Semanario Contraseña

La clave de la información

El Eslabón Perdido – EN el PAN, la división que viene

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Humberto Melgoza Vega

El gran reto que enfrenta el Partido Acción en Sonora será el de mantenerse unido durante y después de la elección del nuevo presidente del Comité Directivo Estatal.

Será muy difícil, prácticamente imposible que esto suceda, porque es mucho lo que está en juego, en especial la repartición de las candidaturas para la elección de 2018.

El panorama, es otro después del proceso electoral del 5 de junio pasado, en donde los candidatos postulados por el PAN le arrebataron al PRI 7 de las 12 gubernaturas que estaban en disputa.

Fue precisamente luego de este sorprendente resultado que levantaron la mano dos destacados panistas, quienes se suben a la contienda de último minuto, ambos ex funcionarios en la administración padrecista.

La despedida de David Galván de la comisión que había estado desempeñado en el CEN como coordinador nacional de los diputados locales pareció más bien un destape, avalado por Damián Zepeda y por Ricardo Anaya.

Enseguida levantó la mano el ex secretario general del PAN y ex subsecretario de Gobierno, Adrián Espinoza, para proclamar la necesidad del cambio generacional y acotar los espacios de los liderazgos tradicionales.

Ante la presencia de estos dos cuadros del panismo sonorense, quienes a leguas se ve que vienen bien apadrinados, a David Figueroa no le quedó más remedio que sumarse a la candidatura de Ernesto Munro, ambos considerados panistas puros, incluso rebeldes, quienes han aglutinado una fuerza importante en torno a su eventual alianza.

En el caso de David Galván es obvia la injerencia de don Javier Gándara Magaña, quien amagó con buscar la dirigencia estatal, luego negoció que David Galván fuera por delante, aunque desde ya se comenta que su verdadera intención sería la de buscar una senaduría.

Lo más serio del asunto es que al Comité Nacional no parece importarle que se note que tiene las manos metidas en el proceso estatal, en particular a Damián Zepeda, amigo cercano de David Galván y ex compañero de batalla de Javier Gándara, ambos unidos en la dolorosa derrota del 7 de junio de 2015.

Mientras que Adrián Espinoza trae todo el apoyo de lo que aún queda del Padrecismo, una corriente que mantiene una fuerte presencia en el estado, en la que se inscriben Alejandro López Caballero, enemigo jurado de Damián Zepeda, y Roberto Romero López, buscado por la Interpol en 91 países por los pendientes con la justicia que tiene en Sonora.

En un video que Adrián hizo circular hace unos días en redes sociales conminó a Javier Gándara a que reconozca que la derrota en las urnas fue porque no era un buen candidato, en lugar de andarle echando la culpa a las campañas negras y a las corruptelas que cometieron algunos funcionarios del Nuevo Sonora, invitándolo prácticamente a que ya se jubile.

El tercero en discordia, y que podría sacar provecho de este encontronazo entre los grupos hegemónicos al interior del PAN, es el veterano Ernesto Munro Palacio, quien lleva meses recorriendo todo el estado, realizando reuniones con los militantes de a pie, además de encerronas estratégicas con las cabezas de grupo y que cuenta con el apoyo y el respeto de los liderazgos más representativos del PAN, ex dirigentes estatales como lo fue el propio David Figueroa.

El flamante árbitro de la elección estatal, el sanluisino Florencio Díaz Armenta, tendrá que aplicarse a fondo para que no se desborden los ánimos.

El otro sanluisino y también ex alcalde de San Luis Río Colorado, Leonardo Guillén Medina, deberá dejar para mejor momento su intención de competir por la presidencia del Comité Estatal, no puede arriesgarse a perder y a desgastar su imagen que ha crecido desde que cambió su residencia a la capital del estado.

Leonardo seguramente será recompensado  por la labor que hizo de reconstruir y reposicionar al partido que encontró tirado en la lona cuando llegó para hacerse cargo a finales del año pasado.

Es mucho lo que hay en juego, ¿podrán los panistas jugar limpio, ponerse de acuerdo y salir unidos después de esta contienda? Parece mucha belleza.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros