Semanario Contraseña

La clave de la información

Proyecto de SuKarne, un atentado ecológico  

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La empresa SuKarne de la familia Vizcarra Calderón se encuentran en el ojo del huracán luego de anunciar el mega proyecto integral EcoZoneMx que en términos prácticos representa una superficie mayor que la misma mancha urbana de Mexicali, además recientemente el portal 4Vientos dio a conocer otro proyecto para la incineración de residuos peligrosos.

 Iván Cruz

MEXICALI.- El megaproyecto integral EcoZoneMx de la empresa Viz Resource Management SA de CV se encuentra en el ojo del huracán ya que afectaría flora y fauna protegida además de que presenta un programa de impacto ambiental incompleto que no refleja la realidad de la diversidad de especies.

Adicionalmente el portal de internet 4Vientos publicó que la trasnacional obtuvo la autorización para la incineración de residuos peligrosos el cual podría quedar terminado para el 2017 con una vigencia de 25 años.

El portal explicó que en el documento de Manifiesto de Impacto Ambiental emitido por la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat se reconocen los efectos al medio ambiente que pudiera ocasionar el proyecto.

Como parte de la campaña para mejorar la imagen de la empresa, realizó un donativo por medio millón de pesos al DIF municipal el cual fue duramente criticado en las redes sociales al considerarlo una especie de soborno al Ayuntamiento de Mexicali comandado por el alcalde Jaime Díaz Ochoa.

Además, la empresa inició una serie de promocionales para mejorar su imagen que hasta el momento le han representado pocos dividendos.

Por su parte, la comunidad Cucapá expresó su rechazo del proyecto EcoZoneMx al considerar las implicaciones ecológicas que podrían afectar, principalmente el subsuelo y el aire.

El proyecto se dio a conocer de “manera pública” bajo el portal de internet de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en donde se realizó una consulta pública sin tener la difusión que requería un proyecto con una superficie de casi 14 mil hectáreas.

No solo eso, de entrada las autoridades locales afirmaron desconocer el proyecto aunque fue dado a conocer desde noviembre del 2014 con la presencia del entonces secretario de Protección al Ambiente de Baja California.

Pese a la gran inversión económica, grupos ecologistas desconfían del proyecto ya que en primera instancia contemplaba un confinamiento de residuos peligrosos además de que a su parecer no contempla un mecanismo para resarcir el daño ecológico a la zona.

José Carmelo Zavala, presidente del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable Región Noroeste, informó que el proyecto fue presentado en noviembre del 2014 a nivel nacional ante el entonces Subsecretario de Semarnat, Rafael Pacchiano y Carlos Graizbord ex secretario de Protección al Ambiente del gobierno de Francisco Vega.

Posteriormente al salir la convocatoria pública se entrevistaron con el representante de la empresa, Manuel López y una comitiva con el consejo consultivo, ahí les informaron que el confinamiento de residuos peligrosos quedaba fuera del proyecto.

“Creo que al estudio le falta más trabajo, por ejemplo, en la flora inventariada en ese predio, en el documento menciona seis especies de flora, eso realmente es un trabajo incompleto, no hay tan poquitas especies en el sitio, conocemos un estudio del vecino (Silicon Border) y en ese sitio se encontraron como 150 especies”, afirmó el consejero.

Aseguró que se trata de un tema sensible ya que la falla sísmica del terremoto del 4 de abril del 2010 divide la zona y fue por lo que se le cuestionó sobre el confinamiento, pero finalmente optaron por un centro de manejo de reciclado.

“Nos presentó un documento en donde nos dijo que era un error, y que no pensaban en un confinamiento o ya no lo pensaban, si lo habían pensado ya lo retiraron, ahora planteaban un centro de manejo de reciclado de residuos de manejo especial y esa es otra cosa”, indicó el consejero.

En voz de la empresa Viz Resource Management SA de CV Ecozone.mx es un proyecto que de 14 mil hectáreas a tan solo 16 kilómetros de la frontera de México con Estados Unidos y consiste en una visión sustentable e innovadora para transformar la forma de hacer negocios y está orientada a la generación de energías renovables aprovechando residuos y conservación ambiental se afirma en un comunicado.

La Ecozone comprende la generación de energía, parques industriales para recicladoras, estación de servicios y revalorización de residuos, un centro internacional de innovación y entrenamiento de reciclaje y una zona de conservación del ecosistema local en más del 60 por ciento de la reserva territorial.

Cuauhtémoc Herrera representante del grupo Sierra Cucapá señaló que la primera parte del proyecto se realizó en total opacidad además de que mostraron su desconfianza ante el proyecto ya que consideran no es sustentable.

Afirmó que en la zona se encuentran diversas especies como palo fierro, biznagas, nopaleras, choyas, uña de gato, salvia y demás vegetación desértica.

En el caso de la fauna viven por lo menos veinte borregos cimarrones, incluso que han podido observar hasta grupos de seis integrantes los cuales asegura, viven permanentemente, de igual manera en la región hay pumas, tarántulas, serpiente cascabel y zorrillos.

“Es un lugar que tiene vida, es un ecosistema, es como una isleta con respecto a lo que es la sierra de Juárez pero es un lugar que tiene vida”, señaló el montañista.

Indicó que una vez que tuvieron la información se empezaron a recolectar firmas para que se hiciera una prórroga ya que la consulta pública se hizo del 26 de enero al 16 de febrero de una manera muy opaca.

“Había poca información disponible, sí mirábamos ciertas flaquezas en lo que es el estudios de impacto ambiental y pues no nos parecía justo que en tan corto tiempo y con tan poca difusión se estuviera haciendo esto”, manifestó Herrera.

En cuanto al proyecto de 14 mil 782 hectáreas señaló que 4 mil son las que se van a transformar para construir las diversas obras desde la planta fotovoltaica de mil 200 hectáreas, una zona de recicladoras industriales con mil 300 hectáreas y 3 conjuntos habitacionales por casi 500 hectáreas.

En el plan original se tenía contemplado 340 hectáreas destinada para el confinamiento de residuos peligrosos el cual pese al anuncio de haberlo retirado del proyecto original aún tienen dudas de que fuera eliminado.

“Lo que está en el papel y en el estudio de impacto ambiental es que ese proyecto sí está contemplado”, aseveró Herrera.

En cuanto a las afectaciones que se darán el montañista dijo que el proyecto tal y como está no les parece bueno ya que se pueden hacer muchas modificaciones para que sea un factor de progreso para la localidad.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros