Semanario Contraseña

La clave de la información

[El Eslabón Perdido] La mafia de los taxistas

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Humberto Melgoza Vega

Las nuevas tecnologías llegaron para quedarse y es imposible sustraerse de ellas, no podemos seguir viviendo anclados en el pasado y tenemos que actualizarnos o correr el riesgo de vernos rebasados y ser dejados en el camino.

Desde la aparición del internet el mundo ha experimentado una revolución tecnológica la cual ha sufrido una vertiginosa aceleración con la aparición de los llamados teléfonos inteligentes o smartphones que son multitarea.

De tal suerte que en la actualidad, contar con un teléfono de más o menos buena calidad nos hace más práctica la vida y mientras estemos conectados al internet, prácticamente no tenemos que estar todo el día encerrados en la oficina.

Los memes aparecen en las redes sociales y dicen muchas verdades.

Con un celular de pantalla táctil, con acceso a la red inalámbrica Wi Fi y que esté medianamente equipado ya no ocupamos traer reloj, usar calculadora, grabadora, andar cargando una cámara fotográfica, ni estar pegados a la computadora para revisar el correo electrónico, ni traer una libreta para tomar notas, o un walk-man para escuchar música, o comprar el periódico o ver la televisión para enterarnos de las noticias.

Adaptarse a esta nueva realidad es parte del signo de los tiempos.

El surgimiento de la plataforma UBER para contratar el servicio de taxi mediante una aplicación de internet ha causado un verdadero revuelo en el mundo y desde hace un par de semanas, Hermosillo y Mexicali no han sido la excepción.

Desde su surgimiento en 2009 en los Estados Unidos, la compañía fundada por Travis Kalanick ha desafiado al servicio de taxi profesional que se presta en el mundo, en donde ha encontrado un mundo de obstáculos, pero la empresa no está decidida a rendirse y aun contra viento y marea han ido ganando terreno, aunque la lucha ha sido tortuosa.

En todas las ciudades donde han prestado el servicio, en Estados Unidos, Europa, Asia, o América Latina, la empresa ha encontrado una gran oposición de las agrupaciones de taxistas tradicionales, quienes alegan competencia desleal, ya que UBER opera con vehículos de particulares, sin la necesidad de sacar un permiso de placas especiales o la autorización de los gobiernos que regulan el transporte público.

Ellos se acogen a la libre empresa y a que cada ciudadano del mundo es libre de emprender su propio negocio, siempre y cuando éste no sea ilícito. El éxito de esta nueva modalidad en el transporte público se debe a que prestan un servicio personalizado, el cual se contrata mediante una aplicación bajada al teléfono móvil, y en especial a lo caro de gasolina, a que la gente cada vez quiere meterse menos al volante en los grandes embotellamientos y también a la creciente falta de cajones de estacionamiento.

Actualmente la empresa funciona en 188 ciudades de los Estados Unidos de Nueva York, Nevada, California, Chicago, Boston, y Washington DC, en donde han conseguido ser regulados tras un largo proceso; a la vez que actualmente se encuentran inmersos en intensos debates y litigios, con fuerte oposición de los taxistas tradicionales en países como Francia, España, Colombia y Brasil.

Pero es en México en donde han encontrado la más virulenta oposición y no solo de los gobiernos de las principales ciudades donde han iniciado operaciones, sino en especial de los taxistas que les han destruido sus unidades o les han propinado severas golpizas a los conductores quienes al igual que ellos lo único que hacen es tratar de ganarse la vida.

Hace un par de semanas, la compañía que ya funciona contra viento y marea en las principales urbes del país, como Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Tijuana, inició con el proceso de penetración en Aguascalientes, Cuernavaca, Mérida, San Luis Potosí, Hermosillo y Mexicali.

Mientras que en Hermosillo la gobernadora Claudia Pavlovich se mostró abierta a la posibilidad de que este servicio sea prestado a quien así lo demande, en Mexicali la autoridad municipal emprendió una cacería contra los vehículos que trabajan con UBER y hasta el momento ha metido a dos unidades al corralón.

UBER es una empresa que ha entrado a todo el mundo y a las principales ciudades del país, yo creo que deben verlo como una oportunidad los taxistas de aquí, para mejorar sus condiciones y mejorar sus vehículos.

Una Claudia inusitadamente alivianada agregó que la empresa UBER está dirigida a personas de cierto nivel económico que tienen mínimo para comprarse un iPhone 5, por lo que no deben de preocuparse, pero sí en no ser tan baquetones, cobrar de más, ni seguir siendo unos cafres del volante.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros