Semanario Contraseña

La clave de la información

El INE vs AMLO¿Quién ganará?

En un país dividido en dos, la pretensión del INE de suspender las conferencias mañaneras de López Obrador han desatado fieros debates a favor y en contra. Bajo el argumento de equidad durante las campañas, Lorenzo Córdova advierte que AMLO realiza desde el “púlpito” propaganda gubernamental. El presidente alega censura y recuerda que en elecciones anteriores el árbitro electoral se hacía de la vista gorda ante los excesos del PRIAN.

Manuel Cuen y Carina Arguilez

SAN LUIS RÍO COLORADO.- Las conferencias mañaneras de Andrés Manuel López Obrador, un ejercicio de información pública como no se había visto antes en la historia del país, fueron el tema de controversia de esta semana con el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, quien pretende “silenciarlo” durante las campañas políticas.

Lorenzo Córdova, presidente del INE.

Sus dardos van en el sentido de impedir la transmisión completa de dichas conferencias, bajo el argumento de que estas son propaganda gubernamental y desequilibran las campañas electorales que ya empiezan en abril.

Según el funcionario, la ley tipifica la propaganda gubernamental, pero de acuerdo a las reformas, “durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales como de las entidades federativas, así como de los municipios”.

El tema se hizo polémico toda la semana. Varios actores de la política dijeron y predijeron lo que sucedería de continuar el pleito Lorenzo Córdova-AMLO.

El propio presidente del INE salió a hacer precisiones con un video en el que establece que “nadie sugiere suspender o cancelar las conferencias del Presidente. La ley establece que se debe suspender su transmisión íntegra durante las campañas”.

En un video, Lorenzo Córdova advirtió: “En México prevalece la libertad de expresión que el INE defiende sin reserva alguna, pero también deben prevalecer las condiciones de equidad y legalidad en la competencia política y el INE las va a salvaguardar conforme a sus atribuciones constitucionales”.   

A pesar de convalecer por Covid, el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez,  fue el primero en salir en defensa de su jefe vía Twitter.

“Lorenzo Córdova del @INEMéxico ataca la libertad de expresión de @lopezobrador_ al querer impedir la transmisión completa de sus conferencias. La ley tipifica la propaganda gubernamental. Las mañaneras son un medio para informar a los ciudadanos. Digamos no a la censura”.

El consejero electoral del INE Uuc-Kib Espadas salió a los medios para advertir que no compartía la opinión del presidente del organismo. “No creo que las conferencias mañaneras se puedan entender por sí mismas como propaganda gubernamental”, aclaró.

El gran protagonismo que quiere el árbitro electoral, busca mermar la libertad de expresión y el derecho a la información, coinciden periodistas independientes.

Pablo Gómez, legendario político de la izquierda mexicana también salió a la palestra para asegurar que “las conferencias no son actos de propaganda de la que habla el artículo 134 constitucional, porque participan otras personas, entre ellas los reporteros. Las sesiones públicas de la Corte y del Congreso no son propaganda. Tampoco las conferencias que da L. Córdova”.

También la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México salió en defensa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el mismo AMLO refirió que el INE no fue igual de juicioso en procesos electorales anteriores en los que callaron como momias ante los excesos del PAN y del PRI. Adelantó que de ser preciso recurrirá a los tribunales para defender su derecho a expresarse.

“#NoEsCensura, la Constitución ordena suspender toda propaganda gubernamental durante las campañas electorales. La excepción: temas de salud, educación y protección civil. De esa forma la Constitución cuida el derecho a la información y evita injerencia gubernamental en comicios”, explicó el consejero electoral Ciro Murayama en su cuenta de Twitter.

La senadora Alejandra Reynoso del PAN, señaló que “las intervenciones de todos los días del presidente de la República han recibido el título eufemístico de conferencias. En realidad todos sabemos que están conformadas por un 10% de información y de un 90% de propaganda”.

En ese mismo sentido diputados y senadores de Acción Nacional denunciaron la incongruencia de López Obrador, pues señalaron que en el 2019 sí aceptó la suspensión de las transmisiones de sus conferencias en entidades como Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Puebla, con el fin de no influir en los procesos electorales.

El intento tiene cola

Ya desde diciembre, los integrantes de la Comisión de Quejas y Denuncias del INE desecharon el dictamen de resolución que calificaba de improcedente la petición del PRD de ordenarle al presidente abstenerse de realizar declaraciones de índole electoral en las conferencias mañaneras. “Los consejeros Murayama, Claudia Zavala y Adriana Favela recordaron que, como funcionario público, el mandatario tiene la obligación de respetar la Constitución y no utilizar los recursos públicos para influir en el electorado”.

Las intenciones de parar al presidente vienen desde 2019. Lo anterior, luego de que los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) denunciaran al mandatario federal.

La queja refiere una supuesta promoción del presidente en su conferencia matutina, publicaciones en Facebook y Twitter en la página del Gobierno de la República, así como lonas en diversos puntos de la Ciudad de México, pinta de bardas y la adquisición indebida de tiempos en radio y televisión.

Sobre el particular, la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) negó que existan las infracciones atribuidas al presidente Andrés Manuel López Obrador por la presunta promoción personalizada y uso indebido de recursos públicos durante sus eventos de rendición de cuentas del 11 de marzo, 1 de julio y 1 de septiembre, así como en sus conferencias matutinas.

La meta es acallar al Presidente y el problema es que es el propio árbitro electoral quien se suma a la campaña de la oposición, colocándose por sí mismo en oposición al gobierno, advierten analistas pro Cuarta Transformación.

La Constitución

Este es el texto íntegro del Apartado C del Artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:

“Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales, como de las entidades federativas, así como de los Municipios, de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia”.

El artículo 134 contiene un párrafo donde se refiere a la propaganda del gobierno, entendida como los anuncios públicos:

“La propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales, los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social. En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público”.

Inédita manera de informar

Las Mañaneras cumplen una función  esencial, que el pueblo mexicano no había tenido: dar a conocer todos los días los más diversos ámbitos de la información que tienen interés para el pueblo.

Impensable para otros dignatarios tener que dar la cara todos los días, frente a la toma de decisiones como el alza de precios, devaluaciones, escándalos de corrupción. El ejercicio de rendición de cuentas diario del Presidente cala tanto en los opositores que no desaprovechan cualquier resquicio para intentar censurarlo.

Antes de las Mañaneras, las noticias fundamentales del país podían ocultarse. El propietario de la información diaria era el medio más poderoso del momento y se arrogaba la facultad para ocultar sucesos o para hacer sobresalir expedientes de opositores. Pero todo cambió. Los temas fundamentales del país, la línea, ahora se marca desde las Mañaneras. Eso duele por todos lados. Duele a quienes eran propietarios de esas facultades, léase monopolios de la información y duele por supuesto a quienes se beneficiaban de tales privilegios.

Un ejercicio de información pública como no se había visto antes en la historia del país, es el punto de ataque del presidente del INE: las conferencias mañaneras del Presidente de la República. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros