Semanario Contraseña

La clave de la información

Alfonso Durazo, blanco de campañas negras

En redes sociales se está viviendo una campaña alterna a la oficial, enfocada en enlodar la imagen de los candidatos, en especial la del abanderado de Morena a la gubernatura de Sonora. Son páginas de noticias falsas que fueron creadas ex profeso y  que están haciendo el trabajo sucio de los partidos y que no son tan inofensivas porque “una mentira repetida mil veces se convierte en realidad”, analiza el experto en comunicación y marketing político, Edgardo Castillo.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- Aparte de la campaña oficial, que implica la estrategia, el mensaje y propuestas de los candidatos, algunos partidos políticos, sobre todo los tradicionales como PRI y PAN y los nuevos, como Morena, recurren a las campañas negras para minar al adversario.

Sin duda, una de las más emblemáticas y efectivas fue la emprendida contra Andrés Manuel López Obrador por sus archirrivales del PRIAN, cuando lo señalaban de ser “Un peligro para México” por recomendación del gurú propagandístico de la derecha, el español Antonio Solá, y junto con los fraudes electorales ayudó a que AMLO no ganara en las votaciones de 2006 y 2012.

En el actual proceso electoral por la gubernatura de Sonora la mayoría de las campañas negras van enfocadas principalmente contra el candidato de Morena, Alfonso Durazo Montaño, quien está siendo blanco de un ataque dirigido a través de las redes sociales, en especial Facebook.

El consultor en imagen y experto en mercadotecnia política, Edgardo Castillo Cota, explica que las campañas negras están enfocadas en contra de Durazo Montaño porque hasta el momento sigue siendo el candidato a vencer.

Aunque la elección no está definida, porque todavía faltan casi dos meses de campaña, en la mayoría de las encuestas serias Alfonso Durazo sale a la cabeza, en algunos de los casos por más de dos dígitos, pero en otras aparece en virtual empate técnico con el “Borrego” Gándara, menciona.  

Las páginas de noticias falsas en Facebook, que se han reproducido como hongos en temporada de lluvias, están dedicadas primero en señalar el supuesto desarraigo de Durazo, a quien despectivamente llaman “chilango”; y su intrascendente paso como secretario de Seguridad Pública federal, donde no pudo bajar los índices de criminalidad en el país y es más recordado por la liberación del capo Ovidio Guzmán durante el tristemente célebre “Culiacanazo”.

También anda circulando una nota en donde se afirma que Durazo es investigado por la DEA, publicada por la revista Contralínea del periodista Miguel Badillo, la cual ya fue desmentida por el candidato morenista pero igual sigue siendo reproducida por algunas páginas locales como una que se llama Sonora Noticias.

Páginas como El Informante, Universal, El Chilango Durazo, Testigo Noticias, Las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari, Proyecto de Cambio, etcétera, han inundado de fake news la red social, tratando de sorprender sobre todo al sector de la población que no está bien informado y que más fácilmente se van con la finta.

“DEA comienza cacería de políticos y capos”, publicó El Informante una nota promovida con publicidad pagada en Facebook, acompañada de una foto del general Cienfuegos y otra de Alfonso Durazo.

Otra página, Proyecto de Cambio, está difundiendo un cartel con la foto de varias mujeres que han sido víctimas de la violencia y la de Durazo en primer plano con la leyenda “Más de 1,700 feminicidios cuando fue secretario de Seguridad Pública y anda tan campante” junto con el hashtag “#NoALosVioladoresDeMorena”.

Mientras que otra página llamada Testigo Noticias publicitó una nota que decía “AMLO acusa a Durazo de su pésima gestión como secretario de Defensa (sic)” y Universal Noticias, otra página de fake news pagó publicidad en la red social para promover una nota que dice “Andrés Manuel expulsó a secretario. Fuchi, guácala”.

Recientemente, Facebook eliminó 371 cuentas y 120 perfiles falsos en estados del país como Baja California, Nayarit, Colima y Quintana Roo donde estaban haciendo campañas negras, pero en Sonora siguen fluyendo como si nada, enturbiando el proceso electoral.

“Repite una mentira mil veces y se va a convertir en realidad, porque imagen es percepción y percepción es realidad. Ese es el gran desafío de los estrategas de comunicación”, subraya Edgardo Castillo.  

Percepción es realidad   

 En un proceso electoral como el que estamos viviendo actualmente, atípico por cuestiones de la pandemia, las redes sociales jugarán más que nunca un papel preponderante en el curso de la elección, ya que por esa vía les está llegando el mensaje de los candidatos, además de los medios tradicionales como radio y televisión.

Pato Castillo.

Pero también las fake news y las campañas negras están presentes y juegan un papel importante en la estrategia mediática.

Sobre el tema entrevistamos a Edgardo Castillo, consultor en imagen pública, sanluisino quien laboró en el área de Comunicación Social en el gobierno de Guillermo Padrés y recientemente en la misma área en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) con Eduardo Videgaray y luego un tramo con Marcelo Ebrard.  

“Desestabilizar, restarle reputación a la marca o al personaje político, esa es la principal intención, porque las campañas negras están enfocadas directamente al voto indeciso no al voto duro”, explica.

“No podemos cerrar los ojos ante las campañas negras, son una realidad que se practica a nivel mundial en los procesos electorales, estas campañas están basadas en el rumor, con un cierto grado de veracidad, pero la mayoría de las veces están basadas en hechos que no son comprobables”, resalta.

Menciona que al ser por lo general información falsa, los partidos se escudan en el anonimato y utilizan perfiles ficticios o troles para atacar de manera indiscriminada, logrando que mucha gente las comparta sin darse cuenta que se trata de fake news, montajes o audios editados para distorsionar el mensaje.

¿Cómo funcionan?

“Los equipos de campaña recurren a empresas que se dedican a vender cuentas, algunas que han sido trabajadas durante años, otras de reciente creación, y que aparentemente son de ciudadanos comunes y corrientes que generan información y distribuyen contenido, les dan mantenimiento y suben información  para simular que son independientes y en las campañas las ponen al servicio de los partidos políticos”.

Edgardo Castillo, quien tiene un master en España  en Ingeniería  en Imagen Pública, apunta que “en el cuarto de guerra de los equipos de comunicación deben estar muy pendientes de la información que se genera en redes, pero ojo, así como un personaje político no se muere de un periodicazo, tampoco se va a morir por un tuit o una publicación en Facebook o Instagram, ni tampoco deben estar contestando  las campañas negras, solo aquellas que sea necesario aclarar puntualmente, como esta de Durazo y la DEA, para evitar que un rumor se convierta en una crisis”.   

El experto en comunicación política señala que en Sonora “la contienda está entre dos proyectos, el de Alfonso Durazo, quien es el puntero en las encuestas, y el de Ernesto Gándara, que reúne al PRI, PAN y PRD. A siete semanas de la elección la estrategia de los candidatos está muy light, no se están golpeando entre ellos ni critican al gobierno en turno porque todos tienen intereses con el gobierno del estado, en particular con la gobernadora”.

Es una campaña aburrida, las propuestas están totalmente alejadas de la realidad de los sonorenses y los habitantes de los municipios, por eso recurren a las benditas redes sociales para desde el anonimato armar campañas de desprestigio, afirmó.   

“Pobre de aquel war room que no tenga gente capacitada porque ahorita las benditas redes sociales tienen un gran poder en las audiencias”, advirtió.

Y puntualiza: “Para ganar una elección se necesitan tres cosas: estrategia, dinero y construir una imagen poderosa del candidato, convertirlo en un personaje memorable, en un líder, que conecte con la ciudadanía, que tengan una motivación más allá del simple hecho de evitar que Morena tenga mayoría de diputados en la Cámara…”.

“Una imagen nunca va a ser poderosa, ni se van a convertir en políticos memorables, si detrás del proyecto está el engaño, porque tarde o temprano la verdad sale a flote. La coherencia en los mensajes y la congruencia entre el decir y el actuar son las que hacen la diferencia”, concluye. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros