Semanario Contraseña

La clave de la información

EL ESLABON PERDIDO

A salto de mata

Humberto Melgoza Vega

 

Dónde están los amigos, cuando más se les necesita, se ha de estar preguntando el ex gobernador Guillermo Padrés, quien ahora que ha caído en desgracia ya nadie se le quiere acercar, menos públicamente.

De ser uno de los principales cuadros a nivel nacional, un prospecto de altos vuelos, que ayudó a ganar algunas gubernaturas, mandando becados a operadores políticos que a la vez eran funcionarios, ahora lo tratan como “apestado”.

De los favores que les hizo y del dinero que les dio a ganar, repartiendo cargos a diestra y siniestra, de eso ya nadie se acuerda.

Poco a poco, Guillermo Padrés se ha ido quedando solo, ahora hasta el Partido Acción Nacional lo privó de sus derechos partidistas como militante.

El comisionado Anticorrupción, el ex dirigente nacional Luis Felipe Bravo Mena, emplazó a Padrés para que arregle su situación legal, por las múltiples acusaciones que le han enderezado en su contra, que van desde enriquecimiento ilícito hasta lavado de dinero.

La permanencia de Padrés como militante estaba dañando severamente la imagen de Acción Nacional, por eso decidieron deslindarse, dejándolo a su suerte.

El PAN tenía que predicar con el ejemplo y ser congruente con el discurso contra la corrupción que tanto ha manejado su líder nacional Ricardo Anaya.

El PRI hizo lo propio con Javier Duarte, el gobernador de Veracruz, quien se vio forzado a pedir licencia como mandatario y está cerca de pisar la cárcel, el PAN no se podía quedar atrás.

Guillermo Padrés está a punto de ser detenido, Ricardo Anaya ya le dio la espalda, la Procuraduría General de la República (PGR) ya le giró orden de aprehensión y aunque trae más amparos que un abogado éstos no surtirán efecto porque los delitos que se le imputan son considerados graves.

Escondido en la Ciudad de México, el ex gobernador de Sonora ya es considerado prófugo de la justicia, ha incumplido en dos citatorios por la investigación de Gisela Peraza –la ama de llaves que estuvo presa cuatro años, acusada de robo en la casa de gobierno– precisamente por temor a que lo detengan.

Algunos columnistas de Hermosillo ya han comenzado a circular la versión de que  la Policía Federal Ministerial lo busca en territorio sonorense,  sus casas y ranchos cateados y vigilados y sus operadores financieros, como el Pancho Platas, detenidos y encarcelados, con lo que se cierra el cerco a su alrededor.

También, en redes sociales se ha compartido un supuesto cártel de Se Busca, en donde se ofrece una recompensa por su captura.

Luego de la suspensión de sus derechos como militante a nivel nacional es previsible que el nuevo Comité Directivo Estatal que ayer entró en funciones, inicie el proceso para la expulsión definitiva.

Ayer que tomó posesión David Galván como nuevo dirigente del PAN en Sonora en relevo del ex alcalde sanluisino Leonardo Guillén,  una de las primeras acciones que acordaron fue la de fijar el 27 de noviembre como fecha para la renovación de los comités directivos municipales.

Esta decisión da la pauta para que quienes aspiran a relevar en el cargo al sanluisino Guillermo Carbajal Cuevas reactiven su campaña, a la que le pusieron pausa hasta que se renovara la dirigencia estatal.

Con la llegada de David Galván a la dirigencia estatal se fortalecen las aspiraciones de su tocayo David Castillo, con quien hizo equipo, al contrario de Iván Sandoval y su gente, quienes se la rifaron con Neto Munro.

 

 

 

 

Deja un comentario

× Platique con nosotros