Semanario Contraseña

La clave de la información

Se dice Agustín Rodríguez Víctima de persecución política

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Al diputado federal por el PAN le queda claro que tanto el gobierno de Sonora como políticos del PRI están detrás de la denuncia presentada en su contra por el presunto delito de tortura y afirma que de esta manera pretenden tapar su incapacidad para gobernar. Estos mismos personajes se confabularon para meter a la cárcel a Jorge Morales. Asegura que el ex gobernador Guillermo Padrés, quien es su compadre, vive con su familia en la Ciudad de México “y no se anda escondiendo de nadie”. Y revira que ellos también tuvieron la oportunidad de perseguir a Eduado Bours “pero mejor nos dedicamos a trabajar”.

Humberto Melgoza Vega

CIUDAD DE MEXICO (Vía telefónica).- El diputado federal por el PAN, Agustín Rodríguez Torres, denunció una persecución política, no solo contra su persona, sino contra todo lo que huela al “Nuevo Sonora” por parte del actual Gobierno del Estado, una cacería de brujas con la que pretenden ocultar su incapacidad para gobernar.

Esto, luego de enterarse de manera extraoficial de la orden de aprehensión girada en su contra, de la que dijo no tener conocimiento, pero que fue confirmada por el procurador General de Justicia, Rodolfo Montes de Oca en una entrevista concedida al portal hermosillense MasMedio.com.

En la nota, firmada por el reportero Wilbert Ayala, Montes de Oca mencionó que la orden de aprehensión fue girada por el Juez de Primera Instancia pero debido a que Agustín Rodríguez cuenta con fuero constitucional, ésta no se pudo cumplimentar y será hasta que se determine la procedencia en el juicio de desafuero promovido por el abogado Juan Antonio Ortega o hasta que concluya su periodo como diputado federal.

“El juez señala esas dos alternativas, la envía a la Policía Estatal Investigadora pero le dice: solamente la puedes ejecutar en caso de que esta persona ya no tenga fuero; ya sea porque se lo remueva la Cámara de Diputados o bien porque haya transcurrido su periodo como diputado”, publicó el medio de comunicación.

El asunto donde se hace referencia a los supuestos delitos cometidos data del año 2011, cuando Gisela Peraza fue acusada de robo en la casa de gobierno, cuando la habitaban la familia Padrés-Dagnino, por lo cual fue consignada y encerrada durante cuatro años… “y fue hasta entonces que se comenzó a hablar de la acusación en mi contra, en un año electoral, cuando yo fui designado por mi partido como diputado federal de representación proporcional”.

A mí me queda muy claro que esta embestida en mi contra tiene un trasfondo político-partidista, aseveró.

El diputado recordó que la única vez que fue citado a declarar en torno al caso, el 29 de diciembre de 2015, lo hizo en calidad de testigo y no como indiciado.

“En esa ocasión yo le referí, por el tipo de preguntas que me hacía el Ministerio Público, que si me estaba citando en calidad de testigo o de inculpado, a lo que él en varias ocasiones me contestó que era en calidad de testigo, entonces cómo ahora se gira orden de aprehensión contra un testigo, ahí el caso estaría viciado de origen”, cuestionó.

De acuerdo a la información con se cuenta, la acusación contra el ex secretario particular del gobernador Guillermo Padrés es por los delitos de abuso de autoridad y tortura cometidos en perjuicio de Gisela Peraza Villa, en ese entonces ama de llaves en la Casa de Gobierno.

“Los que me conocen, mi familia, mis amigos, saben que yo soy incapaz de ponerle la mano encima a una mujer”, manifestó respecto a los señalamientos de tortura que habrían sido cometidos por parte de los agentes investigadores.

En entrevista, Agustín Rodríguez puntualizó cuál fue su participación en este episodio que marcó al sexenio de Guillermo Padrés y que a la postre resultó ser la puntilla en la debacle electoral que sufrió el panismo sonorense el pasado 7 de junio.

Recordó que el día que Gisela cometió el robo –“lo afirmo porque así lo consignó un juez”—él fue avisado, como secretario particular del gobernador que era, para que hablara con Gisela y tratara de convencerla de que devolviera el dinero, se habla de alrededor de 400 mil pesos y joyas.

“La invité al despacho ahí en Casa de Gobierno, platicamos solos, no había nadie más, y le comenté, humanamente, ‘oye, si cometiste algún error, o sabes que alguien más lo cometió, evitémonos la intervención de la policía, confiésalo en este momento, lo hago con la intención de ayudarte.

“Pero ella lo negó en repetidas ocasiones y así se sostuvo. Hasta ahí fue mi participación, informo lo que ella me había dicho y luego ya intervienen las autoridades correspondientes, que fueron quienes posteriormente determinaron su culpabilidad y la de otra persona, que era su pareja (Roberto Munro, miembro de la escolta del gobernador)”, mencionó.

Rodríguez Torres apuntó que este es un caso “armado” en su contra por cuestiones políticas, “así lo he visto ahora que andan aquí diputados del PRI trayendo y moviendo de un lado a otro al abogado y a ella misma. De que hay un involucramiento de parte de la autoridad estatal, estoy certero (sic), todo huele a una persecución política hacia el gobierno anterior y hacia este diputado que es tu servidor”.

Luego de calificar de “oscuras” a las autoridades estatales de Sonora, Agustín Rodríguez dijo estar listo para enfrentar el caso tanto el terreno legal como en el político. Mientras tanto, ante la opacidad con la que se ha manejado el asunto, presentó un “amparo buscador” para que se le informe de manera oficial si existe orden de aprehensión en su contra, para conocer los detalles.

Pero primero deberá hacer frente a la solicitud de desafuero, presentada por el abogado de Gisela Peraza, y en caso de que proceda, la Sección Instructora analizaría el caso, para saber si tiene argumentos suficientes para iniciar con el juicio.

Persecución

Agustín Rodríguez condenó que el actual Gobierno del Estado haya emprendido una persecución en contra de los funcionarios de la anterior administración, con lo cual se distraen de los objetivos principales, que son los de brindarles buenos resultados a los sonorenses.

El primero en el que se cebaron fue en su amigo Jorge Morales Borbón, ex secretario de Comunicación Social, a quien metieron a la cárcel acusado del delito de extorsión, demanda interpuesta por el presidente del Grupo Larsa Comunicaciones, que tiene su sede en Ciudad Obregón.

“Jorge Morales, mi amigo, está injustamente preso, por culpa de un vil comunicador que se prestó perversamente para hacerle el juego al Gobierno del Estado para tener los elementos para poderlo procesar, pero hay un Juez Supremo que todo lo ve, quien pondrá a cada quien en su lugar”, expresó.

Y luego agregó: “Yo no me imagino cómo ese dizque dueño de un medio de comunicación, porque no tiene la calidad moral ni la capacidad para ostentarse como periodista, un trabajo muy noble pero de mucha responsabilidad; el que esta persona se haya animado, con esa bajeza a prestarse como instrumento, no me imagino cómo esa persona puede dormir en las noches, así como las autoridades que participaron en su detención, dejando a una esposa y a sus hijos en el desamparo”.

El diputado panista ya visitó a Morales en la cárcel y está al pendiente de cómo se desarrolla su caso, “él es mi amigo, nunca lo voy a negar, y lo voy a apoyar en lo que esté a mi alcance”.

En el caso del ex gobernador Guillermo Padrés,  comentó que seguido se reúne con su amigo y compadre, quien vive con su familia en la Ciudad de México, “no es cierto que se ande escondiendo, o que haya huido al extranjero, por lo visto tienen muy buena imaginación quienes dicen o publican eso”.

Indicó que Padrés, al igual que Jorge Morales y él mismo son blanco de una persecución política por parte de un gobierno que gasta su tiempo en revanchismos en lugar de darle resultados a los ciudadanos que los eligieron, “para mí que están desperdiciando un tiempo precioso, fijándose en el pasado, y no estoy hablando de impunidad, pero tampoco se vale que se judicialice la política, o que se politice la justicia”.

Reviró: “Nosotros también tuvimos la oportunidad de ser mercenarios con el gobierno anterior, nos llegaban muchas personas con el expediente en contra del gobernador anterior, del secretario, y qué les dijo Guillermo Padrés: ‘A mí tráiganme proyectos, cosas productivas, aquí no somos policías, si hay algo que a todas luces sea una ilegalidad, existen las instancias correspondientes, pero no pierdan su tiempo en eso, aquí venimos a trabajar…’”.

Manifestó que “Guillermo Padrés es mi amigo de toda la vida, es mi compadre, él está tranquilo, viviendo en la Ciudad de México con su familia y no se anda escondiendo de nadie, siempre que nos vemos lo hacemos en lugares públicos, a veces platicamos de política y a veces no; obviamente él está ocupándose de defenderse legalmente de todas las acusaciones que injustamente le han hecho”. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros