Semanario Contraseña

La clave de la información

Por andar publicando en Facebook…

El Eslabón Perdido

 

Humberto Melgoza Vega

 

En menos de 24 horas, un vehículo que fue robado en el fraccionamiento Villa Florida de Mexicali, fue recuperado por la Policía Municipal, abandonado en las calles de San Luis Río Colorado.

Esta historia con final feliz, pone de manifiesto la operación de bandas de robacarros, nada nuevo, que se mueven entre Mexicali, Tijuana y San Luis Río Colorado, además del arma de dos filos que representa andar publicando cada paso que damos en el Facebook.

El pick-up, un Nissan Titán 2006, se lo robaron la tarde del miércoles de la casa de Kiko García, y horas más tarde ya lo habían puesto a la venta a un grupo de clasificados del Face llamado Autos Baratos de San Luis.

El anuncio lo subió una tal Fernanda Castillo, seguramente un perfil falso, quien proporcionaba el número 653 12 15120 para mayor información.

“Pica Up Nisan Titan 06 automático 4 puertas A/C Título limpio. 3,200. Negosiable (sic)”.

Antes de que el Kiko regresara a su casa –andaba muy a gusto en La Rumorosa, haciendo transmisiones en vivo desde su celular a través de Facebook–  y se diera cuenta que ya no estaba su pica up, le comenzaron a hablar por teléfono, para preguntarle si la había puesto en venta.

Tan pronto como pudo puso el reporte en la Policía Municipal de Mexicali, en el Estado y pasó el cable para San Luis Río Colorado, donde los elementos al mando del comandante Julio César Valenzuela,  con las características del vehículo,  se pusieron  alertas por si lo miraban.

Al poco rato que comenzaron a publicarse los comentarios de que el carro era robado, bajaron el anuncio de la red y dejaron de contestar el teléfono.

Al día siguiente, ayer jueves, los hampones comenzaron a comunicarse directamente con el dueño del carro, y trataron de extorsionarlo. Desde un teléfono con Lada 664 correspondiente a Tijuana intentaron amagarlo, tratando de forzarlo para que les entregara 20 mil pesos y le devolvían el pick-up.

El cuento del maleante era que a él le debían un dinero, que le pagaron con el Titán, pero que fue hasta que miró la publicación en Facebook que se enteró que era robado.

A través del teléfono el hampón trató de intimidar, dio a entender que si lo detenían nada pasaría, que cuando mucho lo castigarían dos días (?), y le dio como plazo hasta las 12:00 del mediodía.

Las horas fueron pasando y el estira y afloja al rato ya andaba en los 2 mil pesos, cuando de la Policía Municipal informaron que ya tenían el vehículo recuperado, lo habían encontrado abandonado en una de las calles de San Luis.

Ayer mismo por la tarde, cuando el vehículo recuperado fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público del Fuero Común, los propietarios debieron haber pasado a recogerlo, contentos de haber corrido con suerte y agradecidos por la activación de la Policía en San Luis Río Colorado, que también se avientan algunas buenas que casi no se ven, pero cuentan mucho.

El buen Kiko, de la dinastía García de Pasadina, estuvo a punto de ser ultrajado dos veces, primero te robo el pick-up y luego te hago que me pagues por devolvértelo. Imaginen nomás el grado y la falta de escrúpulos del delincuente.

Este episodio, que afortunadamente se resolvió de manera satisfactoria, a todos, pero sobre todo al Kiko, nos deja la enseñanza, primero de no andar de presumidos en Facebook, anunciando o transmitiendo en tiempo real en dónde andamos, y en segundo tener más cuidado con los “amigos” que aceptamos y hasta les damos “like”, porque no se sabe en qué momento podrían traicionarnos.

 

 

 

 

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros