Semanario Contraseña

La clave de la información

El Infiltrado – Calificaciones

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Por: Tito Capotito

Resulta confuso y parece no hay formas claras de medir el desempeño de los gobiernos así como para razonar el voto en función de lo que hicieron los que se van para definir a quien favorecer.

Si por lo que no ha hecho el gobierno del priista Enrique Peña Nieto se trata, entonces es parte de lo que tomaron en cuenta en los siete estados en que ganó la gubernatura el Partido Acción Nacional.

Que le ha faltado obra pública al gobierno federal es claro, así como la falta de más recursos económicos para acrecentar los programas de apoyos sociales asistenciales a los más vulnerables. Este límite como es sabido se debe al desplome del precio del petróleo, algo fuera del alcance para remediar del presidente y resto del gobierno. Alguna vez volverá a repuntar el energético pero hasta entonces regresará la solvencia en las arcas de la Federación, mientras, a padecer calamidades.

El gobierno de Sonora se encuentra en situación similar pero no por la falta de valor del hidrocarburo sino por el saqueo de recursos que hizo la pasada administración blanquiazul que dejó “temblando” la economía, con pocas posibilidades de sacar adelante con liquidez los compromisos asistenciales.

De plano no encontramos el punto de partida para calificar a los gobiernos. Si la gente no olvida lo sucedido en el sexenio del ex gobernador Guillermo Padrés Elías, volvería a ganar el PRI en el 2018 pero si solo toma en cuenta lo que ha hecho y no la actual administración de la priista Claudia Pavlovich Arellano, en poco menos del año, quizá regresarían los azules a gobernar, aunque todavía faltan por lo menos cuatro años para saber si la hizo la primera mujer que gobierna el estado cuna de la revolución mexicana.

Así el dirigente nacional panista Ricardo Anaya atribuye el éxito de su partido en las pasadas elecciones estatales a multi- factores entre los que menciona la baja de la economía nacional que crece a menos de lo que se dio en los dos sexenios azules  y dice que la violencia ha crecido, lo que nos parece incorrecto a excepción del estado de Tamaulipas en que las cosas están fuera de control.

También menciona el mandamás del PAN como lo anotamos en pasada colaboración la corrupción y autoritarismo de gobernantes priistas, pero hace como que no sabe nada del desastre que hubo con su correligionario Padrés.

Los pocos aciertos en los dos sexenios federales parece poco o nada influyeron en los estados en que ganó el PAN, menos la incomparable corrupción que se dio en Sonora con el gobierno emanado del mismo partido.

En Baja California como en San Luis Río Colorado, nada influye en contra del PAN, la mayoría vota por los candidatos de ese partido sin tomar en cuenta prácticamente nada y están en su derecho.

Para el PRI las cosas se ponen más difíciles cuando menos se espera y se recupera en momentos en que    parece estar a un metro de la tumba. El PAN por su parte se recupera inesperadamente tanto que su presidente anticipa el triunfo de la presidencia de la República dentro de un par de años. ¿Será posible? Todo puede pasar.

Los partidos hacen lo que sus libritos indican, bien o mal y la ciudadanía tiene y tendrá la última palabra.

En otras cosas, entre los políticos y gente que no lo son se comenta el deceso del ex diputado federal y ex alcalde sanluisino Ignacio Guzmán Gómez.

Lo conocimos a partir de su candidatura a la presidencia en 1976. Fue un hombre polémico que vivió a plenitud y lo que más le fascinó fue la política, no la agricultura de la que fue parte como ejidatario y por cuyo sector escaló peldaños en su carrera política.

La candidatura a la presidencia la obtuvo a base de presión y rebeldía y años después en la misma forma le tumbaron la candidatura a la diputación local en que fue sustituido por otro que hace política similar, Carlos Silva Calles, también ejidatario con la diferencia que el primero sembró mucho tiempo algodón y el otro ni un surco.

Don Nacho deja gratos recuerdos para muchos y ayer por ejemplo el dirigente de la FOSIES antes de la CTM Jorge López Verduzco, comentó que de Guzmán tuvieron apoyo en los tiempos en que había dos facciones, la otra encabezada por el ex diputado federal y ex diputado local el finado Leobardo Aguirre Corral.

El que fue secretario del Ayuntamiento con Guzmán Gómez, Leonardo Guillén (sigue siendo priista) se mostró sumamente satisfecho con la forma en que el presidente municipal Enrique Reina Lizárraga se refirió del personaje en el homenaje de cuerpo presente que se le rindió en Palacio.

 “Enrique dejó por un lado cualquier tinte partidista y habló de una manera estupenda de como Nacho sirvió a San Luis siendo un guerrillero”, nos comentó el padre del ex alcalde del mismo nombre y actual dirigente estatal interino del PAN. “Pensaba hablar en dicha ceremonia pero la verdad es que Reina sintetizó lo que yo quería decir”, declaró al autor de esta colaboración. Bien por el “kike” que mostró en este acto luctuoso su experiencia y madurez política.

Descanse en paz el controvertido hombre de la política que en los últimos tiempos de su vida fue considerado desertor al PRI al que le dio sus mejores años siendo en repetidas ocasiones delegado político en varios estados.

Pasando a otro asunto, la modalidad implementada por la gobernadora Claudia Pavlovich de que vengan a San Luis Río Colorado titulares de dependencias, ha sido bien aprovechada en unos casos y al revés en otros. Mucho tiene que ver la voluntad de los secretarios, directores o delegados.

En el caso del delegado federal de la Secretaría de Educación Pública, Enrique Palafox Paz salió a relucir la enorme experiencia que tiene en el quehacer público en que  ha estado bien ubicado con los ex gobernadores Armando López Nogales, Manlio Fabio Beltrones Rivera o Eduardo Bours Castelo.

Es Palafox un buen priista y así lo demostró al reunirse en su visita de hace unas semanas a San Luis en que se reunió con ex alcaldes y ex dirigentes del partido, además de cumplir los compromisos oficiales.

Fue bien atendido por sus amigos sanluisinos Rigoberto Cáñez Murrieta y Héctor Manuel Buchanan Domínguez, quienes resaltaron la forma en que el funcionario atendió a las bases del tricolor. También tuvo cordial diálogo con el representante de la Secretaría de Educación y Cultura del Estado Martín Corella.

Hoy es cumpleaños de la gobernadora Claudia Pavlovich y como siempre el primero en llevarle atenciones será el “líder de los pobres” Héctor Manuel Buchanan Domínguez que se las ingenia para hacerse presente con banda de música sinaloense. Esta vez no será la excepción y a eso de las nueve de la mañana en que la mandataria arribaría  a Palacio en Hermosillo, le tocarían las mañanitas y luego su canción favorita el sauce y la palma.

Buchanan viajó acompañado de un grupo de priistas y llevaba una manta que dice: “Felicidades Claudia, te queremos tus amigos de San Luis Río Colorado”.

A esta deferencia se sumarían allá en la capital sonorense los sanluisinos el sub secretario de gobierno Héctor Virgilio “Titilo” Leyva Ramírez y Gabriel Iván Buchanan Corrales, funcionario del gobierno estatal que estaba por ser re-ubicado de dependencia.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros