Semanario Contraseña

La clave de la información

Ricardo Ponce

Un catedrático en la política

Luego de sostener una reunión con Manuel Espino y José Manuel Mireles acordaron hacer eco de los movimientos sociales y buscar soluciones a los problemas nacionales, en particular a los del norte de Sonora.

Juan José Razzo 

SAN LUIS RÍO COLORADO.-  Como parte de la organización y consolidación nacional del movimiento Ruta 5, el rector del Centro de Estudios Superiores Sonora, Ricardo Ponce de León, se reunió con el activista, médico y actual delegado del Issste en Michoacán, José Manuel Mireles Valverde, y el comisionado del Servicio de Protección Federal, Manuel Espino Barrientos. 

A la campaña.

Así se gestó en Morelia, Michoacán una plática entre los tres personajes, la cual versó sobre la actualidad de los movimientos sociales y de soluciones a los problemas del país, desde una perspectiva ciudadana. 

En resumen, se trató de la importancia de la participación ciudadana en los procesos destinados a mejorar la situación en asuntos desde gubernamentales hasta sociales, entre ellos la seguridad pública. 

Ponce de León valoró la trascendencia de este modelo en el cual los grupos de la comunidad se suman y coadyuvan con las instancias del gobierno para atender las inquietudes de la misma gente y encontrarles respuestas. 

Previamente explicó que el movimiento nacional se llama Ruta 5 pues desea ser una vía alternativa, la quinta, respecto a los cuatro principales partidos políticos que actualmente se desempeñan en el país. 

“Es una perspectiva totalmente salida de la ciudadanía”, comentó el rector universitario, quien tiene la inquietud de despertar la conciencia de las personas en cuanto a que es necesaria más participación social en todos los ámbitos de la vida pública de México. 

Ponce es licenciado en Criminología egresado de una reconocida universidad privada, además de contar con estudios en los Estados Unidos, empresario, se desempeña por el momento en promover la educación superior de alta calidad para los jóvenes. 

De esta importante reunión, como la considera el catedrático, salieron propuestas para apuntalar en las regiones el nuevo modelo gubernamental del presidente Andrés Manuel López Obrador, en cuanto a la austeridad, combate a la corrupción, seguridad y economía, todo planteado por los grupos sociales. 

Aunque Ponce de León reside en San Luis Río Colorado es el líder del movimiento Ruta 5 en el estado de Sonora, además de que durante los últimos meses ha viajado a diferentes zonas del país para entrevistarse con otros grupos organizados de la comunidad. 

Durante una plática con CONTRASEÑA desbordó entusiasmo, respecto a la importancia de esta participación social, pues considera que sin la gente no puede realizarse ninguna transformación en beneficio del país. “Es necesario que la gente participe”, dijo. 

Aunque ha estado en política, siempre ha sido desde el punto de vista ciudadano, por eso pretende que Ruta 5 se convierta en la entidad y el país en una gran alianza con la gente, “sólo así saldremos adelante como sociedad y podremos mejorar el gobierno, además de la relación entre ambos”. 

Agradeció la confianza de ambos personajes nacionales para encomendarle la responsabilidad del movimiento en el estado de Sonora, por lo que asegura que está realizando y aplicará todo su esfuerzo para que este organismo crezca lo más posible, pero, sobre todo, para tener a la brevedad soluciones reales para la gente. 

De Manuel Espino 

Como comisionado del Servicio de Protección Federal, instancia encargada de reclutar a los nuevos policías federales, Manuel Espino Barrientos está interesado en esta participación social a favor de la seguridad pública, pero una vez creado el vínculo entre sociedad y gobierno las soluciones se pueden trasladar a otros rubros de la comunidad, como el mejoramiento de las condiciones de vida en los hogares, de la economía familiar y todos los aspectos relacionados con lo que desea la gente. 

Actualmente está dedicado a reclutar a 13 mil nuevos elementos federales, que este año se han dado a la tarea de proteger las instalaciones hospitalarias del país en medio de la pandemia por coronavirus, entre otros edificios federales. 

“Se está reestructurado la institución y reduciendo el aparato administrativo, para que los elementos que están asignados a tareas de oficina puedan reincorporarse a labores operativas”, dijo. 

De acuerdo con algunos planteamientos de Ruta 5, un movimiento social surge porque otras formas preexistentes de solucionar ese conflicto no pueden llegar a él, no saben llegar a él o no quieren llegar a él, así que surge, pues, porque existen carencias organizativas. 

Un movimiento social surge además porque a la gente no le gusta cómo se vive, cómo viven ellos en general y cómo se vive la resolución de alguna injusticia, de esa negación de intereses colectivos pero muy cercanos en particular.  

“Creen que los problemas, a favor de cuya solución ha decidido movilizarse, deben solucionarse de forma participativa, igualitaria y cooperativa, y por tanto buscarán organizarse, moverse de forma solidaria, participativa para solucionar esos problemas”, indica un documento. 

De Mireles, activista social 

En enero de 2013 el doctor Mireles decidió tomar las armas con un grupo de vecinos de su rancho en Michoacán, hartos de que el cártel de Los Caballeros Templarios, una escisión de La Familia Michoacana, sembrara el terror en la zona a la vista de cualquier autoridad, por lo que un grupo de civiles buscaron hacer justicia por su cuenta.  

De acuerdo con un reportaje del diario El País: “Ni la Policía local, corrompida hasta las entrañas, ni la Policía Federal, ni siquiera el Ejército, logró lo que un solo hombre, médico rural, hijo de un agricultor y una ama de casa”. 

Entre 2013 y 2014 Mireles dirigió un ejército popular de autodefensas de más de 25 mil campesinos, rancheros y vecinos que padecían a diario extorsiones, secuestros, decapitaciones y torturas.  

“Eligieron no vivir de rodillas”, señalaba. Y este hombre de más de cincuenta años, cabello blanco y bigote espeso, ojos verdes, tez morena y 1.90 de estatura, acabó ganándose las simpatías de gran parte del país.  

Finalmente, el movimiento se disolvió tras la intervención del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto que compró, cooptó o encarceló a los principales líderes. 

Desde que se levantaron contra el narco y la impunidad, estas agrupaciones de civiles buscaron acuerdos con el gobierno federal para poder utilizarlas contra el crimen organizado, pero en la mayoría de los casos se movieron en un limbo legal.  

Fue así que el gobierno federal les ordenó desarmarse. Él no lo hizo y fue detenido. “Se me fabricaron delitos cuando decidí salvar a mi pueblo; consciente de ello seguí luchando. Estuve preso, pero después de toda esa persecución política el Poder Judicial me declaró inocente y absuelto de todo delito”, escribió Mireles en su cuenta de Twitter.  

Propuestas ciudadanas 

Precisamente de estas experiencias, tanto de Espino y Mireles a nivel nacional, como Ponce de León en lo regional, buscan generar el engranaje para que la gente participe dentro del Estado de Derecho y con todo el apoyo gubernamental en encontrar las soluciones a los problemas sociales. 

Ponce de León comentó que sí se puede, con el respaldo de la gente todo se puede, y seguramente podrán mejorar el rumbo del país. 

Algo importante, expresó, es la necesidad de generar nuevos líderes sociales, porque una generación con líderes ciudadanos fuertes es una sociedad fuerte.  @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros