Semanario Contraseña

La clave de la información

Tiempo de candidatos

El Eslabón Perdido

Humberto Melgoza Vega

Algunas de las candidaturas para las posiciones de poder que estarán en juego, al menos en lo que respecta a Sonora, ya están prácticamente definidas.

Alfonso Durazo. Candidato de unidad.

Por lógica las primeras en importancia, el centro de la atracción de donde se deriva todo lo demás, son las cartas con las que los partidos competirán por la gubernatura, codiciada joya de la corona que pretende sumar para su causa el gobierno de la Cuarta Transformación.

El candidato de Morena está más que definido, será Alfonso Durazo Montaño, senador con licencia, ex secretario de Seguridad Pública federal, quien además de la bendición trae todo el respaldo del presidente López Obrador, que lo adoptó como consejero de cabecera y hombre de todas sus confianzas.

Todavía no gana la gubernatura de Sonora y algunos amigos ya lo ven como presidenciable, como el verdadero delfín de AMLO por encima de Marcelo Ebrard para relevarlo en 2024, pero primero tiene que pasar la aduana de 2021.

Por Movimiento Ciudadano está más que apuntado el contador Ricardo Bours Castelo –quien coincidió en su visita del pasado martes a San Luis con Alfonso Durazo–, candidatura que ha venido creciendo y que dará algunas sorpresas conforme avance el proceso electoral, al menos, recursos económicos para la campaña no van a faltar.

Ricardo Bours. Listo.

Donde todavía no terminan por ponerse de acuerdo es entre PRI y PAN.

A pesar de que los azules se fueron hasta el tercer lugar en las elecciones pasadas, siguen vendiendo caro su amor, queriendo llevar mano en algunas alcaldías como la de San Luis Río Colorado, donde por ley le correspondería al PRI, a pesar que están conscientes que lo más conveniente es ir en alianza con el “ex priista” Ernesto “Borrego” Gándara como candidato, con posibilidades reales de ganar, o lanzarse por su cuenta, con sus principios doctrinales a salvo, pero nomás por participar.

En lo que respecta a la presidencia municipal de San Luis Río Colorado hasta ahorita el único que tiene segura la candidatura es el alcalde Santos González Yescas, quien ya tiene la bendición de Morena y sus líderes para ir por la reelección.

Por derecho, en el Partido Acción Nacional la nominación debería ser para Francisco Ochoa Montaño, quien ya tiene varios años trabajando para ese propósito y ha construido un capital político considerable, que le sumaría al voto duro que debe conservar el PAN y que no es menor a los 10 mil votos, nada despreciables.

Santos. Va de nuez.

Sin embargo, cada vez suena con más insistencia la posibilidad de que,  por paridad de género y por amarres de la alianza la candidatura recaiga en una mujer, en este caso de Lina Acosta, quien de paso es bien vista por un sector del PRI por sus lazos familiares con los Cid Lucero, Ramón, íntimo amigo del Borrego, y Tomás, el influyente notario público, soldado del Revolucionario Institucional, hermanos de Elvira, mamá de la ex diputada panista.

Si como producto de la alianza se decide que la candidatura corresponde a alguien del PRI el Plan A sería el agente fiscal Juan Antonio Gaeta, quien sale con un alto reconocimiento en las encuestas.

Paco Ochoa, construyendo la candidatura.

Mientras todo mundo anda encandilado con la gubernatura y la presidencia municipal, sin hacer mucho ruido el maestro Carlos Silva Toledo, director general del Conalep, está siendo considerado para competir por la diputación federal del primer distrito, que abarca hasta Caborca, Puerto Peñasco y Sonoyta y que tiene como cabecera su natal San Luis Río Colorado.

Descendiente directo del pionero Capitán Carlos G.Calles –su estatua recientemente develada frente al Palacio Municipal–, Silva Toledo es conocido en todo el distrito, desde 2015 el PRI le había prometido esa posición que por equidad de género ocupó la maestra Delia Murrieta y en 2018 compitió Gabriela González Navarro.

Carlos Silva. Se la deben.

En aras de esa misma equidad de sexos ahora le correspondería a un hombre y el mejor perfilado, sin haber levantado la mano,  es Carlos Silva, que además es de la gente de Ernesto Gándara, 100 por ciento borreguista.

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros