Semanario Contraseña

La clave de la información

[El Eslabón Perdido] La grilla que se avecina

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Humberto Melgoza Vega

Para calmar las aguas, el fin de semana pasado Leonardo Guillén se reunió en San Luis Río Colorado con los aspirantes a la dirigencia municipal del PAN. A Iván Sandoval, David Castillo y Cristian Lardín no les dijo nada    que no supieran, solo les garantizó que efectivamente el próximo presidente del Comité Directivo Municipal saldrá elegido en una asamblea, con el voto directo y secreto de los panistas, en fecha aún por definir.

La asamblea que originalmente había sido anunciada para realizarse el 22 de mayo se tuvo que posponer por la entrada en vigor de los nuevos estatutos, así que la fecha tentativamente sería hasta el segundo semestre del año, por allá en julio.

El alargue en la fecha para la asamblea sacó de balance a los aspirantes, quienes ya estaban casi listos para la competencia en la fecha que les habían indicado. Esto en teoría vendría a beneficiar a Cristian Lardín, quien se había sumado a la contienda algo tarde y ahora tendrá tiempo para visitar a todos los inscritos en el padrón de militantes.

Son muchos los intereses que hay en juego en el relevo de la dirigencia municipal del PAN, sobre todo que desde ahí se operarán y se decidirán algunas de las candidaturas que estarán en juego en las elecciones de 2018.

Por eso es lógico que el presidente municipal esté tratando de influir en el proceso. A Enrique Reina por lo pronto le interesa una Comité Municipal a modo, con el que pueda llevársela a todo dar, lavando la ropa sucia en casa. Quizás por eso ve con buenos ojos la candidatura de Cristian Lardín, un tipo tranquilo, amigable e institucional, en lugar de una dirigencia con la que esté en constante debate, polémica y aún confrontación, por eso le pone las cruces a la posibilidad de que ahí aparezca Angel Ruiz.

Hace unos días a través de su cuenta de Facebook, Héctor Sandoval Gámez, hermano (incómodo) de Iván, quien se perfila como el más fuerte de los aspirantes, le pidió al alcalde que sacara las manos del proceso interno para la elección del dirigente partidista.

Aunque Reina ha negado que esté interviniendo en el proceso, dejando que la militancia elija libremente a su próximo líder,  se comenta que, como un panista más está apoyando las aspiraciones de Cristian Lardín.

Los amarres y enroques entre los grupos del PAN están a la orden del día, y ahora con la postergación para la realización de la asamblea la configuración de los equipos puede sufrir algunos cambios.

Lo que se sabe es que los apoyadores de Angel Ruiz están negociando con el equipo de David Castillo para que lo incluya en su planilla como candidato a secretario general. A David Castillo lo están apoyando el diputado federal Everardo López Córdova, Mario Guevara y por supuesto Leonel Reyes, entre muchos otros.

El grupo de Santiago Huízar, José Inés Palafox y Genaro Soto, quienes inicialmente traían como candidato a Angel Ruiz estarían sumando fuerzas con David Castillo, con la condición de que lo lleve como secretario general.

Everardo López, uno de los panistas que tiene mayor peso específico hacia el interior del PAN, con una legión de jóvenes seguidores que lo ven como su líder nato, le habría ofrecido a David Castillo la posibilidad de que llevara como secretario general a Cristian Lardín, supuestamente a nombre del alcalde Reina quien al igual que el flamante delegado estatal, Leonardo Guillén Medina, no quieren lidiar con un tipo tan claridoso como Angel Ruiz García.

Por el lado de Iván Sandoval también hay apoyos muy importantes, además del de su equipo compacto donde destacan su hermano Héctor Manuel, reconocido operador político, Alejandro Arce y Juan Carlos Ramírez, el proyecto está siendo impulsado por la diputada Lina Acosta y por el inquieto magistrado Héctor Rubén Espino Santana.

En la pasada asamblea en la que se definieron las candidaturas a la diputación local, el apoyo de Rubén Espino fue fundamental para lograr que Lina fuera la candidata, reñida elección interna en la que le ganó por apenas 4 votos a la actual regidora Karina Castillo, hermana de David Castillo, quien sigue como delegado de la Profeco.

La elección que se avecina será un verdadero choque de trenes, aderezado con la equidad de género, que obligará a los partidos a que postulen al 50 por ciento de mujeres en las candidaturas y sobre todo a la posibilidad de reelegirse en el cargo, apartado de la reforma electoral que entrará en vigor a partir de 2018.

*Titilo, en la pelea

Cuando parecía que Juan Antonio Gaeta tenía el camino allanado para hacerse de la candidatura a la alcaldía se le atravesó en el camino Héctor Virgilio Leyva.

Con el reciente nombramiento como subsecretario de Gobierno en la administración de su amiga Claudia Pavlovich, el Titilo se mete de lleno a la carrera por la presidencia municipal. Aunque todavía falta ver qué es lo que decide el partidazo en cuestión de equidad de género, donde podrían postular a una mujer para esa posición.

Sin duda la grilla se va a poner buena.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros