos estos, casi

acaban con la CTM de San Luis que se ha desmoronado, dándole además la espalda al Partido Revolucionario Institucional, aunque digan lo contrario, en la pasada contienda electoral.

El tiempo demostró el craso error de cortarle la cabeza a Jaramillo, un sindicalista de carrera con limpia trayectoria, de los líderes honestos que hay en el movimiento obrero, porque sí existen los que son deshonestos.

En su ambición desmedida, Esquer, el zar del transporte que ha pretendido apropiarse de los trabajos de toda obra, quiso hacer lo mismo que fraguó contra Jaramillo contra el líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros de Máxico (CROM), Espiridión Rojo Rosas, sin lograrlo y ahora esa central es la mejor organizada y más fuerte de la localidad, seguida por la nueva organización FOSIES impulsada aquí por otro veterano líder obrero que lo fue de la CTM, Jorge López Verduzco.

No sería extraño que ahora haya quienes intenten desestabilizar al sector popular, azuzados por los mismos que están acabando con la federación cetemista local.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros