Semanario Contraseña

La clave de la información

[Diálogo] El reto de la Fiscalía Anticorrupción

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

David Figueroa

A la luz de los últimos acontecimientos en nuestro estado vale la pena destacar que la Fiscalía Anticorrupción enfrenta hoy grandes retos: lograr el respeto social y credibilidad; llevar frente a la justicia a quienes lastimaron al erario publico; y que la impunidad no erosione una vez más la esperanza del ciudadano.

El cansancio en general sin distingo de partidos es porque la historia nos muestra que el anuncio de nuevas áreas o acciones contra la corrupción terminan por ser poco eficientes y por supuesto, un nuevo escape para quienes cometen algún delito o quebrantan la ley.

Por otro lado están las redes sociales,  un espacio de empoderamiento social donde la información se presenta de manera exponencial generando sentimientos de coraje y linchamiento colectivo ante sucesos de injusticia en nuestro país.

Y mientras la sociedad ya emigró y va más rápido, la clase política ha evolucionado muy poco; es muy convencional sigue haciendo las cosas igual que antes con el viejo librito. Hay un desfase que afecta el entendimiento y mejores resultados.

En el caso de la historia reciente en Sonora la sociedad ya juzgó y dijo: “son culpables”. Mucha información cierta o no se exponenció en redes sociales y al final se asentó la percepción de que los funcionarios del Nuevo Sonora, tienen que pagar y estar frente a la  justicia.

Este es el primer reto, pues hay procesos pero no se sabe cómo van a concluir y por lo tanto hay que observar las formas, pues es ahí donde empieza nuevamente el sentimiento de fastidio del ciudadano al ver que se mediatizan las acciones y que tal vez los resultados al final del día sean pobres ante la expectativa generada.

El ciudadano se pregunta quién está tras las rejas; cuánto recurso se recuperó para el Estado. No le importa qué se hace, cómo se hace sino que exista justicia y poder desahogar ese sentimiento colectivo que existe.

La estridencia mediática con que se ha actuado abona a ese sentimiento social. Es un arma de doble filo si no se tiene la capacidad o los elementos para fincar responsabilidades.

Esto y actuaciones que parecieran estar muy coordinadas empiezan a generar dudas y el temor de que la Fiscalía termine siendo un brazo político del gobernante en turno.

El último ejemplo: lo sucedido con el diputado Agustín Rodríguez de quien se conoce en redes la existencia de una orden de aprehensión en su contra, éste responde con una contrademanda y luego vienen un par de cateos con fuerte operación mediática contra la cabeza y principal acusado, el ex gobernador Guillermo Padres.

El mayor reto de la Fiscalía es lograr el respeto social y dejar en claro que los espacios para la impunidad se están acabando, que los está cerrando. No ir nada más contra quienes pudieron haber cometido algún delito en la anterior administración, sino formar esa conciencia en los actuales y futuros funcionarios.

Un riesgo que debe afrontar es el de no convertirse en un escaparate de la impunidad en Sonora, iniciaron con una gran expectativa mostrándose como quiénes pondrán tras las rejas a quienes lastimaron al erario público.

 Y si al final del día no lo logran en los tribunales, terminará siendo nocivo para el estado, algo que inicia con un buen propósito y termina siendo motivo de desesperanza, de confirmación de corrupción e impunidad.

La estadística nacional motiva estas dudas y va en contra de la meta que esta Fiscalía se ha puesto, pues en los últimos cinco años se integraron más de 28 mil expedientes contra funcionarios públicos con un daño patrimonial superiores a los 63 000 millones de pesos, de los cuales sólo se logró concluir y regresar al país 365 millones, es decir el 0.57 por ciento de efectividad.

En otros países como Estados Unidos la justicia es tajante en tres sentidos: reparación del daño patrimonial; cárcel al funcionario que cometió el delito, e Inhabilitación de por vida para ocupar algún cargo público.

Por eso con todas estas aristas y aun con voces que ponen en duda la legalidad de la Fiscalía, su creación es por demás de gran significado.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros