Semanario Contraseña

La clave de la información

Disculpe las molestias, esto es una revolución

 

FUERA DE LIBRETA

Sergio Haro Cordero

 

Lo que no hicieron ni las revelaciones de corrupción por la llamada Casa Blanca, ni la implementación forzada de las llamadas reformas estructurales ni el golpeteo a sindicatos independientes ni la compra del voto ni el persistente desatino en la implementación de políticas de gobierno, ahora lo hizo una medida que pareciera menor pero que despertó a una especie de gigante adormilado y que tiene que ver con la participación ciudadana.

Ahora sí que casi de manera espontánea y virtualmente a lo largo y ancho de todo el país se suscitaron –con mayor o menor grado de intensidad- las protestas ciudadanas contra el aumento al precio de la gasolina.

Por todos lados surgieron grupos ciudadanos que bloquearon acceso a gasolineras, tomaron oficinas gubernamentales, casetas de peaje, depósitos de Pemex en un hecho sin precedente en la historia contemporánea.

Y no se trata de acciones como dar un clickazo en redes sociales o compartir y burlarse de la bufonada de la semana. Son ciudadanos igual de hartos que enardecidos, con el agua literalmente hasta el cuello y cansados de los golpes gubernamentales que nos pegan a todos pero que duelen de manera diferente en cada uno de los bolsillos de los mexicanos.

Lo peor es que hasta ahora la respuesta gubernamental ha sido nula –no hay reversa, aseguran- y fácilmente podría desencadenarse una protesta cada vez más masiva ante un gobierno que parece ni ver ni escuchar tanto reclamo que ha rebasado a grupos, partidos, organizaciones formales y que hasta ahora se ha caracterizado como una respuesta generalizada, netamente ciudadana a los embates de gobierno, en este caso en la cada vez más delicada economía.

Entre otras cosas llama la atención la cobertura de algunos medios que resaltan las “repercusiones” de esas movilizaciones –la viejita que no alcanzó a llegar a consulta por los bloqueos es ejemplo insistente- o los columnistas que van a contrapelo del encono ciudadano tratando de justificar con “argumentos” el llamado gasolinazo. Todo esto a la par de que en redes sociales se ha desbordado la información de lo que sucede literalmente en todo el país, hasta en comunidades alejadas que apenas aparecen en el mapa.

Evidentemente que este resulta un capitulo histórico que apenas inicia.

Va de nuez

Aunque el tema se manejó una nota como broma del 28 de diciembre, resultó que ciertamente en estos días de receso por las fiestas de fin de año el Magistrado Presidente del Poder Judicial, Jorge Armando Vázquez aprovechó para reunirse con algunos Jueces y Magistrados para revisar el tema pendiente del llamado Haber de Retiro –la pensión, pues- que aún sigue pendiente después de un fallido intento el año pasado.

Mostrando Jorge Armando Vsazquez, Poder Judicial FOTO SERGIO HARO.jpg

Y es que en la controversial propuesta fue el propio Consejo de la Judicatura el organismo que aprobó un reglamento del Haber donde se otorgaban una pensión por retiro de 100 por ciento del sueldo durante los primeros años, además de que era heredable y otras lindezas. Para esto hay un fondo semilla que inició con 15 millones de pesos y que ya va en 45 millones.

Ahora la idea es que esta pensión oscile entre el 50 y el 60 por ciento, que Magistrados y Jueces aporten a ese fondo y que no sea heredable, aunque el mecanismo podría ser el mismo a través del Reglamento que votó el Consejo de la Judicatura y que sea consensado con los otros dos poderes.

Se calcula que para marzo de este año ya estaría listo el proyecto –ya consensado-, sobre todo que ya hay por lo menos un Magistrado – Raúl Gonzáles Arias- quien en este año cumpliría los 70 años que marca la Ley para dejar el encargo. Hay quienes dicen que hay por lo menos uno más pero aún le investigan la fecha de nacimiento.

Todo menos ética

Entre toda la controversia publica generada en torno a la instalación del proyecto EcoZone al sureste de Mexicali, destacan algunos aspectos. Como se sabe han habido muchísimas opiniones en contra y decenas de artículos, reportajes y notas periodísticas en torno al polémico mega-proyecto.

Lo que pocos saben es que han sobrado “periodistas” que ausentes de toda ética se han acercado a la multi-criticada empresa pero no en aras de información, sino más bien buscando llenarse los bolsillos de billetes, lo que parece que no han logrado. Y dicen los que saben que piden cantidades bastante jugosas para resaltar las bondades del proyecto.

Hay quienes justifican este tipo de acciones en la crisis económica que parece generalizada, pero evidentemente que estas acciones no tienen la mínima y racional defensa.

Viene a la mente una escena donde un grupo de “periodistas” pusieron plantón a un diputado local apenas el año pasado precisamente en fechas navideñas. El legislador, apapachador, les quiso regalar una botella de licor y uno de ellos fue más preciso al plantear: “Diputado, yo necesito algo que resuelva mi situación económica…”. De pena ajena.

El impuesto que nadie peló

Hablando de alzas de impuestos, resulta que el Ayuntamiento de Mexicali aprobó en la nueva Ley de Ingresos un UMA (Unidad de Medida y Actualización) al pago de Mantenimiento de Vialidades, lo que representa alrededor de 73 pesos adicionales al pago de placas.

Durante la pasada administración fueron los regidores quienes se opusieron fuertemente a esta medida logrando entre otras cosas, disminuir este pago lo que fue un debate acalorado y bien documentado.

Estos nuevos regidores, ni se dieron cuenta que lo aprobaron, sin mayor discusión y que en muchos casos representa un incremento mayor el 5 por ciento de Impuesto Predial.

De igual manera Gustavo Sánchez logró lo que Jaime Díaz no pudo, incrementar el costo a los accesos a los parques recreativos, en el caso de Juventud 2000, el cual habría subido de 7 a 15 pesos la entrada con su respectivo cobro al estacionamiento de 10 pesos.

Poco a poco nos daremos dando cuenta de los incrementos ocultos, de los que nadie habla y que empezarán a repercutir a la hora del pago.

Por cierto dicen los que saben que sí fue cierta la versión de que los anteriores regidores en Mexicali se llevaron un millón de pesos cada uno por aprobar el endeudamiento de Issstecali, que algunos de inicio se negaron, pero porque querían más, y que cada uno de ellos se agenció al menos tres juegos de placas de los últimos permisos para taxi.

*Con información de Cristian Torres Cruz.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

× Platique con nosotros