Semanario Contraseña

La clave de la información

La crisis de los menores migrantes

Manuel Cuen y Carina Arguilez

La cifra de menores migrantes ha crecido mes a mes desde mayo pasado y en febrero superó los 100 mil. Los cárteles de la droga están utilizando a los niños como señuelo para contrabandear personas a Estados Unidos

SAN LUIS RÍO COLORADO.- Alejandro N. Mayorkas, Secretario de Seguridad Interna de los Estados Unidos, hizo un balance de la situación de la frontera con México. El funcionario se refirió entre otros temas, al que tiene que ver con la migración de los menores migrantes no acompañados.

“Nos encontramos con muchos niños no acompañados en nuestra frontera todos los días.  Un niño menor de 18 años no acompañado por sus padres o tutor legal es considerado bajo la ley, como un niño no acompañado.  Nos encontramos con niños de seis y siete años, por ejemplo, llegando a nuestra frontera sin (la compañía de) un adulto.  Son niños vulnerables y hemos puesto fin a la práctica de la administración anterior de deportarlos inmediatamente”.

Y explica el procedimiento: “Un niño no acompañado es llevado a las instalaciones de la Patrulla Fronteriza y procesado para ser transferido al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).  Cuando el menor está en custodia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) es el mismo procedimiento y se requiere que la transferencia de los niños al HHS se realice dentro de las 72 horas posteriores a la detención.

El Departamento de Salud retiene al niño para pruebas y cuarentena y lo protege hasta que sea colocado con un patrocinador. En más del 80 por ciento de los casos, el menor tiene un familiar en Estados Unidos, quien se convierte en el patrocinador. En más del 40 por ciento de los casos, ese miembro de la familia es padre o tutor legal.

Los niños luego pasan por un proceso de migración donde pueden presentar una demanda de alivio bajo la ley.

Para el funcionario estadounidense es prioritario “mantener nuestras fronteras seguras, abordar la difícil situación de los niños como la ley requiere y permitir que las familias estén juntas. Como señaló el Presidente en su orden ejecutiva, “asegurar nuestras fronteras no requiere que ignoremos la humanidad de quienes buscan cruzarlas”.

Sin embargo, explica Mayorkas que las instalaciones de la Patrulla Fronteriza se han llenado de menores y el plazo de 72 horas para el traslado de niños de la Patrulla Fronteriza porque el Departamento de Salud no tiene la capacidad de aceptar el número de niños no acompañados que le remiten.

GRUPO VULNERABLE: MÉXICO

Para el Gobierno de México, la situación de los menores no acompañados constituyen un grupo altamente vulnerable y por lo mismo es obligación moral y legal del Estado mexicano velar por su seguridad y garantizar su bienestar.

“Cuando conoce de casos de niñas, niños y adolescentes en situación de migración, acompañados o no, el Instituto Nacional de Migración los canaliza a los Sistemas para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF Municipal, Estatal o Federal), y al mismo tiempo notifica a las Procuradurías de Protección (Municipal, Estatal o Federal), a fin de proteger el interés superior de los menores de edad, observando, si es el caso, el principio de unidad familiar”, a decir de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El referido proceso jurídico- a decir de la Cancillería-  no solo garantiza que la decisión sobre la situación migratoria del menor partirá del interés superior del mismo, sino que también permite que dicha población ya no esté expuesta o en peligro.

El Gobierno de México mantiene conversaciones con el Gobierno de los Estados Unidos y a nivel regional para lograr la reunificación familiar de las y los menores, así como para que el proceso migratorio con ese objetivo suceda en los países de origen de los menores, de tal forma que se garanticen sus derechos humanos.

LAS CAUSAS

La pobreza, los altos niveles de violencia y la corrupción en México y los países centroamericanos, son causas que han impulsado la migración. Otras condiciones se suman para empujar la necesidad de migrar, son dos huracanes que azotaron Honduras y arrasaron la región, empeorando las condiciones de vida y causando la salida de más niños y familias. La pandemia COVID-19 ha complicado la situación. 

Para el gobierno de Estados Unidos “la administración anterior derribó las vías legales que se habían desarrollado para que los niños vinieran a los Estados Unidos de una manera segura, eficiente y ordenada.  Derribó, por ejemplo, el programa Centroamericano de Menores que evitaba la necesidad de que los niños realizaran el peligroso viaje a nuestra frontera”.

La administración anterior también recortó de la ayuda extranjera a Centroamérica.  “Ya no hicimos esfuerzos en El Salvador, Guatemala y Honduras para abordar las causas profundas de las personas que huyen de sus hogares”.

NUEVAS INSTALACIONES

En menos de dos meses, el gobierno de Estados Unidos puso en marcha nuevas instalaciones en Donna, Texas, para procesar niños no acompañados.

A decir de Mayorkas “Estamos trabajando con México para aumentar su capacidad de recibir a las familias deportadas.  Nos asociamos con organizaciones comunitarias para probar y poner en cuarentena a las familias que México no ha tenido la capacidad de recibir. Hemos desarrollado un marco para asociarnos con alcaldes locales y funcionarios de salud pública para pagar el cien por ciento del gasto para pruebas, aislamiento y cuarentena para los migrantes. ICE también ha desarrollado instalaciones adicionales para proporcionar pruebas, transporte local, asistencia en documentos migratorios, orientación, coordinación de viajes en el interior y mecanismos para apoyar la supervisión de las familias migrantes que no son deportadas”.

Kamala Harris.

“Trabajando con México y organizaciones internacionales, construimos un sistema en el que los migrantes que se vieron obligados a permanecer en México y se les negó la oportunidad de buscar protección bajo la administración anterior ahora pueden utilizar una plataforma virtual –utilizando sus teléfonos– para registrarse.  No necesitan tomar el peligroso viaje a la frontera”.

También mencionó que reiniciaron con el programa Menores Centroamericanos, un camino legal para que los niños lleguen a Estados Unidos sin tener que emprender el peligroso viaje. Bajo esta expansión, los niños serán procesados en sus países de origen y llevados a los Estados Unidos de una manera segura y ordenada.

LO QUE VIENE

Sobre el tema de los menores migrantes, la administración de Biden está creando nuevos centros de procesamiento para que los niños puedan ser puestos en cuidado de HHS inmediatamente después de que la Patrulla Fronteriza los encuentre. También están identificando y equipando instalaciones adicionales para que HHS albergue a niños no acompañados hasta que sean colocados con familiares o patrocinadores.

A largo plazo, ambos gobiernos trabajan para establecer una plataforma virtual para que los niños no acompañados puedan acceder a ella sin tener que realizar el peligroso viaje a la frontera. 

Se ampliará el programa de Menores Centroamericanos para permitir que más niños sean procesados en sus países de origen y si son elegibles, llevados a los Estados Unidos de una manera segura y ordenada.

Además de mejorar el proceso por el cual los niños no acompañados son colocados con familiares o patrocinadores, el gobierno de Biden planea acortar de años a meses el tiempo que se tarda en resolver una solicitud de asilo garantizando al mismo tiempo las salvaguardias procesales y mejorando el acceso a los abogados.

Los menores migrantes huyen de la violencia y de la pobreza extrema de países de origen y vienen y se enfrentan a más violencia y peor pobreza. Las posibilidades de mejorar su situación no mejoran, pero el sueño americano continúa.

La vicepresidenta Kamala Harris, será quien se encargue del tema a partir de  esta semana por instrucciones del presidente de Estados Unidos Joe Biden. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros